Requisitos para el cumplimiento de la oración

Para la observancia de la oración, existen algunas condiciones y requisitos previos, a saber:

i. La intención: La intención de ofrecer una oración debe preceder al comienzo de la misma.

ii. Cada oración debe ofrecerse dentro del tiempo asignado para ello. Sin embargo, de no ofrecerse una oración durante el tiempo estipulado por alguna razón imperiosa, tal oración podría ofrecerse en el momento de venir a la memoria, exceptuando el horario prohibido.

Cabría plantearse: ¿Cómo se calcularían las horas de la oración y del ayuno en zonas donde la duración de los días y las noches superan las veinticuatro horas, teniendo en cuenta que el horario de la oración y el ayuno están relacionados con la duración de la luz solar, la rotación de la tierra y la posición relativa del sol y la luna? El Santo Profeta (p.b.D.) dijo, en respuesta a la pregunta de un Compañero, que en las zonas donde los días y las noches son de una duración superior a las de un día normal de 24 horas, los musulmanes deben ofrecer sus oraciones calculando el horario de acuerdo con la duración normal de un día.

iii. El cuerpo debe estar lo más limpio posible, tanto física como espiritualmente. El término limpieza tiene el siguiente significado:

a. El cuerpo ha de estar limpio de toda impureza.

b. Tras la utilización del inodoro, es necesario un lavado a fondo para eliminar todos los restos de heces u orina.

c. Después del coito, se produzca o no eyaculación; o en el caso de producirse eyaculación por cualquier otra causa, por ejemplo, durante el sueño, no es suficiente un lavado parcial, sino que es esencial un baño completo.

d. También es necesario que las mujeres tomen un baño completo después de la menstruación y tras el período del postparto.

iv. El lugar y la alfombra de la oración han de permanecer limpias y aseadas.

v. El cuerpo debe estar debidamente cubierto durante la oración.

vi. Todos los musulmanes deben dirigir su rostro hacia la Kaaba. Qibla significa dirigir el rostro hacia la Kaaba, la primera Casa de Adoración edificada en la tierra, en la ciudad de la Meca.

Los musulmanes de todo el mundo deben estar orientados en dirección a la Kaaba durante sus oraciones. Sin embargo, si durante un viaje resultara imposible al orante determinar la dirección correcta, o si a causa de alguna enfermedad no pudiera mirar hacia la Kaaba, no estará obligado a hacerlo. Asimismo, durante el viaje, ya sea en una montura, tren, barco o avión, el orante deberá rezar dirigiendo el rostro hacia la misma dirección en que se desplaza, o en cualquier posición que se considere conveniente.

Send this to a friend