La oración individual

La oración que no se ofrece en congregación, es decir, la oración individual, se realiza de forma exactamente igual a la oración dirigida por el Imam, excepto en que el orante individual no recita en voz alta lo que el Imam recita. Lo hace en silencio, sin levantar la voz. Por ejemplo, cuando recita el Sura Fatiha, o dice Al-lahu Akbar, Sami Al-lahu leman Hamidah o Assalamo Aleikum lo hace silenciosamente.