Oración durante el viaje

Si una persona viaja en un cualquier medio de transporte que le impida realizar la oración de pie o salir del vehículo, podrá ofrecer la oración sentada, y la condición de estar orientado hacia la Qibla no será obligatoria en esta situación. Deberá mirar en la dirección en que el medio de transporte, montura, vehículo, barco o avión, se desplaza, de ser posible.

Durante la primera época del Islam, las oraciones en congregación de Zuhur, Asar e Isha constaban sólo de dos Rakats, similarmente a la oración de Fallar, pero posteriormente continuaron siendo de dos Rakats solamente para quienes se encontraban de viaje. En circunstancias normales, el número de Rakats se duplicaron. Por lo tanto, mientras que en circunstancias normales deben ofrecerse cuatro Rakats de Fard en las oraciones Zuhur, Asar e Isha, el viajero deberá ofrecer solamente dos Rakats en cada una de las oraciones mencionadas.

Si el viajero tiene previsto permanecer en su lugar de destino por un período inferior a 15 días, se aplicará esta concesión y reducirán las oraciones como se ha mencionadoa antes, excepto las oraciones Fard de Fallar y Magrib.

En el caso de que el viajero se aloje en casa de parientes cercanos cuyo hogar considere propio, por ejemplo, en la vivienda de sus padres o suegros, o en alguna sede religiosa, como la Meca, Medina, Qadian o Rabwah, podrá acortar la oración como se ha mencionado antes, pero en tal caso es preferible ofrecer los cuatro Rakats estipulados.

Durante el viaje se suprime la parte Sunnat de cada oración, con la excepción del Rakat de Witr de la oración de Isha y los dos Rakats Sunnats de la oración de Fallar. Respecto a las oraciones Nawafil, pueden ofrecerse a voluntad durante el viaje.

Además, también se permite combinar dos oraciones durante el viaje. La oración de Zuhur puede unirse a la de Asar y ambas se pueden realizar tanto a la hora de Zuhur como de Asar. Asimismo, la oración de Isha puede unirse a la de Magrib y se puede observar tanto a la hora de Magrib como de Isha.

Si los viajeros ofrecen las oraciones en congregación detrás de un Imam de la localidad, deberán seguirle ofreciendo los cuatro Rakats de Zuhur, Asar e Isha. En este caso no se aplicará la regla de la concesión. No obstante, si el Imam fuera también viajero, abreviará su oración junto con los demás viajeros, mientras que quienes no se encuentren de viaje deberán ponerse en pie cuando el Imam haya recitado el saludo para señalar el final de la oración y después completarán la oración.

Compartir

Send this to a friend