Oraciones combinadas

En ciertas condiciones se permite combinar dos oraciones. Por ejemplo, la oración de Zuhur se puede combinar con la de Asar. Del mismo modo, la oración de Magrib se puede unir a la oración de Isha si prevalecen las siguientes condiciones:

a. Si la persona está enferma.
b. Si la persona de halla de viaje.
c. En el caso de lluvia o tormenta.
d. Si resulta difícil desplazarse a la mezquita a causa de las condiciones climatológicas.

En tal caso, es preferible combinar la última oración con la anterior. Sin embargo, se puede unir la primera oración a la última en circunstancias inevitables.

Cuando se combinan las oraciones, un único Azan es suficiente para dos oraciones pero el Iqamat debe recitarse por separado para cada oración.

También se ha de tener presente que no es preciso ofrecer la parte Sunnat de la oración cuando se combinan las oraciones. Sin embargo, los dos Sunnats que preceden a la oración de Yumah (Viernes) son importantes y no deben ser omitidos.

Si un orante se incorpora con retraso a la oración en congregación de Asar y desconoce la oración que se está ofreciendo, debe unirse a la plegaria de todos modos y ofrecer la oración anterior individualmente al terminar ésta, una vez se haya cerciorado de que ha perdido la oración anterior. No obstante si el orante que se demora sabe que el Imam dirige la última oración, debe ofrecer en primer lugar la oración anterior individualmente y después unirse a la congregación. Por ejemplo, si el Imam está dirigiendo la oración de Isha, quien se demora ha de rezar en primer lugar la oración de Magrib, que ha perdido, y después unirse a la congregación. Si se une a la oración creyendo que el Imam está dirigiendo la oración de Magrib cuando en realidad está dirigiendo Isha, debe seguir al Imam. Después sólo tendrá que ofrecer la oración de Maghrib individualmente, pues la oración de Isha ofrecida detrás del Imam será válida. En circunstancias normales, sin embargo, debe ofrecer las oraciones por el correspondiente orden.