En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
There is none worthy of worship except Allah, Muhammad is the Messenger of Allah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

La oración para invocar la lluvia

En época de sequía por escasez de lluvia, la gente puede invocar la merced de Dios Todopoderoso reuniéndose en un espacio abierto para la oración durante el día. El Imam debe arroparse en una sábana, que le servirá de prenda externa, y dirigir una oración de dos Rakats, que recitará en voz alta. Después de la oración, el Imam, junto con la congregación, debe levantar las manos para orar recitando lo siguiente:

Al-lahummasqina gaizam mugizam murian nafian gaira dharin aallilan gaira aallil. Al-lahummasqi ibadaka wa bahaimaka wanshur rahmataka wa ahyi baladakal mayyita. Al-lahummas qi ‘ibadaka wa bahaimaka wanshur rahmataka wa ahyi baladakal mayyita. Al-lahummas qina. Al-lahummas qina. (Sunan Abi Daud, kitabus-Salat)

Traducción:

Oh Al-lah, envíanos pronto y sin demora una lluvia abundante y generalizada, que produzca herbaje y nos beneficie sin causar perjuicio. ¡Señor nuestro! Envía agua a Tus siervos y a Tus animales y extiende Tu merced resucitando la tierra que yace muerta. ¡Oh Señor, envíanos agua! ¡Oh Señor, envíanos agua! ¡Oh Señor, envíanos agua!

A continuación, el Imam debe recitar el Darud y proseguir con la oración, expresando su humildad y alabando la grandeza de Dios. Después invertirá su sábana. Esto augura un buen presagio y también representa, en cierta forma, la difícil situación de unas personas que imploran a su Creador la aceptación de sus súplicas, revirtiendo la situación de padecimiento que atraviesan a causa de la sequía, de igual forma como el Imam ha invertido su sábana.

Send this to a friend