Iqamat

Cuando la oración está a punto de comenzar, se recita el Iqamat. Es una indicación de que el Imam se ha colocado en dirección a la Kaaba y está dispuesto a comenzar la oración. El Iqamat es una versión breve del Azan. Otras diferencias entre el Azan y el Iqamat son:

i) El Azan se recita en voz alta mientras que el Iqamat se hace en voz baja.
ii) Durante la recitación del Iqamat, no se levantan los dedos al nivel de los oídos como se hace durante el Azan; en su lugar, se mantienen los brazos erguidos al lado de los costados.
iii) La frase As-Salatu jairum minan-naum no se recita en el Iqamat.
iv) El Iqamat se recita con rapidez, aunque la escuela Maliki de pensamiento recita tanto el Iqamat como el Azan con pausas entre las frases. Durante el Iqamat, la frase Qad qaamat-tis Salat, es decir, la oración está dispuesta, se repite dos veces tras la recitación de Hayya alal falah.
v) Durante el Iqamat no es preciso girar el rostro hacia la derecha o izquierda como se hace durante el Azan tras la recitación de Hayya alas salah y Hayya alal falah.

El texto del Iqamat es el siguiente:

Al-lahu Akbar, Al-lahu Akbar; ash-hadu al-laa ilaha il-lal-lah; ash-hadu anna Muhammadar rasulul-lah. Hayya alas-Salat. Hayya alal-falah; qad qaamatis-salah, qad qaamatis-salah. Al-ahu Akbar, Al-lahu Akbar; la ilaha Il-lal-lah.

Traducción:
Dios es Grandísimo, Dios es Grandísimo. Doy testimonio de que nadie es digno de ser adorado sino Al-lah; doy testimonio de que Mohammad es el Mensajero de Al-lah. Venid a la oración, venid al éxito. La oración está dispuesta. Dios es Grandísimo, Dios es Grandísimo. Nadie es digno de ser adorado sino Al-lah.

Según los relatos del Santo Profeta (p.b.D.), la persona que recita el Azan debe recitar también el Iqamat (Sunan Tirmidi, Abwa-bus Salat, Bab MaJaa an man Yuazin-o-fa huwa yuqim). Sin embargo, en ciertos casos, otra persona también puede recitar el Iqamat con el permiso del Muecín o del Imam.