Darud (Assalatu ‘Alan Nabi)

Al-lahumma sal-li ala Muhammadin wa ala aali Muhammadi    n, kama sal-laita ala Ibrahima wa ala aali Ibrahima innaka Hamidum Mallid.

Al-lahumma barik ala Muhammadin wa ala aali Muhammadin kama barakta ala Ibrahima wa ala aali Ibrahima innaka Hamidum Mallid.

Traducción:

Bendice, Oh Al-lah, a Mohammad y a la gente de Mohammad, como colmaste de bendiciones a Abraham y al pueblo de Abraham. Tú eres sin duda el Digno de alabanza, el Exaltado.

Concede prosperidad, Oh Al-lah, a Mohammad y a la gente de Mohammad, como concediste prosperidad a Abraham y al pueblo de Abraham. Tú eres sin duda el Digno de alabanza, el Exaltado.

Después de la invocación del Darud (Assalatu-alannabi) se recitan algunas oraciones breves, que se citan a continuación:

ORACIONES DESPUÉS DEL DARUD

Rabbana aatina fiddunia hasanataw-wafil ajirati hasanataw-waquina azaban-nar. (2:202)

Traducción:

Señor nuestro, concédenos el bien en este mundo y en el Más Allá y presérvanos del tormento del Fuego.

Rabbi llalni muquimas-salati wamin zurriyati Rabbana wa taqabbal dua. Rabbanagfirli waliwalidayya wa lil-muminina yauma yaqumul hisab. (14:41-42)

Traducción:

Señor mío, haz que cumpla la oración, y también mis hijos. ¡Señor nuestro! Acepta mi oración por Tu Gracia. Señor nuesto, perdónanos a mí y a mis padres y a los creyentes el día en que se hagan las cuentas.

Al-lahumma inni auzu bika minal hammi wal huzni wa auzu bika minal allzi wal kasli wa auzu bika minal llubni wal bujli wa auzu bika min galabatiddaini wa qahrir rillal. (Sunan Abu Daud, Kitabus-Salat)

Traducción:

Oh Al-lah, presérvame de las dificultades y aflicciones; protégeme del desamparo y la indolencia; protégeme de la cobardía y la avaricia, y líbrame de las deudas y de la tiranía de la gente.

Al-lahumma inni zalamtu nafsi zulman kasiran wala yaghfiruzzunuba il-la anta fagfirli magfiratan min indika wa arhamni innaka antal Gafurur Rahim.

Traducción:

Oh Al-lah, he sido injusto con mi alma y nadie concede el perdón de los pecados sino Tú; perdóname, pues, con Tu indulgencia y ten misericordia de mí. Sin duda Tú eres Indulgente, Misericordioso.

Al-lahumma inni auzu bika min azabil-qabri wa auzu bika min fitnatil masihid dayyal. Wa auzu bika min fitnatil mahya wa fitnatil mamaat. Al-lahumma inni auzu bika minal masami wal magram. (Bujari)

Traducción:

Oh Al-lah, imploro Tu protección contra el castigo de la sepultura; imploro tu protección contra el Dayyal, el generador de disturbios y dificultades, e imploro tu protección contra las aflicciones de la vida y de la muerte. Oh Al-lah, líbrame de los pecados y de las deudas.

Después de recitar una o más de estas oraciones, el Imam gira el rostro hacia la derecha diciendo: Assalamo aleikum wa Rahmatul-lah, es decir, la paz y bendiciones de Dios sean contigo, y a continuación gira el rostro hacia la izquierda y repite Assalamo aleikum wa Rahmatul-lah, para indicar el final de la oración. La congregación hace lo mismo.

Si la oración consta de tres o cuatro Rakats en lugar de dos, se reduce el tiempo de la postura Qadah (posición de sentado) al final del segundo Rakat, y se recita la oración correspondiente hasta el Tashahhud, incluido éste. Tras su recitación, el Imam dice Al-lahu Akbar indicando el final del segundo Rakat y el comienzo del tercero, y adopta la postura de Qiyam, y completa el tercer Rakat exactamente igual que el segundo, siendo seguido por la congregación. Si la oración consta de tres Rakats, como la oración de Magrib, tras la segunda postración del tercer Rakat el Imam se sienta en posición de Qadah, recita Tashahhud, Darud y otras oraciones silencio­samente, y finaliza la oración diciendo Assalamo Aleikum wa Rahmatullah. Toda la congregación sigue sus movimientos y recita lo mismo silenciosamente.

Cuando la oración se compone de cuatro Rakats, como en las oraciones de Zuhur, Asar e Isha, el Imam no adopta la postura de Qadah al final del tercer Rakat, sino que dirige inmediatamente a la congregación a la postura de Qiyam, en el cuarto Rakat. Sólo al terminar la segunda postración del cuarto Rakat, el Imam y la congregación se sientan en la posición Qadah. En esta postura, que se llama último Qadah, recitan el Darud y las oraciones después del Tashahhud. Terminan la oración diciendo Assalamo aleikum wa rahmatullah, girando el rostro hacia la derecha e izquierda, como se ha explicado antes.

Ha de tenerse en cuenta lo siguiente:

  1. En el último Qadah, hay que recitar el Tashahhud, Darud y otras oraciones. Si no es el último Qadah, solo se recita el Tashahhud y se comienza el siguiente Rakat después de decir Al-lahu Akbar.
  2. Si la oración consta de dos Rakats, el Qadah final es el que sigue al segundo Rakat.
  3. Si la oración consta de tres Rakats, el Qadah final es el que sigue al tercer Rakat.
  4. Si la oración consta de cuatro Rakats, el último Qadah es el que sigue al cuarto Rakat.

 

Send this to a friend