Oraciones Qadha (omitidas)

Si se omite alguna oración a causa, por ejemplo, de un olvido, al sueño o a un estado de inconsciencia, tales oraciones, al efectuarse posteriormente, se denominan oraciones Qada. Es necesario cumplir con la parte obligatoria de las oraciones omitidas. Tal oración ha de ofrecerse inmediatamente después de que la persona se haya percatado de su omisión, teniendo en cuenta la secuencia natural de las mismas.

Algunos líderes religiosos han dispuesto que está permitido ofrecer una oración única de sustitución para compensar todas las oraciones omitidas a lo largo de la vida. Califican a esta oración Qada-i-Umri. Son estas enseñanzas erróneas las que han aumentado en la gente la negligencia en el cumplimiento de las oraciones. La oración es el sustento diario del alma. ¿Cómo es posible que una persona que haya permanecido hambrienta durante diez años ingiera de una vez el equivalente a diez años de alimento? Sugerir que una persona pueda mostrar negligencia a lo largo de toda su vida en el cumplimiento de la oración y que la mera observancia del Qada-i-Umri en un solo día compensa toda la pérdida es denigrante para la institución de la oración y nunca ha formado parte de la enseñanza del Santo Profeta del Islam, la paz y bendiciones de Dios sean con él.

Según la jurisprudencia islámica, si se omite una oración deliberadamente, ningún Qada podrá servir de compensación y tal oración se perderá para siempre, siendo Dios Todopoderoso el único juez en este caso.

Send this to a friend