En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al-lah, Muhammad es el Mensajero de Al-lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)
Related Contents from Topics

En  varias  ocasiones  he  explicado  individualmente  las características especiales del Tahrik-e-Yadid, pero nunca antes he expuesto ante la Comunidad la importancia colectiva del Tahrik. De hecho, yo mismo lo he ido comprendiendo de manera gradual. Cuando inicié el Tahrik-e-Yadid en mi primer discurso, sus diferentes rasgos tomaron forma en mi mente, por así decirlo, por inspiración divina, y seguí explicándolos mientras recibía esta inspiración. La verdad, por lo tanto, es que muchos de sus beneficios y de sus propósitos permanecieron ocultos incluso para mí, y ni siquiera me di cuenta de todas sus implicaciones. Puede que parte del propósito divino es que sólo se deba llamar la atención sobre la importancia colectiva del Tahrik-e-Yadid en una etapa particular de su crecimiento, y esa puede ser la razón por la cual hasta ahora no se le ha prestado atención. Sin embargo, ahora no hay duda que el Tahrik tiene un aspecto universal. Es necesario explicar este aspecto.

Lo que propongo decir, por lo tanto, es que el Tahrik-e-Yadid, que inicié hace algún tiempo bajo inspiración Divina, contiene dentro de él la semilla que crecerá a su debido tiempo para cumplir un gran propósito islámico y servirá para fortalecer los cimientos de la sociedad humana.

A medida que avance, puede que comencéis a preguntaros qué relación tiene el tema de mi discurso con el Tahrik-e-Yadid. Pero si sois pacientes hasta el final e intentáis seguir cuidadosamente lo que tengo que decir, os daréis cuenta de la relevancia que tiene para el Tahrik-e-Yadid.

No es posible comprender nada a menos que se contemple en su propio ámbito. Extraído de su entorno, incluso el objeto más hermoso pierde su encanto. Por lo tanto, no entenderéis de qué trata el Tahrik-e-Yadid a menos que os proporcione su marco. Esto es tanto más necesario, por cuanto una gran mayoría de los miembros de nuestra Comunidad proceden de zonas rurales, y están mal familiarizados con los movimientos del pensamiento de su época. Esto requiere una explicación de las condiciones por las que la humanidad ha pasado recientemente, y que me obligaron a iniciar el Tahrik. También debo examinar los cambios que están sucediendo a nuestro alrededor, y explicar cómo pueden afectar al futuro, en particular al futuro de nuestro Movimiento y de otras comunidades musulmanas. Si estos cambios, a medida que se producen, acaban resultando perjudiciales, ¿qué pasos debemos dar para protegernos de ellos y, si son beneficiosos, hasta qué punto debemos adoptarlos?