0. Prefacio, introducción
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

PREFACIO

Hace más de 110 años que Hazrat Mirza Ghulam Ahmad de Qadiánas proclamó ser el Mesías Prometido y Mahdi de la época, cuya llegada fue predicha por el Santo Profeta del Islam,  Muhammad Mustafasa. En 1889, bajo la guía Divina, Hazrat Ahmadas sentó los cimientos de su Comunidad, a la cual posteriormente se le dio el nombre de Yamat  (Comunidad) Musulmana Ahmadía. Desde su fundación, la Yamat ha estado trabajando para revivir y establecer la gloria del Islam. Por la gracia de Dios, la Comunidad Musulmana Ahmadía ha conseguido un gran éxito y cada nuevo día trae consigo nuevas grandezas al Islam y al Ahmadíat, cuyo mensaje ha llegado sin duda a todos los rincones de la tierra, tal y como Dios Todopoderoso anunció al Mesías Prometidoas a través de una revelación:

“Haré que tu mensaje llegue a todos los rincones de la tierra”.

(“Tadhkirah”, Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, 1976, p. 184).

Personas de todo el mundo se están uniendo a la Yamat Musulmana Ahmadía en gran número y están presenciando las mismas escenas de lo que se menciona en el siguiente versículo del Sagrado Corán:

yadjulūna fi dinil’lāhi afwāyā

“Y veas a los hombres entrar en la religión de Al’lah en masa”, (110:3).

Solo el año pasado, cientos de miles de hombres, mujeres y niños de todo el mundo se unieron a la Comunidad. La mayoría de estos nuevos miembros del Ahmadíat, el verdadero Islam, necesitan educación religiosa sobre el mismo. Sin embargo, impartir educación islámica a estos nuevos miembros de la Yamat Musulmana Ahmadía es un gran desafío. En este sentido, hay una creciente necesidad de material de lectura adecuado que pueda proveer información básica sobre el Islam y el Ahmadíat, y la estructura organizacional de la Comunidad. El libro “Bienvenidos al Ahmadíat, el verdadero Islam” intenta suplir esta necesidad y es una excelente introducción al Islam y al Ahmadíat. Comenzando con los fundamentos de la fe y la práctica de la religión islámica, el libro provee los aspectos esenciales de la vida de Muhammadsa y sus Jalifas, y también del Mesías Prometido y Mahdias y sus Jalifas. Este ensayo también contiene información básica sobre la Yamat Musulmana Ahmadía y su estructura organizacional; y además presenta información importante sobre la adoración, la moral y las celebraciones de la religión islámica.

Este manuscrito será útil no solo para los nuevos miembros del Ahmadíat, el verdadero Islam, sino además para las generaciones de jóvenes áhmadis que están creciendo en las sociedades occidentales. La preservación del patrimonio religioso y moral de la nueva generación de áhmadis es muy relevante, para que puedan crecer como verdaderos musulmanes áhmadis. Así pues, leyendo este libro se podrán familiarizar no solo con la primera época del Ahmadíat, sino también con su situación actual y el futuro de la Comunidad.

Me causa gran placer decir que el libro “Bienvenidos al Ahmadíat, el verdadero Islam” será muy útil para todos aquellos que estén interesados en aprender sobre el Islam y el Ahmadíat.

  1. M. Ahmad

Amir de la Yamat Ahmadía de Estados Unidos

Junio de 2002

En el nombre de Al’lah, el Clementísimo, el Misericordiosísimo.

INTRODUCCIÓN

Por la Gracia de Al’lah, el Ahmadíat, el verdadero Islam, se está expandiendo por todo el mundo. Gente de todos los credos y colores se están uniendo a la Comunidad en tal cantidad que no tiene precedentes. Solo el año pasado, centenares de miles de hombres, mujeres y niños de todo el mundo se unieron al Ahmadíat. La aceptación del Islam y el hecho de unirse a la Yamat Musulmana Ahmadía, sin duda es la decisión más importante que alguien puede tomar en toda su vida. En su día, sentimos la necesidad de tener un libro que incluyera información básica sobre el Islam y el Ahmadíat, que se le pudiera dar a la gente que se está uniendo a la Comunidad. Este ensayo también debía proveer información esencial sobre el sistema de organización de las yamats, el sistema de contribuciones o chandas y otras actividades relacionadas con la Comunidad. Así que este libro ha sido preparado para lograr dicho objetivo y es una compilación de material ya publicado en la literatura de la Yamat. Por eso, para una información más detallada sobre el Islam y el Ahmadíat, el lector debería leer los libros listados en la bibliografía.

Este manuscrito ha sido revisado por el respetado M. M. Ahmad, el Amir de la Comunidad Musulmana Ahmadía de Estados Unidos, por Maulana Ataul-lah Kaleem, que fue Amir y misionero jefe de Estados Unidos, y por los siguientes misioneros:

  1. Maulana Shamshad A. Nasir, misionero de la sede central de Estados Unidos.
  2. Maulana Mukhtar A. Cheema, misionero de la zona sur del medio oeste.
  3. Maulana Daud A. Hanif, misionero de la zona nordeste.
  4. Maulana Inamul Haq Kauser, misionero de la zona suroeste.
  5. Maulana Mubasher Ahmad, misionero de la zona oeste del medio oeste.
  6. Maulana Irshad A. Malhi, misionero de la zona noroeste.
  7. Maulana Muhammad Zafrullah Hanjra, misionero de la zona este y medio oeste.

Aparte, Maulana Munir-ud-Din Shams, el director adjunto de publicaciones (Additional Vakilut Tasnif) de Londres, el señor Munawar Saeed de Estados Unidos, el señor Syed Abdul Hayee Shah, el señor Habibur Rehman Zirvi y Maulana Fazal Ilahi Bashir de Rabwah (Pakistán) también han revisado el manuscrito.

Estoy muy agradecido a todos ellos por sus excelentes sugerencias respecto a cómo mejorar esta publicación. Todas sus sugerencias han sido gratamente incorporadas. Además reconozco con agradecimiento la ayuda brindada por Sumra Zirvi y Ayesha Khan en la prueba de lectura y edición; y por la doctora Monib Zirvi en el diseño y preparación de la portada del libro. Aunque este ensayo ha sido preparado para los recién llegados al Ahmadíat, el verdadero Islam, puede servir de introducción a aquellos que buscan más información sobre el Islam y el Ahmadíat, pero todavía no están preparados para comprometerse.

Dr. Karimullah Zirvi

Secretario Nacional de Talim (Educación).

Yamat Ahmadía de Estados Unidos.

Junio de 2002

En el nombre de Al’lah, el Clementísimo, el Misericordiosísimo.

Introducción a la tercera edición

Por la Gracia de Dios, el libro “Bienvenidos al Ahmadíat, el verdadero Islam” fue bien recibido desde su publicación y un año después de la misma, se publicó la segunda edición, la cual se vendió por completo en muy poco tiempo. Ahora, estamos presentando la tercera edición, en la que además de actualizar la información relacionada con los aspectos administrativos de la Comunidad Musulmana Ahmadía, se ha  añadido lo siguiente, tras la sugerencia de mi esposa, Amatul Latif:

-Una sinopsis de las altas excelencias morales del Profetasa.

-La personalidad y el carácter del Mesías Prometidoas.

Estoy agradecido al doctor Ahsanullah Zafar, Amir de la Yamat de Estados Unidos, pues fue a través de su interés personal que la segunda edición del libro fue publicada y ahora la tercera edición.

Que Al’lah ayude y guie a los lectores de este ensayo para que obtengan el máximo beneficio del mismo. ¡Amén!

Dedico este libro a mis padres, Soofi Khuda Bakhsh Zirvi y Amatul Karim Zirvi, ambos ya fallecidos.

Mi padre, Soofi Khuda Bakhsh Zirvi, fue el primero en su familia en unirse a la Yamat. Él aceptó el Ahmadíat cuando tenía apenas 17 años y dedicó la mayor parte de su vida al servicio de la Comunidad. Pasó algún tiempo como derviche en Qadián, durante 1947 y 1948, cuando Hazrat Musleh Maudra pidió voluntarios para que fueran allí en el momento de la división del subcontinente indio entre la India y Pakistán. Desde su regreso de Qadián en 1948, entregó su vida al servicio del Ahmadíat. A principios de 1949, se trasladó con su familia a Rabwah, que en esa época era una tierra estéril e inhóspita. Se jubiló en 1992 como naib nazim maal y waqf-e-yadid de Rabwah. Tuvo el honor de trabajar cerca de 25 años con Hazrat Jalifatul Masih IVrh en Waqf-e-Yadid. Cuando murió en 1998, a la edad de 87 años, Hazrat Jalifatul Masih IVrh envió una carta de condolencia con el siguiente mensaje:

“Estoy afligido de conocer el triste fallecimiento de alguien que ha servido a la Yamat durante mucho tiempo. El fallecido fue una persona muy sincera y venerada, que era muy dado a la oración y muy devoto en las súplicas. Yo tenía una vieja amistad con él. Sirvió a la Comunidad desinteresadamente. ¡Que Dios Altísimo eleve su alma hasta los altos rangos del Paraíso!”.

Mi madre, Amatul Karim Zirvi, que era hija de Babu Abdul Ghani Ambalvi, murió repentinamente a la edad de 37 años, cuando yo solo tenía 15 años. ¡Que Al’lah bendiga su alma,  amén!

Dr. Karimullah Zirvi

Editor de la Ahmadiyya Gazette de Estados Unidos y An-Nur

Junio de 2010

EL SISTEMA DE TRANSLITERACIÓN

Este libro contiene textos en árabe y su transliteración en español. En este libro, hemos adoptado el siguiente sistema para la transliteración al español:

La es representada por la a, por b, por t, por y, por ha, por d, por r, por zá, por s, por sh, por s, por tá, por dzá, por f, por q, por kaf, por l, por m, por n, por há, por w y por ya.

Para hemos usado z, pronunciada como za en la palabra zapato. Para hemos usado j pronunciada como jota. Para usamos dhat. Para usamos dád. Para hemos usado ‘, un sonido gutural específico del árabe. Para usamos gh, un sonido que se aproxima a la r en grasseye en francés. Para usamos ‘, una especie de captura en la voz.

Hemos representado fatha por a (pronunciada como já) cuando es corta, y por ā (pronunciada como la a normal) cuando es larga, por ai cuando es seguida por waw.

Hemos representado kasrah por i (pronunciada como la i normal) cuando es corta, por ī (pronunciada como ii) cuando es larga.

Hemos representado damma por u (pronunciada como uu) cuando es corta, por ū (pronunciada como uu) cuando es larga.

El sonido apagado de cuando o con shadda sigue el tanween que ha sido representado por u.

No hay mayúsculas en el árabe, por tanto no hemos usado ninguna mayúscula en la transliteración cuando ésta no es parte del texto en español. Hemos seguido las reglas de la gramática castellana (y hemos usado mayúsculas donde era necesario), cuando palabras o expresiones árabes aparecen en el texto en español.

NOTA DEL EDITOR

Por favor, nótese que al hacer siempre referencia al Santo Corán, hemos contabilizado el versículo

Bismil’lā hir-Rahmā nir-Rahīm

“En el nombre de Al’lah, el Clementísimo, el Misericordiosísimo”

como el primer versículo del capítulo en el que aparece, pero algunos editores del Libro Sagrado comienzan a contar los versículos después del mismo. Entonces, si el lector no encuentra el versículo en cuestión, por la referencia dada en este libro, se encontrará en el versículo siguiente; es decir, el lector encontraría el versículo mencionado bajo el número 3 en lugar de 4.

La traducción de los versículos del Santo Corán mencionados en el libro se ha tomado de la realizada por Hazrat Maulwi Sher Ali Sahibra. Adicionalmente, se ha incluido la traducción hecha por Hazrat Jalifatul Masih IVrh en el apéndice del Sagrado Corán, junto a la traducción de Hazrat Maulwi Sher Ali Sahibra. Muchos traductores añaden palabras explicativas en sus traducciones, las cuales no se encuentran en el texto coránico, pero su intención es que el lector no crea que se trata de palabras extraídas del Santo Corán; por eso, Hazrat Maulwi Sher Ali Sahibra las ha escrito en cursiva.

El nombre “Muhammad” y sus títulos – el Santo Profeta o el Fundador del Islam –están generalmente acompañados por el símbolo sa, que equivale al saludo “sal’lAl’lahu aleihi wa sal’lam” y que significa: que la paz y las bendiciones de Al’lah sean con él.

Los nombres de la mayoría de los Profetas y Mensajeros de Dios van acompañados por el símbolo as, que equivale a “aleihis salam”, que significa “la paz sea con él”. Los nombres de los Compañeros de Muhammadsa y del Mesías Prometido y Mahdias van acompañados por el símbolo ra, que equivale a “raziAl’lahu taala anhu, anha, anhum” y significa: “que Dios esté contento con él, ella y ellos”, respectivamente.  Los nombres de Jalifatul Masih III y Jalifatul Masih IV van seguidos de los símbolos rh, que equivale a “rahmahul’lah taala” (que la misericordia de Al’lah sea con él). Al nombre de Jalifatul Masih V se le añade aba y equivale a “ayadahul’lah taala binasrihil aziz” (que Dios siempre le apoye con Su ayuda poderosa). Estas salutaciones específicas no han sido añadidas en su totalidad por cuestión de brevedad. Así pues, los lectores deben interpretar dichas salutaciones como implícitas.

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via