¡5 cosas que no sabías sobre el fundador del islam!

¿Opresión o liberación de las mujeres? ¿Maltrato o respeto hacia los niños? ¿Violencia o compasión hacia la humanidad? ¿Guerra santa o búsqueda de la paz? ¿Imposición religiosa o libertad de conciencia? ¡Aquí podrás encontrar la respuesta a estas y muchas otras preguntas!

También te puede interesar (abre en una nueva pestaña):

Transcripción:

¿Quién fue Muhammad? ¿Acaso fue un guerrero sanguinario o un humilde pacifista? ¿Cuáles son realmente sus enseñanzas? Hola a todos, soy Tarik y estás viendo “5 cosas que no sabías sobre el Profeta del islam”.

En el episodio de hoy vamos a conocer mejor al fundador del islam. En general se sabe muy poco acerca de esta persona de arabia que, a pesar de ser analfabeto, llevó a cabo una revolución de tal magnitud que su influencia se extendió por gran parte del mundo.

El liberador de las mujeres

En Europa y EEUU, las mujeres han obtenido el derecho al voto y al divorcio, y muchos otros derechos solamente a partir del siglo pasado, y es en la actualidad cuando están alzando sus voces en asuntos de interés nacional. Sin embargo, el Profeta del islam trajo estos cambios al mundo hace más de 1300 años.

Durante la época del Profeta del islam, la esclavitud y la servidumbre seguía siendo muy generalizada, especialmente para las mujeres. Las mujeres no tenían derecho a la propiedad, ni al divorcio, ni siquiera sobre sus propios hijos.

El Profeta del islam elevó el rango de las mujeres declarando en el nombre de Dios que los hombres y mujeres eran iguales y otorgo los mismos derechos a hombres y mujeres.

Las hijas de los musulmanes pasaron a ser herederas legítimas de sus padres. Las mujeres musulmanas ahora podían estudiar, trabajar, tenían derecho a divorciarse y podían participar en todas las esferas de la vida civil y cívica al igual que los hombres.

El respeto hacia los niños

El Profeta del islam aconsejó a los musulmanes que trataran con respeto a los niños y desarrollaran en ellos sentimientos de dignidad, autoestima y elevadas cualidades morales. Él dijo: “Respetad a vuestros hijos y enseñadles buenos modales.” También ordenó a los padres musulmanes que no debían herir los sentimientos de sus hijos, sino que debían ser amables con ellos.

El Profeta del islam enfatizó a los padres que debían ofrecer a sus hijos la mejor educación posible y desarrollar en ellos el respeto por los mayores.

Además, el Profeta del islam puso un gran énfasis en la educación de las hijas. Ordenó a los musulmanes que se aseguraran de que recibieran una buena educación para que pudieran contribuir a la sociedad.

Según el Profeta del islam, los hijos nacen puros e inocentes. Dijo que eran los padres los que hacen que los hijos sean de una religión u otra.

Compasión por la humanidad

Hoy en día muchos consideran el islam una religión violenta, pero ¿Qué enseñó realmente el Profeta del islam acerca del trato hacia los demás?

El Profeta del islam solía decir: “la fe es un sinónimo de la compasión.” Y con esto se refería tanto a los musulmanes como a la sociedad en general. Siguiendo este principio, los musulmanes en la época del profeta realizaron grandes servicios a la humanidad.

Además, el Profeta del islam dijo: “un musulmán es aquel de cuyas manos y lengua los demás musulmanes están a salvo.” Y “Un creyente es aquel de quien los demás seres humanos están a salvo.”

También enseñó a sus compañeros que “Las personas a las que Dios más ama son aquellas que más ayudan a los demás.”

Evitó los conflictos bélicos y buscó la paz

El Profeta del islam trató siempre de evitar los conflictos y las armas. Los trece años de su vida en Meca tras declararse como profeta son testigo de la paciencia ejemplar que mostró a pesar de que él y sus compañeros sufrieron una persecución extrema. En ningún momento se enfrentaron a los perpetradores, sino que ordenó mostrar paciencia.

Incluso cuando la situación se volvió insostenible, él y sus compañeros tuvieron que abandonar sus hogares y emigrar como refugiados a Medina. Sin embargo, cuando la gente de Meca decidieron atacar a los musulmanes en Medina un año después, no les quedó otra opción más que defenderse.

El auténtico islam es una religión de paz y prohíbe iniciar guerras y crear conflicto. No obstante, reconoce el derecho a la defensa ante un ataque y es por ello que el Profeta del islam tuvo que combatir en guerras defensivas.

Si queréis conocer qué es la Yihad, incorrectamente llamado “guerra santa”, podéis visitar el link que hay en la descripción de abajo.

Libertad de conciencia y tolerancia religiosa

El Profeta del islam trajo el principio fundamental de libertad religiosa contenida en el Sagrado Corán “No hay coacción en materia de fe.” (2:257). También declaro: “La verdad procede de tu Señor; por tanto, deja a aquel que quiera, creer, y al que no quiera, no creer.” (18.30).

El Profeta del islam no predicó ningún tipo de distinción entre los musulmanes y no musulmanes en relación a sus libertades.

El rasgo distintivo del islam es que no solo trajo estas enseñanzas, sino que el Profeta del islam y sus auténticos seguidores actuaron según estas instrucciones con su propio ejemplo.

El Profeta del islam también enseñó que no se deben herir los sentimientos de las personalidades de otras religiones. Corán 6:109. Y, a diferencia de algunos gobiernos musulmanes actuales, no estaba condenada la blasfemia, (buscar versículo de “diles paz”)