En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al-lah, Muhammad es el Mensajero de Al-lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Musulmanes y cristianos llevan siglos esperando que, con la llegada de Jesús, la humanidad será reunida bajo un único estandarte y como una única comunidad. Ambos creen que Jesús ascendió físicamente al cielo y descenderá al final de los tiempos. La única diferencia es que los cristianos creen en la divinidad de Jesús y los musulmanes le consideran como profeta.

Si reflexionamos sobre esto, nos daremos cuenta de que las profecías del retorno de un profeta son aspectos comunes en muchas religiones. Buda, Krishna, Confucio, etc. predijeron sus propios retornos. Pero normalmente han sido malentendidas entre la gente. ¿Acaso no sucedió lo mismo en la época de Jesús? ¿Acaso los judíos no rechazaron a Jesús alegando que Elías debía bajar de los cielos para anunciar la llegada del Mesías? Y, sin embargo, su respuesta fue Juan el Bautista era ese Elías que debía aparecer.

Este es el fenómeno que se ha repetido en todo el mundo cada vez que un reformador religioso iba a aparecer. Es decir, el reformador, en lugar de bajar físicamente de los cielos, surge de entre los más humildes habitantes de la sociedad.

Esta misma aparición gloriosa ha tenido lugar en la persona de Hazrat Ahmad. Si la aparición del segundo Mesías tuviera lugar de cualquier otra forma, se perdería la esencia de la religión. Y esto es porque solo un ser humilde que consigue salir victorioso ante oponentes más poderosos e influyentes que él, es capaz de producir la revolución esperada por un Mesías. Y para ello, la persecución y la oposición son parte de este proceso.

Teniendo esto en mente, él alzó la voz y declaró que Dios me ha elegido, en nombre de cristo para anunciar al mundo entero que ha llegado ese momento que tanto musulmanes como cristianos han estado esperando durante siglos. Dijo:

“Se que seré rechazado, pero aquellos que realmente defienden los valores religiosos y son los enviados de Dios finalmente acabarán triunfando.”

Y, por tanto, profetizó que, a pesar del rechazo, su comunidad se expandiría por todo el mundo y no quedaría ningún país en el mundo donde su mensaje no llegara. La comunidad de este hombre, solo y rechazado, de una desconocida aldea de la India, ahora alcanza las decenas de millones de seguidores y está establecida en más de 200 países.

La investigación del Mesías desaparecido

Related Questions by Topics
Related Contents from Topics