En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al-lah, Muhammad es el Mensajero de Al-lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Jesús en la India es la versión en castellano de Masih Hindustan Mein, un tratado en urdu escrito por el Sagrado Fundador de la Comunidad Ahmadía del Islam, Hazrat Mirza Ghulam Ahmad (1835-1908).

La tesis principal expuesta en este tratado es la evasión de Jesús de una muerte ignominiosa en la cruz y su posterior viaje a la India, en busca de las tribus perdidas de Israel, a quienes tenía que reunir en su redil, tal como fue anunciado en el Nuevo Testamento.

Tras iniciar su viaje en Jerusalén, pasando a través de Nasibus e Irán, se demuestra cómo Jesús llegó a Afganistán, donde se reunió con los judíos que se habían establecieron allí después de escapar de los lazos de Nabucodonosor. Desde Afganistán, Jesús se dirigió a Cachemira, donde se habían establecido otras tribus de Israel. Hizo de este lugar su casa y aquí murió, y se encuentra sepultado en Sirinagar, capital de Cachemira.

En este libro, Hazrat Ahmad ha resuelto otro difícil problema que ha confundido durante mucho tiempo a diversos escritores occidentales, es decir, el problema de la semejanza entre las enseñanzas cristianas y bu-distas, y también entre la vida de Jesús y de Buda, tal como se hallan registradas en sus respectivas escrituras. Algunos de estos autores sostienen que las enseñanzas budistas debieron haber llegado de alguna manera a Palestina, y que fueron incorporadas por Jesús en sus propios sermones. Pero no existe, en absoluto, ninguna evidencia histórica que apoye esta teoría. Un viajero ruso llamado Nicolás Notovitch permaneció durante bastante tiempo con los Lamas en el Tíbet y tradujo sus crónicas religiosas. Él también es de la opinión que Jesús debió haber estado en el Tíbet antes de la Crucifixión y debió haber vuelto a Palestina después de haberse impregnado de las enseñanzas budistas.

Rechazando estos puntos de vista, Hazrat Ahmad demuestra que Jesús llegó a la India después de la crucifixión y no antes, y que no fue él quien adoptó las enseñanzas de Buda, sino que fueron los budistas los que al parecer reprodujeron en sus libros los Evangelios. Jesús también visitó el Tíbet durante sus viajes a la India en busca de las tribus perdidas de Israel y predicó su mensaje a los monjes budistas, muchos de los cuales eran originalmente judíos. Estos quedaron muy impresionados por las enseñanzas de Jesús y lo aceptaron como la manifestación del Buda, el Maestro Prometido. Con plena fe en él, como su Maestro, incorporaron sus enseñanzas a las enseñanzas del mismo Buda.

Masih Hindustan Mein fue –y sigue siendo– un libro revolucionario que marcó un antes y un después. Transformó el panorama teológico del judaísmo, del cristianismo paulino convencional y del Islam. El cata-lizador que introdujo es que Jesús, como verdadero profeta de Dios que era, se salvó de la humillante muerte en la cruz, vivió una larga vida, y está enterrado en Srinagar, Cachemira, donde hoy día se puede visitar su tumba.

Como se indica en la introducción y al final, el libro estaba destinado a dividirse en dos partes, la primera de las cuales constaría de hasta diez capítulos y un epílogo; y la segunda parte contendría pruebas adicionales del viaje de Jesús a la India y una evaluación comparativa de las enseñanzas de Islam y el cristianismo, para establecer la verdad del Islam, así como su propia pretensión de ser el Mesías Prometido.

Parece ser que no pudo encontrar tiempo suficiente para ahondar más en la investigación de este tema, pe-ro tomó la decisión afortunada de impulsar el comienzo del renacimiento espiritual del Islam en su prístina pureza, fundando la dinámica Yamaat Musulmana Ahmadía Internacional y escribiendo, no uno, sino más de ochenta libros sobre la verdad del Islam, sobre su propia demanda como Mesías Prometido y Mahdi y sobre la vida y la muerte de Jesús.

Escrito en 1899, y parcialmente divulgado en las revistas Review of Religions en 1902 y 1903, el libro fue publicado a título póstumo el 20 de noviembre de 1908. La primera traducción al inglés fue realizada por Qazi Abdul Hamid, y publicada en 1944. Siguiendo instrucciones de Hazrat Mirza Tahir Ahmad, Jalifatul Masih IV, Imam de la Yamaat Ahmadía Musulmana Internacional, la presente edición ha sido revisada a fondo por el Profesor Muhammad Ali Chaudhry de Wakilut Tasnif, Rabwah.

Como evidencia de apoyo de las tesis presentadas en este libro, se citan, al final, los extractos pertinen-tes de distintos autores e investigadores en forma de apéndice. Estos extractos no forman parte del texto original, el cual, en el curso de la traducción, se ha mantenido intacto, de tal forma que incluso las erratas, si existen, no se han corregido. La anotación correcta, sin embargo, se menciona en las notas adicionales, tras haber obtenido el permiso correspondiente de nuestro augusto Imam, Hazrat Jalifatul Masih IV. Da-do que las diferentes ediciones de la Biblia difieren en el número seriado de versículos, hemos procurado ce-ñirnos a los números citados por el autor. Las referen-cias bíblicas se han tomado de la versión autorizada King James, publicada por la Corporación de Zonder-van, Grand Rapids, Michigan 49530, EE.UU.