¿Infringió el Santo Profeta Muhammad (sa) durante la guerra algún código de caballerosidad árabe?
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

¿Infringió el Santo Profeta Muhammad (sa) durante la guerra algún código de caballerosidad árabe?

El historiador Ibn Ishaq relata que después de la batalla de Uhud, que los musulmanes perdieron,

“... el apóstol  salió en busca de Hamza (su tío) y lo encontró en el fondo del valle con el vientre desgarrado y sin el hígado y con la nariz y las orejas cortadas.” 1] Abu Sufyan, quien entonces no era musulmán, dijo a Umar bin Jattab, quien ya era musulmán: “Hay algunos cuerpos mutilados entre tus muertos. Por Dios, eso no me satisface ni me enfada. Yo no prohibí ni ordené la mutilación”. [2]

Los compañeros del Santo Profeta Muhammad (sa) respondieron con rabia y angustia al oír la declaración de Abu Sufyan de que no había prohibido a los mecanos mutilar a los musulmanes martirizados. También les dolió ver el dolor del Santo Profeta Muhammad (sa.) por el trato inhumano del cuerpo de su tío. Pero la respuesta del Santo Profeta (sa) a las mutilaciones se mantiene hasta hoy como un modelo de liderazgo y compasión sin igual. Ibn Ishaq narra:

Cuando los musulmanes vieron el dolor y la ira del apóstol contra los que habían tratado así a su tío, dijeron: “Por Dios, si Dios nos da la victoria sobre ellos en el futuro, los mutilaremos como ningún árabe ha mutilado a nadie”. El Santo Profeta Muhammad (sa) respondió:

Si aguantas con paciencia es mejor. Aguanta con paciencia. Tu resistencia está sólo en Dios. No te aflijas por ellos y no te angusties por lo que traman. Así que el apóstol los perdonó y fue paciente y prohibió la mutilación. Humayd al-Tawil también narró : El Apóstol nunca se detenía en un lugar y lo dejaba sin ordenar la limosna y prohibiendo la mutilación.” [3]

El Santo Profeta Muhammad (sa) también declaró: “Salgan en el nombre de Al’lah y en la causa de Al’lah. Combatan a quien no crea (y rechace las condiciones de paz). Salgan y no roben, ni cometan traiciones, no mutilen y no maten a los niños” [4]. Al-Tirmidhi dijo: “La gente del conocimiento odia la mutilación” [5].

Así, a través del ejemplo del Santo Profeta Muhammad, (sa) todas estas prácticas bárbaras de la guerra fueron abolidas. El ejemplo del Santo Profeta Muhammad (sa) se deriva del propio Corán, que obliga a los musulmanes a tratar a los cautivos con dignidad y compasión [6]. Abu Bakar, (ra) el Primer Sucesor del Santo Profeta Muhammad (sa) relató claramente la sabiduría del Santo Profeta Muhammad (sa)  a los ejércitos musulmanes poco después de la muerte del Santo Profeta (sa).

“¡Oh, pueblo! les encomiendo diez reglas; ¡deben aprenderlas bien! Detenganse, oh pueblo, para que les dé diez reglas para que se guíen en el campo de batalla. No cometas traición ni se desvíen del camino correcto. No deben mutilar cadáveres. No maten a los niños, ni a las mujeres, ni a los ancianos. No hagan daño a los árboles, ni quemen, especialmente los que son frutales. No maten a ningún rebaño del enemigo, salvo para alimentarte. Es probable que pasen junto a personas que han dedicado su vida a los servicios monásticos; déjenlos en paz.” [7]

En otro caso, Abu Bakar relata de una forma breve las instrucciones del Santo Profeta Muhammad (sa): “No matéis a las mujeres ni a los niños, ni a los ancianos ni a los enfermos. No cortes los árboles frutales. No destruir ucualquir lugar habitado” [8].

Era necesario hacer cumplir estas normas porque las reglas de guerra preislámicas no prohibian tales actos. Asimismo, mientras que la costumbre preislámica era matar o esclavizar a los prisioneros de guerra, el Santo Profeta Muhammad ordenó que fueran liberados previo al rescate, una estrategia progresista que las naciones aún hoy no han aceptado de manera uniforme.

El que los críticos afirmen que el Santo Profeta Muhammad (sa) violó algún supuesto “código de guerra caballeresco” es totalmente falso. Por el contrario, el Santo Profeta Muhammad (sa) hizo avanzar las normas de compasión y cuidado del enemigo a un nivel que ni siquiera las sociedades más avanzadas de hoy han alcanzado. En resumen, el Santo Profeta Muhammad (sa) no violó ningún código de guerra caballeresco árabe inexistente, sino que creó un código de guerra que no tiene igual en cuanto a humanismo ni siquiera en los estándares actuales. Entre otras cosas, el código de guerra del Santo Profeta Muhammad (sa) prohíbe categóricamente cualquier ataque a un civil por cualquier motivo.

1] Alfred Guillaume, The Life of Muhammad – A Translation of Ishaq’s Sirat Rasul Allah 387 (Oxford University Press, 1955).

2] Id. en 386.

3] Id. en 387-88.

4] Sunan Al-Tirmidhi, Libro de la Compensación por el Asesinato (énfasis añadido).

5] Id.

6] Corán 76:8-10.

7] Al-Muwatta; Libro 21, número 21.3.10 y Aboul-Enein, H. Yousuf y Zuhur, Sherifa, Islamic Rulings on Warfare, 22, Strategic Studies Institute, US Army War College, Diane Publishing Co., Darby, PA.

8] Al-Muwatta, Libro 21.3.9-10.

Preguntas relacionadas por temas
Contenidos relacionados por temas
Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via