En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
There is none worthy of worship except Allah, Muhammad is the Messenger of Allah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)
Related Contents from Topics

“Haré que tu mensaje llegue a los rincones del mundo”

Discurso pronunciado por Hazrat Jalifatul Masih V (aba) durante la histórica recepción de la conmemoración del 25 aniversario de MTA International.

Después de recitar Tashahhud, Ta’wwuz y Surah Al-Fatiah, Su santidad Hazrat Jalifatul Masih V (aba) dijo:

“Alhamdulillah, Alhamdulillah, hoy celebramos el 25 aniversario de MTA International. Recordad, ésta es la era del Mesías Prometido (as) y sobre ésta misma era Dios reveló al Santo Profeta (sa) que habría un tiempo en que existirían grandes avances tecnológicos, incluyendo la invención de la prensa. Esta profecía no únicamente incluía la prensa escrita, sino que también se refería a muchos otros medios de comunicación como los que vemos hoy en día, que incluyen la televisión y la radio, e incluso el fenómeno más reciente de las redes sociales.

Pese a que estos medios son usados en otros lugares para extender el vicio y la inmoralidad, a través de MTA se usan para difundir las verdaderas enseñanzas del islam y para demostrar la veracidad del Mesías Prometido (as) en todo el mundo.

Durante los últimos 25 años, MTA, con la Gracia de Al-lah, ha hecho un espléndido trabajo transmitiendo el verdadero mensaje del islam hasta todas las partes del mundo y ha demostrado ser un excelente método de Tabligh y Tarbiyyat. El contenido de MTA es completamente diferente al de otros medios de comunicación, ya que nuestros programas solo imparten enseñanzas de moralidad y piedad; una forma de enriquecer espiritualmente a los espectadores.

Están libres de cualquier tipo de inmoralidad, indecencia e impropiedad. Además, a medida que las tecnologías modernas e innovaciones continúan su rápida evolución, MTA, con la Gracia de Al-lah, ha sido capaz de adaptarse a los últimos avances. Por ejemplo, a medida que las tendencias de ver la televisión han cambiado en estos años, MTA se ha mantenido al día: ha desarrollado un contenido online a través de su página web y servicios a demanda. Además, está también haciendo un buen progreso en el campo de las redes sociales con el objetivo de difundir aún más el contenido de MTA. Por consiguiente, a través de estos diferentes métodos, el verdadero mensaje del islam está llegando a cientos de miles de personas por diferentes medios.

Nadie podía haber imaginado hace 25 o incluso 20 años atrás, cuando MTA estaba aún en etapas de formación, cuán lejos y cuán rápido llegaría a desarrollarse y avanzar. Sin duda alguna, si rebobinamos el reloj a 30 años atrás, nadie podría haber comprendido que el modo por el que la Yama’at estaba destinada a extenderse era MTA. No obstante, el uso de los medios de comunicación para extender el islam fue parte de la visión a largo plazo de los Julafa-e-Ahmadía, incluso antes de que MTA existiera. Ambos, Hazrat Jalifatul Masih II (ra) y Hazrat Khalifatul Masih III (rh), expresaron su deseo para que la Yama’at tuviera sus propias emisoras de radio, pero, debido a ciertas limitaciones, su deseo no pudo cumplirse en aquél entonces. Sin embargo, hace 25 años, cuando Al-lah consideró el momento adecuado, durante la época de Hazrat Jalifatul Masih IV (rh), se creó MTA International; una cadena de televisión con el objetivo de difundir las verdaderas enseñanzas del islam por el mundo. Haciendo uso los mismos medios que otros han usado para extender la inmoralidad y el vicio, nuestra Yama’at ha extendido un mensaje puro y justo de amor y paz a través de MTA durante el último cuarto de siglo.

Todo esto ha tenido lugar acorde a la gran promesa que hizo Al-lah al Mesías Prometido (as):

Extenderé tu mensaje a todos los rincones de la tierra.”

En realidad, el esfuerzo humano en el progreso de MTA es mínimo y el mérito es debido, en su gran parte, a las bendiciones y favores de Al-lah Todopoderoso. Cuando MTA empezó, hace 25 años, era una cadena muy modesta y solo se retrasmitía el sermón de los viernes. Su alcance comenzó a incrementar bajo la guía del Jilafat-e-Ahmadía. Así, tras algún tiempo, se empezó a retrasmitir un servicio diario que duraba unas cuantas horas hasta, al fin, convertirse en la cadena global de 24 horas que conocemos hoy en día.

Con la Gracia de Al-lah, MTA ha avanzado a pasos agigantados y, a través de varios satélites, está difundiendo el mensaje de la verdad a todos los rincones de la tierra. Como una Yama’at, nuestros recursos financieros son muy limitados, y en términos materiales es virtualmente imposible mantener una cadena televisiva como MTA, pues los costes son muy prohibitivos. Por ejemplo, el mero coste de la retrasmisión vía satélite cuesta millones de libras cada año. Aun así, Al-lah Todopoderoso ha bendecido inmensamente nuestros recursos para que no solo podamos costear este gran gasto sino que además seamos capaces de establecer estudios de MTA de gran calidad en diferentes países donde se producen programas de muy buena calidad.

Además, donde inicialmente teníamos solo una única cadena de MTA, ahora tenemos varias. Por ejemplo, en 2004, se inauguró la cadena MTA 2 que cada día retransmite varias horas en idiomas europeos, sobre todo en francés y alemán. También se ha creado la Estación Terrestre con base en Estados Unidos, a través de la cual somos capaces de retransmitir el canal de MTA a América del Norte y partes de Sudamérica. Posteriormente, en 2007, se fundó MTA Al-Arabiya y desde su comienzo ha demostrado ser una espléndida manera de difundir el mensaje del Mesías Prometido – o del verdadero islam- en el mundo árabe.

En una región donde los supuestos eruditos musulmanes han desorientado a su gente con falsas interpretaciones de Santo Corán y del Sunnah; a través de MTA Al-Arabiya, nuestra Yama’at ha presentado la verdadera interpretación de las enseñanzas del islam. Por ello, MTA ha encendido una antorcha espiritual, guiando hacia el camino de la virtud a quienes fueron anteriormente desviados, Como resultado, muchos árabes se están uniendo al redil del Ahmadíat, el verdadero islam.

De manera similar, el año pasado se inauguró MTA África y, a pesar de estar en sus primeras etapas, está demostrando ser extremadamente beneficioso. Mientras que la mayoría de los programas han sido producidos aquí en la Central, la construcción de nuestro estudio de MTA Ghana, llamado Abdul Wahab Adam, se ha finalizado. Es un estudio completamente equipado y ya se ha grabado un programa allí. Insha’lah, se producirán muchos programas locales en ese estudio, dedicados especialmente a la gente del continente africano. Mientras los programas principales que se producen en el Markaz (sede central) continuarán siendo retrasmitiéndose en MTA África con subtítulos y doblaje en las lenguas locales. Así mismo, se ha establecido un nuevo estudio en Bangladesh donde se está realizando un buen trabajo.

Estas bendiciones y este rápido avance se debe únicamente a la promesa que Al-lah le hizo al Mesías Prometidoas:

“Haré que tu mensaje alcance todos los rincones del mundo”.

Quede claro que el avance del islam en esta época es inevitable. Recordad, el Mesías Prometidoas explicó que la época dorada del Santo Profetasa era la época en la que se completó la Sharia. De esta manera, se reveló al Santo Profetasa una ley universal, perfecta y eterna en la forma del Sagrado Corán.

A partir de entonces, y de acuerdo con las profecías del Sagrado Corán y del Santo Profetasa, la época del Mesías Prometidoas estaba destinada a ser una época bendita en la que el avance del islam estaba destinado a alcanzar la cima. Nosotros estamos siendo testigos de esto. Como verdadero devoto y servidor más obediente del Santo Profetasa, el Mesías Prometidoas recibió de primera mano las verdaderas enseñanzas del islam, y ahora, a través de MTA, sus servidores están difundiendo las mismas enseñanzas a millones de personas en el mundo de manera simultánea.

Actualmente, hay zonas del mundo donde no han llegado ni nuestros misioneros ni ningún otro áhmadi. Pero las verdaderas enseñanzas del islam han llegado claramente a través de MTA, y están teniendo un profundo efecto en la población local. A este respecto, recibo cartas de todas las partes del mundo: de gente que vive en zonas remotas de África, países árabes, Norteamérica y Sudamérica, Europa y Oriente Medio. Escriben que un día estaban zapeando canales al azar o intentando poner alguno cuando, de pura casualidad, dieron con la cadena de MTA.

La vieron por mera curiosidad durante unos minutos, y su efecto fue tan magnético que continuaron viéndola y llegaron a conocer por primera vez las verdaderas enseñanzas del islam. Alhamdulillah, muchas de estas personas han aceptado el Ahmadíat y han entrado en el manto del Mesías Prometidoas. Tal como he dicho, el Mesías Prometidoas ya nos ha dado las buenas nuevas de que esta época es la época en la que el islam está destinado a expandirse; y todos somos testigos del hecho de que MTA, bajo las instrucciones del Jilafat-e-Ahmadía, está liderando este esfuerzo.

He mencionado antes el creciente papel del contenido online y las redes sociales, y, ciertamente, su importancia está creciendo día a día. Los hábitos de la gente televisivos están cambiando, de manera que, en vez de ver únicamente MTA en sus televisiones, muchos prefieren ver la transmisión en directo de mis sermones o bien diferentes eventos de la Yama’at en sus ordenadores o dispositivos portátiles. Si no les es posible verlos en directo, prefieren verlos online más tarde.

Cientos de miles de personas lo ven de esta manera y, así, a través de las redes sociales, estamos alcanzando a una audiencia mucho mayor que nunca. Apenas unos años antes, nadie podría haber imaginado que nuestro mensaje llegaría tan lejos, y millones de personas, en todas las partes del mundo, verían de manera simultánea las verdaderas enseñanzas del islam. No debemos olvidar nunca que este es el resultado de los grandes favores y bendiciones de Al-lah Todopoderoso hacia nuestra Yama´at, y nunca debemos menospreciar cuán afortunados somos.

En lo que respecta a la historia de MTA, también me gustaría rendir tributo y agradecer a aquellas personas que estaban aquí en los comienzos de MTA y que sirvieron en sus inicios. Al principio, únicamente había tres Waqf-e-Zindiguis [personas que dedican sus vidas en el servicio de la fe] sirviendo en MTA, que no tenían ninguna experiencia previa. Los voluntarios realizaban la mayor parte del trabajo. Mientras algunos tenían cierto interés o un nivel básico de formación en medios audiovisuales, en términos mundanos, su experiencia no se aproximaba ni siquiera a la requerida para dirigir un canal de televisión a nivel mundial. Aún así, y debido a sus sinceros esfuerzos y devoción, fueron capaces de aprender en el trabajo y, así, MTA pronto se convirtió en una cadena firme que, desde entonces, no ha dejado de progresar.

En cuanto al número de trabajadores, en la década de los 90 había 80 voluntarios sirviendo en MTA, mientras que actualmente hay más de 250 voluntarios. Además, ahora hay 32 Waqf-e-Zindaguis sirviendo en MTA, la mayoría de los cuales son miembros de la organización de Waqf-e-Nau, y hay otros 25 miembros trabajando en la sede. Todos los empleados reciben un sueldo básico, mientras que, si trabajaran en otras empresas, ganarían grandes sumas de dinero.

Además, me complace ver que el espíritu de voluntariado en MTA continúa creciendo y, debido a las numerosas horas que le dedican, la Yama´at está ahorrando dinero de forma considerable. Pese a que comprar un buen equipo o construir estudios supone un gasto grande, el hecho de que tengamos voluntarios nos asegura mantener nuestros gastos al mínimo en comparación con otras cadenas de televisión.

Aunque nuestros contratos con las compañías de satélites son nuestro mayor gasto, incluso en nuestro trato con ellas, somos testigos de las bendiciones de Al-lah, puesto que se nos ofrecen unos precios más que razonables, lo cual reduce los costes de los satélites.

En comparación con otros canales de televisión, nosotros no transmitimos ningún tipo de anuncios en MTA; ninguna otra compañía o institución puede manejar un canal libre de anuncios o ayudas del estado.

Recuerdo que hace algunos años, en una recepción en Los Ángeles, el antiguo Gobernador de California estaba sentado junto a mí. Durante nuestra charla, salió el tema de MTA y le expliqué como emitíamos a nivel mundial las 24 horas del día a través de varios satélites, y cómo mis sermones y nuestros actos especiales eran traducidos en directo en 8 o 9 idiomas de forma simultánea. Cuando le dije que hacíamos todo esto sin emitir un solo anuncio, casi salta de asombro. Estaba realmente sorprendido y no podía creer que pudiéramos dirigir un canal como MTA sin la ayuda de anuncios.

Le dije que el presupuesto de MTA era, únicamente, el resultado de los sacrificios de los sinceros miembros de la Yama´at y que Al-lah continuaba bendiciendo los recursos limitados que teníamos. Le expliqué que, con la Gracia de Al-lah, donde otras empresas gastaban millones y millones, nosotros obteníamos los mismos resultados a un coste inferior. Al escuchar todo esto, se quedó asombrado, y aparte de él, ha habido muchos otros que se han sorprendido ante la forma en que MTA funciona y se financia.

Por tanto, nosotros somos los receptores de los favores y la ayuda de Al-lah y somos testigos de los milagros que ocurren diariamente. Esto no se debe a ninguna cualidad especial nuestra ni tampoco a ninguna excelencia personal, sino que es resultado de que Al-lah acepta nuestras plegarias y bendice de forma extrema el más mínimo esfuerzo humano involucrado. Durante estos 25 años pasados, hemos visto cómo MTA se ha transformado desde un proyecto inicial improvisado, donde se creó un pequeño estudio con el objetivo de transmitir únicamente el sermón de los viernes. Y ahora, con la Gracia de Al-lah, MTA ha sido bendecida con equipos de alta tecnología y estudios modernos desde donde se emite las 24 horas del día, los siete días de la semana. Nuestros programas se emiten a nivel mundial y algunos se traducen simultáneamente en 8 o 9 lenguas. Además, ahora hemos sido bendecidos con varios estudios regionales y nacionales que se incluyen en el manto de MTA. En estos estudios locales producimos contenido de alta calidad, destinados a gente de todas las naciones y condiciones sociales.

Por ejemplo, tenemos un estudio en Kababir donde nuestros voluntarios crean buenos programas, lo mismo ocurre en Francia. En Alemania y Canadá, hemos establecido estudios completos donde se producen programas. De manera similar, hay voluntarios creando buenos programas en Estados Unidos. Como he mencionado antes, se ha creado un estudio completo en Ghana donde trabajan 10 Waqf-e-Zindighis, 46 voluntarios y 15 miembros del personal. También se ha creado un pequeño estudio en la Republica de Mauricio; mientras el voluntariado de Tanzania, Uganda y Sierra Leona también produce programas. Como ya se ha mencionado, MTA ha establecido un estudio en Bangladesh, desde el que se retrasmiten programas en directo. Allí tenemos solo un Waqf-e-Zindigui a tiempo completo, y la mayoría del trabajo es realizado por un equipo de 55 voluntarios.

En Qadian, también tenemos un impresionante estudio donde hay muchos Waqf-e-Zindiguis, trabajadores y voluntarios sirviendo a MTA con gran dedicación; muchos han conseguido excelentes habilidades y experiencia técnica. Si bien, Rah-e-Huda era previamente retrasmitido solo desde Londres, ahora se transmite cada seis semanas en directo en una serie de ocho semanas desde los estudios de Qadian. Durante las retrasmisiones, los eruditos de la Yama’at responden a diferentes alegaciones contra el islam, la Yama’at o el Mesías Prometido (as). En Qadian existen 9 Waqd-e-Zindiguis sirviendo y 42 voluntarios. También, en Pakistán, tenemos un pequeño estudio donde se realiza un buen trabajo y se están produciendo algunos programas. En la estación Terrestre de Estados Unidos tenemos un Waqf-e-Zindigui sirviendo y 6 empleados que se aseguran de que los programas enviados desde Londres sean retrasmitidos por la región. Además, también han empezado un servicio de MTA con 3 horas de retraso para satisfacer la diferencia horaria de la costa Oeste. De manera similar, en Australia, un equipo de MTA está trabajando duramente y produciendo contenido de alta calidad. Pero la mayor parte del crédito va a una mujer ahmadi, Imrana Naseer Sahiba, que ha producido muy buenos documentales, que se han retrasmitido en MTA y han sido bien recibidos.

Por ello, la gran mayoría del trabajo de MTA se lleva a cabo por el amplio servicio de voluntarios: hombres, mujeres y niños a lo largo de todo el mundo. Sus esfuerzos han probado ser de gran valor y están ahorrando a la Yama’at cientos de miles de libras cada año. Por todo ello, Al volvemos la vista hacía los últimos 25 años, nunca podremos agradecer a Al-lah lo suficiente por el enorme peso de bendiciones que ha derramado sobre MTA.

Como he mencionado anteriormente, desde sus humildes origines, donde retrasmitía solo una hora al día ha progresado a un canal multilingüe internacional, que retrasmite 24 horas al día en todo el mundo. Incrementando, aparte del sermón de los viernes, a más y más programas que se muestran en directo. Por ejemplo, los Jalsas Salanas de los diferentes países que visito se retrasmiten en directo, mientras que los Jalsas de otros países se retrasmiten online en directo. Además, a través de nuestro contenido online llegamos a nuevas audiencias y nuestros espectadores incrementan cada vez más.

Además, a través de nuestro contenido online, estamos llegando a nuevos públicos y, de esta manera, nuestra audiencia está aumentando continuamente.

Aquí, en Londres, el estudio internacional de MTA continúa progresando y la infraestructura y la maquinaria está mejorando constantemente. Por ejemplo, en el pasado, cuando emitíamos desde cualquier ubicación externa, teníamos que contratar a una empresa para el servicio de uplink y estábamos limitados por las restricciones de tiempo durante la transmisión. Sin embargo, hace unos años, MTA internacional pudo comprar su propia antena parabólica y ahora sólo tenemos que pagar una tarifa de licencia nominal y somos libres para transmitir en vivo, donde y cuando lo deseemos, sin restricción. De esta manera, estamos ahorrando enormes sumas. Por ejemplo, durante mi reciente visita de 6 semanas a Canadá nos ahorramos más de 40,000 dólares simplemente por tener a nuestra disposición una antena parabólica propia.

Además, al igual que hemos sido testigos de las innumerables bendiciones de Al-lah en todas las esferas de nuestra Yama’at, todos somos testigos del hecho de que Él ha derramado sus bendiciones sobre MTA durante el último cuarto de siglo. Todo esto es parte de la Voluntad Divina, ya que Al-lah mismo prometió difundir el mensaje del Mesías Prometidoas a los rincones del mundo.

¡Con qué Gloria ha cumplido esta promesa y continúa haciéndolo! Mientras la gente que trabaja en MTA, sean ya Waqf-e-Zindighis, voluntarios o empleados, sirven para cumplir sus deberes, la verdad es que nuestra producción supera con creces nuestros escasos esfuerzos.

Los grandes resultados que vemos son, muy a pesar de nuestras debilidades, sólo debido a la ayuda de Dios Todopoderoso.

De hecho, todas las personas comprometidas con MTA son muy afortunadas porque, a la vez que Al-lah bendice sus humildes esfuerzos, también se están convirtiendo en receptores de sus recompensas, misericordia y gracia.

Espero y rezo para que, en el futuro, cada vez más áhmadis de todas las partes del mundo se den cuenta del valor y las bendiciones asociadas con servir en MTA, ya sea como Waqf-e-Zindighis o como voluntarios.

A medida que se acerca el final del primer cuarto de siglo de esta bendita institución, rezo para que MTA continúe progresando y alcance su objetivo de llegar a los rincones de la tierra y hacer que todas las personas del mundo conozcan las verdaderas enseñanzas del islam.

Y, a medida que se aproxima el amanecer de la próxima era de la MTA, no podemos sentarnos y descansar en satisfacción a nuestros logros pasados.

Más bien, debemos avanzar con un espíritu de determinación, sinceridad y devoción y debemos entender que es nuestra responsabilidad personal acercar a la humanidad a su Creador e informar al mundo sobre la necesidad de cumplir con los derechos de los demás.

Es nuestra obligación decirles a los demás que este mundo no es algo superficial o un lugar para la diversión sin sentido, sino que todos tenemos un propósito superior, que es reconocer a nuestro Creador y cumplir con los derechos de Su creación.

Estos fueron los objetivos predominantes por los que Al-lah Todopoderoso envió al Mesías Prometido (as) al mundo, y estos mismos eran los objetivos por los que se estableció MTA.

Esta es nuestra misión. Esta es nuestra tarea. Este es nuestro futuro.

Desde la profundidad de mi corazón rezo para que la MTA continúe extendiendo el mensaje del verdadero islam y continúe con su gran papel en Tabligh y el Tarbiyyat.

Rezo para que Al-lah continúe proveyendo a MTA con trabajadores leales y sinceros y los grandes favores de Al-lah continúen lloviendo sobre MTA y que ésta bendita institución se refuerce cada vez más, Ameen.