En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al-lah, Muhammad es el Mensajero de Al-lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

El Mesías Prometido: Revelaciones y Compañeros

Califa de la Comunidad Musulmana Ahmadía

Traducción española del sermón del viernes en urdu de Hazrat Mirza Masrur Ahmad (líder de la Comunidad musulmana Ahmadía) del 4 de diciembre de 2015.

Narraciones acerca de la sinceridad, fidelidad, amor y devoción de los Compañeros del Mesías Prometido (la paz sea con él); el peligro de una guerra mundial, y un llamamiento a hacer plegarias.

Aquellos que tienen una fe completa basan sus creencias en su propia experiencia, pues contemplan a Dios con su ojo interior.

Un bello discurso acerca de la vida y el carácter del Mesías Prometido (la paz sea con él) y sus Compañeros, narrado por Hazrat Musleh Mau’ud  (que Al-lah esté contento con Él).

El 4 de diciembre de 2015, Su Santidad, Hazrat Jalifatul-Masih V (Al-lah sea su ayudante) pronunció el Sermón del Viernes en la mezquita Baitul Futuh de Londres.

Su Santidad (Al-lah sea su ayudante) dijo que Al-lah ha asentado el camino para el rejuvenecimiento del Islam al enviar al Mesías Prometido (la paz sea con él) de acuerdo con Sus Promesas. Al-lah fortaleció la fe de aquellos que juraron fidelidad al Mesías Prometido (la paz sea con él), mostrando nuevos signos de visiones y revelaciones a través suya. Fueron, ciertamente, muy afortunados, pues recibieron estas bendiciones directamente del Mesías Prometido (la paz sea con él). Siempre comenzaban el día con la curiosidad de conocer qué nuevas revelaciones habían descendido sobre el Mesías Prometido (la paz sea con él). En relación a este tema, Su Santidad, Hazrat Musleh Mau’ud (Al-lah esté contento con él) dice que cada día, al amanecer, los áhmadis se apresuraban, como los amantes apasionados, para averiguar qué nueva revelación había recibido el Mesías Prometido (la paz sea con él) durante la noche anterior para así incrementar y fortalecer su fe y recibir sus bendiciones; y para poder alabar y elogiar a Dios por haberles permitido aceptar al Mesías Prometido (la paz sea con él).

Su Santidad (Al-lah sea su ayudante) dijo que se dieron casos en los que uno de sus Compañeros se hallaba presente en el momento en el que el Mesías Prometido (la paz sea con él) recibía una revelación y a veces esa persona afortunada también escuchaba las palabras de la revelación Divina. Su Santidad (Al-lah sea su ayudante) relató una anécdota en la cual el Mesías Prometido (la paz sea con él) recibió una revelación sobre el “litigio por el muro” en presencia de Syed Fadl Shah Sahib de Lahore. Su Santidad (Al-lah sea su ayudante) presentó la traducción de esta revelación, su naturaleza y describió la grandeza de su cumplimiento.

Describiendo el ambiente de los discursos públicos del Mesías Prometido (la paz sea con él), Su Santidad, Hazrat Musleh Mau’ud (Al-lah esté contento con él), dijo, “las palabras que escuché directamente del Mesías Prometido (la paz sea con él) aún resuenan en mis oídos.” Dijo, “aunque era joven mi pasatiempo preferido era sentarme en la compañía del Mesías Prometido (la paz sea con él) y escuchar sus alocuciones. Escuché tantas cosas en esos discursos, que ahora cuando leo sus libros siento como si ya hubiera escuchado todo con anterioridad. El Mesías Prometido (la paz sea con él) acostumbraba a comentar por la tarde en sus charlas aquello que escribía a lo largo del día. Por lo tanto, todo lo que dijo está grabado en mi memoria y soy consciente de sus detalles de acuerdo con las intenciones y las enseñanzas del Mesías Prometido (La paz sea con él).”

Hablando de la fe verdadera, Su Santidad, Hazrat Musleh Mau’ud (Al-lah esté contento con él) dijo que Dios trata a una persona de la misma manera en la que esta se comporta con Dios. Por consiguiente, Al-lah mostrará Su afecto a una persona en la misma medida en la que esta moldeé su corazón conforme a Su deseo. Al-lah hace que tales creyentes prosperen a pesar de cualquier obstáculo, y estas personas son las que forman parte de la verdadera Jama’at (Comunidad) que progresa continuamente. Esta es la fe que debemos cultivar. Moldead vuestros corazones de esta manera y sembrad el amor por la Jama’at (Comunidad) y entonces veréis como Dios os hace prosperar.

Su Santidad, Hazrat Musleh Mau’ud (Al-lah esté contento con él) dice que aquellos que tienen una fe perfecta, basan su fe en su propia experiencia. Al escuchar argumentos en contra, no se dejan influenciar por su negatividad pues ellos han contemplado a Dios con su ojo interior.

Su Santidad (Al-lah sea su ayudante) habló sobre la firmeza en su fe que demostró Munshi Arore Khan Sahib (Al-lah esté contento con él) y otros Compañeros, y de su amor y devoción hacia el Mesías Prometido (la paz sea con él) y dijo que estas fueron las personas que se apresuraron a ir a Qadian y desearon quedarse allí.

Hablando acerca del estado actual del mundo, Su Santidad (Al-lah sea su ayudante) hizo un llamamiento a la Jama’at (Comunidad) para hacer plegarias con fervor, ya que el mundo está dirigiéndose hacia una gran calamidad. El mundo occidental está planeando tomar medidas contundentes y realizar bombardeos aéreos en Iraq y Siria en respuesta a los ataques recientes en Francia, y de hecho, estos ya han comenzado. Que Al-lah proteja a la gente inocente y a los civiles. Su Santidad (Al-lah sea su ayudante) dijo que los países musulmanes vecinos no actúan seriamente para poner fin a esta maldad. Junto con las naciones occidentales, Rusia también está realizando bombardeos aéreos debido a sus propios conflictos con Turquía.

Su Santidad (Al-lah sea su ayudante) dijo que el mundo se encuentra actualmente en una situación caótica debido a la persistente violación de justicia. Las cosas se han complicado tanto que parece una guerra mundial, aunque a pequeña escala. No sería erróneo decir que una guerra mundial ya ha comenzado. Aunque he estado llamando la atención sobre esto durante mucho tiempo, da la impresión de que a pesar de todo, las naciones no van a actuar con justicia.

Su Santidad (Al-lah sea su ayudante) hizo un análisis breve pero completo de la situación del mundo y exhortó a la Jama’at (Comunidad) a orar con devoción para que Al-lah pueda salvar al mundo de esta gran calamidad. Su Santidad (Al-lah sea su ayudante) aconsejó a la Jama’at (Comunidad) tener en mente las medidas de precaución sobre las que Su Santidad (Al-lah sea su ayudante) ha estado llamando la atención en los últimos años.