El día en el que la luna se eclipsó en favor del elegido de Dios
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

El día en el que la luna se eclipsó en favor del elegido de Dios

La profecía sobre el acontecimiento de los eclipses lunares y solares

La llegada de un gran reformador divino en los últimos días ha sido predicha en las sagradas escrituras de varias religiones. Propongo explicar una profecía muy notable hecha por nuestro señor y maestro, el Santo Profeta Muhammad, que la paz y las bendiciones de Dios sean con él, que permitirá ayudar a un buscador de la verdad reconocerle. Según esta profecía, una serie de eclipses lunares y solares en unas fechas especificadas del mes de Ramadán servirían como signos de su advenimiento.

Dios Altísimo dice en el Sagrado Corán:

“Él (Al’lah) es el Conocedor de lo invisible; y a nadie concede autoridad sobre su dominio de lo invisible,Excepto a quien elige como Mensajero Suyo.” (Corán 72:27-28)

Aprendemos de estos versículos que los Mensajeros de Dios tienen una relación muy estrecha con Dios y tienen la distinción de que Él les otorga conocimiento de lo oculto. De este modo son capaces de hacer profecías notables.

El Santo Profeta, que la paz y las bendiciones de Al’lah sean con él, obtuvo el conocimiento de lo invisible en abundancia. Él había profetizado que en la Última Era, cuando el mundo se alejara de Dios, vendría un Mahdi y un Mesías (Reformador Divino), a través de los cuales se restablecería la fe en el mundo y se produciría el renacimiento del islam. Mencionó varias señales que marcarían el advenimiento del Mesías Prometido. Estos han sido explicados en detalle en el libro Una invitación al Ahmadíat, de Hazrat Mirza Bashiruddin Mahmud Ahmad, Segundo Sucesor del Mesías Prometido, que Dios esté complacido con él. En este artículo, me concentraré en los signos divinos de los eclipses lunares y solares.

Hazrat Ali bin Umar Albaghdadi Ad-Darqutani, una autoridad eminente de los Hadices, que vivió entre 918 y 995 de la era cristiana (años 306 a 385 después de la Hégira), había registrado el siguiente Hadiz narrado por Hazrat Imam Baqar Muhammad bin Ali, hijo de Hazrat Imam Zainul Abedin (que Allah tenga piedad de ellos):

“Para nuestro Mahdi hay dos signos que nunca han aparecido antes desde la creación de los cielos y la tierra, a saber, la luna se eclipsará la primera noche en Ramadán (es decir, en la primera de las noches en que un eclipse lunar puede ocurrir) y el sol se eclipsará en el día intermedio de Ramadán (es decir, en el día intermedio de los días en que puede ocurrir un eclipse solar), y estos signos no han aparecido desde que Dios creó los cielos y la tierra.”

Estos signos se mencionan en las colecciones de Hadices de las sectas sunitas y chiítas. Eminentes eruditos musulmanes han citado este Hadiz en sus libros. Este Hadiz está registrado en varios libros.

Hazrat Sheikh Naimatullah Wali, que Dios tenga misericordia de él, vivió en el barrio de Delhi alrededor del año 560 después de la Hégira y es honrado como Wali (amigo de Dios) escribió lo siguiente:

مہدی وقت و عیسیٰ دوراںہر دوراشہسوار مے بینم

Es decir:

Él será el Mahdi de la época y Jesús. Lo veo bendecido con ambos atributos.

ماہ را رو سیاہ مے نگرممہر را دلفگار مے بینم

Veo tanto la luna como el sol oscurecidos.

El dignatario de Ahl-i-Hadiz, Maulana Hafiz Muhammad bin Maulana Barakal’lah Lakhoke escribió en su libro Ahwalul Akhirat:

تیرھویں چن ستہویں سورج ہوسی اس سالےاندر ماہ رمضانے لکھیا ایہ یک روایت والے

Se ha relatado que durante el mes de Ramadán de ese año habría un eclipse de luna en el 13 y un eclipse de sol el 27.

En este verso, las fechas de los eclipses lunares y solares se especifican como el 13 y el 27 de Ramadán. Más adelante se explicará que, a la luz del Hadiz y de la ley de la naturaleza, las fechas reales son el 13 y el 28 de Ramadán.

El Hadiz se fortalece por el hecho de que el Sagrado Corán menciona los eclipses como signos importantes de la aproximación de la resurrección. El Sagrado Corán dice:

“Pregunta: ‘¿Cuándo será el Día de la Resurrección?’ Cuando la vista quede deslumbrada, se eclipse la luna,y el sol y la luna se reúnan, en ese día el hombre dirá: ‘¿Adónde escapar?’” (Corán 75: 7-11)La raíz de la profecía se encuentra en el Sagrado Corán y el Hadiz aclara los versículos del Sagrado Corán y da detalles valiosos.

En el Nuevo Testamento, Jesús, la paz sea con él, narrando las Señales de su segunda venida dijo:

Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá y la luna no dará su luz.

Mahatma Surdas Ji menciona una profecía que dice que cuando Kalki Autar apareciera, la luna y el sol quedarían eclipsados. Él escribió:

Tanto la luna como el sol serán eclipsados y habrá mucha violencia y muerte.

En el libro sagrado de los sikhs, Sri Guru Granth Sahib, está escrito:

Cuando el Maharaj vendrá como Nehkalank, el sol y la luna serán sus ayudantes.

En resumen, los libros de otras religiones también mencionan los signos del sol y la luna. En el Hadiz de Daraqutni, citado anteriormente, se dan muchos detalles, que discutiremos más adelante.

Eclipses lunares y solares a la luz de las leyes de la naturaleza

Los eclipses lunares y solares son fenómenos que ocurren de acuerdo con las leyes de la naturaleza. El Sagrado Corán ha llamado repetidamente nuestra atención hacia los fenómenos naturales. Por lo tanto, una discusión sobre los antecedentes astronómicos es apropiada y relevante. Ayuda a entender el Hadiz.

La tierra, el sol y la luna forman un sistema de tres cuerpos. El Sagrado Corán se ha referido a este sistema de una manera muy hermosa de la siguiente manera:

“Santo es Quien creó todas las cosas en parejas, de lo que crece en la tierra, de ellos mismos y de lo que desconocen. Un signo para ellos es la noche de la que retiramos al día, y helos ahí en las tinieblas. Y el sol que sigue el rumbo que se le ha prescrito. Ese es el decreto del Todopoderoso, el Dios Omnisciente. Para la luna hemos establecido fases, hasta que vuelve a su antigua forma, similar a una rama vieja y seca de palmera. No corresponde al sol alcanzar la luna, ni la noche puede adelantarse al dia. Todos ellos flotan en una órbita”. (36:37-41)

Aquí se han citado cinco versículos del Sagrado Corán. En el primer verso se ha mencionado un hecho fundamental de que Dios Altísimo ha creado todas las cosas en parejas. El segundo verso se refiere a la noche y al día que surgen del movimiento de la tierra. El tercer verso se refiere al movimiento del sol y el cuarto se refiere al movimiento de la luna. En el quinto verso, el sol, la luna, la noche y el día se mencionan todos juntos, y se llama la atención sobre el hecho de que los movimientos del sol y la luna tienen sus límites.

Aprendemos de la ciencia que la tierra y la luna se mueven entre sí y completan una vuelta en un mes, formando un par. La tierra y la luna se mueven juntos alrededor del sol y completan una vuelta en un año. Así, el sol y el sistema tierra-luna forman otro par. En el sistema solar hay numerosos pares dentro de pares. El sol con todos sus planetas y sus satélites se mueve alrededor del centro de la galaxia completando una vuelta en unos doscientos millones de años. Al igual que nuestro sol, hay miles de millones de estrellas en nuestra galaxia que se mueven alrededor del centro de la Galaxia con diferentes períodos. Santo es Quien creó todas las cosas en parejas.

Cuando la luna, en el curso de su movimiento alrededor de la tierra, se interpone entre el sol y la tierra de tal manera que impide que la luz del sol llegue a la tierra, tenemos un eclipse solar; y cuando la tierra se interpone entre el sol y la luna de tal manera que su sombra cae sobre la luna, tenemos un eclipse lunar. En terminología astronómica, decimos que ocurre un eclipse solar en la luna nueva y un eclipse lunar en la luna llena. En el momento de la luna nueva, las longitudes del sol y la luna son las mismas y se dice que la luna está en conjunción. No ocurre un eclipse en cada luna nueva y luna llena porque para que ocurra un eclipse es necesario que el sol, la tierra y la luna estén alineados. Si la órbita de la Tierra alrededor del Sol y la órbita de la Luna alrededor de la Tierra estuvieran en el mismo plano, habría una alineación dos veces al mes y, por lo tanto, habría un eclipse lunar y un eclipse solar cada mes. En realidad, los dos planos orbitales están inclinados entre sí en un ángulo de aproximadamente cinco grados, debido a que el número máximo de eclipses en un año solar no excede de siete (cuatro o cinco son solares y tres o dos son lunares). El número mínimo de eclipses que pueden ocurrir en un año es dos, siendo ambos solares. Un eclipse solar ocurre con más frecuencia que un eclipse lunar, pero es visible desde una superficie mucho más pequeña de la tierra que un eclipse lunar. Por lo tanto, desde cualquier lugar de la tierra, se pueden ver más eclipses lunares que eclipses solares. Para más detalles, ver libros sobre astronomía esférica.

El movimiento de la luna es bastante complicado. Para una primera aproximación, la luna se mueve alrededor de la tierra en una órbita elíptica, debido a que su distancia de la tierra y su velocidad varían dentro de ciertos límites. Cuando la luna está más cerca de la tierra, se dice que está en perigeo. La velocidad o la luna con respecto a la tierra es mayor cuando está en perigeo. Debido a la atracción gravitacional del sol, la posición del perigeo cambia en el espacio. Por lo tanto, a veces la luna se mueve más rápido en la primera parte del mes y, a veces, se mueve más rápido en la última parte. Del mismo modo, la distancia y la velocidad del par tierra-luna con respecto al sol también cambian dentro de ciertos límites de acuerdo con la ley de gravitación. Como dice el Sagrado Corán:

“El sol y la luna recorren sus órbitas de acuerdo con un cálculo fijo”. (55:6)

Los cambios en las distancias y velocidades de los cuerpos tienen sus efectos en las fechas en que ocurren los eclipses. Por lo tanto, hay límites en las fechas en que pueden ocurrir eclipses lunares y solares.

Los astrónomos toman el tiempo de la conjunción como el comienzo del mes lunar. En ese momento la luna no se puede ver en absoluto. El mes del calendario islámico (Hégira) comienza con el primer avistamiento o la luna creciente, es decir; cuando la fase de la luna se vuelve lo suficientemente grande como para ser visible. Esto ocurre aproximadamente unas veinticuatro horas después de la conjunción. El Dr. Mohammad Ilyas ha escrito un excelente libro sobre el problema de la primera visibilidad de la media luna. (A modern Guide to astronomical Calculations of Islamic Calendar, Times & Qibla)

Si se utiliza el Calendario Hégira, las fechas en que puede ocurrir un eclipse lunar son 13, 14 y 15; y las fechas en las que ocurre un reinicio del eclipse solar son 27, 28 y 29. Según la profecía, el eclipse lunar ocurriría la primera noche y el eclipse solar ocurriría en el día intermedio del mes de Ramadán. Esto coincide con el decimotercer día de Ramadán para el eclipse lunar y el vigésimo octavo día de Ramadán para el eclipse solar.

En el Hadiz, la palabra Qamar se usa para la luna y no la palabra Hilal. La media luna de la primera, segunda y tercera noche se llama Hilal, mientras que Qamar denota la luna desde la cuarta noche en adelante (Aqrabul Mawarid, Vol. 2.). Por lo tanto, la interpretación de que la primera noche en Ramadán implica el decimotercer día de Ramadán y no el primer día de Ramadán también está respaldada por la palabra Qamar utilizada en el Hadiz, por lo que no deja ambigüedad.

El advenimiento del Mesías prometido (as) y el cumplimiento de la profecía

Ahora explicaré cómo se cumplió la profecía del Hadiz.

Hazrat Mirza Ghulam Ahmad de Qadian, India, la paz sea con él, nació en el año 1835 de la Era Cristiana (EC). Era un modelo de justicia extraordinaria. El profundo amor por el Santo Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, fue la característica más destacada de su personalidad. Se entristeció al ver los ataques contra el Islam por parte de sus críticos y la pobre condición espiritual de los musulmanes. Se dedicó al servicio del Islam y oró fervientemente por la regeneración espiritual del mundo. Su obra magna, Braheen-e-Ahmadiyya, publicado en cuatro volúmenes desde 1880 hasta 1884, es una obra maestra en la que se explican las verdades del Islam y las excelencias del Sagrado Corán y el Santo Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él.

Hazrat Ahmad, la paz sea con él, tuvo el privilegio de ser un recipiente de la revelación divina desde 1876 hasta 1908 cuando falleció. En 1882 recibió su primera revelación sobre su nombramiento como Reformador Divino a través de las siguientes palabras:

“Dios te bendiga, Oh Ahmad. No fuiste tú quien lanzó, sino que fue Dios quien lanzó. El Más Clemente te ha enseñado el Corán para que debas advertir a las personas cuyos antepasados no han sido advertidos y que el camino de los culpables pueda quedar de manifiesto. Proclama: He sido enviado y soy el primero de los creyentes”. (Baraheen-e-Ahmadiyya vol. 3, por Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, la paz sea con él.)

También recibió la siguiente revelación:

Diles: tengo conmigo el testimonio de Dios, ¿creeras pues? Diles: tengo conmigo el testimonio de Dios, ¿te someterás pues? (Baraheen-e-Ahmadiyya vol. 3, por Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, la paz sea con él.)

En obediencia al mandato Divino, declaró que él es el Muyaddid (reformador) del siglo XIV de la era islámica. Más tarde, el 23 de marzo de 1889, bajo el mando Divino, hizo el primer juramento de lealtad en Ludhiana y formó así la Comunidad Ahmadía. Hazrat Al-Haj Hafiz Maulvi Hakim Nuruddin, que Dios esté complacido con él, quien más tarde se convirtió en su primer sucesor, tuvo el honor de ser la primera persona en prestar juramento de lealtad. El mismo día, cuarenta personas juraron lealtad al Mesías Prometido, la paz sea con él, y prometieron solemnemente que darían prioridad a la religión sobre los asuntos mundanos.

Hacia el final de 1890 E.C., Dios Altísimo le reveló que el Profeta Jesús, la paz sea con él, había muerto y que la profecía de su segundo advenimiento se cumpliría por una persona similar a Jesús, y que esa persona era el Mesías Prometido. Entre las revelaciones que recibió en este sentido estaba la siguiente:

“El Mesías, hijo de María, profeta de Dios, ha muerto y en su atributo has venido de acuerdo a la promesa. Y la promesa de Dios estaba destinada a cumplirse”. (Tazkirah (Revelaciones del Mesías Prometido, la paz sea con él).

Después de recibir esta explicación de Dios Altísimo, Hazrat Ahmad, la paz sea con él, afirmó en 1891 ser el Mesías Prometido y Mahdi cuyo advenimiento fue profetizado por el Santo Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él. Hazrat Ahmad, la paz sea con él, también dio argumentos en apoyo de su reclamo y escribió libros. Fatahi-Islam (Victoria del Islam), Tauzihi-Maram (Explicación de objetivos) e Izalai-Auham (Eliminación de sospechas). Afirmó que Dios Altísimo lo había enviado para dar vida espiritual a la gente. Los teólogos contemporáneos rechazaron sus afirmaciones y se encontró con una tormenta de oposición muy violenta.

En su libro Noorul Haq (Luz de la verdad) Parte I, escrito en árabe y publicado a principios de 1894, Hazrat Ahmad, el Mesías Prometido, la paz sea con él, hizo las siguientes súplicas humildes:

“¡Oh Dios! ¿No provengo de Ti? La maldición y la negación ahora se han vuelto excesivas. Juzga entre nosotros y nuestra gente con justicia porque eres el mejor de los Jueces. ¡Oh Dios! por favor envía Tu socorro para mí desde el cielo y ayuda a Tu siervo en tiempos de adversidad. Me he vuelto débil y deshonrado y la gente me ha rechazado y me ha reprochado. Así que, ven en mi ayuda, así como ayudaste al Santo Profeta, que la paz y las bendiciones de Dios sean con él, el día de Badr. Y protégenos, oh, el mejor de los protectores. Eres el Señor, el Misericordioso. Te has encargado de mostrar misericordia, concédenos parte de ella y muestra la ayuda y ten piedad de nosotros y regresa a nosotros con compasión, eres el más Misericordioso de todos los que muestran misericordia”. (Roohani Khazain, vol. 8, pág. 6 con referencia a Noorul Haq, Parte I.)

Entre las objeciones planteadas contra él también estaba la de que la profecía sobre los eclipses del sol y la luna no se había cumplido. Entonces, Dios Altísimo manifestó esta Señal celestial en el año 1.311 después de la Hégira (1891 EC) cuando los eclipses lunares y solares ocurrieron sobre Qadian en las fechas especificadas de Ramadán en cumplimiento con la gran profecía del Santo Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él. El eclipse lunar ocurrió después del atardecer el 13 de Ramadán (21 de marzo de 1894) y el eclipse solar ocurrió el viernes 28 de Ramadán (6 de abril de 1894). Además de los almanaques, se mencionó el eclipse en los periódicos indios de la época Azad y la Gaceta Civil y Militar. Incluso ahora, las fechas (de la era cristiana) de estos eclipses pueden confirmarse a través del Canon de eclipses de Oppolzer (Canon of the Eclipses by Prof. T. R. von Oppolzer, Dover Publications, New York, 1962.) y el Almanaque náutico, Londres, de 1894. Los cálculos basados en la posición de la luna muestran que los valles lunares de los eclipses corresponden al decimotercer y vigésimo octavo de Ramazan. (Lunar and Solar Eclipses as Signs of the Promised Messiah, by Saleh Mohammad Alladin, Review of Religions, Vol. 82, No. 7, July 1987 and The Minaret, Vol. 19, No. 2, p. 52, 1988.)

Características de los eclipses de Ramadán 1311 Hijri (marzo-abril de 1894)

Poco después de presenciarse los signos celestes, El Mesías Prometido, la paz sea con él, escribió el libro Noorul Haq (Luz de la Verdad) Parte II, que está dedicado a un comentario extremadamente esclarecedor sobre el cumplimiento exacto de la espléndida profecía del Santo Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él.  En este libro, explicó bajo la luz de la revelación divina, que la verdadera interpretación del Hadiz es que durante el tiempo del Mahdi, la luna se eclipsará en la primera de las tres noches en las que puede ocurrir un eclipse lunar. Es decir: el 13 de Ramadán, y el sol se eclipsará en el día intermedio de los días en que puede ocurrir un eclipse solar. Es decir, el 28 de Ramazan.

El Mesías Prometido, la paz sea con él, llamó la atención sobre varias propiedades de los eclipses que hacen que los Signos sean muy impresionantes. Señaló que las palabras primera e intermedia utilizadas en el hadiz se cumplían de dos maneras, a saber, con respecto a la fecha y al tiempo. El eclipse lunar no solo ocurrió la primera de las tres noches, sino que también ocurrió al comienzo de la noche en Qadian. El eclipse solar no solo ocurrió en día intermedio sino que también ocurrió a media mañana en Qadian. No ocurrió de madrugada y terminó antes del mediodía. La palabra نصف utilizada en el hadiz también significa la mitad. Según la hora estándar de Calcuta, el eclipse lunar fue visible en India por la noche entre las 7 p.m. y las 9:30 p.m. y el eclipse solar fue visible en India por la mañana entre las 9 a.m. y las 11 a.m.

Con la ayuda de la revelación Divina, el Mesías Prometido, la paz sea con él, explicó el profundo significado del Hadith de la siguiente manera:

“La interpretación correcta y el verdadero significado de la expresión ‘el eclipse lunar ocurrirá en la primera noche de Ramadán’ es que ocurrirá en la primera de las tres noches de luna llena, conocidas por la expresión noches blancas. Además de esto, también hay un indicio de que cuando el eclipse lunar ocurre en la primera noche de luna llena, ocurrirá al comienzo de la noche y no después de un lapso de tiempo, y una persona de entendimiento será consciente de ello. Y el eclipse lunar ocurrió en consecuencia y muchos lo han visto en este país.”

Con respecto al eclipse solar, afirmó:

“El dicho de que el sol se eclipsará por el medio implica que el eclipse solar se manifestará de tal manera que dividirá los días del eclipse en dos mitades. Ocurrirá en el segundo día del eclipse y su tiempo no excederá la primera parte del día porque ese es el límite de la mitad. Así como Dios Altísimo ordenó que el eclipse lunar ocurriera en la primera noche, también ordenó que el eclipse solar ocurriera en los días del eclipse en la mitad del tiempo especificado. Entonces sucedió como se predijo. Y Dios Altísimo no revela Sus secretos a nadie, excepto a aquellos a quienes elige para la reforma del mundo. Por lo tanto, no hay duda de que su Hadiz es del Mensajero de Al’lah, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, quién es el mejor de todos los Mensajeros.”

Por la gracia de Dios Altísimo, en el estudio de este tema, he sido muy afortunado de recibir el valioso estímulo, atención y oraciones de nuestro líder, el actual Jefe de la Comunidad Ahmadía, Hazrat Mirza Tahir Ahmad, el Cuarto Sucesor del Mesías Prometido [fallecido en 2003]. Que Dios Altísimo le ayude con Su poderosa ayuda y le otorgue una vida larga y saludable. Mientras conversaba con él en Londres. Le mencioné que la profecía contenida en las palabras نصف منہ se cumplió de dos maneras, tanto con respecto a la fecha como al tiempo. Luego comentó que la tercera forma en que se cumplía la profecía consistía en el hecho de que el eclipse era visible desde un hemisferio de la tierra. Agregó que la profecía muestra la grandeza del Santo Profeta, que la paz y las bendiciones de Dios sean con él, así como la veracidad del Mesías Prometido, la paz sea con él.

Como se dijo anteriormente, el Sagrado Corán también menciona los eclipses lunares y solares. Vale la pena señalar que, si bien el Sagrado Corán usa la palabra خسف (Khasaf) para el eclipse lunar, no usa la palabra کسف (Kasaf) para el eclipse solar, sino que describe el eclipse solar de una manera especial al afirmar que el sol y la luna se unirán. Al comentar sobre este punto, el Mesías Prometido, la paz sea con él, dijo:

“El Corán no describe el eclipse solar como کسوف (Kasoof) para indicar un punto adicional. Este eclipse solar ocurrió después del eclipse lunar por lo que fue extraordinario, y raro y si buscáis testimonio de esto o deseáis el testimonio de los observadores sobre las características extraordinarias y extrañas de este eclipse solar, entonces las noticias que se dieron en dos reconocidos y confiables los periódicos ‘Pioneer’ y ‘Civil and Military Gazette’ deberían ser suficientes. Ambos publicaron esto en sus números de marzo de 1894.”

Los eclipses son de diferentes tipos. Algunos son prominentes y otros son débiles. El profesor J. A. Mitchell ha clasificado los eclipses en cuatro categorías: (1) Parcial (2) Anular (3) Anular-Total y (4) Total. En un eclipse parcial, el sol se oscurece en parte. En un eclipse anular, la parte central del sol se oscurece pero el borde exterior permanece brillante. En un eclipse total, el sol está completamente oscurecido. Un eclipse anular-total, como su nombre lo indica, es intermedio entre anular y total. En este caso, el vértice de la sombra de la luna llega a la tierra. Esta es la más rara de las cuatro categorías. El profesor Mitchell ha deducido de los datos de los eclipses pasados ​​que en un siglo promedio, el número total de eclipses fue de 237, de los cuales sólo diez eran del tipo anular total. Los eclipses solares del día 28 de Ramadán del año 1311 Hijri eran del tipo anular total. Por lo tanto, eran diferente de los eclipses habituales según lo indicado por el Mesías Prometido, la paz sea con él. Fue un eclipse espectacular.

También puede notarse que tanto los eclipses lunares como los solares fueron visibles desde la India. Se puede ver un eclipse lunar desde más de la mitad de la esfera terrestre, pero un eclipse solar es visible desde un área mucho más pequeña. A menudo sucede que un eclipse solar solo se ve desde un área escasamente poblada o desde un océano. El eclipse solar del 6 de abril de 1894 fue visible desde una vasta área de Asia, incluida la India. El profesor T.R. Von Oppolzer ha dado detalles de los eclipses lunares y solares presentes y futuros desde 1208 a. C. hasta el año 2161 E.C.en su libro Canon of Eclipses. Ha mostrado por medio de mapas los caminos de solo los eclipses solares prominentes; es decir, los de las categorías anular, anular-total y total. El camino del eclipse solar de 6 de abril de 1894 está incluido en el mapa de Oppolzer (Gráfico 148). El Almanaque Náutico de 1894 también ha mostrado el camino de este eclipse mediante un mapa. Se puede ver en ambas fuentes que el camino de este eclipse pasa a través de la India.

El Mesías Prometido, la paz sea con él y sus compañeros, vieron este eclipse desde Qadian. El Mesías Prometido, la paz sea con él, declaró que la gente debe reflexionar sobre este hecho ya que el signo se manifestó en su país. En relación a esto escribió lo siguiente:

“Oh siervos de Dios, reflexionad y pensad. ¿Consideráis permisible que el Mahdi nazca en los países de Arabia y Siria y que su Signo se manifieste en nuestro país?; sabéis que la sabiduría de Dios no separa el Signo de la persona para quien el Signo está destinado. Entonces, ¿cómo puede ser posible que el Mahdi deba venir de oriente en el Este, pero su señal aparezca en occidente? Y esto debería ser suficiente para ustedes si realmente buscan la verdad.”

En resumen, la profecía de nuestro amado maestro, el Santo Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, se cumplió con gran precisión de la manera más elegante:

“Bendito sea Al’lah, el Mejor de los creadores. (Corán 23:15)”

Sir Isaac Newton descubrió la ley de la gravitación en el siglo XVII de la era cristiana. Los cálculos astronómicos detallados de los eclipses no eran posibles antes de este descubrimiento. Pero nuestro señor y maestro, el Santo Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, hizo una profecía tan sorprendente en base al conocimiento que adquirió directamente del Dios Omnisciente. No puedo concebir una mejor señal celestial que esta para indicar el advenimiento del Mesías Prometido, la paz sea con él.

“Santo es Al’lah, digno de alabanza, santo es Al’lah, el Grande. Oh Al’lah otorga las bendiciones a Muhammad y la progenie de Muhammad.”

Felicitaciones del Mesías Prometido (as), por el Cumplimiento de la Profecía

El Mesías Prometido, la paz sea con él, estaba emocionado por el cumplimiento de la gran profecía del Santo Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él. Repleto de gratitud al Dios Altísimo por su magnífico favor, escribió un poema en árabe[44].

El significado en inglés de algunos de los versos es el siguiente:

“Hermanos de la comunidad, os doy la buena nueva

Hermanos de la comunidad, os doy la enhorabuena.

El esplendor de la gracia divina se ha manifestado

Abierto está el camino para quien pueda observarlo.

El sol y la luna de estas naciones

Por decreto divino, en Ramadán se han eclipsado .

Una profecía de buenas nuevas del Jefe de los Profetas de Al’lah

Con tal pureza se ha cumplido que no es posible tacha hallar.

Hoy cada persona Iluminada llora sin parar

En recuerdo de las bondades del Todopoderoso Al’lah.

Reconociendo el cumplimiento de la profecía de nuestro profeta

De Al’lah, el auténtico Benefactor, reflexionan sobre su Grandeza.

Hoy la fe del que promete lealtad tanto ha aumentado

Que parece que una nueva fe haya experimentado.

Ahora que el Ramadán ha pasado

Otros celebran un solo Eid. Nosotros lo celebramos por duplicado.

La luna os muestra la luz de la guía

Y el sol hacia la fe os encamina.

Por vuestro bien, los signos del Creador se han manifestado

En vuestro propio país por quien está por Dios apoyado.

¿Es acaso de un astrólogo un hito?

O una gran señal del Dios Altísimo.

El hadiz del Santo Profeta, la paz de Dios sea con él, es este

El salvador de la creación y líder de los valientes.

O gente mía, en Ramadán se mostró mi señal

Por nuestro Dios clemente, Quien recompensa da.

Leed si os place el versículo del Señor

La luna se eclipsará y disipará la transgresión.

El hadiz que un descendiente del Profeta ha narrado

En el que los versículos del Santo Corán ha explicado,

Contiene las palabras de nuestro Profeta y Amado

Prestadles atención y no os preocupéis por los villanos.

¡Oh mi Seño! Bendice esto por el semblante de Muhammad

El más noble de los nobles y el más puro de los purificados.”

El segundo par de eclipses de Ramadán 1312 Hijri (marzo de 1895)

Según otro hadiz:

“El sol se eclipsará dos veces en el Ramadán.” [45]

En el año siguiente, en 1895 de la E.C .; Los eclipses lunares y solares ocurrieron nuevamente en el mes de Ramadán del 11 de marzo y del 26 de marzo, respectivamente. Estos eclipses ocurrieron en Occidente. No eran visibles desde Qadian, pero cuando ocurrieron los eclipses, las fechas en Qadian fueron el 13 y el 28 de Ramadán, respectivamente. La fecha de un eclipse puede diferir con el lugar.

El Mesías Prometido, la paz sea con él, mencionó estos eclipses también en su libro Haqiqatul Wahi. Él escribió lo siguiente:

“Como se indicó en otro Hadiz, este eclipse ocurrió dos veces en Ramadán, primero en este país y luego en América, y en ambas ocasiones ocurrió en las mismas fechas. Como en el momento del eclipse no había ningún reclamante de Mahdi Ma’hud (Reformador Divino) en la tierra y dado que nadie más declaró este eclipse como su signo publicándolo en cientos de panfletos y libros en urdu, persa y árabe, este signo celestial es para mi. Otra prueba de esto es el hecho de que doce años antes de que ocurriera este signo, Dios Altísimo me había informado de que tal signo ocurriría y esta noticia que se declara en Baraheen-e-Ahmadiyya se anunció a cientos de miles de personas antes de que se manifestara el signo.”[46]

La respuesta a las objeciones de que los eclipses lunares y solares han ocurrido muchas veces en Ramadán 

Se han planteado objeciones a que los eclipses lunares y solares han ocurrido en el mes de Ramadán varias veces y por lo tanto estos no pueden ser un criterio razonable para el reconocimiento de un Mensajero Divino. Es cierto que ambos eclipses han ocurrido en el mismo mes de Ramadán muchas veces, pero es importante señalar que el Hadiz hace mención a fechas específicas y la presencia del reclamante es una parte vital de la profecía. Las palabras (que nunca ha aparecido desde la creación de los cielos y de la tierra) utilizadas en el Hadiz muestran claramente que la profecía es muy significativa.

Un estudio de la frecuencia de las ocurrencias de los eclipses muestra que en un período de unos 22 años, tenemos un año o más comúnmente dos años, en los que tanto los eclipses lunares como los solares ocurren en el mes de Ramadán sobre alguna parte del mundo o el otro en cualquiera de las fechas de los eclipses. El eclipse solar no tiene por qué ocurrir en el mismo lugar en el que ocurrió el eclipse lunar. Pero es digno de mención que la ocurrencia de ambos eclipses en las fechas especificadas de Ramadán en un lugar determinado es bastante rara. En los dos siglos (1800 a 2000 dC) que nosotros (el Dr. G.M. Ballabh y yo) estudiamos, encontramos que ambos: eclipses lunares y solares habían ocurrido 17 veces en Ramadán, pero el año 1894 fue el único año en el que ambos eclipses fueron visibles desde Qadian en las fechas especificadas. Esto también fue confirmado por el Sr. A.K.Bhatnagar, Director del Centro Astronómico, Departamento Meteorológico de la India, New Alipore, Calcuta 700057. En resumen, la ocurrencia de ambos eclipses sobre Qadian en las fechas especificadas es un evento bastante raro. De muchos pares de eclipses que ocurrieron en el Ramadán, sólo uno tenía las propiedades especificadas. Para más detalles, ver The Review of Religions, julio de 1987.[47]

Además, la presencia del reclamante es una condición necesaria para el cumplimiento de la profecía. Las palabras del Hadiz انیدھمل dejan claro que este signo es para el beneficio del Mahdi. La mera ocurrencia de los eclipses sin el reclamante no tiene importancia. Las palabras ضرلاا و تومسلا قلخ ذنم انوکت مل en el Hadiz, implican que tal Signo nunca ocurrió antes. No implican que tales eclipses nunca hayan ocurrido antes. El Mesías Prometido, la paz sea con él, dijo:

“No nos preocupa la frecuencia con la que se han producido eclipses solares y lunares en el mes de Ramadán desde el principio del mundo hasta hoy. Sólo queremos mencionar que desde que el hombre apareció en este mundo, los eclipses solares y lunares han sido mostrados como signos sólo en mi época. Antes de mí, nunca se había dado esta circunstancia de que alguien por un lado afirmaba ser Mahdi Maud (Reformador Prometido) y por otro, en el mes de Ramadán, en las fechas señaladas, se produjeran eclipses lunares y solares y declarase que los eclipses eran signos a su favor.

El Hadiz de Darqutani no dice en absoluto que los eclipses solares y lunares no hayan ocurrido nunca antes, pero sí dice claramente que tales eclipses nunca antes ocurrieron como Signos, porque se utiliza la palabra ‘lum takuna’ que denota el género femenino; esto implica que tal Signo nunca antes se manifestó. Si se quiere decir que tales eclipses nunca antes ocurrieron se necesita la palabra ‘lum yakuna’ que denota género masculino y no ‘lum takuna’  que denota género femenino. De esto se deduce claramente que la referencia es a dos signos porque los signos son de género femenino.

Por lo tanto si alguien piensa que han ocurrido muchos eclipses lunares y solares, es su responsabilidad mostrar al que reclamaba ser Mahdi que a su vez declaró que los eclipses solares y lunares fuesen su signo y esta prueba debe ser cierta y concluyente y esto sólo puede suceder si el reclamante haya dejado escrito que afirmó ser Mahdi Maud y que los eclipses lunares y solares que ocurrieron en el Ramadán en las fechas especificadas en Darqutani como los signos de su verdad. En resumen, no nos preocupa la mera ocurrencia de los eclipses solares y lunares aunque hayan sido miles de veces. Como signo esto ha ocurrido en el tiempo de un reclamante sólo una vez y el Hadiz ha probado su autenticidad y verdad a través de su cumplimiento en la época del reclamante al Mahdi.”[48] 

El Mesías Prometido, la paz sea con él, dijo además:

“De hecho, desde Adán hasta la actualidad, nadie ha hecho nunca una profecía como esta. La profecía tiene cuatro aspectos: 1) la ocurrencia del eclipse lunar en la primera de las noches de eclipse, 2) la ocurrencia del eclipse solar en la mitad de los días de eclipse, 3) la ocurrencia en el mes de Ramadán y 4) la presencia del reclamante que ha sido rechazado. Por lo tanto, si se niega la grandeza de esta profecía, mostrad pues un ejemplo paralelo en el mundo, y hasta que no se pueda encontrar un ejemplo similar, esta profecía ocupa el primer lugar entre todas las profecías a las que se puede aplicar el versículo ‘fla yuzhar ala ghaibehi ahada’ , porque se afirma aquí que desde los tiempos de Adán hasta el final no tiene igual.”[49] [Tohfa-e-Golarviya, p.29]

El desafío del Mesías Prometido (as) 

El Mesías Prometido, la paz sea con él, también presentó un desafío con una recompensa de mil rupias a cualquiera que pudiera demostrar que tal señal había ocurrido antes. Declaró lo siguiente:

“¿No teméis negar el Hadiz del Mensajero de Al’lah, la paz y las bendiciones de Dios sean sobre él, aunque su verdad se haya hecho tan manifiesta como el Sol brillante? ¿Podéis presentar un signo como este en cualquier época del pasado? ¿Habéis leido en algún libro que alguna persona afirmara ser de Dios Altísimo y luego durante su tiempo en el Ramadán, los eclipses lunares y solares ocurrieran como lo habéis visto ahora? Si conocéis un suceso como este, entonces contadlo y recibiréis mil rupias como recompensa si lo demostráis. Así que probadlo y tomad esta recompensa y hago a Dios Altísimo testigo de esta promesa y vosotros también seréis testigos y Dios es el mejor de todos los testigos. Y si no lo podéis demostrar, y de hecho nunca lo podréis demostrar, entonces protegeros del fuego que está preparado para aquellos que crean el desorden.”[50]

El amor del Santo Profeta (sa) por el Mahdi y Vice Versa 

Hazrat Hafiz Mirza Nasir Ahmad, Tercer Sucesor del Mesías Prometido,que Dios tenga misericordia él, solía decir que las palabras Nuestro Mahdi en el Hadiz, denotan el intenso amor que el Santo Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, tenía por el Mahdi venidero.

Según otro Hadiz, el Santo Profeta (sa), dijo

“Al-Mahdi, el vicegerente de Al’lah aparecerá. Aunque tengas que ir arrastrándote por montañas de hielo, debes ir a él y transmitir mis Salams (Saludos de Paz) al Mahdi y jurarle lealtad porque ese Mahdi será un vicegerente de Dios.”[51]

Los eruditos musulmanes, por lo tanto, deseaban fervientemente transmitir los saludos del Santo Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, al Mahdi, la paz sea con él. Así, en la corte de Hazrat Syed Ahmad Barelvi, el Muyaddid (reformador espiritual) del siglo XIII (que Dios tenga misericordia él), el poeta Hazrat Momin de Delhi, expresó su deseo de la siguiente manera:

[árabe]

“Si estás en la época del Mahdi Prometido, O Momin. Entonces, primero que nada, transmite el salam sagrado del Santo Profeta.”[52]

Mientras que por un lado, encontramos que el Santo Profeta (sa), tenía un gran amor por el Mahdi, por otro lado, encontramos que Hazrat Ahmad, el Mesías Prometido y el Mahdi, la paz sea sobre él, tenía un extraordinario amor por su más venerado maestro y líder, el Santo Profeta (sa), como se evidencia en sus innumerables escritos. Por ejemplo, él ha escrito:

Concédeme tu mirada de misericordia y afecto Oh mi amo, soy tu más humilde esclavo.

Oh mi amado, tu amor ha penetrado Mi sangre y mi vida, mis sentimientos y mi corazón.

Oh, mi jardín de la delicia, del recuerdo de tu rostro No soy libre ni por un instante ni por un momento.

Mi cuerpo anhela ir volando hacia ti Cómo me gustaría tener la capacidad de volar.

Mi corazón y mi alma están encantados con la belleza de Muhammad. Mi cuerpo es como el polvo del camino pisado por la progenie de Muhammad.

He percibido con el ojo del corazón y he escuchado con el oído de mi inteligencia Que cada parte del universo proclama la belleza de Muhammad.

Después de Dios estoy embriagado con el amor de Muhammad, Si esto es infidelidad, entonces por Dios soy un gran infiel.

Nuestro líder, a través de quien todo es luz, Se llama Muhammad, es mi amado.

Estoy perdido en su luz, me he convertido en todo suyo; Él lo es todo, ¿Qué soy yo? Esta es la esencia.

Oh mi amado Dios, juro por Tu Unidad Me he olvidado de mí mismo en tu amor (del Santo Profeta).

Juro por Dios que la imagen de todos los demás se borra de mi corazón. Desde que planté tu imagen en mi corazón.

No puedo ver en absoluto la debilidad de la religión del Santo Profeta Oh, mi soberano, concédeme el éxito y el triunfo.

Oh, mi Señor, derrama tus bendiciones sobre tu Profeta por siempre y para siempre, Tanto en este mundo como en el siguiente.[53,54]

A través de este gran sabio, que se aniquiló a sí mismo en el amor del Santo Profeta, que la paz y las bendiciones de Dios sean con él, el mundo ha escuchado en esta era materialista, la atractiva voz de un Mensajero divino llamándonos a Dios, nuestro Creador y Maestro, con palabras tan sentidas como éstas:

“Qué desafortunado es el hombre que aún no sabe que tiene un Dios que tiene poder sobre todo. Nuestro Dios es nuestro paraíso, nuestras mayores delicias están en nuestro Dios porque lo hemos visto y hemos encontrado todas las recompensas en Él. Esta riqueza vale la pena procurarla aunque uno tenga que dar su vida para obtenerla. Vale la pena comprar este rubí aunque uno tenga que perderse para adquirirlo. Oh, vosotros, que estáis desamparados, corred a esta fuente y os satisfará. Es la fuente de la vida que os salvará. ¿Qué haré y cómo impresionaré a los corazones con esta buena noticia, y qué tambor tocaré para anunciar que éste es vuestro Dios, para que la gente lo oiga? ¿Qué remedio aplicaré a los oídos de la gente para que escuchen?”[55] 

Estas son las palabras del Mensajero Divino de esta época, repleto de profundo amor y compasión por toda la humanidad. El Santo Profeta (sa), dijo que aunque la fe subiera a las Pléyades, ciertamente la encontraría[56]. Él es la luz de esta época. Es la persona tan esperada a la que el Santo Profeta (sa), tan afectuosamente ha llamado nuestro Mahdi y a quien transmitió sus preciosos saludos. El sol y la luna han dado testimonio de su verdad.

Declaraciones bajo juramento del Mesías Prometido 

El Mesías Prometido, la paz sea con él, también declaró bajo juramento que es el Divino Mensajero Prometido y que los eclipses lunares y solares son Señales Divinas para él. Declaró lo siguiente:

“Solo en mi época, en el mes de Ramadán, se produjeron eclipses de sol y de luna; solo en mi época, de acuerdo con los dichos auténticos del Santo Profeta y del Santo Corán y de los Libros anteriores, hubo una plaga en todo el país, y solo en mi época apareció un nuevo medio de transporte, es decir, el ferrocarril, y sólo en mi época, según mis profecías, se produjeron terribles terremotos. ¿Acaso no exige la justicia que uno no se atreva a negarme de entrada? ¡Mirad! Juro por Dios Altísimo y digo que miles de signos para establecer mi verdad se han manifestado, se están manifestando y se manifestarán. Si este fuera el plan de un hombre, nunca habría disfrutado de tal apoyo y ayuda.”[57]

Dijo además:

“Y también juro por Dios Altísimo que soy el Mesías Prometido y soy la misma persona que fue prometida por los profetas. Hay noticias sobre mí y mi época en la Torá y el Evangelio y el Sagrado Corán, y se afirma que habrán eclipses en el cielo y una severa plaga en la tierra.”[58] 

También dijo:

“Juro por Dios en cuya mano está mi vida que Él ha manifestado esta Señal en el cielo para testificar mi veracidad, y la manifestó en un momento en que los Maulvis (teólogos musulmanes) me nombraron Dayyal (Anticristo), el mayor mentiroso e incluso el mayor infiel. Este es el mismo signo que se me prometió hace veinte años en “Baraheen-e-Ahmadiyya“, es decir: ‘Diles que tengo conmigo el testimonio de Al’lah, ¿lo aceptaréis o no?’ Hay que recordar que aunque hay muchas pruebas de Dios Altísimo que reivindican mi veracidad y más de cien profecías que se han cumplido y de las que cientos de miles de personas que son testigos, pero en esta revelación, esta profecía se ha mencionado específicamente, es decir, se me ha dado un signo que no se ha dado a nadie más desde los tiempos de Adán hasta la actualidad. En resumen, puedo ir a los recintos sagrados de la Kaaba y jurar que esta Señal es para testificar mi verdad.”[58]

En sus versos, el Mesías prometido, la paz sea con él, apelaba de la siguiente manera:

“Imaginar que vendrá un Mahdi que causará el derramamiento de sangre Y hacer que la religión prospere matando a los incrédulos. 

Oh, gente ignorante, estas ideas están completamente equivocadas, Son calumniosas y sin fundamento, y no prosperarán; 

Queridos míos, el hombre que iba a venir, ya ha venido. Incluso el sol y la luna os han revelado este secreto.”[60] 

En otro contexto dijo:

“Después de mí, de qué sirve esperar a los demás, Arrepiéntanse, pues no se sabe cuánto tiempo vivirán.[61] 

Oh Al’lah, derrama tus bendiciones sobre Muhammad (sa) y su progenie. Y concluimos con la oración: Todas las alabanzas pertenecen a Al’lah, el Señor de todos los mundos.” 

Súplicas

Doy testimonio de que no hay Dios excepto Al’lah, y doy testimonio de que Muhammad es su siervo y apóstol. Después de esto busco refugio en Al’lah de Satanás el maldito. En el nombre de Al’lah, el Clemente, el Misericordioso. Toda alabanza pertenece a Al’lah solo, Señor de los mundos, El Clemente, el Misericordioso, Dueño del día del Juicio. A Ti sólo te adoramos y a Ti sólo imploramos ayuda. Dirígenos por el camino recto, el camino de aquéllos a quienes Tú has concedido  Tus bendiciones, de los que no han incurrido en Tu enojo y de los que no se han extraviado.

Oh Al’lah, derrama tu misericordia sobre Muhammad (sa) y su progenie así como la derramaste sobre Abraham y su progenie. En verdad, Tú eres el digno de alabanza, el Señor de honor. Oh Al’lah, derrama tus bendiciones sobre Muhammad (sa) y su progenie así como Tú las derramaste sobre Abraham y su progenie. En verdad eres el digno de alabanza, el Señor de honor.

Referencias

  1. The Holy Quran 72:27, 28.
  2. An Invitation to Ahmadiyyat by Hazrat Mirza Bashiruddin Mahmud Ahmad, Khalifatul Masih II, Routledge & Kegan PAul, London, 1980.
  3. Sunan Darqutani, Vol. 1, p. 188, Ansari Press, Delhi.
  4. Fatawa Hadisiya Hafiz ibn Hajr Makki by Allah Sheikh Ahmad Shahabuddin Hijrul Haishmi, printed in Egypt, p. 31.
  5. Ahwalul Akhirat, Hafiz Muhammad Lakhoke, p. 23, printed in 1305 Hijri.
  6. Akhri Bat by Maulvi Muhammad Ramzan Hanafi Mutabai printed in 1278 Hijri.
  7. Hujajul Kirama by Nawab Siddeeq Hasan Khan, p. 344.
  8. Aqaedul Islam by Maulana Abdul Haq Muhaddas of Delhi, p. 182, printed in 1292 Hijri.
  9. Qiyama Nama Farsi, Alamat Qiyamat Urdu, by Hazrat Shah Rafeeuddin Muhaddas of Delhi.
  10. Iqtirabus-Saa’at by Nawab Siddeeq Hasan Khan, p. 106, printed in 1301 Hijri.
  11. Maktoobaat-e-Imam Rabbani Mujaddid Afle Sani, Vol. 2, p. 132,.
  12. Baharul Anwar, Vol. 13, p. 85.
  13. Ikmaluddin, p. 368.
  14. Ahmadiyya Pocket Book by Malik Abdur Rahman Khadim, published in 1938.
  15. Two Heavenly Witnesses, the Moon and the Sun, on the importance and greatness of Ramazanul Mubarak by Maulvi Abdul Haq Fazl, published by Nashro Ishaat Jamat Ahmadiyya, Hyderabad, in Urdu.
  16. Musleh Akhir Zaman (Reformer of the Last Age) by Maulvi Bashir Ahmad of Delhi, published by Nazir Dawato Tabligh, Qadian.
  17. Chaowdvin Sadi Ki Ghair Mamooli Ahmiyyat (The Extraordinary Importance of the Fourteenth Century) by Maulana Dost Muhammad Sahid, p. 122.
  18. The Holy Quran, 75:7-11.
  19. The Bible, Matthew 24:29.
  20. Sursagar.
  21. Sri Guru Garanth Sahib.
  22. Musleh Akhir Zaman (Reformer of the Last Age) by Maulvi Bashir Ahmad, Nazir Dawato Tabligh, Qadian.
  23. Sat Sandesh by Maulvi Hamiduddin Shams, published by Ahmadiyya Muslim Mission, Hyderabad.
  24. The Holy Quran 36:37-41.
  25. The Holy Quran 55:6.
  26. A modern Guide to astronomical Calculations of Islamic Calendar, Times & Qibla by Dr. Mohammad Ilyas, Berity Publishing Kuala Lumpur, 1984.
  27. Aqrabul Mawarid, Vol. 2.
  28. Baraheen-e-Ahmadiyya Vol. 3, by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him.
  29. Baraheen-e-Ahmadiyya Vol. 3, by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him.
  30. Tazkirah (Revelations of the Promised Messiah, peace be on him).
  31. Roohani Khazain, Vol. 8, p. 6 with reference to Noorul Haq, Part I.
  32. Canon of the Eclipses by Prof. T. R. von Oppolzer, Dover Publications, New York, 1962.
  33. Nautical Almanac, London, 1894.
  34. Alfazl dated 17 August 1973.
  35. Noorul Haq Part II by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him.
  36. Noorul Haq Part II by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him.
  37. Noorul Haq Part II by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him.
  38. Eclipses of the Sun, by Prof. J. A. Mitchell, Columbia University Press, New York, 1962.
  39. Eclipses of the Sun, by Prof. J. A. Mitchell, Columbia University Press, New York, 1962.
  40. Eclipses of the Sun, by Prof. J. A. Mitchell, Columbia University Press, New York, 1962.
  41. Nautical Almanac, London, 1894.
  42. Noorul Haq Part II by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him.
  43. The Holy Quran 23:15.
  44. Noorul Haq Part II by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him.
  45. Mukhtasir Tazkira Qurtabi, p. 148, Alqutub ur Rabbani Sheikh Abdul Wahab Sherani.
  46. Haqiqatul Wahi by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him, published in 1907.
  47. Lunar and Solar Eclipses as Signs of the Promised Messiah, by Saleh Mohammad Alladin, Review of Religions, Vol. 82, No. 7, July 1987 and The Minaret, Vol. 19, No. 2, p. 52, 1988.
  48. Chashma-e-Marifat by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him.
  49. Tohfa-e-Golarviyya by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him, published in 1900.
  50. Noorul Haq Part II by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him.
  51. Sunan Ibn-e-Maja, Vol. 2, Chapter on the Advent of the Mahdi, The Badr Weekly, Qadian, dated 23rd April, 1987.
  52. The Extraordinary Importance of the Fourteenth Century by Maulana Dost Muhammad Shahid, p. 44.
  53. Al-Qasidah (Arabic poem by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him, in praise of the Holy Prophet, peace and blessings of Allah be upon him.)
  54. Durre Samin (Urdu poems by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him.)
  55. Kashti Nooh by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him.
  56. Bukhari and Muslim Sharif, Hadiqatul Saleheen, by Malik Saifur Rahman, p. 441.
  57. Haqiqatul Wahi by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him, p. 45.
  58. Dafiul Balaa by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him, p. 18.
  59. Tohfa-e-Golarviyya by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him, p. 53.
  60. Durre Samin (Urdu poems by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him.)
  61. Durre Samin (Urdu poems by Hazrat Mirza Ghulam Ahmad, peace be on him.)

Artículo original en inglés.

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via