Palabras de esperanza: Dia23 #pensamientos | Comunidad Musulmana Ahmadía
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Palabras de esperanza: Dia23 #pensamientos

Misionero de la Comunidad Musulmana Ahmadía en Argentina

Se ha decretado en varios países la cuarentena total y desde el 20.03.2020 empezó la cuarentena total también en Argentina. Seguramente muchas personas van a buscar ahora el refugio en las redes sociales y otras plataformas para no aburrirse y para que pase el tiempo. Hay también personas que están preocupadas y ansiosas por esta situación desafiante. Nosotros en estos momentos difíciles queremos ofrecer nuestra solidaridad y colaborar con la sociedad. Por lo tanto, vamos a compartir cada día durante la cuarentena total un mensaje de esperanza y de fe. Esperamos que les guste y que les resulte útil.

Transcripción:

“Y tanto si revelan lo que hay en su mentes como si lo mantienen oculto, Al-lah les pedirá cuentas por ello.” (2:286)

Hoy vamos a seguir con la pregunta de ayer y ver otra fórmula de ¿cómo se puede convertir su propia maldad en bondad?

Al-lah dice en el Sagrado Corán que el humano al día de la resurrección no tendrá que solo justificar sus hechos si no también lo que él había mantenido oculto en su mente y en su corazón – es decir sus pensamientos. Según Islam el lugar donde nacen nuestros hechos, sean buenos o malos, son los pensamientos.

Es cierto que el humano no será responsable por todos sus pensamientos porque no tenemos cien por ciento control sobre nuestros pensamientos . Un ejemplo muy simple:

Una persona pasa por la casa de su vecino y ve una bicicleta afuera en el jardín ahora a él de golpe le asalta el pensamiento de robar esa bicicleta – a pesar de que antes él nunca tenía ese deseo o está imaginación. Hasta este punto según Islam el pensamiento no es un pecado y la persona no será responsable por este pensamiento pero a partir de este momento empieza la bondad y la maldad. A partir de ese punto la persona será responsable por su pensamiento porque él tiene ahora la posibilidad de reaccionar y manejar este pensamiento. El tiene dos posibles caminos:

La primera opcion sería que él deja ese pensamiento adentro y lo deja crecer en su mente y en su corazón en forma de jugar con esa tentación en su mente y ya planificar quizás que como y cuando podría robar la bicicleta.

La segunda opcion sería que directamente sacar ese pensamiento de su mente y no pensar más en eso. Según Islam la forma de cómo reaccionamos al pensamiento es el momento cuando nace un pecado o cuando ya lo sacamos de su raíz. El primer pensamiento es cómo poner una semilla en la tierra. Si no lo sacamos de la tierra y lo dejamos crecer esa semilla crece hasta que tome la forma de un gran árbol. Para el humano sacar un árbol entero de la tierra requiere mucha más fuerza y es mucho más difícil – por eso muchas veces tenemos tentaciones que ya son tan fuertes que no podemos más resistir y al final caemos en la tentación.

El camino B sería directamente antes de que crezca la semilla ya sacarla de la tierra y echarla. Por lo tanto, en Islam es muy importante controlar y manejar sus pensamientos. Por lo tanto dijo el Santo Profeta Muhammad (saw) que en el cuerpo del humano hay una parte que si este parte es buena todo el cuerpo es puro. Y si esa parte es impuro todo el cuerpo es malo – y él continuo que esa parte es el corazón.

El ejemplo de esto sería imaginarse un gran mar que contiene muchos ríos que riegan a diferentes partes del país. Si el mar es sucia llegará agua sucio a todas las partes del país; pero si el mar tiene agua limpia llegará también agua puro a todas las partes del país. Lo mismo es la relación de nuestros pensamientos en nuestro corazón con nuestros hechos.

Share via