Palabras de esperanza: Dia22 #maldad | Comunidad Musulmana Ahmadía
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Palabras de esperanza: Dia22 #maldad

Misionero de la Comunidad Musulmana Ahmadía en Argentina

Se ha decretado en varios países la cuarentena total y desde el 20.03.2020 empezó la cuarentena total también en Argentina. Seguramente muchas personas van a buscar ahora el refugio en las redes sociales y otras plataformas para no aburrirse y para que pase el tiempo. Hay también personas que están preocupadas y ansiosas por esta situación desafiante. Nosotros en estos momentos difíciles queremos ofrecer nuestra solidaridad y colaborar con la sociedad. Por lo tanto, vamos a compartir cada día durante la cuarentena total un mensaje de esperanza y de fe. Esperamos que les guste y que les resulte útil.

Transcripción:

“En cuanto a Mis siervos, ciertamente (vos Satanás) no tendrás poder sobre ellos.” (17:66)

El Sagrado Corán presenta en una forma simbólica el diálogo entre Al-lah y Satanás donde Satanas le pide permiso a Al-lah para que el hasta el día de la resurrección pueda tentar a los humanos al pecado y a la maldad por diferentes medios. Al-lah le da el permiso pero también le avisa que muchos de los humanos van a caer en su tentación pero los seguidores fieles de Al-lah nunca van a caer en su trampa. El Santo Profeta Muhammad (saw) hablando con sus discípulos sobre este tema dijo:

Satanas no es una entidad física ni un humano, sino que Satanas está corriendo en la sangre de cada humano. Es decir – los malos pensamientos, inclinaciones agresiones, el ego tu propia persona es el Satanás. Uno de los dicipulos le pregunto al profeta después de escuchar eso: Eso significaría entonces que usted a pesar de ser el mejor humano y el profeta más elevado tiene también satanas.

El profeta respondió :

“Si, pero mi satanas ya se convirtió en musulman.“

Quiere decir que según Islam la maldad es la contraparte de la bondad y la maldad y la bondad son ambos resultados de la libertad con lo que Dios nos ha creado. De hecho, las mismas capacidades y poderes que posee el humano – si él lo usa en la forma correcta se llama bondad y si lo usa en una forma mala se llama maldad. Un ejemplo es la lengua:

Si usamos la lengua para comunicarnos, para dialogar, para transmitir palabras de paz y amor se llama bondad. La misma lengua con la misma capacidad de expresarse – si la usamos para insultar a alguien o para hablar mal de alguien se llama satanas y maldad.

¿Cómo podemos convertir la maldad en bondad o el propio satanas en musulmán?

Una forma nos enseñó el Santo Profeta Muhammad (saw) y dijo que cada bondad hace como consecuencia que Al-lah pone un punto blanco en el corazón de la persona. Así con cada bondad crece la cantidad de los puntos blancos en el corazón hasta que todo el corazón se convierta en algo blanco. Pero por otro lado si la persona hace una maldad o un pecado como consecuencia Al-lah pone un punto negro en el corazón de la persona y así con cada pecado se crece también la cantidad de los puntos negros en el corazón hasta que todo el corazón se convierta en algo negro. Signfica que cada bondad nos lleva a más bondades y cada maldad nos lleva a mas maldades. Entonces una forma muy simple de luchar contra su propia maldad y de convertir su satanas en musulmán es – simplemente hacer bondades.

Contenidos relacionados por temas
Share via