Palabras de esperanza: Dia26 #moralidad
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Palabras de esperanza: Dia26 #moralidad

Misionero de la Comunidad Musulmana Ahmadía en Argentina

Se ha decretado en varios países la cuarentena total y desde el 20.03.2020 empezó la cuarentena total también en Argentina. Seguramente muchas personas van a buscar ahora el refugio en las redes sociales y otras plataformas para no aburrirse y para que pase el tiempo. Hay también personas que están preocupadas y ansiosas por esta situación desafiante. Nosotros en estos momentos difíciles queremos ofrecer nuestra solidaridad y colaborar con la sociedad. Por lo tanto, vamos a compartir cada día durante la cuarentena total un mensaje de esperanza y de fe. Esperamos que les guste y que les resulte útil.

Transcripcion: 

“En verdad, Al-lah les ordena permanecer en la justicia y dispensar un trato amable, y dar como se da a los parientes.” (16:91)

El Sagrado Corán menciona tres estados de la moralidad:

El primer estado Islam lo llama “la justicia “: Si alguien te trata con amabilidad, vos también debes tratarlo con amabilidad.

El segundo estado el Corán lo llama “Ihsan”:  Hacer bondades y favores a la otra persona, incluso si la persona te trata mal o te insulta. Este estado todavía no es perfecto porque puede ser que la persona atrás de su bondad conscientemente o inconscientemente esconde otros intereses. Por ejemplo, tu compañero en el trabajo te trata mal y vos lo tratas con amabilidad, pero atrás también tenes el interés así ganar la simpatía de tu jefe u otros compañeros.

Por eso el último estado de la moralidad es amar al prójimo como se ama a sus parientes. El mejor ejemplo es el amor de la madre a su hijo que es un amor incondicional. Islam también enseña aplicar estas tres formas de moralidad siempre según la circunstancia y la situación. No se puede aplicar las tres bondades en cada situación.

Por ejemplo: Un ladrón entra a mi casa y quiere robar mi dinero. La bondad máxima en este caso no sería ahora ofrecerle todo lo que yo tenga o todas mis pertenencias porque así yo apoyaría sus delitos. Pero por otro lado si un indigente en la calle me pide algo caliente para tomar. En este caso la bondad máxima sería ofrecerle también algo para comer o quizás ropa – y todo eso sin ningún interés atrás.

Un ejemplo de esa bondad máxima encontramos también en la vida del cuarto Jalifa del Islam, Su Santidad Alí (que Al-lah sea complacido con él) durante una batalla entre los musulmanes y los incrédulos de Meca. Su Santidad Alí durante la batalla ya derrotó a su enemigo y estaba por matarlo cuando su enemigo escupió en la cara de Alí. Alí en vez de matarlo, lo dejó libre. La persona se quedó muy confundió y le pregunto a Alí: ¿Porque no me mataste? Alí dijo que yo estaba luchando por la causa del Islam pero cuando vos escupiste mi cara yo me enoje y tenía miedo de que no te mataría por algo personal o como acto de venganza – por eso no te mate.”

Contenidos relacionados por temas
Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via