Compañeros de Badr: Hazrat Muawiz bin Harith(ra)
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)
Contenidos relacionados por temas

Compañeros de Badr: Hazrat Muawiz bin Harith(ra)

(Friday Sermon – October 16, 2020 )

Los Compañeros (Sahaba) del Profeta Muhammad (sa) – Hazrat Mu’awwidh bin Harith (ra) y Hazrat Ubayy bin Ka’b (ra)

 

Contexto

Hazrat Mu’awwiz (ra) pertenecía a la tribu Jazrall de los Ansar. El nombre del padre de Hazrat Mu’awwiz (ra) era Hariz bin Rifa’ah  y su madre se llamaba ‘Afraa bint Ubaid. Sus  hermanos eran Hazrat Mu’az (ra) y Hazrat Auf (ra). A estos tres hermanos se les solía llamar tanto por el nombre de su padre como de su madre. Por tanto, eran también conocidos como Banu ‘Afraa [los hijos ‘Afraa]. (Ali Ibn al-Athir, Usd al-Ghabah fi Ma‘rifat al-Sahabah, Vol. 5, Muawiz bin Afra [Beirut, Lebanon: Dar al-Kutub al-Ilmiyyah, 2003] 231) (Ibn Saad, Al-Tabaqat al-Kubra, Vol. 3, Muawiz bin Afra (Beirut, Lebanon: Dar al-Kutub al-Ilmiyyah, 1990), 374.)

Solo Ibn Ishaq ha narrado que Hazrat Mu’awwiz (ra) estaba entre los 70 Ansar que participaron en la segunda promesa en Aqabah.

Hazrat Mu’awwiz (ra) se casó con Umm Yazid bint Qais y tuvo dos hijas. Los nombres de las dos hijas de este matrimonio eran Hazrat Rubai bint Mu’awwiz y Hazrat ‘Umairah bint Mu’awwiz. (Ibn Saad, Al-Tabaqat al-Kubra, Vol. 3, Muawiz bin Afra [Beirut, Lebanon: Dar al-Kutub al-Ilmiyyah, 1990] 374)

Participación en Batallas

Hazrat Mu’awwiz (ra) tuvo la oportunidad de participar en la batalla de Badr junto con sus dos hermanos: Hazrat Muaz (ra) y Hazrat Auf (ra). (Ali Ibn al-Athir, Usd al-Ghabah fi Ma‘rifat al-Sahabah, Vol. 5, Muawiz bin Afra [Beirut, Lebanon: Dar al-Kutub al-Ilmiyyah, 2003] 231)

Durante la misma, Hazrat Mu’az, Hazrat Auf y Hazrat Mu’awwiz (ra), a quienes se referían como Banu ‘Afraa, y su esclavo liberado Abul Hamraa, tenían solamente un camello para todos ellos y se turnaban para montarlo. (Al-Waqidi, Kitab al-Tarikh wa al-Maghazi, Vol. 1, Badr al-Qital [Beirut, Lebanon: Dar al-Kutub al-Ilmiyyah (2013)] 38)

He expuesto esta narración con anterioridad en relación a Hazrat Mu’az (ra), pero también es importante que sea mencionada aquí en relación a Hazrat Mu’awwiz (ra), por lo que la narraré de nuevo.

Hazrat Anas (ra) narra:

El día de la batalla de Badr, el Santo Profeta (sa) dijo: ¿quién va a ver qué ha sido de Abu Yahl? Hazrat Ibn Mas’ud (ra) fue y vio que los hijos de ‘Afraa lo habían atacado con sus espadas hasta el punto de estar al borde de la muerte. Hazrat Ibn Mas’ud fue hacia él y le preguntó: ¿eres Abu Yahl?

Hazrat Anas (ra) narra además:

Hazrat ‘Abdul’lah bin Mas’ud agarró a Abu Yahl por la barba y este preguntó: ¿has matado a un hombre más grande que yo? Es decir, si su tribu había matado un hombre más grande que a él. (Sahih al-Bukhari, Kitab al-Maghazi, Bab Qatl Abi Jahl, Hadith 3962)

En relación a esta narración encontrada en Bujari, Hazrat Sayyid Zain-ul-Abidin Waliul’lah Shah Sahib declara en su comentario:

“En algunos relatos se menciona que los dos hijos de ‘Afraa, [Mu’az (ra) y Mu’awwiz (ra)], atacaron a Abu Yahl hasta el punto de dejarlo al borde de la muerte y que Hazrat ‘Abdul’lah bin Mas’ud (ra) le cortó la cabeza más tarde. El imam Ibn Hayar ha expresado la posibilidad de que Mu‘awwiz bin ‘Afraa (ra) también lo hubiera atacado [o sea, a Abu Yahl] después de hacerlo Mu‘az bin ‘Amr (ra) y Mu‘az bin ‘Afraa (ra)”. (Sahih al-Bukhari, Kitab Fard al-Khumus, Bab man lam Yakhmus al-Aslab, Hadith 3141, Vol. 5, p. 491, footnote, Urdu translation, published by Nazarat-e-Ishaat Rabwah)

Mientras relata el incidente de la muerte de Abu Yahl, Hazrat Jalifatul Masih II (ra) afirma:

“A veces una persona celebra algo y lo considera apropiado para sí mismo. Sin embargo, a veces eso mismo se convierte en la causa de su caída y destrucción. En la batalla de Badr, cuando los incrédulos de La Meca llegaron al lugar del enfrentamiento, pensaron: ‘nos desharemos de estos musulmanes en poco tiempo’. Abu Yahl dijo: ‘entonces lo celebraremos y nos emborracharemos’. Pensó para sí mismo que no volvería hasta que matara a todos los musulmanes. No obstante, el mismo Abu Yahl fue asesinado por dos jóvenes de Medina.

Los incrédulos de La Meca solían considerar a la  gente de Medina como muy despreciable, pero Abu Yahl tuvo que experimentar tal humillación, que incluso su último deseo no fue cumplido; porque era costumbre entre los árabes que si un jefe era matado en una batalla, le cortaban el cuello de forma prominente, para que pudiera ser reconocido como uno de los jefes. ‘Abdul’lah bin Mas’ud (ra) lo vio mientras yacía allí inmóvil y herido, y le dijo: ¡mira lo que ha sido de ti! Él respondió: no me arrepiento de nada excepto del hecho de que los hijos de los granjeros de Medina me hayan matado. Es decir, se refería hijos de personas que siembran y trabajan como agricultores. Este trabajo se consideraba inferior a los ojos de los mecanos, ya que creían que la gente de Medina no tenía conocimiento de la guerra y la lucha. No obstante, esas mismas personas lo mataron y acabaron con su arrogancia. De hecho, no  fueron solo esas personas, sino también sus hijos, que no tenían la más mínima experiencia. Al final, ‘Abdul’lah (ra) le preguntó a Abu Yahl si tenía un último deseo y respondió que quería que su cuello se le cortara de forma un poco más larga de lo habitual. Pero ‘Abdul’lah (ra) dijo que tampoco cumpliría con esta petición suya y le cortó el cuello cerca de la barbilla con dureza. El día que hubiera deseado como fuente de felicidad para él se convirtió en un día de duelo y ni siquiera pudo digerir el alcohol que había consumido”. (Khutbat-e-Mahmud [Khutbat Eid-ul-Fitr] Vol. 1, p. 11)

Finalmente, con motivo de la batalla de Badr, Hazrat Mu’awwiz (ra) fue martirizado durante su lucha con Abu Musafih. (Ibn Abd al-Barr, Al-Isti‘ab fi Ma‘rifat al-Ashab, Vol. 4, Muawiz bin Afra [Beirut, Lebanon: Dar al-Jil, 1992] 1442)

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via