Más de 125.000 se unen a la Comunidad Musulmana Ahmadía
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Más de 125.000 se unen a la Comunidad Musulmana Ahmadía

La 55º Convención Anual de Reino Unido concluye con un conmovedor discurso de Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad

 “Si los gobiernos y los líderes no entienden sus responsabilidades, especialmente con respecto a las guerras y los conflictos; y si no cumplen con los derechos de los demás, temo el comienzo de una guerra mundial inimaginable, cuya destrucción alcanzará más allá de lo comprensible” – Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad

 

El 8 de agosto de 2021, el Líder Supremo de la Comunidad Musulmana Ahmadía, el Quinto Jalifa, Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad presidió la sesión de clausura de la 55ª convención anual (Yalsa Salana) de la Comunidad Musulmana Ahmadía.

Más de 8.800 personas de todo el Reino Unido participaron en la convención anual, que tuvo lugar en Hadiqatul Mahdi, en Malton, Hampshire.

Con anterioridad a la pandemia mundial del año pasado, más de 35.000 personas de todo el mundo participaron en la última convención, organizada en 2019. Este año, únicamente residentes del Reino Unido de entre 18 y 65 años y que hubiesen recibido las dos dosis de la vacuna pudieron participar en el sorteo para participar en este evento.

Además de los miles de musulmanes áhmadis que acudieron al acto de forma física, se realizaron preparativos en centros regionales por todo el país y por todo el mundo, para que la gente asistiera a la convención de forma virtual. El evento también fue transmitido en directo en su totalidad a través del canal de televisión MTA Internacional.

En su discurso de clausura, Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad ilustró las obligaciones debidas a los diferentes grupos de la sociedad, incluyendo: amigos, enfermos, huérfanos, aquellos junto con quienes se firman pactos y aquellos contra quienes se combate en una guerra; todo según las enseñanzas del islam.

Su Santidad declaró que su discurso era una continuación del discurso final de la Convención Anual de 2019 en el que habló acerca de los derechos de otros grupos de la sociedad, incluyendo: padres, hijos, cónyuges, viudas, ancianos, no-musulmanes, vecinos, además de otros.

Hablando sobre el concepto de gratitud y el cumplimiento de los derechos mutuos, Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Ciertamente, los derechos de los diferentes grupos de la sociedad no se pueden implementar verdaderamente, hasta que no nos demos cuenta de que todos hemos sido creados por un Único Creador Supremo y que debemos también cumplir con Sus derechos”.

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad continuó diciendo:

“Es esencial la gratitud hacia Dios Altísimo, que es el Todopoderoso, el Proveedor y el Sustentador de todo el mundo. Además, el Santo Profeta (la paz y bendiciones de Dios sean con él) afirmó que si alguien hace algo bueno por ti, y no le muestras tu gratitud, entonces también estás siendo desagradecido con Dios Altísimo. Así, Dios nos ha dicho: En todo momento ‘debéis cumplir con los derechos de uno y otro y únicamente entonces podréis cumplir con los Míos (los derechos para con Al’lah).’ Esta es la hermosa enseñanza del islam, y este es el Dios del islam, Quien nos ordena cumplir con los derechos mutuos”. 

Su Santidad también arrojó luz sobre el verdadero significado de la “amistad” y explicó los nobles requisitos para cumplir los derechos de aquellos a quienes llamamos amigos.

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Los verdaderos amigos únicamente pueden ser aquellos cuyos corazones son puros y son sinceros. Si el corazón de alguien no es puro, entonces ¿qué tipo de amistad puede ser esa? Cuando nos hacemos amigos de aquellos cuyos corazones son puros, entonces también debemos cumplir con sus derechos.”

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad continuó diciendo:

“Debemos cumplir con los derechos de nuestras amistades por la causa de Dios, y solo esto hará que una amistad verdadera perdure. Amistades que carecen del amor por Dios Altísimo son únicamente amistades temporales”.

Su Santidad narró un Hadiz del Santo Profeta (la paz y bendiciones de Dios sean con él) que decía:

“Cuando un musulmán ora por su hermano en su ausencia, un ángel dice: ‘que así sea para ti también.’”

Su Santidad también reiteró la suma importancia del cumplimiento de los derechos de un amigo, independientemente de la situación en la que se encuentre.

Citando al Mesías Prometido (la paz sea con él), Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad dijo:

“El Mesías Prometido (la paz sea con él) dice: “nuestro principio es tal que, incluso si uno de nuestros amigos se encuentra embriagado con alcohol y está tumbado en el suelo de un supermercado y hay una multitud de gente a su alrededor, debemos ayudarle y llevarle de vuelta sin temer a las consecuencias…” Este es el nivel exigido de una verdadera amistad; que una vez que has considerado a alguien como tu amigo, entonces debes de cumplir con sus derechos y ser leal a ellos hasta el final, en la dicha y en la adversidad.”

Durante su discurso, Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad también habló sobre la importancia de visitar y cuidar al enfermo, así como la importancia de cumplir con los derechos de los huérfanos en la sociedad.

Su Santidad citó el versículo 10 del capítulo 93 del Sagrado Corán: “No maltrates, pues, al huérfano” y explicó que proteger y salvaguardar al vulnerable es un requisito fundamental para ser un verdadero creyente.

Elaborando más sobre el versículo, Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Dios Altísimo ha llamado la atención de la humanidad hacia el cumplimiento de los derechos de los huérfanos, que son una parte débil y vulnerable de la sociedad; de hecho son de los más débiles y vulnerables. Un verdadero musulmán debe protegerlos hasta que alcancen la mayoría de edad, así como también proteger y salvaguardar sus derechos”.

Su Santidad también reiteró la importancia de cumplir con los derechos de aquellos con los que se haya firmado un acuerdo y dijo que un verdadero y justo musulmán es aquel quien cumple fielmente y con integridad sus pactos y promesas.

Su Santidad continuó hablando sobre las condiciones de la guerra y el brillante ejemplo en este aspecto mostrado por el Santo Profeta (la paz y bendiciones de Dios sean con él) y los cuatro Jalifas justamente guiados que le sucedieron.

Comparando su noble ejemplo con la hipocresía de muchos líderes y gobiernos de la actualidad, Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad dijo:

“La condición de la mayoría de los gobiernos del mundo -que se declaran a sí mismos como los defensores de la justicia y la equidad, y cuya existencia es considerada como la garantía de la paz mundial- es tal que están perpetuamente (ya sea abiertamente o de forma encubierta) amenazando con destruir con armas nucleares cualquier país que se oponga a ellos. De hecho, en la última guerra mundial, se lanzaron bombas nucleares en Hiroshima y Nagasaki, matando a cientos de miles de hombres, mujeres y niños japoneses inocentes. Además, incluso en la actualidad se inician muchas guerras y ataques injustos; por ejemplo, la guerra en Iraq, las crueldades infringidas en Palestina, en Siria y las brutalidades que se están llevando a cabo actualmente en Yemen. Y, aun así, ¡están horrendas crueldades están siendo elogiadas como grandes triunfos por la causa de la paz mundial!”    

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad continuó diciendo:

“En la época del Santo Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) y de los cuatro Jalifas Rectamente Guiados, nunca se pudo encontrar ni un solo caso de injusticia o crueldad. No obstante, hoy en día hay gente que se ha ensangrentado las manos con el asesinato injusto de cientos de miles de inocentes y, sin embargo, es etiquetada como la ‘encarnación de la equidad y la justicia’, mientras que aquellos musulmanes inocentes y nobles que nunca dañaron ni siquiera un insecto o una mosca han sido etiquetados como ‘asaltantes y saqueadores'”.

Hacia el final del discurso, Su Santidad reiteró la necesidad de que los líderes mundiales cumplan con los derechos de los demás y advirtió que si no escuchan este consejo, el mundo podría muy pronto volver a ser testigo de un catastrófico conflicto global con ramificaciones inimaginables.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Podremos establecer la paz en la sociedad y en el mundo a través del cumplimiento de estos derechos que he presentado. De lo contrario, no se puede garantizar la paz mundial. Si los gobiernos y los líderes no comprenden sus responsabilidades, especialmente en lo que respecta a la guerra y los conflictos, y si no cumplen con los derechos de los demás, temo el inicio de una guerra mundial impensable, cuya destrucción alcanzará niveles incomprensibles.”

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó diciendo:

“Por lo tanto, debemos rezar para que Dios Altísimo conceda sensatez a estas personas y gobiernos mundanos y para que reconozcan la irresponsabilidad de sus caminos y el afán por saciar sus propios egos y, en cambio, centren todas sus energías en proteger y salvaguardar a la humanidad.”

Recordando a los musulmanes áhmadis su responsabilidad en este sentido, Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Hoy en día, es responsabilidad de cada musulmán áhmadi rezar para que el mundo se salvaguarde del caos y de la destrucción y llegue a creer en el Único Dios Verdadero y llegue a comprender y poner en práctica las enseñanzas del Santo Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones sean con él). Porque ésta es la verdadera salvación, la garantía de la salvación de la humanidad y, de hecho, la garantía de la salvación de las generaciones futuras.”

En el transcurso de la convención anual, Su Santidad pronunció cinco discursos, incluyendo el Sermón del Viernes, un discurso en la carpa de las mujeres y un informe anual de la Comunidad Musulmana Ahmadía.

Durante el Sermón del Viernes, el 6 de agosto, Su Santidad habló sobre las inmensas bendiciones de asistir a la convención y explicó que aunque muchos no podrían asistir físicamente debido a las restricciones relacionadas con el COVID, aquellos que participaran virtualmente se beneficiarían de las bendiciones.

A este respecto, Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Debido a la actual pandemia, el número de asistentes aquí es muy reducido, pero mucha gente se está uniendo desde sus casas a través de la MTA, mientras que muchos verán el Yalsa juntos en mezquitas o salones. Sea cual sea el caso, cualquier persona que asista virtualmente al Yalsa de esta manera debe escuchar atentamente los discursos, dedicar su tiempo a las oraciones y asistir al Yalsa con la mentalidad de que está realmente presente dentro de la propia carpa del Yalsa.”

Alentando a las personas que habían sido invitadas al Yalsa Salana a hacer todo lo posible por asistir, Su Santidad aconsejó a los musulmanes áhmadis que desarrollen un sentido de firmeza y fortaleza ante las condiciones de humedad y lluvia del fin de semana del Yalsa de este año.

Narrando su propio ejemplo personal, Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad, dijo:

“Recuerdo que una vez, cuando asistí a un Yalsa, la lluvia se había colado en la carpa principal y una parte del interior de la carpa principal se había mojado. Los bordes de la carpa estaban muy anegados, por lo que las personas que ofrecían sus oraciones allí, tenían la frente y las rodillas empapadas de agua y cubiertas de barro. A mí también me pasó. Después de levantar la cabeza de la postración, teníamos que limpiarnos primero la frente para evitar que el agua y el barro se metieran en los ojos y para evitar que la suciedad y el agua entraran en nuestros ojos; aun así, vi que todas las personas asistían a ese Yalsa con una pasión y un celo especiales y, por la gracia de Dios Altísimo, esta pasión sigue existiendo hoy en día entre nosotros”.

Más tarde en el día, Su Santidad pronunció un segundo discurso ante los asistentes del Yalsa Salana en el que recordó a los musulmanes áhmadis que debían ser siempre conscientes de su conducta y carácter y que se aprovecharan del ambiente bendito del Yalsa para mostrar y desarrollar los más elevados valores morales.

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad, dijo:

“Durante estos días todos deben evaluarse y analizarse a sí mismos… El Mesías Prometido (la paz sea con él) ha declarado que cada musulmán áhmadi debe ser un ejemplo de amor mutuo y hermandad. Ese amor y esa hermandad deben ser ejemplares. Y este es uno de los objetivos clave del Yalsa.”

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad, continuó diciendo:

“Que esta atmósfera espiritual sea una que cree dentro de nosotros los ejemplos más elevados de piedad, rectitud, moderación, amabilidad, amor mutuo, hermandad, humildad, templanza y veracidad.”

El sábado 7 de agosto, Su Santidad pronunció un discurso ante la congregación femenina del Yalsa Salana en el que expuso el honor y el gran estatus y el alto rango que se otorga a las mujeres en el islam. A lo largo de su discurso, Su Santidad abogó, de acuerdo a las enseñanzas del islam, por los derechos de las mujeres, incluido el derecho a la educación de todas las niñas.

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad, dijo:

“Si una mujer logra una buena educación con el fin de salvaguardar a las generaciones futuras, esto en sí mismo le da la feliz noticia de su entrada en el cielo, ya que se menciona en el Hadiz: ‘el cielo está bajo los pies de la madre’. Por lo tanto, la buena crianza de los hijos y el logro de una buena educación no sólo sirven como medio para que las madres entren en el cielo, sino también para sus hijos. ¡Qué grandioso es este honor y este rango, reservado para las mujeres y no a los hombres!”

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad, dijo:

 “Una mujer piadosa y creyente tiene la capacidad progresar mucho más que un hombre. Una nación cuyas mujeres son avanzadas en términos de piedad, y que están bien nutridas y educadas y son tales que crían a sus hijos a la luz de las verdaderas enseñanzas del islam, es una nación cuyas futuras generaciones consistirán en niños y niñas que continuamente avanzarán y competirán entre sí en sus niveles de piedad y rectitud.”

Su Santidad explicó que las enseñanzas del islam establecieron y garantizaron el elevado rango de la mujer mucho más que cualquier ley “moderna” hecha por el hombre, por lo que las musulmanes áhmadis no deben sentir ninguna duda ni complejo en presentarlas como una lección al resto del mundo.

Dirigiéndose a las mujeres de la Comunidad Musulmana Ahmadía sobre su papel y responsabilidades en este sentido, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Cada mujer y niña musulmana áhmadi debe reconocer y comprender su rango y debe embellecer su vida adhiriéndose a las enseñanzas de Dios Altísimo y tal y como lo mostró el Santo Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones sean con él) en contraposición a seguir ciegamente a la gente del mundo bajo sus afirmaciones vacías de ‘libertad’ y ‘derechos’.”

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad, continuó diciendo:

“Hoy en día es responsabilidad de cada mujer y niña musulmana áhmadi informar al mundo sobre el verdadero estatus, honor y rango de las mujeres. Todas y cada una de las personas deben esforzarse por este propósito sin ningún complejo de inferioridad. Que Dios Altísimo nos permita a todos así hacerlo.”

El sábado por la tarde Hazrat Mirza Masroor Ahmad presentó el informe anual de progreso de la Comunidad Musulmana Ahmadía.

A continuación, se presentan algunos puntos clave del informe de Su Santidad:

  • La Comunidad Musulmana Ahmadía se ha establecido en 403 nuevas localidades durante el año pasado.
  • A pesar de la pandemia que restringió las actividades de divulgación, con la gracia de Dios, 125.221 nuevos conversos entraron en la Comunidad de todo el mundo. Esto supone un aumento de más de 13.000 con respecto al año anterior.
  • En total, la Comunidad Musulmana Ahmadía ha adquirido y construido 211 mezquitas este año, con Ghana (31) a la cabeza.
  • Raqeem Press, en Farnham (Reino Unido), ha impreso más de 315.000 libros y folletos.
  • MTA International tiene 8 canales en funcionamiento, 24 horas al día, 7 días a la semana.
  • Se han establecido un total de 27 emisoras de Radio Musulmana Ahmadía en todo el mundo, la mayor en Mali (17) y una nueva radio por Internet en lengua turca.
  • Los distintos departamentos de idiomas internacionales siguen traduciendo el Sagrado Corán y los libros del Mesías Prometido (la paz sea con él).
  • A través del Plan Nusrat Jahan, 37 hospitales y clínicas de la Comunidad Musulmana Ahmadía están operando en 12 países. En estas instalaciones, prestan servicio 49 médicos internacionales y 14 médicos locales. Hay 593 escuelas en las que prestan servicio 21 profesores internacionales junto con profesores locales.
  • La asociación de personas mayores de 40 años del Reino Unido ha construido una clínica oftalmológica en Burkina Faso -la Clínica Oftalmológica Internacional Masrur- que estará lista pronto para tratar a los pacientes.

Tras presentar el informe, Su Santidad citó al Mesías Prometido (la paz sea con él):

“Día a día, vosotros [los opositores a la Comunidad Musulmana Ahmadía] estáis disminuyendo. ¿No veis que vuestro número se reduce y sin embargo nosotros aumentamos cada vez más?”

Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad, continuó diciendo:

“Que Dios Altísimo conceda sensatez a los oponentes [de la Comunidad Musulmana Ahmadía] y permita a la gente del mundo reconocer y comprender el mensaje del Mesías Prometido (la paz sea con él) y el verdadero mensaje del islam.”

La convención anual de Reino Unido 2021 concluyó con una oración silenciosa dirigida por Su Santidad.

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via