El justo visualiza la vida futura en esta misma vida
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)
Contenidos relacionados por temas

El Mesías Prometido (as) dijo:

“Entonces, una de las recompensas con las que los santos son bendecidos es que ven a los ángeles de Dios. La vida del Más Allá se basa completamente en la fe. Sin embargo, una persona justa contempla el Más Allá en la vida presente. Es en esta misma vida que los justos encuentran y son testigos de Dios, y Él habla con ellos. Por lo tanto, si una persona no es bendecida con este estado, su muerte y su fallecimiento en este mundo no es una perspectiva prometedora. Se narra que cierto santo dijo que una persona que no ha tenido la bendición de experimentar tan siquiera un sueño recto durante toda su vida, encontrará un final peligroso.

El Corán también dice que este es el sello distintivo de un creyente. ¡Cuidado! Quien no posea este signo está despojado de la rectitud. Por tanto, todos debemos orar para que esta condición se cumpla en nosotros. ¡Que Al’lah Altísimo nos bendiga con la gracia de la revelación, los sueños y las visiones! Porque estas son las características de un creyente y, por lo tanto, deben existir en nosotros.Hay muchas otras bendiciones que también se otorgan a una persona justa. Por ejemplo, al comienzo del Corán, en el Sura Al Fatihah, Al’lah Altísimo instruye a los creyentes a suplicar:

Es decir, muéstranos el camino recto de aquellos a quienes has otorgado Tu favor y Tu bondad. Esta oración ha sido enseñada para que los seres humanos desarrollen una gran resolución y comprendan la voluntad de su Creador. Dios no desea ver a la gente de esta comunidad vivir una vida como las bestias, sino que desea que se aparten todos los velos que obstruyen su camino (hacia una vida piadosa). Los chiítas creen que la institución de la santidad (walayat) terminó después de los doce imames.

Sin embargo, contrariamente a esto, la oración que acabo de mencionar demuestra que Dios ha decidido que todo aquel que sea justo y actúe de acuerdo con Su voluntad, podrá alcanzar los rangos alcanzados por los Profetas y los Santos. Esto también establece que los seres humanos han recibido muchas facultades que deben ser nutridas para lograr grandes avances. Por supuesto, dado que una cabra no puede compararse con un ser humano, sus facultades, por lo tanto, no pueden desarrollarse de la misma manera que las de un humano.

Cada vez que una persona de gran resolución conoce la vida de los Mensajeros y los Profetas, no solo desea desarrollar una fe en las bondades que fueron conferidas a esta comunidad pura, sino que también desea participar de estas bendiciones; primero por la etapa conocida como conocimiento por deducción, luego por la etapa de la certeza por visión y finalmente por la etapa de la certeza por la experiencia”.

(Malfuzat Vol. I, págs. 17-18)

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via