Muhammad (sa) - El restaurador de los valores familiares
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Muhammad (sa) – El restaurador de los valores familiares

por Khaula Shah

“¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no ves la viga que está en tu propio ojo? (Mateo 7:3)”

Hasta que me fui a la universidad, nadie en Plains se había divorciado.”  Escribe el presidente Jimmy Carter: “El divorcio se consideraba un pecado contra Dios que sólo se cometía en Hollywood y entre algunos de los neoyorquinos más irresponsables. El juramento prestado durante la ceremonia matrimonial se consideraba inviolable, basándose en las palabras del propio Cristo, quien, al ser interrogado sobre el matrimonio, se refirió a la primera unión de Adán y Eva, concluyendo con ‘Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre’.  Por alguna razón, se consideró que este mandamiento tenía prioridad sobre el que prohíbe el adulterio. Uno de los casos más notables fue el de dos familias blancas que vivían en una zona bastante remota cerca de Archery. En lo que obviamente era un acuerdo totalmente armonioso, los dos maridos simplemente intercambiaron sus esposas y un total de nueve hijos. Tal vez para minimizar los falsos rumores, uno de los maridos vino a nuestra casa y definiósu decisión a mi padre. De las nuevas parejas nacieron otros hijos, y los matrimonios  resultantes permanecieron intactos a partir de entonces, pero los padres dejaron de ir a la iglesia”[1].

Este incidente define de forma muy precisa y concisa la posición del cristianismo sobre el divorcio hasta hace poco, y muestra el tipo de problemas que crea la falta de flexibilidad en la cuestión del divorcio. Probablemente esto esté basado en la interpretación literal de los versículos de la Biblia. El matrimonio fue instituido por Dios como un compromiso para toda la vida (Génesis 2:18-24, Mateo 19:3-61, 1 Timoteo 4:1-5). El slam siempre desaconsejó el divorcio pero, sin embargo, lo permitió y trece siglos después el cristianismo sigue su ejemplo.  La Iglesia y la sociedad occidental han ido tomando prestadas las enseñanzas del islam sin reconocer la fuente. El islam fue la primera religión que concedió a las mujeres un estatus nunca antes conocido. El Sagrado Corán contiene cientos de enseñanzas que se aplican a hombres y mujeres por igual. La igualdad moral, espiritual y económica de hombres y mujeres, tal como la difunde el islam, es incuestionable. El islam concedió a las mujeres derechos que el mundo no islámico no ha concedido a las mujeres hasta hace 200 años. En el Reino Unido, fue a finales de 1882 cuando el Parlamento aprobó la primera Ley de Propiedad de la Mujer Casada; antes de eso, una mujer no podía tener propiedades por sí misma, independientemente de su marido, y en  1919 fue en Italia. La mala conducta se aceptó en la legislación inglesa como causa de divorcio  en 1923. El abandono fue aceptado como causa de divorcio en Nueva Zelanda  en 1912. El divorcio se permitió debido a diversas formas de maltrato en Noruega en 1909, en Suiza en 1912, en Portugal en 1915, en México en 1917 y finalmente en Suecia en 1920.

Fue en el siglo pasado los hombres occidentales dijeron  a las mujeres que no debían usar anestesia en el parto porque Dios había decretado que el dolor era el castigo de Eva por el pecado[2].

Como observó acertadamente el juez estadounidense Pierre Craibites, “Muhammad, que la paz sea con él,  hace 1.300 años otorgó  a las madres, esposas e hijas del islam un rango y una dignidad que las leyes de Occidente aún no aseguran generalmente a las mujeres”[3].

El Profeta Muhammad concedió a las mujeres el derecho a poseer, mantener y administrar sus propios bienes, el derecho a pedir y obtener el divorcio en caso de maltrato o abandono por parte del marido, el derecho a volver a casarse, el derecho a obtener una educación. La responsabilidad de la manutención de la esposa y los hijos recaía en el marido. Sólo recientemente se han promulgado y aplicado leyes sobre la manutención de los hijos en nuestro país,  Estados Unidos.

La igualdad de género en el islam

Según el Sagrado Corán,  todos los seres humanos son creados puros y tanto los hombres como las mujeres son capaces de adquirir el más alto grado de desarrollo moral y espiritual.

Karen Armstrong escribe en su reciente libro publicado en 2006, titulado Muhammad: A Prophet for our times, basando  su argumento en un versículo detallado del Sagrado Corán:

“En verdad, los hombres que se someten a Dios y las mujeres que se someten a Él, los hombres y mujeres que creen, los hombres y mujeres obedientes, los hombres y mujeres veraces, los hombres y mu­jeres perseverantes en su fe, los hom­bres y mujeres humildes, los hombres y mujeres que dan limosnas, que ayunan, que guardan su castidad, los hombres que recuerdan mucho a Allah y las mujeres que Lo recuer­dan mucho: para todos ellos Allah ha preparado Su perdón y una mag­nífica recompensa.” (33:36)

Continúa con su argumento:

Dios parecía estar de su lado. Poco después, se dedicó una sura entera a las mujeres. Las mujeres ya no debían ser legadas a los herederos masculinos como si fueran camellos o palmeras datileras. Podían heredar ellas mismas y competir con los hombres por una parte del patrimonio. Ninguna huérfana debía casarse con su tutor en contra de su voluntad, como si fuera un simple objeto mobiliario. Como era habitual en la época preislámica, la mujer conservaba la facultad de iniciar el proceso de divorcio, aunque el marido podía negarse a hacerlo. En Arabia, el novio entregaba tradicionalmente una dote a su novia, pero en la práctica este regalo había pertenecido a la familia de ella. Ahora la dote debía entregarse directamente a la mujer como su propiedad inalienable y, en caso de divorcio, el hombre no podía reclamar, por lo que su seguridad estaba garantizada. La legislación coránica insistía en que el individuo era libre y soberano, y eso también se aplicaba a las mujeres”[5].

El Sagrado Corán dice:

“Pero quien hace buenas obras, sea hombre o mujer, y es creyente, entrará en el Cielo y no será perjudicado ni tan siquiera en lo que ocupa el pequeño hueco que hay detrás de un hueso de dátil.” (4:125)

Los hombres y las mujeres reciben la misma protección en el islam. El Sagrado Corán dice:

“Y quienes molestan a los cre­yentes y a las creyentes por lo que no han merecido, serán culpables de ca­lumnia y de pecado manifiesto.” (33:59)

“Quienes persiguen a los hombres y mujeres creyentes y luego no se arrepienten, sufrirán, en verdad, el castigo del fuego.” (85:11)

Las mujeres, al ser más vulnerables que los hombres, reciben una protección especial. Dios dice en el Sagrado Corán:

“En verdad, aquellos que acusan a las mujeres castas, inocen­tes y creyentes son malditos en este mundo y en el Más Allá. Y para ellos habrá el más severo castigo. Ese día sus lenguas, manos y pies serán testigos de lo que solían hacer.” (24:24-25)

La enseñanza islámica de la igualdad humana tanto en términos de género como de las diferentes razas está bellamente resumida en el último discurso que el Santo Profeta Muhammad (sa) pronunció en el momento de su último Hall. Está inmortalizado en la historia musulmana como el discurso de Gettysburg en la historia de Estados Unidos. Dijo:

Así como los dedos de las dos manos son iguales, los seres humanos son iguales entre sí. Nadie tiene ningún derecho ni superioridad que reclamar sobre otro. Sois como hermanos. Oh, hombres, vuestro Dios es Uno y vuestro antepasado es uno. Un árabe no tiene ninguna superioridad sobre un no árabe, ni un blanco sobre un negro, ni viceversa, sino sólo en la medida en que cumple con su responsabilidad ante Dios y el hombre. Sólo las personas temerosas de Dios merecen una preferencia ante Dios”.

Una perspectiva histórica

Se acepta generalmente que los matrimonios incestuosos”, según Wikipedia, “estaban muy extendidos al menos durante el periodo grecorromano de la historia egipcia. Numerosos papiros y  declaraciones del censo romano atestiguan que muchos esposos y esposas eran hermanos (Lewis, 1983; Bagnall y Frier, 1994; Shaw, 1993). En Hopkins (1980) se demuestra esto de forma concluyente, y los últimos estudios en la materia no lo han cuestionado. Algunas de estas relaciones incestuosas se produjeron en la familia real, especialmente en la de los Ptolomeos (véase la biografía de Cleopatra VII, que se casó con más de uno de sus hermanos).”[6] Este tipo de relaciones también eran comunes en el Imperio Romano. Los nombres que aparecen en varios libros de historia en este sentido son el emperador romano Claudio, el emperador romano Calígula, el emperador romano Nerón y la reina Agripina, que fue madre de Nerón. Edward Gibbon ha dedicado un capítulo al emperador de Bizancio, Heraclio, que fue contemporáneo del Santo Profeta Muhammad, que la paz sea con él, en su libro La decadencia y caída del Imperio Romano. Escribe sobre Heraclio, tratando de explicar su retraso ante las incursiones persas: “Era el deber de los historiadores bizantinos revelar las causas de su letargo y vigilancia. A esta distancia sólo podemos conjeturar que estaba dotado de más coraje personal que de resolución política; que fue detenido por los encantos, y tal vez las artes, de su sobrina Martina, con la que, tras la muerte de Eudocia, contrajo un matrimonio incestuoso”[7].

Claudio se casó con su sobrina Agripina, un acto contrario a la ley romana, que por tanto modificó. Para satisfacer las ansias de poder de Agripina, Claudio tuvo que adoptar a su hijo Lucio Domicio Ahenobarbo (más tarde emperador Nerón), en detrimento de su propio hijo Britannicus[8].

La Enciclopedia Britannica dice lo siguiente sobre el Emperador Nerón:

Nerón, quinto emperador romano (54-68), hijastro y heredero del emperador Claudio. Se hizo tristemente célebre por sus libertinajes y extravagancias personales y, con pruebas dudosas, por el incendio de Roma y las persecuciones a los cristianos.

El padre de Nerón, Gneo Domicio Ahenobarbo, murió hacia el año 40, y Nerón fue criado por su madre, Agripina la Joven, bisnieta del emperador Augusto. Después de envenenar a su segundo marido, Agripina se convirtió incestuosamente en la esposa de su tío, el emperador Claudio, y le convenció para que favoreciera a Nerón en la sucesión, por encima de la legítima reclamación de su propio hijo  Britannicus, y casara a su hija Octavia, con Nerón. Habiendo contribuido ya al asesinato de Valeria Mesalina, su predecesora como esposa de Claudio, en el año 48, y persiguiendo incesantemente sus intrigas para llevar a Nerón al poder, Agripina eliminó a sus oponentes entre los consejeros de palacio de Claudio. Con toda probabilidad hizo envenenar al propio Claudio en el año 54, y completó su trabajo envenenando también a  Britannicus en el año 55.

A la muerte de Claudio, hizo inmediatamente proclamar emperador a Nerón  por la Guardia Pretoriana,  cuyo prefecto, Sexto Afranio Burro, era partidario suyo; el Senado tuvo que aceptar así un hecho consumado. Por primera vez el poder absoluto en el Imperio Romano recayó en un simple muchacho que aún no tenía 17 años”[9].

El Sagrado Corán estableció reglas muy claras sobre las personas que nunca debían casarse:

“Os están prohibidas vuestras madres, vuestras hijas, vuestras hermanas, las hermanas de vuestros padres y las de vuestras madres, las hijas de un hermano y las de una hermana, las nodrizas que os hayan amamantado, vuestras hermanas de leche y las madres de vuestras esposas, vuestras ahijadas, que son vuestras pupilas por ser hijas de las mujeres con las que habéis cohabitado – pero si no habéis cohabitado con ellas, no cometéis pecado- y las esposas de vuestros hijos carnales; y os está prohibido contraer matrimonio a la vez con dos hermanas, salvo que se trate de un hecho consumado; en verdad, Allah es el Sumo Indulgente, Misericordioso.” (4:24)

En este artículo no se pretende detallar las enseñanzas del islam sobre los valores familiares, ya que éstas se tratan ampliamente en otros sitios, sino mostrar las consecuencias negativas de no seguir los valores del islam. El propósito de este artículo es destacar la necesidad urgente de los valores familiares, y lo que la civilización occidental puede estar perdiendo. Para conocer los detalles de las enseñanzas del islam se pueden revisar diferentes libros y artículos en Alislam.org. A este respecto, son especialmente útiles el folleto de Sir Zafrulla Khan, La mujer en el islam[10], los artículos recientes, La castidad – esencial para la preservación de la institución del matrimonio[11] y El velo islámico[12].

Jesucristo proporcionó un criterio de oro para distinguir el bien del mal. Nos dio una vara de medir para juzgar las diferentes enseñanzas. Es un criterio general y tiene una aplicación bastante amplia. Jesucristo dijo:

“Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?  Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.” (Mateo 7:16-18)

El árbol de la civilización occidental da muchos frutos. Algunos son dulces y otros amargos. Este artículo es una discusión sobre los frutos amargos que surgen de la libre mezcla de sexos y la denominada emancipación de la mujer en la cultura occidental. Estos valores han conducido a lo que se ha llamado el colapso del matrimonio. Para criar a los hijos de forma feliz y equilibrada es necesario un esfuerzo conjunto de ambos padres. Por lo tanto, este colapso matrimonial ha causado estragos en la sociedad.

El hundimiento del matrimonio en Occidente

En Estados Unidos, por primera vez, la mayoría de las mujeres estadounidenses viven sin cónyuge. El New York Times, que basó su informe en un análisis de los resultados del censo, dijo que el 51% de las mujeres en 2005 declaró vivir sin cónyuge, frente al 35% en 1950 y el 49% en 2000. Según el diario, hay varios factores que explican este cambio, como que las mujeres se casan  a una edad más avanzada y que viven con sus parejas más a menudo y durante más tiempo. Las mujeres también viven más tiempo como viudas y, una vez divorciadas, suelen optar por permanecer solteras, según el informe.

La América sin padre

En Estados Unidos, ahora sólo el 25% de los niños viven en familias convencionales con ambos padres biológicos. Los niños son los más perjudicados por los hogares rotos. No todas las historias son trágicas, pero cuando se observa la información en conjunto el caso es abrumador. El número de niños sin padre aumenta constantemente. En 1960, el 17,5% de los niños vivían sin su padre. A pesar de los avances médicos  y de la esperanza de vida, en 1990, el 36,3% de los niños vivían sin su padre. David Blankenhorn llama a esta tendencia “América sin padre” y “sociedad sin padre”. ¿Cuál es la causa de esta tendencia creciente, que se prevé que aumente al 50% a principios del siglo XXI? David Blankenhorn, en su libro Fatherless America[13] atribuye el origen de la violencia juvenil, la violencia doméstica contra las mujeres, el abuso sexual infantil, los embarazos adolescentes y muchos de los problemas psiquiátricos de los adolescentes a las  familias rotas y la ausencia de un padre. En mi opinión, el fenómeno de las familias rotas y la ausencia de un padre está estrechamente relacionado con la pérdida de valor de la castidad en la sociedad.

Examinemos algunas otras consecuencias de un sistema familiar roto. Nathaniel Branden cita a Robert Reasoner, antiguo superintendente de un distrito escolar de California, en su libro Six pillars of self-esteem.

Más del 50% de los estudiantes ya han sufrido un cambio familiar: una separación, un divorcio o un nuevo matrimonio; en muchos distritos, al llegar al instituto el 68% no vive con sus dos padres originales. El 24% ha nacido fuera del matrimonio y nunca ha conocido a su padre. El 24% nace con los efectos residuales del abuso de drogas por parte de su madre. En California, el 25 por ciento sufrirá abusos sexuales o físicos antes de terminar la escuela secundaria. … Mientras que en 1890, el 90 por ciento de los niños tenía abuelos viviendo en el hogar, y en 1950 el 40 por ciento vivía en el hogar, hoy la cifra se reduce al 7 por ciento; así que hay mucho menos sistema de apoyo. En cuanto a la vida emocional de los jóvenes, considere estas cifras. Entre el 30 y el 50 % contemplará el suicidio. El 15%  hará un intento serio de suicidio. El 41% bebe en exceso cada dos o tres semanas. El 10% de las chicas se quedará embarazada antes de terminar el instituto. El 30% de los chicos y chicas abandonan  la escuela antes de los 18  años”[14].

Embarazo en la adolescencia

Otra consecuencia negativa de no valorar la castidad es el embarazo adolescente. Alrededor del 39% de las estudiantes universitarias utilizan anticonceptivos orales, según una estimación de la American College Health Association basada en datos de encuestas. A pesar de ello, algunas se quedan embarazadas. La prevalencia del embarazo adolescente va en aumento. Cada año, en Estados Unidos, 350.000 adolescentes tienen hijos fuera del matrimonio. En 1994, la tasa de natalidad de las adolescentes solteras era de 46,4 por cada mil chicas, frente a 16,7 en 1965[15]. Es sabido que el embarazo en la adolescencia implica una vida de privaciones tanto para el niño como para la madre. Una mejor anticoncepción ha mejorado las estadísticas más recientemente. Desde 2002, casi 750.000 adolescentes de entre 15 y 19 años se han quedado embarazadas, lo que supone una reducción del 36% desde su máximo en 1990[16].

Crianza en solitario

Los hombres adultos que crecieron en hogares monoparentales tienen el doble de probabilidades que otros hombres de haber sufrido abusos sexuales durante la infancia, según un estudio estadounidense realizado en 2007. Esto se debe a que la ausencia de los padres en los hogares monoparentales ofrece más oportunidades a los depredadores sexuales para abusar de los niños, según los investigadores. El Dr. William C. Holmes, profesor asistente de medicina y epidemiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pensilvania, publicó los resultados en la edición del 13 de marzo de la revista Journal of Epidemiology and Community Health.

Los niños criados por un solo progenitor corren un mayor riesgo de sufrir muchas cosas cuando crecen, incluidos riesgos para la salud, como diabetes y  asma mal controlados. Ahora debemos añadir a este cuadro de riesgo el abuso sexual en la infancia”, dijo el autor del estudio en una declaración previa.

Holmes señaló que la ausencia de los padres es habitual en los hogares monoparentales porque la madre o el padre solteros tienen que trabajar para mantener a la familia. En consecuencia, los niños pueden buscar un adulto con el que compartir experiencias y establecer vínculos. “Los depredadores son muy buenos encontrando y preparando  a este tipo de niños. Con el tiempo, preparan a los niños, se ganan su confianza, actúan como sustitutos de los padres dándoles atención, incluyendo a veces, los regalos”, dijo Holmes.

Enfermedades de transmisión sexual

A continuación, vamos a examinar algunos de los datos aterradores sobre diferentes enfermedades de transmisión sexual. La mayoría de las estadísticas citadas son de EE.UU., a menos que se especifique lo contrario. Se han obtenido principalmente del informe del Centro de Control de Enfermedades del año 2005 o del sitio web de la Asociación Americana de Salud Social (ASHA)[17] [18].

Los CDC estimaron en 2005 que al menos 19 millones de residentes en EE.UU. contraen una ETS cada año, lo que supuso un aumento drástico respecto a la estimación anterior de 12 millones.19,20. Cada año, uno de cada cuatro adolescentes contrae una ETS.

Las autoridades creen que más de la mitad de los estadounidenses adquieren una ETS antes de los 35 años. Dicho de otro modo, el dato es que una de cada dos personas sexualmente activas entrará en contacto con una ETS antes de los 25 años. Se calcula que el número total de personas que viven en EE.UU. con una ETS vírica supera los 65 millones. Cada año se gastan más de 8.000 millones de dólares para diagnosticar y tratar las ETS/ITS y sus complicaciones. Esta cifra no incluye el VIH.

Una de cada 20 personas en Estados Unidos se infectará con la hepatitis B (VHB) en algún momento de su vida. La hepatitis B es 100 veces más infecciosa que el VIH. Aproximadamente la mitad de las infecciones por VHB se transmiten por vía sexual. El VHB está relacionado con las enfermedades crónicas del hígado, como la cirrosis y el cáncer “ “.

Según los últimos datos y cifras publicados por el Departamento de Salud de Estados Unidos, entre el 20 y el 30% de la población estadounidense padece herpes de tipo II. Los pacientes con herpes sufren dolorosas erupciones en sus genitales cada vez que su inmunidad está baja. Para la mayoría de estos pacientes, repetidamente esto  es un doloroso recordatorio de las carencias del pasado. Con más de 50 millones de adultos en EE.UU. con herpes genital y hasta 1,6 millones de nuevas infecciones cada año, algunas estimaciones sugieren que para 2025 hasta el 40% de todos los hombres y la mitad de todas las mujeres podrían estar infectados.

Más de 6 millones de personas adquieren el VPH cada año, y a los 50 años, al menos el 80% de las mujeres habrán adquirido una infección genital por VPH. La mayoría de las personas con VPH no desarrollan síntomas. Algunos investigadores creen que las infecciones por VPH pueden resolverse por sí solas y no ser de por vida como el herpes. El cáncer de cuello uterino en las mujeres, aunque se puede prevenir mediante pruebas periódicas de Papanicolaou, está relacionado con los tipos de VPH de alto riesgo.

Cada año se producen casi 3 millones de nuevos casos de clamidia, muchos de ellos en adolescentes y adultos jóvenes. Los CDC recomiendan que las mujeres sexualmente activas de 25 años o menos se sometan a una prueba de detección de clamidia al menos una vez al año, aunque no presenten síntomas.

Las estadísticas de infección por VIH son aún más preocupantes. La prevalencia del VIH en Sudáfrica (20,1%), especialmente en la provincia de Gauteng (29,8%), es una de las más altas del mundo. El servicio de salud pública de Estados Unidos estima que hay aproximadamente un millón de personas infectadas por el VIH en ese país. Aproximadamente 6.000 madres infectadas dan a luz a niños, lo que da lugar a 2.000 recién nacidos infectados cada año. La OMS estima que en todo el mundo han nacido 1 millón de niños infectados por el VIH desde el comienzo de la epidemia y que más de la mitad de ellos han desarrollado el SIDA y han muerto. Además, aproximadamente 2 millones de niños no infectados son o serán huérfanos del SIDA. En Tailandia, donde las tasas de infección se encuentran entre las más altas del mundo, el 10% de los jóvenes varones están infectados en la actualidad.

Según las estimaciones de la OMS, más de 40 millones de personas se han infectado hasta la fecha con este virus mortal en todo el mundo. Otras estimaciones son aún más elevadas y oscilan entre 60 y 120 millones. Está claro que el impacto global de la infección por VIH en el siglo XXI será inmenso.[21] Zia H Shah ha expuesto en un artículo, Atheism: Nietzsche and Dawkins publicado en Muslim Sunrise,  cómo la prevalencia del VIH es mucho menor en los países de mayoría musulmana en África en comparación con los países de mayoría cristiana u otras religiones. Este artículo se publicó en el volumen de invierno de 2007 de Muslim Sunrise.

La siguiente tabla se ha tomado de un artículo y examina la prevalencia del VIH en diferentes países africanos y sus afiliaciones religiosas. Los países están ordenados por orden decreciente de prevalencia del VIH. Los datos sobre el VIH se han obtenido del sitio web de US Doctors for Africa, USDFA.org.[22] Las afiliaciones religiosas se han obtenido de las siguientes fuentes:

http://www.globalintegrity.org/reports/2006

http://www.24-7prayer.com/ow/index.php

Violencia doméstica

En Estados Unidos los gastos médicos relacionados con la violencia doméstica suponen entre 3.000 y 5.000 millones de dólares al año. Uno de cada tres adolescentes ha sufrido violencia en una relación de pareja.[23] El 15% de los chicos y chicas adolescentes han declarado haber sido víctimas de violencia grave en una relación de pareja (definida como ser golpeado, tirado al suelo o atacado con un arma). [24]

En México  se cree que  entre 1999 y 2005 fueron asesinadas más de 6.000 mujeres y niñas. Esto supone una media de 1.000 cada año, es decir  tres asesinatos al día. Dicho de forma más gráfica, una niña o una mujer es asesinada cada ocho horas, y la inmensa mayoría de las muertes son el resultado de la violencia en el hogar[25].

Abusos sexuales y violaciones

El abuso sexual infantil es frecuente. Según el Centro de Control de Enfermedades (CDC), el 42% de las mujeres adultas de EE.UU. declaran haber sido víctimas de abusos sexuales por parte de un adulto o un menor de edad durante su infancia. Una de cada cuatro niñas sufre abusos sexuales antes de los 18 años. Uno de cada seis niños sufre abusos sexuales antes de los 18 años. Uno de cada cinco niños es solicitado sexualmente mientras está en internet.

Cada dos minutos y medio, en algún lugar de Estados Unidos, alguien es agredido sexualmente. En 2004-2005 hubo una media anual de 200.780 víctimas de violación, intento de violación o agresión sexual. Aproximadamente el 44% de las víctimas de violación son menores de 18 años, y el 80% son menores de 30 años[26].

Se calcula que hoy en día existen en Estados Unidos 39 millones de supervivientes de abusos sexuales en la infancia. Incluso dentro de las paredes de sus propios hogares, los niños corren el riesgo de sufrir abusos sexuales. Entre el treinta y el cuarenta por ciento de las víctimas son abusadas por un miembro de la familia.

Otro 50% sufre abusos por parte de alguien ajeno a la familia a quien conoce y en quien confía. Aproximadamente el 40% sufre abusos por parte de niños mayores o más grandes a los que conocen. Por lo tanto, sólo el 10% sufre abusos por parte de extraños[27].

Sin Dios no puede haber valores familiares. Si se elimina a Dios de la ecuación, el pensamiento humano se vuelve hedonista, caótico y ciego. No queda ninguna luz para mostrar el camino. Hay una oscuridad total. Si “Dios está muerto” también lo está la humanidad.

Obsesión por la monogamia y la edad del matrimonio

Sir William Muir escribió en la Vida de Mahoma, en el capítulo, Llegada a Medina, Construcción de la Mezquita: “Al unirse a una segunda esposa, Mahoma hizo un serio movimiento de alejamiento del cristianismo, por los principios y la práctica del cual debe haber sabido que la poligamia estaba prohibida”.  Esto lo titula: “La poligamia crea una divergencia irreconciliable con el cristianismo”. Pone de manifiesto la obsesión de Occidente por la llamada monogamia. A lo largo de los siglos, la ola de permisividad ha engullido todos los valores de la familia, pero la obsesión por lo que se puede utilizar contra el islam en su fantasía ha continuado.

En la actualidad, en Occidente una persona puede tener tantas relaciones prematrimoniales y extramatrimoniales como quiera. Pero cuando se trata del matrimonio hay una insistencia absoluta y casi militante en la monogamia y una obsesión por la edad del matrimonio, reflejo de los prejuicios de los tiempos de las cruzadas. ¡Qué asombrosa paradoja! Lo mismo se refleja en la reciente novela de Sherry Jones, La Joya de Medina, a lo largo de sus páginas. ¿Hace falta decir algo más?

Conclusión

Los “valores familiares” se han establecido históricamente en el planeta tierra a través de la religión y la revelación. Los valores relativos a la relación entre los sexos han pasado por diversos altibajos en la historia de la humanidad. En Arabia, antes de la llegada del Santo Profeta Muhammad (sa), la situación social se había degenerado hasta el punto de que los hombres se casaban con las esposas de sus padres fallecidos. La situación en el Imperio Romano o en el Imperio Persa no era muy diferente. El Sagrado Corán estableció la sacralidad de las diferentes relaciones y con medidas adicionales estableció los valores familiares y sociales en el mundo árabe. La marea creciente levantó todos los barcos en todo el mundo.

San Agustín, hacia el final del siglo IV, presentó el cristianismo como la respuesta de Dios a la caída del Imperio Romano, a la que afectaba el pecado de los seres humanos.[28] Lo que predicaba sobre la moral sigue siendo cierto, salvo que los dogmas del cristianismo han perdido su fundamento[29][30] y sus enseñanzas ya no influyen en los corazones y las mentes de la gente. En el último siglo ha seguido el camino del relativismo con tanta frecuencia que ha perdido su brújula moral. Además, las enseñanzas de la Biblia ni eran universales ni para todos los tiempos. En los tiempos del Antiguo Testamento se practicaba el levirato. Si un hombre moría sin dejar heredero varón, su hermano debía casarse con su viuda y producir hijos (Deuteronomio 25:5-10). Esta y otras formas de poligamia eran aceptables en los tiempos del Antiguo Testamento, aunque sólo los hombres ricos podían permitirse tener varias esposas. Según la Biblia, el rey Salomón fue el polígamo más notable con sus 700 esposas y 300 concubinas (1 Reyes 11:3).

Hoy en día, la mujer se ha degradado hasta convertirse en un mero instrumento de indulgencia sexual… La sociedad les ha enseñado desde la infancia que su aspecto físico es su principal baza. Son acosadas sexualmente en los lugares de trabajo. Una sociedad en la que aumentan los embarazos de adolescentes, las violaciones, los suicidios de jóvenes y las fugas (escapar) de sus hogares. El adulterio, el divorcio y los hogares rotos son muy comunes. De vez en cuando oímos hablar de maridos que matan a sus mujeres para no tener que pagar la pensión alimenticia. El islam dio la única respuesta lógica y sensata a todos estos problemas hace casi 1.400 años. El enfoque del islam es positivo y proactivo, no espera a que se produzcan los problemas para tratar de encontrar soluciones, sino que trata de evitar que se produzcan. El enfoque del islam es sistemático. Aborda el cambio en toda la sociedad, no sólo en el individuo. El islam ofrece un sistema para producir y mantener un clima social en una sociedad que sea propicio para que las personas  puedan alcanzar el verdadero objetivo de su creación, que es la adoración de Dios.

El Sagrado Corán tiene la visión de crear una sociedad en la que hombres y mujeres se respeten mutuamente y se ayuden a alcanzar la cercanía a Dios; en la que una mujer no tenga que comprometer su dignidad, su integridad y su autoestima en ningún momento.

Las enseñanzas coránicas sobre la modestia, la castidad y otros “valores familiares” salvan la estructura familiar de la raza humana. El islam otorga a las mujeres unos derechos bien equilibrados que favorecen su modestia y su capacidad para formar una familia, al tiempo que satisfacen sus otras necesidades y esfuerzos.  La falsa emancipación de la mujer en la sociedad occidental ha hecho estragos en la estructura familiar de Occidente y la mayoría de las sociedades occidentales son incapaces de mantener su población sin la inmigración. Esa es quizás la razón de la obsesión de la iglesia católica por la prohibición de la anticoncepción. Pero esas medidas artificiales no pueden llegar muy lejos y caerán en saco roto. La verdadera solución está en seguir los “valores familiares” del islam, visibles en muchas familias musulmanas de éxito en Occidente.

Sobre por qué es necesaria la ley divina para establecer los valores familiares en la sociedad humana y para ver algunos de los detalles de dichas leyes, véase el comentario del capítulo 24, Al-Nur del Sagrado Corán.

La insistencia estricta en la monogamia y la obsesión por la edad del matrimonio no son la panacea para sostener la ruinosa estructura familiar en Occidente. Las solución está en los “valores familiares” del islam.

Referencias

  1. President Jimmy Carter. A Remarkable Mother. Simon and Schuster, 2008. Pages 62-63.
  2. Professor Michael Ruse introducing a book of Bertrand Russell. In Introduction to Religion and Science by Bertrand Russell, reprinted by Oxford University Press in 1997. Page xv.
  3. John Davenport, Mohammad Amin. Mohammad and Teachings of Quran. Published by Sh. M. Ashraf, 1945. Original from the University of Wisconsin – Madison. Digitized by Google in Sep 27, 2007. Page 114.
  4. Karen Armstrong.  Muhammad: A Prophet for our times.  Harper Collins, 2006.  Pages 155-156.
  5. Karen Armstrong.  Muhammad: A Prophet for our times.  Harper Collins, 2006.  Pages 155-156.
  6. Wikepedia under the heading ‘incest.’
  7. Edward Gibbon. The Decline and Fall of the Roman Empire. Edited and abridged with an introduction and appreciation by Hugh Trevor-Roper. The Phoenix paperback, 2005. Page 419.
  8. “Claudius.” Encyclopædia Britannica. 2009. Encyclopædia Britannica Online. 07 Jan. 2009 <http://www.britannica.com/EBchecked/topic/120493/Claudius>.
  9. “Nero.” Encyclopædia Britannica. 2009. Encyclopædia Britannica Online. 07 Jan. 2009 <http://www.britannica.com/EBchecked/topic/409505/Nero>.
  10. http://www.alislam.org/library/WOMANINISLAM.pdf.
  11. http://www.alislam.org/topics/marriage/chastity.pdf.
  12. http://www.alislam.org/library/links/00000133.html.
  13. David Blankenhorn. Fatherless America. Basic books a division of Harper Collins Publisher. 1995.
  14. Nathaniel Branden. Six pillars of self-esteem. Bantam. 1994. Page 205.
  15. Suzame Chazin. Teen Pregnancy: Let us get real. Reader’s Digest, September, 1996. Page 49.
  16. http://www.guttmacher.org/pubs/2006/09/12/USTPstats.pdf
  17. http://www.ashastd.org/learn/learn_statistics.cfm
  18. http://www.cdc.gov/std/stats/05pdf/trends-2005.pdf
  19. Holmes KK, Handsfield HH. Sexually transmitted diseases. Harrison’s principles of Internal Medicine. 13th edition. McGraw-Hill, Inc. Pages 534-542.
  20. http://www.cdc.gov/std/stats/05pdf/trends-2005.pdf
  21. Fauci AS, Lane HC. Human immunodeficiency virus (HIV) disease. AIDS and related disorders. Harrison’s principles of Internal Medicine. 13th edition. McGraw-Hill, Inc. Pages 1566-1618.
  22. http://www.usdfa.org/images/map.swf
  23. http://www.ncvc.org/ncvc/main.aspx?dbName=DocumentViewer&DocumentID=37939#3
  24. http://www.ncvc.org/ncvc/main.aspx?dbName=DocumentViewer&DocumentID=37939#3
  25. http://news.bbc.co.uk/2/hi/americas/6470955.stm
  26. http://www.rainn.org/statistics/index.html?gclid=CN7BjZ2p1IoCFSHmgAodJTuWRg
  27. http://www.darkness2light.org/KnowAbout/statistics_2.asp
  28. http://en.wikipedia.org/wiki/Apologetics#Notable_apologists
  29. http://www.alislam.org/library/books/christianity_facts_to_fiction/index.html
  30. http://www.alislam.org/egazette/eGazette-Nov2008.pdf
Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via