En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al-lah, Muhammad es el Mensajero de Al-lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Inauguración de la mezquita Mubarak

Califa de la Comunidad Musulmana Ahmadía

Assalamu ‘alaikum wa rahmatul-lah, [que la paz y la misericordia de Al-lah sea con vosotros]. Acabo de descubrir la placa para conmemorar la apertura de la mezquita y con ello ha tenido lugar la inauguración. Cuando Hazrat Jalifat-ul-Masih II (ra) inauguró la mezquita Mubarak en Rabwah, dijo que se deben ofrecer dos nawafil [oraciones voluntarias] antes de la inauguración. Sin embargo, dado que esto no se pudo organizar en ese momento, dijo que realizarían salldah-e-shukar [postración en gratitud a Al-lah] en su lugar. (Khutabat-e-Mahmud, Vol. 32, pp. 48-49, Khutba Jumuah 23.3.1951)

Por lo general, la tradición es que cada vez que descubro una placa para una inauguración, ofrecemos una oración silenciosa. Sin embargo, hoy, manteniéndome en línea con esa práctica, en lugar de un dua, realizaré EL salldah-e-shukar y todos vosotros debéis uniros conmigo (en el salldah) porque Al-lah el Todopoderoso nos ha otorgado esta modesta sede [markaz] y también esta mezquita. A continuación, comenzará el sermón del viernes.

[Salldah shukar –prosternación- de agradecimiento]

[Después de este breve anuncio, Hazrat Jalifat-ul-Masih V (aba) recitó el Tashahhud, Taawwuz, Surah Al-Fatiha y los versículos 30-32 de Surah al-A’raf y luego declaró:]

La traducción de estos versículos es la siguiente:

“Diles: Mi Señor ha ordenado la justicia. Dirigid vuestros rostros a la dirección adecuada en cada lugar de adoración, llamadLe, siendo sinceros ante Él en la religión. Pues Él os dio el ser y a Él volvéreis.

Él ha guiado a algunos y, en cuanto a otros el error ha sido su merecido. Han tomado como amigos a los malvados, excluyendo a Al-lah, y piensan que están correctamente guiados.

¡Oh, hijos de Adán! Cuidad de vuestras galas en cada momento y lugar de adoración, y comed y bebed, pero no superéis los límites: en verdad, Él no ama a quienes superan los límites.”

Alhamdu lil-lah [Toda alabanza pertenece a Al-lah] hoy, Al-lah el Todopoderoso nos está brindando la oportunidad de ofrecer las oraciones de los viernes en esta mezquita en Islamabad. Como mencioné hace unos pocos viernes acerca del traslado a la sede de Islamabad, la administración de las oficinas adyacentes a la Mezquita Fazl se estaban volviendo muy difícil y que era necesario un espacio más grande y mejor para las oficinas. Ahora, por la gracia de Al-lah el Todopoderoso, con la finalización del proyecto de construcción en Islamabad, ese espacio se ha vuelto disponible en gran medida.

Del mismo modo, a los que sirven a la Yama’at y trabajan en las oficinas también se les ha proporcionado alojamiento según los requisitos. Del mismo modo, la residencia del Jalifa también se ha construido. Es importante que una mezquita esté disponible junto a la residencia del Jalifa, para que las personas puedan ofrecer fácilmente la oración detrás suya y él pueda realizar otras tareas como la entrega de sermones y discursos, etc., con facilidad.

Aunque hoy inauguramos oficialmente esta mezquita con la oración del viernes, pero en realidad, las oraciones y otras actividades comenzaron tan pronto como me mudé aquí. Delegaciones con numerosos miembros de Juddam, Atfal y Lallna continuaron visitando desde afuera. En esta mezquita tuvieron lugar reuniones con ellos. En cuanto a aquellos con quienes tuvieron lugar otros eventos en los salones más pequeños, había espacio adecuado para acomodarlos en la mezquita para ofrecer las oraciones. La capacidad de esta mezquita es aproximadamente cuatro veces mayor que la de la mezquita Fazl. Sin embargo, cuando las delegaciones visitaron, se hizo evidente que incluso esta mezquita resultó ser demasiado pequeña en esas ocasiones. Sin embargo, hay una sala de usos múltiples contiguo a la mezquita, que se ha construido en dirección a la qiblah. Esto se ha utilizado para ofrecer oraciones, ya que también tiene capacidad adicional.

No obstante, el propósito de mencionar estas cosas es que, por la gracia de Al-lah el Todopoderoso, en el Reino Unido y en otros países del mundo, se están construyendo mezquitas. Debido a la gracia de Al-lah el Todopoderoso, en los últimos diez o quince años, las comunidades han prestado especial atención a la construcción de mezquitas y, como resultado de esta atención especial, se están construyendo estas. Sin embargo, esta mezquita, que le he dado el nombre de ‘Masyid Mubarak’, es significativa porque la residencia de Jalifa se encuentra aquí. Del mismo modo, para aquellos que sirven a la comunidad, hay una residencia adecuada para aproximadamente 29-30 personas. Todas las oficinas relevantes, con las que me comunico diariamente o generalmente de forma regular, también están aquí. En este sentido, este lugar y esta mezquita tienen el estatus de una mezquita central y son de gran importancia. ¡Que Al-lah el Todopoderoso permita que esta mezquita sea un reflejo de Masyid Mubarak [en Qadian]! ¡Que atraiga y obtenga las bendiciones de Al-lah el Todopoderoso y que sea bendecida en todos los aspectos!

Cuando el nombre de la mezquita estaba bajo consideración, vinieron a la mente varios nombres y también se recibieron sugerencias para algunos nombres. Sin embargo, la revelación del Mesías Prometido (as) me vino a la mente, y le puse ese nombre. La revelación es la siguiente:

[árabe]

La traducción de esto en las mismas palabras del Mesías Prometido (as) es que “esta mezquita es la fuente y la receptora de bendiciones y cada acción bendita se llevará a cabo en ella”. (Tadhkirah, p. 83, Vol. 4)

¡Que Al-lah el Todopoderoso permita que las oraciones del Mesías Prometido (as), que ofreció en la Mezquita Mubarak en Qadián, así como sus deseos y anhelos de que el islam se extendiera por todo el mundo y fuera victorioso, también sean recibidos por esta mezquita y que esta mezquita y este centro permanezcan siempre establecidos, a través de los cuales la unidad de Al-lah y el mensaje del islam se difundan por Inglaterra, Europa y el mundo entero! ¡Que la mudanza de la sede aquí resulte ser una bendición en todos los aspectos! ¡Que todos los planes iniciados por el Jalifato Ahmadía siempre reciban las bendiciones de Al-lah el Todopoderoso y ante la vista de Al-lah el Todopoderoso, cualesquiera que sean las bendiciones asociadas con la mezquita del Mesías Prometido (as), también pueden ser recibidas por esta mezquita!

Hasta ayer no estaba al tanto de este hecho y fue solo entonces que me llamó la atención que incluso cuando Rabwah fue habitada inicialmente, Hazrat Musleh Maud (ra) dijo las mismas palabras en la construcción de la Mezquita Mubarak, que sería un reflejo de la Mezquita Mubarak de Qadián. (Khutbaat-e-Mahmud,Vol. 30, p. 316, Khutbah Jumuah 30.9.1949). Es decir, la Mezquita Mubarak de Rabwah sería un reflejo de ella. Sin embargo, el Jalifato permaneció allí durante mucho tiempo e, incluso hoy, las oficinas centrales están presentes allí. Sin embargo, después de haber emigrado de allí, se han requerido nuevas oficinas, edificios y mezquitas durante los últimos treinta y cinco años. Debido a la ley del país [Pakistán], el Jalifato Ahmadía tuvo que emigrar de Rabwah. Posteriormente, para satisfacer las necesidades también de aquí, Al-lah el Todopoderoso abrió las puertas para un progreso aún mayor que antes. ¡Que Al-lah el Todopoderoso continúe ampliando nuestras capacidades con las que nos ha bendecido! Las bendiciones y los favores que los oponentes desearon arrebatarnos según sus ideas erróneas, hagan que Al-lah el Todopoderoso mismo manifieste un progreso tan grande ahora a través de esta mezquita y esta sede, que sea mucho mayor que antes.

El estado intelectual y la ignorancia de quienes creen tener autoridad sobre el progreso y el destino de la Yama’at es tal que alguien me mostró un video en las redes sociales en el que un político del Partido Popular (de Pakistán) hacía unos comentarios y dijo que habían impuesto restricciones tales en la Yama’at Ahmadía que no les permitió florecer en Pakistán. Este nuevo gobierno ahora ha asumido el cargo y permitió a áhmadis y qadianis [término despectivo para áhmadis] establecer su sede en Islamabad, [Pakistán]. Este es el estado de su intelecto. Hace algún tiempo, otro político también hizo una declaración ignorante similar a esta, después de lo cual emitió una declaración que decía que estaba equivocado y que no había entendido el asunto correctamente.

Estos son los pensamientos de estas personas mundanas. Poco saben ellos que el progreso de la Yama’at Ahmadía es el resultado de las bendiciones de Al-lah el Todopoderoso. Ningún gobierno mundial puede detener el progreso de esta Yama’at, ni el Ahmadíat necesita el apoyo de ningún gobierno mundano. Mientras sigamos los mandamientos de Al-lah el Todopoderoso, y mientras nos esforcemos por obtener Su agrado, continuaremos recibiendo los beneficios de las bendiciones de Al-lah el Todopoderoso, y formaremos parte de este progreso. Por lo tanto, debemos seguir evaluando nuestras condiciones.

Aquellas personas, a quienes Al-lah el Todopoderoso les ha dado la oportunidad de residir en esta nueva vivienda y aquellas personas que, debido a la sede establecida aquí, están viniendo a establecerse en las áreas circundantes, o están actualmente asentados aquí, deben esforzarse por reformarse a sí mismos de tal manera que otras personas puedan ver una verdadera manifestación del islam y del Ahmadíat en este área. Es verdad que nuestros devotos y trabajadores consagrados han vivido en Islamabad durante muchos años y la gente local conoce a los áhmadis. La gente local también conoce al Ahmadíat a través de los Yalsahs [convenciones anuales] que se celebraron aquí durante mucho tiempo hasta 2004, y que actualmente se celebran en Alton, un lugar cerca de aquí. Independientemente de todo esto, la situación ahora es completamente diferente y, como tal, la gente local también nos mirará desde una nueva perspectiva. Los locales se han dado cuenta de que los áhmadis de repente han comenzado a adquirir hogares aquí. Han empezado a decir que todo esto se debe al Jalifa, o al líder de la Comunidad Ahmadía, que al establecerse aquí, las miradas se han puesto en este lugar.

Por lo tanto, tendrán que dar un ejemplo que sea incluso mejor que el anterior y tendrá que dejar una buena impresión en la vecindad. Si nuestros vecinos son molestados por nuestro ruido, tráfico constante o debido a cualquier otra razón, entonces estaremos transmitiendo el mensaje equivocado a la población local. Nuestra gratitud a Al-lah el Todopoderoso será un mero servicio verbal si no transmitimos el mensaje correcto del islam a través de nuestras acciones. Estar agradecido a Al-lah el Todopoderoso requiere que nuestras palabras, nuestras acciones y nuestras enseñanzas estén alineadas unas con otras. No debería darse el caso que digamos una cosa y hagamos otra.

Al-lah el Todopoderoso también nos ha brindado orientación en el Sagrado Corán en relación con las mezquitas. En los versículos que fueron recitados, se nos han recordado asuntos muy importantes. Si somos conscientes de estos asuntos, junto con el cumplimiento de los derechos de adoración de Al-lah el Todopoderoso, también cumpliremos con los derechos de Su creación.

En estos versículos, Al-lah el Todopoderoso dice claramente a los creyentes, es decir, a los musulmanes, que, si deseamos obtener el agrado de Al-lah el Todopoderoso, entonces hagamos nuestra fe y nuestra religión exclusivamente para Al-lah. Si no hacemos esto, entonces en lugar de progresar, caeremos en un pozo de desorientación. El propósito por el cual existen las mezquitas debe cumplirse, solo entonces recibiremos los premios de Al-lah el Todopoderoso. Tendremos que purificar nuestra adoración, solo así seremos herederos de las recompensas de Al-lah el Todopoderoso. Tendremos que limpiar nuestras mentes de prioridades y pensamientos materialistas, solo entonces la gracia de Al-lah el Todopoderoso descenderá sobre nosotros Cuando este sea nuestro esfuerzo constante cinco veces al día, solo entonces estaremos entre aquellos que practican la religión de Al-lah el Todopoderoso con intenciones puras.

Por lo tanto, Al-lah el Todopoderoso nos dice que uno debe purificar su alma, y esta purificación solo puede llevarse a cabo si se mantiene fiel a la fe. Las personas que no se esfuerzan por obtener orientación, las que no purifican su fe y las que no se aferran a su fe por Al-lah el Todopoderoso, caen en el abismo de la perdición y la transgresión. Estas personas son tales que, en lugar de buscar la protección de Al-lah el Todopoderoso, han tomado a Satanás como su amigo. Sin embargo, aún creen que sus acciones están de acuerdo con el agrado de Dios. Esta es la condición de quienes rechazan al Enviado por Al-lah el Todopoderoso. Es la condición de los malvados supuestos musulmanes eruditos de hoy que, junto con ellos mismos, están engañando a las masas. En su imaginación creen que no hay nadie que practique el islam con mayor precisión que ellos. Para lograr sus objetivos, no dejan ningún medio, esfuerzo o diseño sin probar, que incluso los gobiernos les temen.

Estos días en Karachi, Pakistán, este tipo de oposición está en aumento, e incluso el gobierno de allí insiste en que demolamos los minaretes de nuestras mezquitas. Hemos tratado de razonar con ellos en innumerables ocasiones al afirmar que estos son minaretes de mezquitas antiguas que se construyeron hace 50-60 años, pero no lo entienden. Hay un miedo sin precedentes de los ulemas musulmanes. Estas personas continúan incrementando su opresión a los miembros de la Yama’at. Han superado todos los límites en su odiosa propaganda y agendas contra el Mesías Prometido (as). Es este tipo de personas con respecto a las cuales Al-lah el Todopoderoso afirma que la perdición y la transgresión se han convertido en su prerrogativa. Los llamados eruditos musulmanes que están detrás de esto realmente entran en la categoría de aquellos respecto a los cuales el Santo Profeta Muhammad (sa) dijo que las mezquitas de esa época aparentemente estarán pobladas por orantes, que es lo que vemos hoy en día en otros países -que es lo que vemos hoy en día en las mezquitas que no son ahmadis- pero carecerían de guía divina, y el desorden surgiría dentro de ellas y regresaría a ellas, y esas personas serán las que difamen al islam y serán lo peor entre toda la creación. (Sha‘bul Iman lil Baihaqi, Vol. 3, pp. 317-3318, Hadith 1763, Maktabah Al-Rushd, Beirut, 2003)

En esta situación, nuestra responsabilidad aumenta aún más para purificar nuestros propios estados de adoración y hacer que el mundo tome conciencia de las verdaderas enseñanzas del islam. El mismo Al-lah el Todopoderoso abre muchas más formas y medios para difundir las verdaderas enseñanzas del islam que nuestros propios esfuerzos, y esta nueva sede es una de ellas. Por lo tanto, debemos entender nuestras responsabilidades. Si se hubiera dejado en manos de nuestros esfuerzos personales o de los esfuerzos de la Yama’at, esto nunca podría haberse construido. Es solo debido a la pura gracia de Al-lah el Todopoderoso que Él nos otorgó una nueva sede durante los días benditos de Ramadán, los días en que Al-lah el Todopoderoso nos ha asegurado los medios para nuestro mejoramiento espiritual. Ya que Él nos ha proporcionado todo esto, es aún más necesario para nosotros esforzarnos aún más que antes por adoptar nuestra fe exclusivamente por Al-lah el Todopoderoso.

¿Cómo nos ha guiado el Mesías Prometido (as) sobre cómo purificar nuestra fe y hacerla exclusivamente para Al-lah el Todopoderoso? En un lugar, describiendo esto, escribe:

“Está escrito en el Sagrado Corán

[árabe]

“Ora a Él, siendo sincero con Él en la religión”. Uno debe recordar a Al-lah el Todopoderoso y pedir sus bendiciones con sinceridad. Uno debe poseer sinceridad, virtud y volverse a Él de tal manera que solo Él es el Señor y el verdadero Dios.”  (Surah al-A‘raf, Ch.7: V.30)

Luego dice: “En resumen, la esencia de los principios de adoración es que uno debe presentarse ante Dios como si Le estuviera contemplando a Él o que Dios Le estuviera observando a él. Debe estar libre de todo tipo de impurezas y eludir [asociar a los socios con Dios] y debe tener en cuenta la grandeza y la providencia de Al-lah el Todopoderoso.”

Además, afirma: “Uno debe hacer esas súplicas que nos sean concedidas, así como otras oraciones, tanto como sea posible, buscar el perdón y arrepentirse a menudo y expresar la debilidad una y otra vez para que el alma pueda ser purificada. También para que uno pueda desarrollar un verdadero vínculo con Al-lah el Todopoderoso y que pueda ser sumergido en Su amor “. (Malfuzat,Vol. 9, p. 451)

De este modo, cuando, por Al-lah el Todopoderoso, practicamos la fe de forma sincera, y la adoración es sincera, tendremos la oportunidad de purificarnos y nuestro alma se purificará. Se cumplen los derechos correspondientes a la adoración de Dios y se procura cumplir los mandamientos de Al-lah el Todopoderoso referentes a nuestras obligaciones con nuestros semejantes.

Alguien mostró un video de las redes sociales donde algunos musulmanes habían hecho todo tipo de preparativos para el celebrar el iftar [la apertura del ayuno]. Apenas un poco después, comenzaron a insultarse unos a los otros, y rápidamente llegaron a los puños. Comenzaron a darse puñetazos, a pelearse y a atacarse, y mientras, la comida se esparcía por todos lados. Algunos estaban peleándose en un lugar y otros en otro. No sentían ningún respeto por sus mayores, ni por los que eran más jóvenes que ellos. Peleaban y todo ocurría mientras estaban ayunando, y como es su costumbre, después se iban a rezar con sus largas vestimentas y túnicas, a pesar de que todos ellos habían estado involucrados en la contienda.

Al-lah el Todopoderoso ha dicho que durante el ayuno no debemos pronunciar nada que sea inmoral, ni siquiera debemos contestar a quien quiere pelear con nosotros; simplemente hay que responder que estamos ayunando. Al-lah el Todopoderoso también ha dicho que Él mismo es la recompensa del que ayuna. ¿Puede ser Al-lah el Todopoderoso la recompensa de la gente que guarda el ayuno de este modo? ¿Son éstos los depositarios de las bendiciones de Dios? ¿Es ésta la purificación del alma que se consigue través de los ayunos? La importancia de aceptar al Imam de la época se hace más evidente al observar esta conducta; y cómo los musulmanes necesitan una reforma a través del Imam de nuestro tiempo. El hecho de que él haya llegado y que ellos se nieguen a aceptarlo hace que debamos prestar mucha más atención que antes a analizarnos, reformarnos, y eliminar incluso los pequeños conflictos e inquietudes de nuestros corazones y que cumplamos con las obligaciones del ayuno. Debemos adorar a Al-lah el Todopoderoso siendo sinceros con Él y actuar según Sus mandamientos.

En una ocasión, el Mesías Prometido (as) declaró:

“Hoy, ha habido un cambio en lo que se conoce como islam. Toda clase de inmoralidades han ido en aumento (es decir toda clase de mal, maldades y vicios se han generalizado) y la sinceridad que se menciona en [árabe] “ser sincero con Él en la religión” ha ascendido a los cielos (es decir, ya no se encuentra). La sinceridad, la lealtad, el amor y la confianza en Al-lah el Todopoderoso ha desaparecido prácticamente. Ahora Al-lah el Todopoderoso ha decretado que estas facultades se revivan una vez más”. (Malfuzat, Vol. 6, pp. 352-353)

Después dice:

“En esta época los atributos bajos como la presunción, la autoadulación, el egoísmo, la arrogancia y la soberbia han florecido enormemente.” La gente adopta estos comportamientos malvados de forma rápida, sin embargo, las buenas cualidades como la devoción sincera hacia la fe, han ascendido a los cielos”.

Declara:

“Las cualidades como someterse a la voluntad de Dios o confiar en Él se han vuelto inexistentes”.

Esto significa que la gente no tiene confianza en Dios. Un creyente encomienda sus asuntos a Al-lah el Todopoderoso, pero esto no lo presenciamos entre los llamados musulmanes. Estos se involucran en peleas sobre asuntos triviales. Los buenos modales han desaparecido.

Continúa diciendo:

“Dios desea sembrar las semillas [de las altas cualidades]”.  (Al Badr, Vol. 3, No. 10, 8.3.1904, p. 3)

Inicialmente, había declarado: “Dios desea revivir estas facultades”. Sin embargo, aquí declara: “Dios desea plantar las semillas [de estos atributos]”. Esto tuvo lugar por medio del Mesías Prometido (as), y Dios desea revivir estas cualidades, purificar los actos de adoración, ofrecer los derechos de Dios y los derechos de la humanidad a través del Mesías Prometido (as). Debemos convertirnos en las ramas de las plantas y árboles de las semillas que han sido sembradas. Podemos lograr esto purificando nuestra adoración por Al-lah el Todopoderoso y observando las debilidades en los otros, debemos esforzarnos para reformarnos a nosotros mismos. Este es el modo de lograr que las bendiciones de Al-lah el Todopoderoso se conviertan en nuestro objetivo principal.

En una ocasión, dijo:

“La sinceridad es el requisito para las buenas acciones. Un acto carente de sinceridad y de un profundo anhelo para conseguir la aprobación de Al-lah el Todopoderoso es vano. [Esas] oraciones son inútiles”.  (Malfuzat, Vol. 8, p. 354)

Por consiguiente, esto es una amonestación para nosotros, es decir, que no existe ningún beneficio en la adoración hasta que ésta no se ofrezca con sinceridad y devoción.

Después, continúa diciendo:

“De acuerdo con el Sagrado Corán, el estado natural del hombre está estrechamente relacionado con su estado moral y espiritual, hasta el punto que incluso la forma de comer y beber afecta a su estado espiritual y moral”.

Como ya he mencionado, en el incidente que tuvo lugar durante el Iftar en el que se habían reunido para comer durante el mes de Ramadán, su condición externa describe su estado espiritual. Estas acciones evidencian la falta de espiritualidad. Por ello, estas cuestiones deben atraer nuestra atención.

El Mesías Prometido (as) además menciona:

“Si el estado natural de una persona está sometido al control de las directrices de la ley divina, éste se convierte en su estado moral y afecta profundamente su espiritualidad, del mismo modo que se dice que todo lo que cae en una mina de sal, se convierte en sal”.

El Mesías Prometido (as) afirma que si uno tuviera en mente los mandamientos de Al-lah el Todopoderoso en relación con sus facultades naturales, por ejemplo, si uno comiera y bebiera con moderación, y de manera similar, existen otras muchas facultades naturales, que sí se rigen de acuerdo con la Sharíah, se convertirían en altas cualidades morales. El Mesías Prometido (as) dice que una vez que se conviertan en cualidades morales, éstas impactarán profundamente en la espiritualidad de las personas.

El Mesías Prometido (as) continúa todavía:

“Es por eso que el Sagrado Corán ha hecho hincapié en la limpieza física y en las posturas, y su regulación en relación con toda adoración, la pureza interior y la humildad espiritual”.

La limpieza del cuerpo y las etiquetas físicas, así como para mantenerse presentable, también son necesarias, porque sólo de ese modo se puede llegar a ser una persona verdaderamente educada con una naturaleza equilibrada.

El Mesías Prometido (as) afirma, además:

“Después de reflexionar, esta misma filosofía se confirma como extremadamente precisa; es decir, que las condiciones físicas afectan profundamente al alma. Por ejemplo, cuando nuestros ojos están llenos de lágrimas, incluso si las lágrimas son provocadas de forma artificial, un destello de estas lágrimas impacta en el corazón (afecta al corazón) y el corazón se entristece. De la misma manera, cuando empezamos a reír, incluso aunque la risa sea provocada de forma artificial, el corazón comienza a sentirse alegre”.

Además, el Mesías Prometido (as) dice:

“También se ha observado que la prostración física en la oración crea humildad en el alma. (A veces, simplemente la posición de prostración infunde un sentimiento de humildad en la persona). Como contraste, cuando nos estiramos físicamente, con el cuello erguido y el pecho hacia adelante, esta actitud induce a un estado arrogancia y vanagloria. Estos ejemplos dejan manifiesto que las condiciones físicas ciertamente afectan las condiciones espirituales”. (Islami Usul ki Philosophy, Ruhani Khazain, Vol. 10, pp. 319-320)

El Mesías Prometido (as) afirma que el tipo de comida que uno come también tiene efecto en la espiritualidad. Por lo tanto, uno necesita adoptar moderación en relación con su dieta también. Uno no debe llevar una dieta que consista sólo en carne y tampoco debe solamente consumir una dieta de verduras y vegetales. Uno debe adoptar moderación en todos los diversos alimentos que Al-lah el Todopoderoso ha provisto para la humanidad y lo que Él ha declarado como Halal [lícito] y Tayyab [puro y saludable], sin que rebase los límites. Como consecuencia, tal práctica también afectará a la espiritualidad. Cuando uno adopta una dieta equilibrada también desarrolla un equilibrio en su estado moral y se mantendrá inclinado hacia la adoración de Dios.

El Mesías Prometido (as) afirma que de hecho es la hermosa enseñanza del islam la que nos ha brindado orientación en todos los asuntos. El Mesías Prometido (as) declara además que es un inmenso favor de Al-lah el Todopoderoso que ha otorgado al hombre al establecer ciertos principios para mantener una buena salud. De hecho, Al-lah el Todopoderoso ha declarado:

[árabe]

Es decir, ciertamente, uno debe comer y beber, pero con moderación y no comer en exceso, porque esto también afectará negativamente la condición física de uno, lo que finalmente tendrá impacto en la espiritualidad. (Ayyamus-Sulh, Ruhani Khazain, Vol. 14, p. 332)

Así, un verdadero siervo de Dios, que se dedica por completo a la adoración de Al-lah el Todopoderoso, no solo debe buscar mejorar su condición espiritual y desarrollar un vínculo con Al-lah el Todopoderoso, sino que, a su vez, busca mejorar su condición física y utiliza todas las bondades que Al-lah el Todopoderoso le ha dado para alcanzar Su deseo. Las comodidades y los lujos del mundo y el consumo de comida y bebida no son el objetivo final del creyente, más bien uno solo busca obtener beneficio de estas bondades mundanas para lograr el placer de Al-lah el Todopoderoso. Esforzarse por alcanzar el placer de Al-lah el Todopoderoso es de hecho, el objetivo final. De manera similar, un creyente siempre está atento a cumplir los derechos de la creación de Al-lah el Todopoderoso. Es solo la religión del islam la que no solo llama la atención del hombre para cumplir los derechos de Al-lah el Todopoderoso, sino también hacia el cumplimiento de los derechos de la creación de Al-lah el Todopoderoso.

Por lo tanto, al ofrecer nuestro agradecimiento por el establecimiento de la nueva sede aquí (en Islamabad, Reino Unido), debemos elevar el estándar de nuestra adoración y también nuestras condiciones morales. Particularmente, ahora en este nuevo entorno, los vecinos que no son áhmadis nos estarán observando con una especial atención, por lo tanto, necesitamos esforzarnos aún más que antes para demostrar las bellas enseñanzas del islam a través de nuestra práctica y nuestro discurso. Si llevamos nuestras vidas teniendo en cuenta este objetivo, solo esto puede convertirse en un gran medio de nuestro Tabligh [predicar el mensaje del islam] y, además, esto nos permitirá ser agradecidos a Al-lah el Todopoderoso y convertirnos en receptores de Sus bendiciones.

También me gustaría mencionar aquí que algunas personas muestran una excelente conducta hacia sus vecinos y hacia los demás en su sociedad, sin embargo, su conducta en el hogar hacia sus esposas e hijos es extremadamente pobre. Esto no solo les afecta a ellos, -aunque a nivel personal Al-lah el Todopoderoso los castigará por estas injusticias-, sino que sus acciones también tienen un impacto en la unidad y la armonía de la Yama’at. La discordia en el hogar impacta a los niños y en lugar de convertirlos en miembros activos de la Yama’at en el futuro, se distancian de la Yama’at y de su fe. Para propagar el mensaje del islam y volverse totalmente dedicados a Dios, es vital proporcionar a la generación joven una educación adecuada. Sin embargo, si la propia práctica es contraria a esto, en consecuencia, hará que los niños se desvíen. Así, en este sentido, esto es algo que debe abordarse al nivel de la Yama’at. Los niños mirarán a su padre y pensarán que aunque parece ser muy religioso y es considerado muy respetable en la Yama’at, sin embargo, su conducta en el hogar es completamente diferente y esto en última instancia arruina a los niños. Además, debido a las disputas en el hogar, la discordia y el resentimiento se desarrollan gradualmente entre las familias de los cónyuges, en consecuencia afectan a la sociedad en general. Así, hogares en los que tales problemas se han desarrollado deben hacer una firme resolución para establecer la paz en sus hogares. A su vez, como forma de expresar su gratitud a Al-lah el Todopoderoso por Su gracia y bendición por unirlos con la Yama’at, deberían producir un cambio en sí mismos dedicándose totalmente a Al-lah el Todopoderoso y adherirse a Sus mandamientos. Del mismo modo, aquellas mujeres que se enojan por cuestiones triviales, también deben lograr un cambio en sus condiciones por el bien de la educación de sus hijos. Deberían hacer que este mes de Ramadán sea único a este respecto, trayendo una reforma dentro de sus hogares a través de las bendiciones de este mes.

Durante el mes de Ramadán, muchas personas han puesto su atención hacia las mezquitas. Sin embargo, el verdadero adorno de la mezquita es, de hecho, el Taqwa [la rectitud], por lo que uno también debe esforzarse por sobresalir en esto también. El Mesías Prometido (as) ha declarado que mientras que uno pisa el camino de la rectitud, uno debe protegerse de todo tipo de muestra de orgullo, arrogancia y vanidad. Cuanto más Al-lah el Todopoderoso concede Sus bendiciones, más debemos reflexionar sobre esforzarnos por encontrar maneras de ganar el placer de Al-lah el Todopoderoso en todos los aspectos de nuestras vidas. No deberíamos ser de aquellos que oran, pero solo incurren en la ira de Dios y sus oraciones se convierten en un medio de su ruina. De hecho, debemos estar incluidos entre aquellos que buscan alcanzar el placer de Al-lah el Todopoderoso y se convierten en los receptores de Sus recompensas. El principal propósito de establecer esta sede aquí es para servir nuestra fe. Sin embargo, incluso si tuviéramos que verlo desde una perspectiva mundana, es una gran bendición que Al-lah el Todopoderoso nos ha concedido. Como he mencionado antes, no hubiese sido posible que adquiriéramos esto simplemente a través de nuestros propios esfuerzos. Por tanto, a través del establecimiento de esta sede, Al-lah el Todopoderoso nos ha recompensado tanto espiritualmente como desde una perspectiva mundana también. Por lo tanto, debemos estar agradecidos con Al-lah el Todopoderoso teniendo en cuenta todos estos diferentes aspectos. Cuando una persona mundana es testigo de la magnitud de la misión de nuestra comunidad, queda asombrado. Sin embargo, se sorprende aún más cuando se entera de que todo esto está sucediendo puramente debido a las bendiciones de Al-lah el Todopoderoso y los sacrificios de los miembros de la Yama’at – porque en realidad somos una comunidad muy pequeña cuyos recursos son extremadamente limitados-. Tales personas entonces se dan cuenta de que el Dios vivo existe aún hoy día y concede ayuda y socorro a quien Él quiera. Así, a través de este medio, una persona mundana se inspira en nuestras enseñanzas y recibe el mensaje del islam. Para demostrar la existencia de Al-lah el Todopoderoso, es esencial que nuestro discurso y acciones sean tales que inspiren a otros.

Por lo tanto, desde cualquier aspecto que miremos, somos humildes ante Dios porque Él nos ha permitido a través de Sus bendiciones desarrollar esta ciudadela. Aunque es igual al tamaño de un pequeño barrio de una ciudad, o de hecho, incluso más pequeño, sin embargo, como mencioné anteriormente, tiene una gran importancia ya que es la sede.

Al-lah el Todopoderoso nos ha otorgado un centro en esa parte del mundo que no solo no cree en la unidad de Dios, sino también están absortos en el Shirk [asociar socios con Dios]. Desde aquí, debemos difundir la unidad de Dios con una nueva resolución y cumplir con la misión del ardiente devoto del Mesías Prometido (as). Solo entonces, veremos ese día en el que pueblos y ciudades enteras proclamarán la unidad de Dios y esas personas -que hoy dicen lo que quieren contra el Santo Profeta (sa)-, sentirán una sensación de orgullo al venir bajo la bandera del Santo Profeta (sa) y le enviarán sus saludos.

Por lo tanto, esta responsabilidad no es solo para los residentes de Islamabad o aquellos que residen cerca, sino que cada áhmadi que reside en este país, y los áhmadis de todo el mundo, deben esforzarse por encontrar formas de agitar la bandera de la Unidad de Dios y cómo se puede acoger al mundo bajo la bandera del Santo Profeta (sa); deben esforzarse en cuanto a cómo pueden ayudar más en la misión del Mesías Prometido (as); cómo pueden ayudar a cumplir con los objetivos de Jalifa y cómo pueden apoyarle a través de oraciones y sus propios esfuerzos.

Al-lah el Todopoderoso nos ha brindado la oportunidad de inaugurar esta mezquita en el mes de Ramadán. Desconozco si ha sucedido durante la era de cualquier Jalifa anterior, sin embargo, en mi tiempo, esta es la primera ocasión en la que he inaugurado una mezquita en el mes de Ramadán.

Obtened el máximo beneficio de este mes bendito, en el que las oraciones son muy aceptadas, y orad fervientemente por el progreso del Ahmadíat y por que se cumpla el propósito de establecer la nueva sede en esta parte del mundo. ¡Que esta sede continúe expandiéndose y que la población áhmadi cercana siga aumentando! ¡Que podamos ser testigos de la entrada de masas en el pliegue del Islam! ¡Que podamos presenciar como los planes de nuestros enemigos se arruinan! ¡Que se nos conceda un pasaje seguro a Rabwah y también a Qadian, la morada del Mesías Prometido (as)! ¡Que el viaje a La Meca y Medina, el hogar de nuestro guía y maestro, el Santo Profeta Muhammad (sa) y la sede permanente del Islam, se haga accesible para nosotros! ¡Que las personas que viven allí reciban el verdadero mensaje del Islam, que lo acepten y den testimonio de la verdad del devoto ardiente del Santo Profeta (sa)! ¡Que Al-lah el Todopoderoso ilumine a todos los que albergan prejuicios [contra el Ahmadíat] debido a su ignorancia y haga responsables a todos aquellos que están inculcando odio entre la gente contra el Ahmadíat solo por odio y para cumplir con sus intereses! ¡Que los musulmanes se unan realizando el Bai’at a manos del Mesías Prometido (as) y mediante esta unidad se conviertan en encarnaciones de las verdaderas enseñanzas del Islam y que el resto del mundo no musulmán se convierta rápidamente bajo la bandera del Islam!

También hablaré brevemente sobre la mezquita y el proyecto de construcción en general. Por la gracia de Al-lah el Todopoderoso, en esta mezquita, la sala de oración tiene aproximadamente 314 metros cuadrados y puede acomodar a aproximadamente 500 fieles. Del mismo modo, junto a esta hay un salón con capacidad para 1,200 personas y otro lugar en el que 110 personas pueden ofrecer sus oraciones. Además de esto, hay un área cubierta frente a la entrada del salón en el que otras 300 personas pueden ofrecer sus oraciones. Combinando esto, 1,200 y 300 hacen 1,500 adoradores, pero el número total de personas que pueden ofrecer sus oraciones aquí es de más de 2,000 personas.

Como mencioné anteriormente, se han construido casas y oficinas. Aunque solo hay 3 bloques de oficinas, sin embargo, hay casi 5 oficinas en estos bloques. Este espacio también debería ser suficiente para los estudios de MTA, etc. Hay instalaciones adecuadas para realizar abluciones y baños, etc. Además, se han instalado paneles solares y se ha intentado que las instalaciones sean modernas para mayor comodidad.

Este proyecto se ha desarrollado de tal forma que, a pesar de su enorme escala, no se ha hecho un llamamiento financiero por separado y, según mi conocimiento, este es el primer proyecto que se ha completado sin la necesidad de un llamamiento por separado. En cuanto al diseño de la mezquita, a algunas personas les gusta el diseño, mientras que a otras no, en cualquier caso, según los expertos, su diseño ahorra electricidad y energía. De manera similar, según ellos, a diferencia de los diseños convencionales, este es más barato de construir. En cuanto a la caligrafía de la mezquita, anteriormente nuestras mezquitas nunca habían sido adornadas con tanta caligrafía, pero debido al diseño de la mezquita, dije que no hay daño en hacerlo, ya que son atributos de Al-lah el Todopoderoso. Para esto, Rizwan Baig Sahib, quien organiza una Exposición del Corán durante Yalsah Salana, los escribió y ayudó mucho en este sentido. ¡Que Al-lah el Todopoderoso le recompense!

Similarmente, el editor de The Review of Religions, Amir Safir, ayudó mucho en esta tarea. También hubo dos misioneros, uno de los cuales, Basil Butt, se graduó este año en el Yamia de Canadá, junto con Musa Sattar y Musawer Din, que fijaron cada palabra, o más bien cada letra, mediante un pegamento especial. Esta fue una tarea laboriosa; que Al-lah el Todopoderoso los recompense a todos. Además, el equipo de audio y video del Reino Unido, y el equipo de MTA también trabajaron muy duro. ¡Que Al-lah el Todopoderoso los recompense por todo esto!

Con respecto a la construcción en general, se formó un comité que evaluaba periódicamente la situación. Hubo dos personas que diariamente supervisaban el proyecto: Idris Sahib, que estaba en calidad de Waqf-e-Arzi [consagrado temporalmente] y Fateh Ahmad, que es un ingeniero Waqf-e-Nau, y Waqf-e-Zindagi [consagrado de por vida]. A pesar de algunas deficiencias, supervisaron todo el proyecto y aún continúan con él. Además de ellos, también hubo un miembro del comité que sacrificó su tiempo para acudir aquí de forma voluntaria: Chaudhry Zahir Sahib, que trabajó muy bien en este tema. ¡Que Al-lah también le recompense! Se implicó personalmente en el proyecto y, gracias a su experiencia, logró resolver muchos problemas.

Como se mencionó anteriormente, no se puso en marcha ninguna convocatoria especial para esta urbanización, a pesar de que se trataba de un proyecto enorme. Junto a este, también hubo grandes proyectos en otros países; especialmente en Qadian, Mali y Tanzania. En ocasiones, me preocupaba que nos viéramos obligados a detener temporalmente alguno de estos proyectos, pero, a continuación, Al-lah el Todopoderoso derramaba Sus bendiciones, y cada proyecto se completaba.

En Tanzania, se ha construido un edificio de varias plantas que contiene muchas oficinas y otros servicios. Se ha construido una nueva mezquita, y un nuevo complejo junto a ella. En Malí, se ha construido una gran mezquita y otros edificios anexos. Se ha construido un excelente complejo con instalaciones integrales, y quien lo ha visto lo ha elogiado. En Mali, al ver la nueva mezquita y los nuevos edificios, la gente ha comenzado a decir que la Yama’at parece que es muy rica. En términos de riqueza mundana, no somos ricos; sin embargo, Al-lah el Todopoderoso nos ha concedido la verdadera riqueza en la forma de Sus bendiciones. Por lo tanto, mientras busquemos las bendiciones de Al-lah el Todopoderoso, Él continuará derramándonos Sus bendiciones. Si cumplimos con las obligaciones debidas a Él, Al-lah el Todopoderoso nos continuará enviando Sus bendiciones. ¡Que Al-lah el Todopoderoso nos permita así hacerlo!

Recientemente, un médico de EE. UU viajó a Mali para hacer Waqf-e-Arzi [una dedicación temporal]. Dice:

“Cuando salí del aeropuerto, vi una hermosa mezquita junto a un gran edificio desde lejos. Le pregunté al conductor “¿quién ha construido esta hermosa mezquita?”. El conductor me respondió: ‘esta es una mezquita que pertenece a los áhmadis y es allí dónde vas.’”

Así pues, quienquiera que ve la mezquita la aclama. De hecho, fue un proyecto enorme, que se pudo completar gracias a las bendiciones de Al-lah el Todopoderoso. Su planificación fue llevada a cabo por la Asociación de Ingenieros y Arquitectos áhmadis. ¡Que Al-lah el Todopoderoso los recompense por su arduo trabajo!

¡Que Al-lah el Todopoderoso continúe derramando Sus bendiciones! ¡Que nos permita completar todos los proyectos actualmente en construcción, y nos capacite para continuar con más proyectos en el futuro! Al-lah el Todopoderoso ha inculcado a los miembros de la Yama’at el deseo de ofrecer sacrificios monetarios. Estos sacrificios hacen posible que todos estos proyectos se completen, y se sigan completando, y, si Dios quiere, se seguirán completando en el futuro.

¡Que Al-lah el Todopoderoso aumente la capacidad económica de los miembros de la Yama’at, y que bendiga su riqueza y descendencia! Como no hubo una convocatoria especial para estos proyectos, y se ejecutaron utilizando el presupuesto general de la Yama’at, todas las Yama’ats de todo el mundo participan del mismo. No hay distinción entre las Yama’ats que dieron mayor o menor cantidad de dinero. ¡Que Al-lah el Todopoderoso los recompense a todos, y bendiga su riqueza y su descendencia!