El líder de la Comunidad Musulmana Ahmadía coloca la primera piedra del edificio administrativo de la mezquita ‘Baitul Futuh’

<u>La Comunidad Musulmana Ahmadía reconstruye el recinto administrativo destruido por el incendio.

El 4 de marzo 2018, el líder mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadía, el Quinto Jalifa, Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad colocó la primera piedra del nuevo edificio administrativo de la mezquita Baitul Futuh en Morden, Londres.

El edificio administrativo, que incluirá salas multiusos, oficinas e instalaciones para el alojamiento, está siendo reconstruido después de un incendio en septiembre 2015 que causó un gran daño al lugar.

Poco después de dirigir el rezo de Asr en la mezquita, Hazrat Mirza Masrur Ahmad colocó la primera piedra del edificio. A partir de ahí, la esposa de Su Santidad, Hazrat Amtul Sabuh Begum también colocó un ladrillo, seguido por varios representantes de la sede y nacionales de la Comunidad Musulmana Ahmadía. El evento terminó con una oración silenciosa dirigida por Hazrat Mirza Masrur Ahmad.

En su sermón del viernes después del incendio el 2 de octubre de 2015, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Es esencial para un verdadero creyente que entienda el significado verdadero de la paciencia. La paciencia no quiere decir que una persona no pueda sentir el remordimiento o el dolor por una pérdida. Más bien, significa que él o ella no debe sentirse abrumado/a y consumido/a por la desesperación hasta tal punto que pierda sus sentidos y toda esperanza.”

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó diciendo:

“Por supuesto, cierto remordimiento es normal, pero junto a esto, una persona debe intentar hacer una resolución firme para alcanzar niveles aún más altos en el futuro. En consecuencia, frente a esta prueba, debemos prometer y demostrar en base a nuestras acciones que tendremos éxito durante este periodo con paciencia y a través de la postración frente a Al-lah el Todopoderoso.”

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Como mencioné anteriormente, se produjo mucho daño durante el incendio. Sin embargo, si Dios quiere, pronto construiremos un edificio aún mejor y más hermoso y seremos aquellos que sinceramente dicen “Subhana’lah” (Santo es Al-lah) y “Masha’lah” (con la voluntad de Al-lah).

El trabajo de reconstrucción comenzará pronto y se espera que el edificio esté terminado y en pleno funcionamiento dentro de dos años.