En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al-lah, Muhammad es el Mensajero de Al-lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

“No hay necesidad de temer a las verdaderas mezquitas” – Líder de la Comunidad Musulmana Ahmadía

Hazrat Mirza Masrur Ahmad inaugura una nueva Mezquita en Lloydminster, Canadá

La Comunidad Musulmana Ahmadía tiene el agrado de anunciar que el 5 de noviembre de 2016, Su Santidad Hazrat Mirza Masrur Ahmad, Líder de la Comunidad Musulmana Ahmadía, Quinto Jalifa, inauguró la Mezquita Baitul Amman en Lloydminster, Saskatchewan, Canadá.

Al llegar a la Mezquita, Su Santidad desveló una placa para conmemorar la apertura, que fue seguida por una oración en silencio. Más tarde, Su Santidad dirigió las oraciones de Maghrib e Isha en la nueva Mezquita.

2016-11-05-ca-lloydminster-mosque-002

Al día siguiente, el 6 de noviembre de 2016, se realizó una recepción especial para conmemorar la apertura de la nueva Mezquita, en la que Hazrat Mirza Masrur Ahmad pronunció el discurso de apertura.

Durante su discurso, Su Santidad habló del verdadero propósito de las mezquitas y cómo la nueva Mezquita no sólo sería un lugar para adorar a Dios Todopoderoso, sino que también sería un medio para servir y proteger a todas las personas.

Su Santidad dijo que en un momento en que hay un temor generalizado hacia el Islam, el hecho de que los invitados hubieran atendido un evento islámico constituía una señal de corazón abierto y de “un coraje extraordinario”.

2016-11-05-ca-lloydminster-mosque-003

Su Santidad explicó en detalle los verdaderos objetivos de la construcción de las mezquitas.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“La palabra árabe para mezquita es ‘Masyid’ y esta palabra literalmente significa un lugar para que la gente se congregue en completa humildad y sumisión para adorar a Dios Todopoderoso. Si una persona entra en una mezquita con este espíritu manso, considerando que no vale nada, nunca puede desear ningún tipo de daño a los demás o ser causa de discordia o animosidad.”

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó:

“Un musulmán que ofrece sus oraciones con humildad es una persona que es amable, cuidadosa y misericordiosa y que se esfuerza por mantenerse alejada de la inmoralidad, de la actividad ilegal y de todas las formas de maldad. En lugar de promover el desorden o la división, las mezquitas son un medio de reunir a las personas en humildad para adorar a su Creador “.

2016-11-05-ca-lloydminster-mosque-004

Su Santidad citó el capítulo 5, versículo 3 del Sagrado Corán, que dice:

“Y que la enemistad de un pueblo, que os puso trabas para entrar en la Mezquita Sagrada, no os incite a transgredir.”

Explicando este versículo, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Aquí, Al-lah, el Todopoderoso, prohibió a aquellos primeros musulmanes que habían sido perseguidos sin piedad que respondieran injustamente o transgredieran contra sus opresores, a pesar de que ellos habían tratado de impedirles entrar en la Sagrada Kaabah, la Mezquita Sagrada, que es el lugar más reverenciado en el Islam .”

2016-11-05-ca-lloydminster-mosque-005

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó:

“En consecuencia, el Sagrado Corán ha establecido un estándar sin precedentes de tolerancia, justicia y paciencia para los musulmanes, y están obligados a actuar rectamente, con misericordia y justicia, incluso con aquellos que buscan negarles su libertad religiosa… Por lo tanto, que quede claro que no hay necesidad de temer a las verdaderas mezquitas porque no son lugares de venganza u odio, sino que son moradas de paz, armonía y unidad construidas para adorar a Dios Todopoderoso.”

Su Santidad también citó el capítulo 4, versículo 37 del Sagrado Corán que llama a los musulmanes a mostrar bondad:

“A los padres, a los parientes, a los huérfanos y necesitados, al vecino afín a vosotros y al extraño, al compañero que está a vuestro lado”

Comentando este versículo, el Califa dijo que requería que los musulmanes sirvieran amorosamente a toda la humanidad, sin importar el color, la casta o el credo.

Su Santidad dijo que las mezquitas de la comunidad Ahmadiyya del Islam reflejaban el espíritu Coránico de benevolencia y fueron construidas con el doble objetivo de cumplir los derechos de Dios Todopoderoso y también de cumplir los derechos de la humanidad.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Nuestras mezquitas se construyen con el propósito de reunir a la gente y servir a nuestros vecinos y la sociedad local. Nuestras mezquitas son faros de luz que irradian paz, amor y humanidad. Dondequiera que hayamos construido mezquitas o hemos establecido comunidades Ahmadis, buscamos aliviar el sufrimiento de la gente local porque Al-lah el Todopoderoso ha vinculado el cumplimiento de Sus derechos con el cumplimiento de los derechos de la humanidad. Nuestra fe nos enseña que nuestra adoración y nuestras oraciones carecen de valor si no amamos, apoyamos y amamos a los que nos rodean.”

Su Santidad dio el ejemplo de las iniciativas benéficas en África, donde la comunidad Ahmadía del Islam proporcionaba agua potable, atención médica y educación mediante la construcción de bombas de agua, hospitales y escuelas en algunas de las partes más desfavorecidas del mundo.

Explicando los efectos positivos de los esfuerzos humanitarios de la comunidad Ahmadía del Islam, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“En lugar de llevar vasijas de barro sobre sus cabezas durante horas y horas, esos niños están siendo educados en escuelas que ha establecido nuestra comunidad. Estamos tratando de liberarlos de la esclavitud de su pobreza y ayudarlos a mantenerse sobre sus propios pies para que puedan crecer para servir no sólo a sus familias, sino también a sus naciones.”

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó:

“Nos consideramos afortunados de poder quitar el peso de la desesperación de los hombros de esas personas desfavorecidas. Este es el verdadero Islam, donde aparte de adorar a Dios Todopoderoso, los musulmanes se esfuerzan seriamente para proporcionar consuelo a los demás.”

Al concluir su discurso, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo que la gente local que vivía cerca de la Mezquita pronto vería que la nueva mezquita daría prueba de ser un:

“Centro de paz para toda la humanidad.”

Hazrat Mirza Masrur Ahmad rezó:

“Rezo para que nuestros vecinos y, de hecho, todos los miembros de la sociedad vengan a ver y atestigüen por sí mismos los estándares más altos de benevolencia, cuidado y consideración de los musulmanes áhmadis locales. Y rezo para que nunca seamos una causa de dolor o preocupación por nadie. Estoy seguro de que los musulmanes áhmadis locales actuarán sobre esto y se esforzarán por servir a la humanidad con desinterés y con los corazones abiertos.”

Antes del discurso inaugural, el Presidente Nacional de la Comunidad Musulmana Ahmadía de Canadá, Lal Khan Malik, pronunció un discurso de bienvenida, seguido de las declaraciones del alcalde electo de Lloydminster, Gerard Albers, quien dio la bienvenida a Hazrat Mirza Masrur Ahmad a la ciudad. A partir de entonces, varios otros dignatarios también subieron al escenario.

Colleen Young, MLA Saskatchewan Province dijo:

“Su Santidad, bajo su liderazgo podemos ver y podemos sentir en nuestra provincia y en mi distrito electoral y en nuestra ciudad, cómo la Comunidad Ahmadia del Islam está comprometida para servir a la humanidad… Aquí en Canadá y en Saskatchewan compartimos su visión de amor para todos y odio para nadie “.

Jason Kenney, ex Ministro Federal de Integración y Ministro Federal de Defensa, dijo:

“La Comunidad Musulmana Ahmadía de Canadá es una comunidad que es un modelo de integración para mantener su fe e identidad, en el modelo canadiense de pluralismo. Una comunidad que es totalmente musulmana y totalmente canadiense y por lo tanto es un maravilloso ejemplo para los recién llegados de todo el mundo.”

John Gormley, ex político y actual anfitrión de un conocido programa radial de radio, dijo:

“En términos de alcance comunitario, en términos de compromiso cívico, en términos de construir un Canadá mejor, el alcance nacional de la comunidad musulmana Ahmadiyya es absolutamente una inspiración para nosotros”.

Tanto antes como después de la recepción, Su Santidad se reunió personalmente con varios invitados y también realizó una conferencia de prensa con representantes de los medios locales.

Related Contents from Topics