Nueva mezquita inaugurada en Regina (Canadá) por el Líder de la Comunidad Musulmana Ahmadía

Hazrat Mirza Masrur Ahmad inauguró la mezquita Mahmud y pronunció el sermón del viernes durante su gira canadiense

La Comunidad Musulmana Ahmadía se complace en anunciar que el 4 de Noviembre de 2016, el Jefe Supremo de la Comunidad Musulmana Ahmadía, el quinto Califa, Hazrat Mirza Masrur Ahmad inauguró la mezquita Mahmud en Regina, que es la capital de la provincia canadiense de Saskatchewan.

A su llegada, Su Santidad inauguró la mezquita descubriendo una placa conmemorativa y ofreciendo una oración en agradecimiento a Dios Todopoderoso.

A continuación, Su Santidad pronunció el sermón del viernes semanal desde la nueva mezquita, en el que destacó los verdaderos objetivos pacíficos de las mezquitas.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad elogió además los esfuerzos y sacrificios llevados a cabo por los musulmanes áhmadis locales, quienes recolectaron dinero para la construcción de la mezquita, y jugaron un papel importante en la construcción en sí. Su Santidad mencionó que el dinero gastado en la construcción de la mezquita, se vio enormemente reducido debido a los sacrificios llevados a cabo por los musulmanes áhmadis que se ofrecieron como voluntarios para ayudar a construir la mezquita. Un total de 41.500 horas de trabajo se dedicaron en total para la construcción de la mezquita por parte de los musulmanes áhmadis locales.

Comparando las acciones pacíficas de los musulmanes áhmadis con las de los musulmanes extremistas, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Mientras que ciertos musulmanes están ocupados en sembrar el terror en el mundo, los musulmanes áhmadis están dedicando su tiempo y riqueza en construir casas de Dios. Los musulmanes áhmadis están actuando acorde las enseñanzas del Santo Profeta Muhammad (la paz sea con él), quien dijo que toda persona que construye en su vida una casa de Al-lah, construye una casa en el Paraíso para sí mismo”.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad continuó diciendo que los sacrificios llevados a cabo por los musulmanes áhmadis, eran para obtener en agrado de Al-lah y para eliminar las conjeturas en contra del Islam.

2016-11-04-ca-regina-mosque-002

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Los sacrificios llevados a cabo por los musulmanes áhmadis, tienen como objetivo el de informar al mundo de que las mezquitas y las enseñanzas del Islam no son la causa de conflicto en mundo; sino que son un medio para que mejoremos en esta vida y en el más allá. Atraen a la humanidad para que amen a su Creador y Su Creación”.

Su Santidad remarcó que los musulmanes áhmadis en Canadá eran extremadamente afortunados de vivir en un país donde podían construir mezquitas y practica libremente su fe; al contrario que los musulmanes áhmadis que vivían en Pakistán, los cuales no podían hacer tal.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Los musulmanes áhmadis en Pakistán me escriben a menudo con gran angustia, pidiendo que ore para que cambien las leyes y ellos puedan construir mezquitas o incluso salas para que puedan ofrecer oraciones en congregación. Actualmente no se les permite siquiera construir una habitación con zona extensa para el Imam. Mezquitas con minaretes o bóvedas ya ni hablemos. De hecho, en algunas zonas las condiciones son tan duras que los musulmanes áhmadis no pueden siquiera construir edificios que se dirijan hacia la Meca”.

Su Santidad dijo que en tiempos donde el materialismo era considerablemente dominante, era la obligación de los musulmanes áhmadis el informar al resto sobre las bendiciones de la espiritualidad y la religión.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“En la actualidad, la mayor parte del mundo considera como único objetivo el progreso material… En tales circunstancias, es responsabilidad de los musulmanes áhmadis el informar al mundo de que el obtener bienes materiales con puede traer felicidad o satisfacción eterna. Por lo contrario, la verdadera y eterna felicidad y paz se obtiene al cumplir con los derechos de Dios.”

Su Santidad dijo que la mezquita tenía como objetivo el llamar la atención de la población local, y que los habitantes locales apreciarían esto mediante la conducta de aquellos que acudieran a la mezquita.

Por tanto, era obligatorio para todo musulmán áhmadi es mostrar unos valores morales y conducta excelentes siempre.

Para finalizar el sermón del viernes, Hazrat Mirza Masrur Ahmad oró:

“Que Al-lah el Todopoderoso de la capacidad a nuestros niños de entender que los sacrificios llevados a cabo por sus padres, las mezquitas que construyeron, promoviendo las verdaderas enseñanzas del Islam y las enseñanzas morales y espirituales que dieron a sus descendientes, es en realidad la verdadera riqueza que sus padres les dejaron. Que Al-lah de la capacidad a las futuras generaciones de inculcar también esta convicción a sus descendientes”.

Send this to a friend