¿Es el Islam que el Santo Profeta Muhammad (sa) enseñó antisemita?
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

¿Es el Islam que el Santo Profeta Muhammad (sa) enseñó antisemita?

El Dr. Jenkins [profesor distinguido de Historia de la Universidad de Baylor, subdirector del Programa de Estudios Históricos de la Religión y profesor emérito de Humanidades Edwin Erle Sparks de la Universidad Estatal de Pensilvania] realiza un análisis exhaustivo de los supuestos versos antisemitas del Sagrado Corán y concluye:

Para hacer que esos textos parezcan viciosos, los críticos antiislámicos exageran sistemáticamente el elemento judío del pasaje… [2] El Corán no ofrece nada vagamente tan explícito como los pasajes del Nuevo Testamento en los que el propio Jesús, que es para los cristianos la encarnación de la Divinidad, habla tan furiosamente contra “los judíos”. Es el Jesús del Nuevo Testamento quien llama a sus enemigos hijos no de Abraham sino del Diablo, el Padre de la Mentira. Ese mismo Jesús denuncia a los judíos de su tiempo, advirtiendo que “esta generación será responsable de la sangre de todos los profetas que se ha derramado desde el principio del mundo.” No estaba condenando a todos los judíos en ningún sentido racial, sino que atacaba a las facciones y líderes rivales de su época. Y ese es el modelo que encontramos en el Corán. 3] En realidad, el Corán no tiene nada que deba tomarse como una condena de los judíos, o de cualquier grupo étnico. [4]

Vamos a presentar un análisis convincente de uno de los tres versículos que los críticos citan como antisemitas-7:167. Este análisis es aplicable a los tres versículos porque el principio es el mismo en los tres. Es decir, el  Sagrado Corán no tiene “un afán de deshumanizar y masacrar a los judíos”, sino un afán de justicia y misericordia. 5] El Sagrado Corán demuestra sistemáticamente su condena al comportamiento injusto, al tiempo que alaba el comportamiento justo, independientemente de la persona o personas que cometan el acto. Para ayudar a ilustrar este punto, incluimos a continuación el versículo anterior a 7:167 para proporcionar el contexto adecuado:

Mas cuando olvidaron todo aquello con lo que habían sido exhortados, salvamos a quienes prohibían el mal e impusimos a los transgresores un severo castigo a causa de las malas acciones que solían cometer.

Y cuando se rebelaron insolentemente contra lo que les había sido prohibido, les dijimos: “¡Sed simios despreciables!”.   [7]

El Sagrado Corán elogia repetidamente las características nobles y condena la injusticia, independientemente de la persona o personas que la cometan. Por ejemplo, dirigiéndose a toda la humanidad musulmana y no musulmana, el Sagrado Corán declara:  “En verdad, hemos creado al hombre con el mejor de los planes creadores; Luego, le retornamos a lo más bajo de lo bajo. Salvo a quienes creen y practican el bien; pues para ellos hay una recompensa interminable”. [8]

Aquí, la condena es para los que “cometen iniquidad”. Pero este verso que citamos con respecto a toda la humanidad es mucho más duro debido a las palabras “lo más bajo de lo bajo”, traducidas de asfala safilin. Asfala safilin se refiere a una condición de tal ruina moral que incluso el animal más sucio -incluyendo un mono o un cerdo- está por encima de ella. Dios condena al hombre que comete iniquidad a ese nivel humillante y degradantemente bajo, excepto a aquellas personas, musulmanas y no musulmanas, que “creen y hacen buenas obras”.

Por último, para los que siguen insistiendo en que este verso coránico avala el antisemitismo, compárenlo con la condena bíblica de los judíos que violan el sábado: “Durante seis días se debe trabajar, pero el séptimo día es un día de descanso, sagrado para el Señor. Cualquiera que haga algún trabajo en el día de reposo debe ser condenado a muerte”. [9] Así que, según los críticos, un libro que enseña la pena capital para todo judío que viole el sábado está bien, pero otro que diferencia entre el comportamiento justo e injusto de los judíos es evidentemente una condena automática de todos los judíos.

El Sagrado Corán dedica un capítulo entero (capítulo 17) a los Bani Isra’il -los Hijos de Israel- y considera que los israelitas son una nación agraciada con un favor divino especial. [10]

El Sagrado Corán detalla la vida del Profeta Moisés por su nombre más que cualquier otro profeta. Su nombre se cita más de 150 veces y se le llama Kalimullah, o “el que habló con Dios directamente”. De los 26 Nobles Profetas mencionados por su nombre en el Sagrado Corán, más de 20 son profetas israelitas. La fe de un musulmán está incompleta si no cree en la verdad de todos los Profetas de Dios y en todos los libros de origen divino, incluidos la Torá y los Salmos de David. El Sagrado Corán también declara que ninguna religión puede monopolizar la salvación. 11] Ninguna otra escritura religiosa antigua puede compararse con el Corán en lo que respecta al respeto de otras creencias.

El islam no censura a los judíos por serlo. El Sagrado Corán afirma específicamente que los judíos estarán entre las partes del Paraíso [12] y que los musulmanes pueden casarse de entre la Gente del Libro. Sin embargo, el Sagrado Corán censura a ciertos judíos que se han desviado de las enseñanzas de la Torá; la Torá y los Evangelios también censuran a esos judíos. Esta censura coránica no sólo sirve para instar a esos judíos en particular a rectificar su comportamiento, sino también como ejemplo para los musulmanes. [14]

El trato del Santo Profeta Muhammad (sa) a los judíos en Medina, demuestra el trato benévolo que los musulmanes daban a los judíos. Si el islam aprobaba la destrucción de los judíos, ¿por qué florecieron los judíos en partes del norte de África, Jerusalén, Persia y España bajo el dominio musulmán? [15]

Por otra parte, si culpar a los judíos de los males es antisemitismo, entonces el Nuevo Testamento es tanto o más antisemita.  [16] Si el miedo emocionante a los peligros que los judíos representaban para Cristo es antisemita, entonces el Nuevo Testamento es antisemita.  [17] Si llamar a los judíos perros, cerdos o serpientes es antisemita, entonces el Nuevo Testamento es antisemita. 18] Si decir que el padre de los judíos es el diablo es antisemita, entonces el Nuevo Testamento es antisemita. [19] Prominentes teólogos cristianos, basándose en su estudio de la Biblia, también respaldaron el antisemitismo:

Justino Mártir: “[El propósito de la Circuncisión] era que vosotros y sólo vosotros sufriérais las aflicciones que ahora son justamente vuestras; que sólo vuestra tierra fuera desolada, y vuestras ciudades arruinadas por el fuego, que los frutos de vuestra tierra fueran comidos por extraños ante vuestros propios ojos; que no se permitiera a ninguno de vosotros entrar en vuestra ciudad de Jerusalén.” [20]

Juan Crisóstomo: “De nuevo los judíos, los más miserables y desdichados de todos los hombres… Pero hoy los judíos, que son más peligrosos que cualquier lobo, se empeñan en rodear a mis ovejas; así que debo enfrentarme a ellos y luchar con ellos para que ninguna de mis ovejas sea víctima de esos lobos… Isaías llamó a los judíos perros y Jeremías los llamó caballos de yegua. Esto no se debía a que cambiaran repentinamente de naturaleza con esas bestias, sino a que perseguían los hábitos lujuriosos de esos animales.” [21]

San Agustín: “¡Qué odiosos me resultan los enemigos de tu Escritura! ¡Cómo quisiera que los mataras [a los judíos] con tu espada de dos filos, para que no hubiera ninguno que se opusiera a tu palabra! De buena gana quisiera que murieran para sí mismos y vivieran para ti”. [22]

Santo Tomás de Aquino: “Como dicen las leyes, los judíos, por su culpa, están condenados a una servidumbre perpetua y, por tanto, los señores de las tierras en las que habitan pueden tomar cosas de ellos como si fueran suyas.” [23]

Martín Lutero: “¿Qué haremos entonces los cristianos con esta raza maldita y rechazada de judíos? … sus sinagogas deben ser incendiadas … sus casas deben ser igualmente derribadas y destruidas … a los rabinos se les debe prohibir bajo amenaza de muerte que sigan enseñando … [liberémonos] de esta insufrible carga diabólica: los judíos”[24].

Juan Calvino: “[Los judíos] la podrida e inflexible rigidez de cuello merece que sean oprimidos sin fin y sin medida ni fin y que mueran en su miseria sin la piedad de nadie”[25].

Papa Clemente VIII: “Todo el mundo sufre la usura de los judíos, sus monopolios y engaños. Han llevado a la pobreza a muchos desgraciados, especialmente a los campesinos, a los obreros y a los más pobres. Entonces, como ahora, hay que recordar a los judíos, de forma intermitente, que gozan de derechos en cualquier país desde que salieron de Palestina y del desierto de Arabia, y que, por tanto, sus doctrinas éticas y morales, así como sus actos, merecen con razón ser expuestos a la crítica en cualquier país en el que vivan.”

Destacados “occidentales”, como los llamaría Wilders, tenían opiniones que muchos consideran antisemitas: Diderot, Voltaire, Henry Ford, T.S. Eliot, Peter Stuyvesant, G.K. Chesterton, H.G. Wells, Henry Adams, H. L. Mencken, Immanuel Kant, Richard Wagner, Thomas Edison, Aleksander Pushkin, Pierre Renoir, Charles Lindbergh, Charles de Gaulle, Edgar Degas, Shakespeare, Roald Dahl, Geoffrey Chaucer, Charles Dickens, William Blake, John Dryden, The Fireside Poets, Fyodor Dostoyevsky, Ernest Hemingway, Arnold Toynbee, Frederic Chopin, etc. Destacadas obras de la literatura “occidental”, como “El mercader de Venecia”, “El cuento de la priora”, “Oliver Twist” y “El judío de Malta”, también avalan el antisemitismo. Conceptos como el supersesionismo y “El judío errante” también deben su nacimiento y proliferación a la teología cristiana tradicional.

En la práctica, miles y miles de judíos fueron asesinados durante las Cruzadas, la Inquisición española y en varias ocasiones en Europa y Rusia. La palabra “gueto” debe su origen a los barrios bajos de Venecia donde vivían los judíos. El padre Charles Coughlin, que tenía una audiencia semanal en la radio de más de 30 millones de estadounidenses en la década de 1930, apoyaba abiertamente el antisemitismo y a personas como Adolf Hitler y Benito Mussolini. Coughlin también culpó a los judíos de la Gran Depresión, la Revolución Rusa y el marxismo.

Más recientemente, la Liga Antidifamación (ADL), en su informe de 2012 sobre el antisemitismo en 10 países europeos (incluidos los Países Bajos), concluyó: “Al igual que en encuestas anteriores, los datos de esta última encuesta de seguimiento europea de 2012 indican que porcentajes significativos de los encuestados europeos siguen creyendo en algunos de los estereotipos antisemitas más perniciosos.” [26] Una encuesta de la ADL de 2011 encontró que entre el 15% de los estadounidenses -35 millones de personas- “las creencias antisemitas siguen teniendo un gran dominio.” [27]

La alegación de que el islam es antisemita es peligrosa porque crea miedo al islam y a los musulmanes cuando no existe ninguna base para ese miedo.

1]Véase Http://www.thejc.com/comment-and-debate/comment/68082/so-what-did-muslims-do-jews (Última visita el 12 de agosto de 2012).

2] Philip Jenkins, Laying Down the Sword: Why We Can’t Ignore the Bible’s Violent Verses 89 (2011).

3] Id. en 91.

4] Id. en 94 (énfasis añadido).

5] Recordamos de nuevo al lector que visite www.alislam.org/quran para obtener una explicación detallada de cualquier versículo coránico en cuestión.

6] Corán 7:166-67.

7] Corán 2:63. El Corán vuelve a enfatizar el mismo principio de que los judíos, los cristianos y los sabios también serán recompensados con el paraíso en 5:70, “Ciertamente, los que han creído, y los judíos, y los sabios, y los cristianos -quien crea en Al-lah y en el Último Día y haga buenas acciones, sobre ellos no vendrá ningún temor, ni se afligirán.”

8] Corán 95:5-7.

9] Éxodo 31:15.

10] Corán 2:48, 123; 45:17.

11] Sagrado Corán 2:63, 112-114; 3:114-116; 5:67, 70; 7:160; 22:69.

12] Sagrado Corán 2:63; 3:114-116; 5:70.

13] Sagrado Corán 5:6.

14] Sagrado Corán 5:45.

15]Véase http://www.thejc.com/comment-and-debate/comment/68082/so-what-did-muslims-do-jews (Última visita el 12 de agosto de 2012).

16] Mateo 23:13-38; 27:25; Marcos 11:18; Lucas 20:19; Hechos 2:22-23, 36; 3:12-15; 4:10; 6:8-8:3; 7:51-53; 8:30; 9:23-25; 17:6-8; II Corintios 11:23-26; Gálatas 4:29, 5:11.

17] Juan 7:1-9, 12-13; 20:19.

18] Mateo 7:6; 12:34; 23:31, 33.

19] Juan 8:44.

20] Traducido por Tomás b. Falls, “Diálogo con Trifón”, 27.

21] Crisóstomo, Juan. Ocho homilías contra los judíos [Adversus Judeaus], Hom. 4. Vol. 98. Patrología Greaca.

22] Agustín, San. Las Confesiones de San Agustín. Traducido por Edward Bouverie Pusey. Vol. XII.

23] Santo Tomás de Aquino. Carta sobre el tratamiento de los judíos. Primera edición alrededor de 1271.

24] Traducido por Martín H. Bertram, On The Jews and Their Lies, Luther’s Works Vol. 47 (Philadelphia: Fortress Press, 1971).

25] Juan Calvino, Extracto de Ad Quaelstiones et Objecta Juaei Cuiusdam Responsio; The Jew in Christian Theology (Gerhard Falk, McFarland and Company, Inc., Jefferson, NC y Londres, 1931).

26] Véase http://www.adl.org/Anti_semitism/adl_anti-semitism_presentation_february_2012.pdf (Última visita el 12 de agosto de 2012).

27] Véase http://www.adl.org/anti_semitism_domestic/ADL-2011-Anti-Semitism_Presentation.pdf (Última visita el 12 de agosto de 2012).

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via