¿Quién fue Hazrat Aisha?

El Santo Profeta Muhammad (la paz sea con él) dijo, “La mitad de la religión islámica se puede aprender de Hazrat Aisha.” Ella fue una fuente de conocimiento, y una líder de hombres y mujeres por igual.

Pero muchos nunca conocerán la vida extraordinaria y el carácter noble de Hazrat Aisha, porque se enfocan en una invención sobre ella que se ha convertido en el punto central de muchos argumentos contra el islam: la invención de que tenía seis o nueve años cuando se casó con el Santo Profeta Muhammad (la paz sea con él).

 En este artículo, explicamos seis puntos que demuestran claramente que esta invención no tiene nada que ver con la realidad.

1. Acusación: Aisha dijo que tenía seis o nueve años cuando se casó

   Los defensores de esta falacia usan la siguiente cita de Aisha. Pero un entendimiento del contexto histórico y cultural de la cita revela que están equivocados. Abu Bakr (la paz sea con él) preguntó a su hija Aisha, “¿Cuándo te casaste exactamente?” Contestó: “El casamiento (que corresponde a lo que llamamos compromiso) ocurrió cuando yo tenía seis años, y la consumación del casamiento ocurrió cuando tenía nueve años.” (fuente: Sahih Al-Bukhari).

Cualquiera pondría en dudas a la religión islámica después de escuchar esto. Se trata de una falta de entendimiento cultural. Por ejemplo, hoy en día, cuando alguien quiere decir que nació en el año 1970, dice: “nací en el año 70”. Esto no significa que haya nacido literalmente en el año 70, sino que se trata más bien de un coloquialismo lingüístico. O, por ejemplo, si en la compra de un coche, el agente de ventas dice que el precio es “15”, sabemos que el significado literal es 15.000.

Lo mismo ocurre con esta cita. Los seis o nueve años que Aisha mencionó no fueron años después del nacimiento, sino, más bien, después de los diez años.

2. Acusación: Aisha jugaba con muñecas después del matrimonio

Los defensores de la invención también mencionan los ahadith que dicen que Aisha jugaba con muñecas cuando estaba casada con Muhammad (la paz sea con él). Tomemos por ejemplo el hadith (referencia: Sunan Abu Dawud) en que Aisha estaba jugando con muñecas, y Muhammad (la paz sea con él) le habla sobre una en particular, con la forma de un caballo con alas. Le pregunta por qué tiene alas. Ella responde que es como los caballos de Salomón, que tenían alas. ¿Es posible que una niña de seis años hablara de esta forma, con un conocimiento histórico y religioso tan detallado? Cualquiera que esté familiarizado con los niños sabrá que esta no es la conversación de una niña de seis años. 

3. Hechos históricos: La edad de su hermana Asma

Si la explicación del hadith anterior no es convincente, consideremos los hechos. Los historiadores están de acuerdo en que Asma, la hermana mayor de Aisha, tenía diez años más que Aisha. También han escrito que Asma murió cuando tenía cien años, en el año 695 AD.  La emigración de los musulmanes de la Meca a Medina, o Hillra, ocurrió en el año 622 AD. Esto quiere decir que Asma tenía por lo menos veintisiete años durante la Hillra. El casamiento de Aisha con Muhammad (la paz sea con él) fue en el año 622 o 623, cuando Asma tenía veintisiete o veintiocho años. Esto significa que Aisha tenía dieciocho o diecinueve años cuando de casó con Muhammad (la paz sea con él).

4. Hechos históricos: El compromiso de Aisha con Jubayr bin Mutim

Además, cuando un compañero de Muhammad (la paz sea con él) sugirió el matrimonio del Profeta con Aisha después de la muerte de su primera esposa Jadiyah, el padre de Aisha, Abu Bakr, le dijo que no era posible porque Aisha ya estaba comprometida con Jubayr bin Mutim. Pero como Jubayr no era musulmán, rompió pronto su compromiso con Aisha, pues la mayoría de la gente de la Meca pensaba que los musulmanes eran herejes. Abu Bakr no hubiera comprometido a Aisha con Jubayr después de haberse convertido él mismo al islam. Tendría que haberlo hecho antes de su conversión. Está claro, pues, que Aisha nació antes de que Abu Bakr se convirtiera al islam en 610 AD. Y esto significa que Aisha tendría por lo menos más de doce años cuando se casó con el Profeta en el año 622 AD.

5. Hechos históricos: Los enemigos de Muhammad (la paz sea con él) no denunciaron este matrimonio

Para confirmar la validez de todas las explicaciones anteriores, está el simple hecho de que ninguno de los enemigos de Muhammad (la paz sea con él) criticó su casamiento con Aisha durante su vida. Ellos siempre buscaban motivos para maldecir al Profeta. Si este casamiento hubiera sido inapropiado, ¿acaso no lo habrían criticado los enemigos del Profeta durante su vida? Es absurdo pensar que los críticos de hoy hayan encontrado un fallo en la vida del Profeta que no lograron encontrar los enemigos que lo observaron durante su vida.

6. Contexto histórico: La edad de consentimiento

Se puede alegar que Aisha todavía era muy joven a la edad aproximada determinada por los puntos mencionados en este artículo. Pero es preciso mirar el contexto histórico. La edad adecuada para casarse no es un número fijo. Es un concepto que ha evolucionado a lo largo de los siglos. Por ejemplo, en Escocia, durante siglos la edad de consentimiento era de doce años. En los Estados Unidos, incluso hoy, la edad en que Aisha se casó es legal en varios estados, como New Hampshire en que la edad de consentimiento es trece años, o Mississippi donde no hay edad mínima, siempre que haya consentimiento por parte de los padres.

7. Un matrimonio ideal

Aisha y Muhammad (la paz sea con él) mantenían una relación de respeto mutuo, sin coacción. Esto es evidente a través de las crónicas que tenemos acerca de su convivencia. En una ocasión, le preguntaron sobre el carácter del Profeta. Ella contestó que su carácter era el Corán. (Referencia: Abu Dawud). En otra ocasión, después del fallecimiento del Profeta, Aisha estaba comiendo pan blando, una exquisitez en aquella época, y lloraba mientras comía. Al preguntarle una amiga por qué lloraba, Aisha contestó, “Estaba pensando en el Profeta. Esto me hizo llorar. Si estuviera vivo, le hubiera servido este pan blando.” (Referencia: Mohammad: the kindred to humanity). ¿Es posible que la esposa de un hombre abusivo se acordara de él con tanta dulzura?

Tanto durante la vida del Profeta como posteriormente, Aisha poseía un alto estatus en la sociedad musulmana. Fue reconocida como fuente de información sobre el Profeta, habiendo narrado más de 2.200 ahadith durante su vida. ¿Acaso todo el mundo confió en la memoria y las palabras de una niña? Ninguna persona razonable creerá que Aisha, que sintió un gran amor por el Profeta y tuvo un alto estatus como erudita, se hubiera casado siendo niña.

Conclusión

La idea de que Aisha contrajera matrimonio siendo niña es un concepto nuevo, inventado más de 1400 años después de su vida. Las personas que apoyan esta noción falsa lo hacen por prejuicios, y no por los hechos, que claramente demuestran su falsedad.

Esta es la simple verdad sobre la relación entre Hazrat Aisha y el Santo Profeta Muhammad (la paz sea con él). Su matrimonio estaba colmado de amor y respeto mutuo. La falacia de que Aisha tenía seis o nueve años cuando se casó no lo respaldan los hechos. Más bien, Aisha se convirtió en una erudita, una líder, y una mujer musulmana fortalecida por su fe.