¿La pandemia ha convertido a más personas en creyentes? Estas son las pruebas
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

¿La pandemia ha convertido a más personas en creyentes? Estas son las pruebas

Por Sinwan Basharat – Canadá

Han pasado casi dos años desde que el COVID-19 comenzó a abrumar al mundo entero y mucha gente está tratando de imaginar cómo será la vida después de la pandemia. ¿Continuarán los cambios provocados por la pandemia? ¿Cuál será la nueva “normalidad”? Desde la expansión de los servicios virtuales, pasando por los cambios en los patrones de viaje, hasta los horarios de trabajo flexibles, muchos aspectos de la vida se han visto alterados y es poco probable que vuelvan a ser como antes. Uno de los cambios, como empiezan a mostrar las investigaciones, es el de  las actitudes religiosas en todo el mundo.

Antes de la pandemia, era bien sabido que con el tiempo la afiliación de la gente a la religión en muchos países avanzados había ido disminuyendo. En Estados Unidos, la Encuesta Social General nacional informó en 2018 que el 23% de la población estadounidense dijo no estar afiliada a la religión. Esto fue un aumento desde 1990, cuando el 8% de las personas dijo lo mismo. En muchos otros países, la participación de las personas con la religión ha disminuido durante décadas.

Cambios en la fe religiosa durante la pandemia

Sin embargo, con el inicio del COVID-19, las afiliaciones religiosas, como muchos aspectos de la vida, cambiaron notablemente. En marzo de 2020, las búsquedas de oraciones en Google alcanzaron los niveles más altos jamás registrados en la historia.1

El aumento de las búsquedas fue superior al que se suele registrar en la época de grandes eventos religiosos como la Navidad, el Ramadán o la Semana Santa.2

Además, el aumento de las búsquedas no se limitó sólo a un puñado de países; los datos de 95 países sugieren que se trata de un acontecimiento mundial.3

Más allá de las búsquedas en línea, las pruebas emergentes sugieren que las actitudes de la gente hacia la religión también han cambiado. En el verano de 2020, el Centro de Investigación Pew llevó a cabo una Encuesta de Actitudes Globales para recopilar información sobre diferentes aspectos de la vida de las personas y sus experiencias durante la pandemia. Más de 14.000 adultos de 14 países avanzados participaron en la encuesta a la población general.

Los resultados, publicados a principios de 2021, mostraron que una proporción sustancial de personas en 11 de los 14 países encuestados, informó que, durante la pandemia, su fe religiosa se había fortalecido. El efecto fue más destacado en Estados Unidos, donde casi 3 de cada 10 personas (28%) declararon que su fe se había fortalecido. Las personas de España (16%), Canadá (13%) y el Reino Unido (10%) declararon que su fe religiosa se había fortalecido durante la pandemia más que antes.

En los 14 países encuestados, la proporción de personas que declararon un aumento de su fe fue abrumadoramente mayor que la proporción de personas que dijeron que su fe religiosa se había debilitado.

La encuesta también reveló que las personas con menores ingresos y las que consideraban que la fe era un aspecto importante de su vida fueron las que más aumentaron al declarar que su fe se había fortalecido durante la pandemia.

Los científicos sociales consideran que el aumento de la religiosidad durante la pandemia es un fenómeno común que se produce cuando las personas se enfrentan a circunstancias difíciles y a la adversidad. En el pasado, se ha informado de un aumento de la afiliación religiosa después de que la gente experimentara desastres naturales.

Por ejemplo, tras un grave terremoto ocurrido en febrero de 2011 en Christchurch (Nueva Zelanda), el más mortífero de los últimos 80 años, un estudio longitudinal examinó las creencias religiosas de las personas en la zona afectada y en todo el país.El estudio mostró que las personas que vivían en Christchurch y experimentaron el terremoto, informaron de un aumento neto de la fe religiosa (empezar a asociarse con alguna forma de creencia religiosa) del 3,4% en comparación con el resto de Nueva Zelanda, donde la gente informó de una disminución del 0,9% en la fe religiosa.5 Otros ejemplos de contextos históricos también sugieren que las personas afectadas por una catástrofe en una zona concreta pueden observar un aumento de la fe religiosa en diferentes países y contextos.

Encontrar consuelo en la fe

A lo largo de la pandemia, estos estudios revelan que la actitud de algunas personas hacia la religión está cambiando. En particular, los jóvenes, que eran menos propensos a afiliarse a cualquier creencia religiosa, están conectando anecdóticamente con diferentes comunidades religiosas que antes podían haber ignorado. Todavía está por determinar si la pandemia invierte la tendencia de décadas de alejamiento de la religión. Sin embargo, para aquellas personas que han conectado con una comunidad o creencia religiosa, ésta se ha convertido en una fuente de consuelo y ha creado un sentido de pertenencia en una época en la que la pandemia llenó de incertidumbre a la sociedad.

Sobre el autor: Sinwan Basharat es un investigador con formación en genética molecular y epidemiología. Trabaja en una agencia de investigación en Ottawa, Canadá. También es editor adjunto de la sección de ciencia de The Review of Religions.

1 Bentzen, J. In Crisis, We Pray: Religiosity and the COVID-19 Pandemic, (CEPR Pap.: 2020).

2 Bentzen, J. In Crisis, We Pray: Religiosity and the COVID-19 Pandemic, (CEPR Pap.: 2020).

3 Bentzen, J. In Crisis, We Pray: Religiosity and the COVID-19 Pandemic, (CEPR Pap.: 2020).

4 Sibley, C. G. & Bulbulia, J., Faith after an Earthquake: A Longitudinal Study of Religion and Perceived Health before and after the 2011 Christchurch New Zealand Earthquake, (PLoS One 7: 2012).

5 Sibley, C. G. & Bulbulia, J., Faith after an Earthquake: A Longitudinal Study of Religion and Perceived Health before and after the 2011 Christchurch New Zealand Earthquake, (PLoS One 7: 2012).

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via