El mayor líder de todos los tiempos
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

El mayor líder de todos los tiempos

En su libro, 21 Leyes Irrefutables de Liderazgo, John C. Maxwell escribe:

Todo sube y todo baja según el liderazgo.”[1]

Tal vez debería ser, en el año 2020, que la vida y la muerte dependen del liderazgo.

¿Qué es lo que hace a un gran líder?

En medio de una pandemia mundial, el número de infecciones, incluso el número de muertes, depende en gran medida de los enfoques adoptados por los líderes de las naciones para combatirla. En medio de las crecientes injusticias sociales, la propia seguridad y los medios de vida de las personas dependen de las palabras y acciones de los líderes del “mundo libre”.

Sin embargo, a medida que el mundo atraviesa tales calamidades; en un momento en que la atención debería centrarse simplemente en la salud, el bienestar, la seguridad, la igualdad y el servicio de la humanidad, la gente parece preguntarse si sus líderes buscan servir al pueblo o a sí mismos. ¿Es que su único propósito es golpear, reprender y criticar a su oposición, o abordar lo que su pueblo realmente necesita?  Como dice Celinne Da Costa en la revista Forbes:

Tenemos miedo. Estamos enfadados. No estamos seguros. Muchos de nosotros ya no nos preguntamos cuándo saldremos de esto. Nos preguntamos cómo. No necesitamos héroes y poderosos. Necesitamos orientación.”

Así, en busca de orientación, muchos se preguntan cómo es el verdadero liderazgo; ¿qué es lo que hace a un gran líder? Esta pregunta fue respondida hace 1500 años por el Santo Profeta Muhammad (sa). Él resumió su estilo de liderazgo en sus propias palabras cuando dijo:

“Su alta moral se manifestará cuando se consideren servidores de la nación y cuando sirvan a su pueblo con todas sus capacidades.”[2]

A la luz de esto, el Quinto Califa y Jefe Mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadiyya, Su Santidad, Mirza Masrur Ahmad (aba) plantea una sencilla pregunta:

“¿Dónde vemos tales normas entre los líderes y los que ocupan los puestos oficiales hoy en día?” [3]

Muhammad (sa) fue el Profeta elegido de Dios, y también fue elegido por el pueblo para ser el líder gobernante de Medina. Él entonces pasaría a conquistar pacíficamente La Meca, y posteriormente se convertiría en el gobernante de Arabia. El peso del liderazgo sobre sus hombros sigue siendo incomparable. Sin embargo, a pesar del rango que se le otorgó, el aspecto más destacado que lo convirtió en el mayor líder de todos los tiempos, fue su integridad y humildad en su liderazgo. Al explicar  por qué eligió al profeta Muhammad (sa) como la persona más influyente de la historia de la humanidad, Michael H. Hart escribe en su libro Los 100:

“De orígenes humildes, Muhammad fundó y promulgó una de las grandes religiones del mundo, y se convirtió en un líder político inmensamente efectivo. Hoy, trece siglos después de su muerte, su influencia sigue siendo poderosa y omnipresente.”[4]

Nunca hizo campaña, nunca se jactó, se aprovechó, o incluso se enorgulleció, del hecho de que fuera un líder con responsabilidades tan colosales, que fue comisionado como guía y líder de toda la humanidad[5]. Esta fue una responsabilidad nunca antes había sido  asignada a ningún líder, y nunca lo ha sido desde entonces. ¿Cómo, entonces, percibió esta responsabilidad?

“Soy el líder de los hijos de Adán, y no es ninguna jactancia” [6]

No le importaba el título de líder, sino el bienestar de su pueblo. Se preocupaba tanto, que Dios mismo lo atestiguó:

…es doloroso para él que sufráis el infortunio; desea ardientemente vuestro bienestar; y es compasivo y misericordioso con los creyentes…”[7]

Sus cualidades de humildad en el liderazgo, y el cuidado de su pueblo eran tan prominentes, que el pueblo de Medina lo eligió como su líder sin que él nunca hubiera hecho campaña o expresado ningún deseo por el puesto. Así es como se ve el verdadero liderazgo, como escribe Susan Biro en Forbes:

no somos líderes simplemente por nuestros títulos o responsabilidades, ni somos líderes porque tenemos una visión de futuro. Lo que nos hace líderes es nuestra capacidad de conectar con los demás de una manera que hace que quieran ayudarnos”.

Se conectó con la gente sirviendo a la gente. Cada vez que uno de sus compañeros le llamaba, él (sa)respondía:

“Estoy a su servicio”[8]

Una vez, mientras sus compañeros le cubrían con un paño para protegerlo del sol, el Santo Profeta(sa) les aseguró que no era necesario, diciendo,

“Soy un ser humano como tú”[9]

En otra ocasión, cuando un compañero vio que el cordón de uno de los zapatos del Santo Profeta (sa) estaba roto, tomó el zapato para arreglarlo.  Sin embargo, el Santo Profeta (sa) lo tomó de nuevo y dijo,

“Este es un trato preferencial, y no me gusta que se me dé ninguna preferencia.“[10]

Esta fue la humildad mostrada por el líder para toda la humanidad. Fue esta humildad la que no sólo sorprendió, sino que también atrajo a la gente hacia él.

Una vez, `Adi, un hombre cristiano de Siria viajó a Medina para ver si todo lo que había escuchado sobre el Profeta Muhammad (sa) era cierto. Cuando llegó, el Santo Profeta (sa) lo llevó inmediatamente a su casa. Sin embargo, en el camino, una anciana detuvo al Profeta Muhammad (sa).  Se detuvo y escuchó lo que ella tenía que decir por un largo tiempo, y `Adi pensó para sí mismo, “Esta persona no parece un rey”. Cuando finalmente llegaron a su casa, el Santo Profeta (sa) colocó un colchón lleno de hojas de palmera de dátil, e invitó a ‘Adi a sentarse en él. `Adi insistió en que debería ser el Santo Profeta (sa) se sentara ; después de todo, era un líder muy estimado.  Pero el Santo Profeta (sa) se negó y se sentó en el suelo. `Adi dice, “Con Dios como mi testigo, digo que yo pensaba que estos no eran los hábitos de un rey.” [11]

El Santo Profeta (sa) vivió realmente según sus propias palabras:

“El líder de una nación es su sirviente”[12]

¿Cómo le fue con este estilo? La mejor manera de medir esto sería analizar la sociedad que estuvo bajo su liderazgo. Su Santidad  Mirza Masroor Ahmad(aba) describió esta sociedad en su discurso ante la UNESCO:

“Durante el siglo VII, bajo el gobierno del Profeta del islam (sa), se hicieron progresos sorprendentes en Medina para avanzar en la causa de los derechos individuales y colectivos. De hecho, por primera vez entre los árabes, se estableció una sociedad ordenada y civilizada”.

Fue sin duda un gran líder, pero lo que lo diferenció de todos los líderes de la historia de la humanidad fue la honestidad, la integridad, la justicia, la moralidad y la humildad con las que dirigió. En esencia, fue su amor e igualdad de trato para todos, como afirma el Mesías Prometido, Hazrat Mirza Ghulam Ahmad (as):

Si la superioridad de cualquier Profeta puede ser establecida por obras tales como la proclamación de la verdadera simpatía por la humanidad que excede a la de todos los demás Profetas, entonces, oh pueblo, levántense y den testimonio de que en este sentido Muhammad (sa) no tiene igual en el mundo”[13].

Dios le dio a su liderazgo el mayor sello de aprobación, cuando llamó al Profeta Muhammad (sa), diciendo:

یٰسٓ

Oh Líder Perfecto”[14]

Imagina el mundo seguro, justo y pacífico en el que viviríamos si nuestros líderes gobernaran como lo hizo el Profeta Muhammad (sa). Así es como se supone que debe ser el verdadero liderazgo.

Sobre el autor: Sarmad Naveed es un imam de la Comunidad Musulmana Ahmadía que se graduó en el Instituto Ahmadia de Lenguas y Teología de Canadá. Es miembro del Consejo Editorial de la Review of Religions y coordina la recién lanzada sección Hechos y Ficción. También ha aparecido como panelista y como moderador de programas en la Televisión Musulmana Ahmadia (MTA)”

    NOTAS FINALES

1] Maxwell, John, 21 Irrefutable Laws of Leadership, 267. (2007)

[2] Kanzul `Ammal, Vol. 6, p. 710, Hadith 17517, publicado en Beirut, (1885)

3] Sermón del viernes pronunciado por Hazrat Khalifatul Masih V (aba) el 2 de marzo de 2018.

[4] Hart, Michael, Las 100 A que clasifican a las personas más influyentes de la historia, 3. (1993)

[5] El Sagrado Corán 7:159, 34:29.

[6]Sunan Ibn Majah Kitabuz-Zuhd

[7] El Sagrado Corán 9:128

[8]Al-Wafa’ bi Ahwalil Mustafa de Allama Ibn Jauzi, p. 421.

[9] Majma’uz Zawa’id por Allama Haithami, Vol.9, p.21.

[10]Ibid.

[11] Seeratul Halbiyyah, Vol. 3, pp. 225-226.

[12] Kanzul `Ammal, Vol. 6, p. 304. Hadith 17513. Beirut, 2004.

[13]Majmu`ah Ishtiharat, Vol. 2, pp. 305-307.

[14] El Sagrado Corán, 36:2.

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via