Jonás (as) Y El Gran Pez
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Jonás (as) Y El Gran Pez

La historia de Jonás (as) se narra en las religiones abrahámicas, el judaísmo, el cristianismo y el islam. En el presente artículo examinamos el contexto de los incidentes relacionados con el profeta Jonásas, procedentes de varias fuentes, así como los antecedentes de la ciudad de Nínive en Mesopotamia a la que fue enviado, y analizamos el mensaje moral presente en esta historia para la época actual.

Introducción

La historia del profeta Jonás (as) se relata en detalle en el Antiguo Testamento y en el Sagrado Corán, donde se le llama con el nombre de Yunus o Dhul-Nundel árabe. En hebreo es Yona y en griego Ionas. Jonás (as) fue un profeta judío del siglo VIII a.C., de la época del Rey Jeroboam II2,3,4. Su historia de supervivencia en una tormenta, al sobrevivir en el vientre de un gran pez, es conocida por más de mil millones de personas en todo el mundo. A menudo se olvida el contexto de la tormenta, y la misión que él tuvo. Pero, en realidad, esta es la historia más épica de arrepentimiento tanto a nivel personal como comunitario.

Las historias y relatos de los judíos y el pueblo de Asiria, las dos comunidades asociadas con la historia de Jonás (as), se han entrelazado durante muchos siglos5. Abraham (as) vino originalmente de Mesopotamia, antes de abandonar sus raíces donde la gente practicaba el politeísmo, y se dirigió al oeste hacia Palestina y Arabia.

Posteriormente, hubo varios intercambios militares entre las dos comunidades antes de que Jonás (as) fuera enviado al este, para ofrecer la salvación a los pecadores de la ciudad de Nínive. Después de Jonás (as), sus caminos se volverían a cruzar cuando Nabucodonosor forzara a los judíos a la esclavitud y el exilio, volviendo al lugar de nacimiento de Abraham (as).

Antes de explorar el contexto de estos eventos, examinemos primero los relatos detallados en los libros sagrados del judaísmo y el islam.

Narración en el Antiguo Testamento

El Antiguo Testamento de los Judíos describe la historia del profeta Jonás (as) en el libro de Jonás (as). Comienza con su misión y su intento de fuga:

“Anda, ve a la gran ciudad de Nínive y proclama contra ella que su maldad ha llegado hasta mi presencia”.  Jonás (as) se fue, pero hacia Tarsis, para huir del Señor.”

Y se dirigió a Jope, en donde encontró un barco que zarpaba rumbo a Tarsis6,7.

En el barco que iba de Jaffa a Túnez, hubo una gran tormenta y después de mucha preocupación, los marineros a regañadientes tiraron a Jonás (as) por la borda:

“Así que tomaron a Jonás (as), lo lanzaron al agua, y la furia del mar se aplacó.”8

“El Señor, por su parte, dispuso un enorme pez para que se tragara a Jonás (as), quien pasó tres días y tres noches en su vientre”.9

Entonces Jonás (as), habiendo rezado a Dios en el vientre del gran pez, cumplió su promesa y regresó a Nínive:

“Jonás (as) se fue hacia Nínive, conforme al mandato del Señor. Era una ciudad grande e importante.  Él la recorrió en un día, y mientras lo hacía proclamaba: «¡Dentro de cuarenta días Nínive será destruída!»  Y los ninivitas le creyeron a Dios, proclamaron ayuno y, desde el mayor hasta el menor, se vistieron de luto en señal de arrepentimiento. Cuando el rey de Nínive se enteró del mensaje, se levantó de su trono, se quitó su manto real, hizo duelo y se cubrió de ceniza.”10

Todo el pueblo de Nínive, los ricos y los pobres, e incluso el rey, decidieron buscar el arrepentimiento. El rey hizo una proclamación que incluía:

“Ordena que cada uno se aparte del mal camino y de la violencia que tienen en sus manos.”11

Esto da un indicio de los “malos caminos” de la gente de Nínive, que hizo que se les enviara un profeta con una advertencia. El hecho de que el rey describa la “violencia que está en sus manos” proporciona una fuerte indicación de los tipos de mala conducta de los que se les advirtió.

Ahora comparemos este relato con el presentado en el Sagrado Corán.

Narración en el Sagrado Corán

El Sagrado Corán describe la historia de Yunus (as) (Yunus es la forma árabe del nombre Jonás y se refiere al mismo profeta) en seis lugares del sagrado libro, incluso con cierto detalle en el capítulo diez, el cual lleva su nombre. También en los capítulos An-Nisa, Al-An’am y As-Saffat. Este último, describe la historia en los siguientes versos:

“Y ciertamente, Jonás (as) fue también uno de los Mensajeros, cuando huyó al buque cargado; Lo echaron a suerte y fue uno de los que fueron arrojados por la borda. Y el pez se lo tragó mientras se estaba reprendiendo a sí mismo. Y de no haber sido de los que glorifican a Dios, ciertamente habría perma­necido en su vientre hasta el Día de la Resurrección. Luego lo arrojamos a un trozo desnudo de terreno, y se en­contraba enfermo; Hicimos que creciera sobre él una calabacera. Y lo enviamos como Men­sajero a cien mil personas o más, Y creyeron; por lo que les dimos provisiones para algún tiempo.”12

El Corán refuerza el estatus del pueblo de Nínive para arrepentirse:

“¿Por qué no hubo otro pueblo que creyese salvo el pueblo de Jonás (as), para que les hubiera beneficiado su fe? Cuando creyeron, les retiramos el castigo de la humillación en la presente vida y les dimos provisiones para algún tiempo.”13

En el Corán, Yunus o Dhul-Nun (el de la ballena) es considerado un judío de la tribu de Benjamín cuyo padre era Amittai. A diferencia del relato bíblico, que no solo sugiere que Jonás (as) descuidó su misión, que huyó de Dios y también se molestó con Él cuando perdonó a la gente de Nínive sin ningún castigo, el Corán lo presenta de otra manera.

Jonás (as) fue inicialmente a Nínive, pero cuando no respondieron a su mensaje, los dejó; sin embargo, después de ser salvado de la tormenta por el gran pez que Dios envió, buscó Su perdón y regresó para completar su misión. Esta vez, su predicación fue tan efectiva que “cien mil personas o más” se arrepintieron y se salvaron del castigo previsto.

Yunus (as) recitaba constantemente una oración para el perdón y aliviaba su ansiedad, tal como se registra en el Corán, en Al-Anbiya:

“Y acuérdate de Dhul-Nun, cuando se apartó encolerizado pensando que Nuestro decreto no caería sobre él, y cuando gritó desde lo más profundo de las tinieblas diciendo: “No hay Dios sino Tú, Santo eres Tú. He sido en verdad de los injustos”. Oímos pues su oración y lo libramos de la angustia. Así salvamos a los creyentes.” 14,15,16.

El Corán describe a Yunus (as) como un profeta piadoso, y se distingue por haber tenido éxito en persuadir a su pueblo a arrepentirse. Así que habiendo revisado los relatos de la historia en el Antiguo Testamento (Torá) y el Corán, exploremos ahora, con un poco más de detalle, el trasfondo de Jonás (as).

Jonás (as)

Se cree que el profeta Jonás (as) vivió y predicó a finales del siglo IX y a principios del siglo VIII a.C. Era hijo de Amittai, oriundo de la ciudad de Gath-Hepher (como se menciona en 2 Reyes 14:25), al norte de Nazaret. Fue el quinto de los profetas judíos menores.

Jonás (as) navegaba hacia Túnez desde Jaffa, un puerto activo, al menos desde el 300 a.C.

El gran pez arrojó a Jonás (as) a la orilla, en la colina de Asdod, que aún hoy se llama Givat-Yonah en hebreo, y Nebbi Yunus en árabe. La población local la asocia claramente con Jonás (as).

Hay incertidumbre en cuanto al lugar en donde descansa el profeta Jonás (as). Los palestinos afirman que su santuario se encuentra en Halhul, justo al norte de Hebrón, mientras que los libaneses afirman que su tumba está cerca de Sarafand. Otro posible lugar sería la ciudad de Mosul en Irak, no muy lejos de la antigua Nínive donde fue enviado con su misión.

Ahora tratemos de entender mejor el contexto de la ciudad de Nínive.

Nínive

Nínive era una antigua ciudad asiria a orillas del río Tigris, en Mesopotamia (cerca de la ciudad de Mosul en el Irak moderno). Irónicamente, el nombre en sí mismo significa “lugar de peces”. La ciudad se remonta alrededor del 5000 a.C.17

La ciudad antigua era muy avanzada y bien desarrollada para su época. Tenía dos grandes montículos a cada lado del río Khosr, uno al norte llamado Kuyunjik, y otro más pequeño al sur ahora llamado Tell Nebi Yunus (que significa el montículo del profeta Jonás (as)). La ciudad estaba rodeada por ocho millas de murallas sólidas del año 700 a.C., tenían 16 metros de altura y 15 de grosor.

Nínive también tuvo una fuerte influencia en otras ciudades vecinas como Nimrud y Karamles18. El gran Templo de Ishtar fue construido siglos antes de la muralla de Kuyunjik. El montículo de Nebi Yunus fue considerado como la armería de la ciudad.

Poco después de que Jonás (as) visitase la ciudad, ésta adquirió mayor prominencia cuando Senaquerib, el rey asirio, la convirtió en su capital19 e inició un programa de construcción masiva que incluía las grandes murallas y puertas, un nuevo palacio real en Kuyunjik, jardines públicos y un impresionante sistema de acueductos de 30 millas para traer el agua de las colinas al este de la ciudad.

Esto marcó una era de conquistas militares, incluyendo ataques a Jerusalén y Judá. Senaquerib también construyó un templo a Nabú20, el dios de la sabiduría y el aprendizaje. Más tarde, Ashurbanipal construyó su palacio y una biblioteca en el montículo norte. La biblioteca albergaba miles de tablillas de arcilla de temas variados. De hecho, fue en esta biblioteca en donde se descubrieron los relatos de la Epopeya de Gilgamesh y de la Enuma Elish, que esclarecían sus creencias religiosas, la creación y el gran diluvio. En la época de Jonásas, Nínive se había convertido en un importante centro cultural, político y comercial de la región. Fue un centro religioso para el culto de Ishtar, la diosa del amor y la guerra. Nínive se menciona varias veces en la Biblia en 2 Reyes, Isaías, Jonás y Nahum (que es un oráculo relativo a Nínive). Esto muestra el significado de la ciudad en la época de los reyes judíos.

En realidad, Nínive era una de las ciudades más importantes de su tiempo. Que Jonás (as) fuera a Nínive y predicara el arrepentimiento habría sido el equivalente a que un profeta moderno hiciera lo mismo en París, Tokio o Nueva York. Habría necesitado fe y un gran coraje.

Es importante insistir en que el pueblo respondió a la petición de Jonás (as), que incluso el rey emitió un real decreto, lo que nos lleva a querer identificar qué rey pudo ser. Los candidatos más probables serían:

Adad-Nirari III (811-783 a.C.)

Shalmaneser IV (783-773 a.C.)

Ashur-Dan III (773-755 a.C.)

Tiglath-Pileser III (745-727 a.C.)

Si bien no hay pruebas evidentes que demuestren en qué años vivió y predicó Jonás (as) o qué rey asirio estaba en condiciones de emitir ese decreto, es interesante observar que durante el reinado de Ashur-Dan III, el Imperio Asirio fue golpeado por una gran plaga en el año 765 a.C. y luego por otra en el año 759 a.C. También hubo un eclipse total de sol sobre Asiria el 15 de junio del año 763 a.C. en Nínive21. Es posible que si estos coincidieron con la predicación de Jonás (as), podrían haber sido interpretados como señales y advertencias y contribuído al remordimiento mostrado por la gente de Nínive.

Tras la redención del pueblo, Nínive continuó floreciendo hasta que fue atacada y destruida por los persas en el 612 a.C.22

¿Ballena o Gran Pez?

Aunque el relato bíblico se asocia a menudo con una ballena, y ciertamente los cachalotes son lo suficientemente grandes y existen en el Mar Mediterráneo; la palabra usada en hebreo en realidad se refiere a un “gran pez”, y también lo hace el árabe. En turco, yunus baligi se refiere a un delfín. Nunca se ha resuelto qué tipo de pez grande fue el que se tragó a Jonás (as) durante tres días sin matarlo y arrojándolo después a las costas de Ashdod, pero habría tenido que ser lo suficientemente grande como para tragarse a un hombre entero y permitirle respirar durante tres días.

Jesús (as) se refirió de nuevo a esta historia siglos más tarde.

Referencia de Jesús (as)

Siglos más tarde, Jesús (as) dio una señal de que al igual que con Jonás (as), estaría en el vientre de la tierra durante tres días y luego se recuperaría.  Jesús (as) advirtió que el pueblo judío podría no ser tan afortunado como el de Nínive, ya que éste se había arrepentido mientras que los judíos eran arrogantes23.

Moraleja de la historia de Jonás (as)

Es interesante profundizar en las épocas, lugares y personas involucradas en la historia, para verificar que fueron eventos reales, y para enmarcar el contexto. Como hemos visto, decir que Jonás (as) fue tragado por una ballena no es exacto, y el término “pez grande” es probablemente más apropiado, pero esto cambia poco en los temas claves de la historia. Al mismo tiempo, comprender más sobre Nínive nos ayuda a entender la naturaleza y la escala de la tarea encomendada al profeta, y la razón por la cual podría haber sido inicialmente reacio a ir allí.

Sin embargo, el tema principal de esta historia es el arrepentimiento, y esto tiene dos dimensiones dentro de esta historia. En primer lugar, a pesar de predicar su mensaje, cuando se enfrentó a la misión de predicar a Nínive, Jonás (as) trató de escapar, y sin embargo, después de ser tragado por el gran pez, fue su arrepentimiento dentro del pez (ballena) que lo llevó a su perdón y a su supervivencia eventual.

Después de haber ido a Nínive para advertirles de su inminente destrucción por sus actos malvados, el genuino remordimiento y arrepentimiento de la gente de Nínive les llevó a su perdón y a su supervivencia de la calamidad prometida. Así que, tanto a nivel personal como colectivo, en esta historia, el arrepentimiento es visto como una forma de supervivencia y perdón por parte de Dios.

Algunos comentaristas se han centrado en la debilidad humana de Jonás (as) al no seguir aparentemente el mandato de Dios y tratar de escapar por mar. Sin embargo, tras analizar la envergadura y el tamaño de Nínive y la desalentadora tarea de predicarles, el impacto de la predicación de Jonás (as) que llevó a toda la población, incluído al rey, al perdón, nos dice mucho sobre la calidad de su predicación y su creencia en Dios.

En el mundo moderno, muchos religiosos asumen que las personas y ciudades mundanas pronto se enfrentarán a la perdición y la destrucción. A menudo se tiene la opinión generalizada de que “Occidente” será destruido pronto. Pero esto enmascara el hecho de que en todas las comunidades hay gente buena y mala, gente amable y maligna, gente espiritual y no espiritual. De esta historia, aprendemos que si las comunidades se arrepienten, no se les garantiza ningún castigo.

De la historia de Lot (as), vemos que a menudo los profetas rezaban por la redención de las personas malvadas, y si hubiera habido un número decente de personas buenas en Sodoma, podrían haberse ahorrado su castigo. Nadie está libre de pecado, como Jesús (as) ilustró en la discusión sobre el lanzamiento de la primera piedra. Si deseamos perdonarnos a nosotros mismos, entonces deberíamos desear arrepentimiento y reforma incluso para nuestros enemigos o aquellos que consideramos malvados.

Referencias:

1.Cyril Glasse, The Concise Encyclopedia of Islam (San Francisco: Harper, 1999), 428.

2.Hazrat Mirza Tahir Ahmad, El Sagrado Corán con comentario (Tilford, UK: Islam International Publications Ltd., 1988), Vol. III,1040. Jonás fue mandado a su gente, por lo tanto él no era israelita si fue a Níneveh, o fue enviado fuera de Israel.

3.Online Encyclopaedia Britannica 2015 enlaza Jonásas con el profeta en 2 Reyes 14:25 y la profecía sobre el Rey Jeroboam II sobre 785 a.C.

4.Online Encyclopaedia Britannica 2015  dice que el Rey reinó en el siglo 8 a.C.

5. Un reinado de gran envergadura en Mesopotamia.

6.Jonah 1:2-3 Nueva Versión Internacional (NVI) .

7. Comentadores judíos reconocen Tarshish como la tierra lejana de Israel en el Mediterráneo con quien comerciaron, probablemente Túnez o incluso el sur de España.

8.Jonah 1:15 NVI.

9.Jonah 1:17 NVI.

10.Jonah 3:3-6 NVI.

11.Jonah 3:8 NVI.

12.El Sagrado Corán, 37:140-149.

13.El Sagrado Corán, 10:99

14.Ahmad, El Sagrado Corán con comentario, Vol. IV, 2235. Jonás (as) abandon a su gente debido a que rechazaron el mensaje Divino. Pero no significa que hubiera huido de Dios.

15.Ahmad, El Sagrado Corán con comentario, Vol. IV, 1714. La palabra del árabe que designa los que hacen el mal, en realidad significa que puso así mismo en riesgo y trajo aflición a si mismo, en lugar de haber cometido un pecado.

16.El Sagrado Corán, 21:88-89.

17.LaMoine F. DeVries, Cities of the Biblical World (Peabody, MA: Hendrickson, 1997), p.32.

18.DeVries, Cities of the Biblical World, 31.

19.De Vries, Cities of the Biblical World, 33.

20.De Vries, Cities of the Biblical World, 34.

21.NASA “Technology Through Time Issue #32: Ancient Babylon”, http://www.sunearthday.nasa.gov/2006/locations/babylon.php, (accessed on 7 March 2015).

22.Hershel Shanks, Ancient Israel: A Short History from Abraham to the Roman Destruction of the Temple, (London: Biblical Archaeological Society, SPCK, 1989), p.141. La armada de Media y Babilonia se conbinaron para destruir Nineve.

23.Matthew 12:39-41 NVI.

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via