Cómo lograr que Dios escuche y acepte tus oraciones
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Cómo lograr que Dios escuche y acepte tus oraciones

Director del Spanish Desk y editor de la revista Review of Religions en Español

Transcripción

Cómo lograr que Dios acepte mis oraciones

Hola a todos, soy Tarik. En este vídeo me gustaría explicar los motivos por los que parece que nadie te escuche cuando estás rezando o por qué tus oraciones y súplicas no se cumplen. Además, te daré las claves para conseguir, con ayuda de Dios, que las oraciones tengan un mayor efecto en tu vida.

Cómo lograr la atención de Dios

C Ronaldo tiene más de 500 millones de seguidores en Instagram. Y muchos millones más en la vida real seguro.

¿Cuánto serían capaces de sacrificar sus fans por poder verle o recibir una firma suya? Hay quienes dan su tiempo, de sus estudios o incluso dejando su trabajo, gastan su dinero para viajar, algunos hacen colas durante horas o días. Para muchas de estas personas C Ronaldo o Messi, o cualquier otro es una fuente de inspiración que les ayuda a continuar y mejorar jugando al fútbol a pesar de las dificultades que tengan. Entrenan más para jugar y regatear como Ronaldo, y meter goles como él. Sobre todo, los más pequeños son los que más le imitan. Se compran su camiseta y sus botas, celebran los goles como él.

¿Os imagináis si alguno de ellos pudiera pasar un día con C. Ronaldo y aprender de él directamente?

Para muchas de estas personas sería un sueño hecho realidad. Dejarían absolutamente todo y harían cualquier cosa por poder estar en esa situación.

Si quisieras que Ronaldo se fijara en ti, vas a tener que aprender a jugar al fútbol a un nivel muy alto, y tendrás que estar dispuesto a aprovechar cada oportunidad para verle, sacrificando tu tiempo y tu dinero. ¿Te imaginas que alguien de forma prepotente exija a Ronaldo que comparezca ante él?

No solo no servirá de nada, sino que en realidad estará haciendo el ridículo.

Dios es nuestro Creador. Está fuera de este universo físico. Es lo más poderoso que existe. ¿Cómo podemos tan siquiera pensar que podemos acceder a Él y exigirle que nos haga caso o que haga que suceda lo que queremos sin más, o con un mínimo esfuerzo? Para poder tan siquiera lograr Su atención, primero tenemos que alcanzar un mínimo nivel desarrollo espiritual.

Por eso, la clave está en mostrar una actitud humilde, hacer aquello que Dios nos ha dicho que le agrada, evitar hacer aquello que le desagrada y rezarle, mostrando nuestra pasión y nuestro deseo de querer entablar una relación con Él.

Lo extraordinario de todo esto es que, a diferencia de tratar de acceder a alguien tan difícil como Ronaldo, en el caso de Dios, Él mismo ha prometido ayudar a aquellas personas que buscan alcanzarle. Dios ha anunciado que, si caminas hacia Él, Dios correrá hacia ti, haciendo tu búsqueda más fácil. Con lo cual cumplir este objetivo está garantizado. Dios ha puesto todo de Su parte y solo queda que nosotros pongamos de la nuestra.

Al igual que la fuerza de la gravedad y las leyes de la termodinámica, según el Corán hay una fuerza que opera en el universo de manera que cuanto más te sientas atraído hacia Dios, y mayor sea la humildad y sinceridad en tus oraciones, mayor será la atracción que Dios sentirá hacia ti.

Según el Corán, ese magnetismo producirá efectos sobre nosotros de manera que Dios mismo inspirará progresivamente nuestras acciones, encontraremos las respuestas a nuestras dudas, las cosas nos saldrán mejor en la vida, seremos más fuertes emocionalmente y sentiremos una mayor paz interna. Justo lo que más nos hace falta en el mundo de hoy. Ese es el motivo por el que Dios ha establecido la oración para nuestro beneficio.

Como generar sentimientos por Dios

Inicialmente, si quieres comenzar a generar sentimientos de atracción hacia Dios fíjate en qué es lo que genera los sentimientos de pasión y desesperación en los fans, sobre todo cuando están ante su ídolo. Ronaldo tiene mucho talento y su manera de jugar al fútbol es realmente admirable. A la gente que le gusta el fútbol, e incluso algunos que no, ven en él un modelo a seguir, sacan inspiración de él, ven en él todo lo que ellos quieren llegar a ser.

En relación a Dios, puedes encontrar inspiración en una enorme cantidad de cosas para generar estos sentimientos si no los tienes: fíjate en la naturaleza, en como el universo está diseñado. Admira sus maravillas y piensa en la inteligencia del Ser que lo ha diseñado. Estudia el complejo comportamiento de los seres vivos, incluso de los insectos, por ejemplo, o el extraordinario desarrollo de un feto en el útero de la madre. Otra fuente de inspiración puede ser las experiencias personales de personas que afirman que Dios les ha ayudado en diferentes situaciones, a veces milagrosamente. También puedes estudiar la historia y el ejemplo modélico de aquellas personas que son las más cercanas a Dios. Ellos mismos son una fuente de inspiración extraordinaria para millones de personas. Estudia los libros de aquellas personas que describen a Dios y Sus cualidades. O los libros que Dios mismo ha revelado. Sea cual sea el caso, hay una enorme abundancia de fuentes que te ayudarán a generar esos sentimientos de atracción. Pero el primer paso tienes que darlo tu.

Cómo lograr tus objetivos con ayuda de Dios

Ya sabemos cómo atraer la atención de Dios. Ahora veamos cómo podemos utilizar la fuerza de esa atracción.

A la hora de realizar un trabajo, desarrollar nuevos hábitos o incluso salir de una situación personal difícil, la humildad es el primer paso que nos va a ayudar en nuestro esfuerzo. Una persona humilde pone todo su esfuerzo y empeño en su trabajo, en desarrollar mejores hábitos y en lograr sus objetivos, pero a la vez, es consciente de sus propias debilidades y faltas, y de que hay innumerables factores que no están bajo su control, por lo que sabe que, por mucho esfuerzo que ponga, existe la posibilidad de que fracase.

Por ejemplo: podemos trabajar en desarrollar nuestra fuerza física. Siguiendo una dieta específica y siguiendo una rutina para ello. Esta sería ciertamente la mejor forma para hacerlo, y con eso incrementaríamos la probabilidad de éxito, pero hay factores que no podemos controlar como por ejemplo nuestra salud, que a su vez depende de muchos otros factores, como nuestra genética, factores ambientales, posibles lesiones o accidentes, etc.

Si el razonamiento acabara aquí, sería realmente deprimente para cualquier persona. Pero la clave está en lo siguiente:

Según el Corán: Dios no deja que se malgaste el esfuerzo de las personas perseverantes y diligentes, y les recompensa abundantemente, otorgándoles los frutos sabrosos de su labor.

Es decir, nosotros no somos seres perfectos. Por eso, el resultado de nuestro esfuerzo y trabajo es incierto (y aunque podamos reducir esa incertidumbre, no podemos eliminarla por completo). Pero Dios si es perfecto, y si utilizamos la oración y súplicas para que Él nos ayude, cubrirá esas incertidumbres, nos ayudará a resolver nuestras dificultades y con ello nuestros esfuerzos no fracasarán.

Este fenómeno está descrito en el Corán como una fuerza que opera de forma continua en el universo. Se activa cuando se producen las condiciones necesarias para ello. Por lo tanto, si con humildad, somos conscientes de lo mucho que debemos mejorar y nos esforzamos en ello, y a su vez, rezamos y buscamos la ayuda de Dios para aprovecharnos de este fenómeno divino, entonces nuestros resultados serán mucho mejores. Por supuesto, la calidad del resultado dependerá del esfuerzo que hemos realizado, y del nivel de la atracción de Dios hacia nosotros. Cuanto más esfuerzo y cuanto más logremos atraer la atención de Dios, mejor el resultado.

¿Dios acepta TODAS las oraciones?

Dios no tiene la obligación de aceptar nuestras oraciones, sino que nos ofrecerá el mejor resultado basado en Su sabiduría.

Dios ciertamente escucha una súplica hecha con total sinceridad y ayuda al buscador de manera apropiada, basándose en Su perfecto conocimiento y sabiduría. A veces puede ocurrir que la súplica carezca de sinceridad y humildad, como suele pasar en la mayoría de los casos. El suplicante puede carecer de fe o puede pensar de forma prepotente que está en su derecho el exigir cualquier cosa a Dios.

Pero también puede ocurrir que la oración sea escuchada, y que la petición sea concedida de la manera más apropiada y beneficiosa para el suplicante según el conocimiento y la sabiduría de Dios. Pero, por falta de conocimiento o ignorancia, el suplicante puede sentirse frustrado y piense que sus oraciones no están siendo escuchadas. Sin embargo, muchas veces, cuando miramos atrás nos damos cuenta de que, en realidad, si se escuchó y se cumplió de la mejor manera posible. En el Corán se dice:

Puede ser que te disguste una cosa siendo buena para ti y puede ser que desees una cosa que es perjudicial para ti. Al’lah conoce la verdadera naturaleza de las cosas y vosotros no la conocéis (2.217).

Conclusión

Pensamos que Dios es un ser ajeno a este universo y a todo lo que conocemos. Pero en realidad Dios ha diseñado todo esto para que podamos encontrar similitudes entre nuestras experiencias diarias y Él. Buscar a Dios no requiere de acciones extraordinarias. Sino de esfuerzo y humildad. Algo que todo el mundo puede hacer.

El tema de la aceptación de las oraciones está muy ligado con el desarrollo espiritual, porque a través de la oración, Dios te ayuda a comprender mejor Su naturaleza y atributos, que son los que te ayudarán a continuar progresando. En este vídeo he tratado de explicar algunos aspectos iniciales de este tema.

Gracias por ver este vídeo, si te ha gustado acuérdate de darle al botón de me gusta, y suscríbete a nuestro canal para ver más vídeos como este. ¡Un saludo, y hasta la próxima!

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via