¿Existe Dios? - ¿Por qué Dios permite el sufrimiento? | Comunidad Musulmana Ahmadía
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

¿Existe Dios? – ¿Por qué Dios permite el sufrimiento?

Director del Spanish Desk y editor de la revista Review of Religions en Español

¿Por qué sufrimos? ¿O por qué a veces parece el sufrimiento es injusto? ¿Puede existir un Creador infinitamente Bondadoso sabiendo que existe el sufrimiento? Respondemos a estas preguntas y otras de forma breve y clara.

Transcripción

¿Por qué sufrimos? ¿O por qué a veces parece el sufrimiento carece de sentido o es injusto? ¿Puede existir un Creador infinitamente Bondadoso sabiendo que existe el sufrimiento?

Hola a todos, soy Tarik y estás viendo 5 cosas que no sabías sobre el sufrimiento y Dios.

¿Qué es el sufrimiento?

Según el Corán el sufrimiento no es una entidad independiente por derecho propio, sino solo una contraparte indispensable del placer y la comodidad.

Lo que quiero decir es que la ausencia de felicidad es sufrimiento, de la misma manera que la sombra es la ausencia de luz. Si hay vida tiene que haber muerte: ambos están situados en polos extremos del mismo plano, con innumerables grados y sombras en el medio. A medida que nos alejamos de la muerte, nos movemos gradualmente hacia un estado de nuestra vida que es la felicidad; y a medida que nos alejamos de la vida, lo hacemos con una sensación de pérdida y tristeza hacia la muerte.

Esta es la clave para comprender la lucha por la existencia, y la búsqueda constante por mejorar nuestra calidad de vida. Constantemente tratamos de buscar maneras para alejarnos del sufrimiento, y eso es lo que nos ha permitido evolucionar a lo largo de la historia.

¿Por qué hay sufrimiento?

El Corán no solo responde a la pregunta: “por qué hay sufrimiento”, también explica la profunda filosofía de la vida y la muerte con sus innumerables matices intermedios, qué papel desempeñan y como mejorar la calidad de nuestras vidas.

Sabemos que la vida es solo un valor positivo y la muerte simplemente significa su ausencia. Este es el gran plan de la creación, pero ¿por qué Dios lo ha diseñado así?

El Corán nos dice que, al ser humano, se le ha dado la capacidad de elegir entre el bien y el mal, y está en manos de cada ser humano e individuo dar forma a su destino final, según su elección. Algunos querrán esforzarse por mostrar amor y compasión. Pero esta elección solo puede existir si el hombre pasa primero por una vida en la que exista la oscuridad y la luz, el bien y el mal, el placer y el dolor. Si no se dan estas circunstancias, no podemos demostrar nuestras intenciones.

Por ejemplo: si todos tuviéramos una vida llena de comodidad y salud, nunca podríamos poner a prueba nuestra compasión y bondad hacia los necesitados.

Es la lucha perpetua entre la vida y la muerte lo que somete a los vivos a un estado constante de prueba, de modo que todos los que actúan de mejor forma sobreviven y evolucionan físicamente y moralmente.

¿Qué nos enseña el sufrimiento?

El sufrimiento ha sido el gran maestro que ha cultivado y moldeado nuestra conducta; desarrolla y refina la sensibilidad, enseña humildad y, en más de una forma, prepara a los humanos para volverse hacia Dios.

También despierta la necesidad de búsqueda y exploración, y crea esa necesidad que es la madre de todos los inventos. Si eliminamos el sufrimiento como un factor causal en el desarrollo del potencial del hombre, la rueda del progreso retrocedería cien mil veces.

Por lo tanto, el sufrimiento, desempeña un sutil papel creativo en el esquema de las cosas, y por ello se puede considerar una bendición oculta.

Además, el secreto de toda investigación y descubrimiento científico radica en una búsqueda constante del alivio del dolor y la incomodidad. La motivación detrás de la exploración y el descubrimiento científico se basa principalmente en la necesidad de escapar del dolor.

¿Sería mejor una vida sin sufrimiento?

El sufrimiento solo podría considerarse objetable si fuera creado como una entidad independiente sin un papel significativo que desempeñar en el esquema de las cosas. Pero sin el sufrimiento, la sensación de alivio y comodidad también desaparecería. Si nunca hemos experimentado el dolor y la miseria, sin duda, la alegría y la felicidad perderían todo significado. De hecho, la existencia misma de la vida perdería propósito y los pasos de la evolución se detendrían en seco.

Por ejemplo, si no sufriéramos debido a las inclemencias del tiempo, nunca hubiésemos necesitado descubrir el fuego, ni todo lo que ello ha supuesto para la evolución de la humanidad.

La lucha entre la vida y la muerte, que produce sufrimiento, es también el medio para crear placer, porque es la principal fuerza motivadora que alimenta la evolución.

Por su parte, durante la larga historia de la evolución, las enfermedades que han surgido por diversas causas, las variaciones ambientales, la lucha por la existencia, las mutaciones y los accidentes, etc. son todos causas de sufrimiento que han desempeñado su papel fundamental en lograr que evolucionemos hacía una sociedad desarrollada y civilizada.

¿Por qué sufren las personas inocentes?

Hay algunos casos muy difíciles de explicar, como los de los niños nacidos con ciertos defectos congénitos. ¿Por qué se les hace sufrir a ellos y a otros no?

Pero la única pregunta realmente válida es: ¿por qué debe sufrir alguien en absoluto? Para evitar esto la única opción que le queda al Creador es crear a todos los bebés igualmente saludables o no saludables. Lo cual nos lleva a darnos cuenta de que la salud de un bebé en sí tiene un valor meramente relativo.

Imaginaros lo difícil que sería encontrar a dos bebés dotados de igual manera con la misma salud mental, de corazón y de todos los órganos físicos por igual. Así pues, para resolver la cuestión del sufrimiento, hay otra pregunta válida que debe plantearse contra el Creador. Por ejemplo, si un niño nace con ojos diminutos y una nariz grande y fea, y otras características desproporcionadas, ¿no sufrirá toda su vida comparando sus desventajas con las ventajas de otros seres humanos más afortunados?

La desigualdad en la salud y la apariencia continuarán irritando a la mayoría de las personas, e incluso agonizará a algunos al encontrarse en desventaja en comparación con otros. ¿No sería imperativo, en nombre de la justicia absoluta y la igualdad, que Dios hubiera creado a todos los humanos exactamente iguales en salud y apariencia?

Si no existieran casos extremos de sufrimiento en una parte de la población, entonces otros casos de desigualdad en salud o apariencia más leves se volverían más llamativos. Y entonces estos casos leves parecerán ofensivos para el sentido de la justicia.

Así que, si queremos vivir en un universo tan variado y diverso que ofrece algo nuevo que descubrir con cada avance y descubrimiento que realizamos, tenemos que aceptar el hecho de que dondequiera que haya variedad y diversidad es probable que se generen sufrimiento y felicidad relativos.

Share via