Jalifas guiados – Hazrat Abu Bakr (ra)
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)
Contenidos relacionados por temas

Jalifas guiados – Hazrat Abu Bakr (ra)

Jalifa de la Comunidad Musulmana Ahmadía

Resumen

Después de recitar el Tashahhud, el Ta`awwuz y la Surah al-Fatihah, Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba) dijo que continuaría relatando incidentes y expediciones de la vida de Hazrat Abu Bakr (ra).

Batalla de Heerah

Su Santidad (aba) dijo que tuvo lugar la Batalla de Heerah. Hazrat Khalid (ra) partió de Amgheshiyah hacia Heerah, una zona situada junto al río Éufrates, cuyo gobernador era un persa. Tenía la idea de que Hazrat Khalid (ra) vendría a Heerah después, y por eso ya había comenzado los preparativos. Por lo tanto, el gobernador dio instrucciones a su hijo para bloquear el agua del río y, así, obstaculizar a Hazrat Khalid (ra), que preveía que llegaría en barco. Cuando los barcos de Hazrat Khalid (ra) ya no pudieron avanzar, tomó un batallón de jinetes y se dirigió hacia el hijo del gobernador, luego al resto del ejército y después al gobernador. Todos fueron derrotados por Hazrat Khalid (ra). Luego supervisó que el Éufrates volviera a fluir.

Su Santidad (aba) dijo que al ver esto, la gente de Heerah se dirigió a cuatro fortalezas y se preparó para una nueva batalla. Hazrat Khalid (ra) designó a gente de su ejército para rodear cada una de esas fortalezas, con las instrucciones de invitarlos primero al Islam y si aceptaban entonces debían ser dejados en paz. Sin embargo, si se negaban, se les daría un día para que los musulmanes los combatieran. Los habitantes de Heerah hicieron llover piedras sobre los musulmanes y éstos les contraatacaron con flechas. Viendo que al final sufrirían una derrota, dijeron que aceptarían una de las condiciones, tras lo cual abrieron las puertas de sus fortalezas y se reunieron con Hazrat Khalid (ra), quien les reprendió sus costumbres. Entonces los jefes aceptaron pagar el Jizyah y se firmó un acuerdo entre ellos y los musulmanes. Sin embargo, después de la muerte de Hazrat Abu Bakr (ra), la gente de Heerah se volvió apóstata una vez más. Entonces Hazrat Musanna (ra) conquistó Heerah de nuevo durante la era de Hazrat Umar (ra) y más tarde de nuevo por Hazrat Sa’d (ra).

Su Santidad (aba) dijo que cuando Hazrat Khalid (ra) obtuvo la victoria en Heerah, la gente envió regalos para felicitarle por su victoria, pero él envió todos estos regalos a Hazrat Abu Bakr (ra) junto con las buenas noticias de su victoria. Hazrat Abu Bakr (ra) dijo que sólo aceptaría estos regalos como Jizyah, pues, eso era lo justo. Hazrat Khalid (ra) permaneció allí durante algún tiempo para asegurar el establecimiento de la paz. Al enterarse de su victoria, los jefes circundantes de Irak se presentaron por su cuenta para establecer tratados de paz con Hazrat Khalid (ra).

Su Santidad (aba) dijo que una vez que ya no había ninguna amenaza por parte de Irak y que habían quedado bajo el dominio islámico, Hazrat Khalid (ra) tenía la intención de atacar directamente a Irán. El gobierno persa estaba en desacuerdo tras el fallecimiento de Kisra, ya que luchaba por elegir al siguiente emperador. Hazrat Khalid (ra) les envió una carta diciéndoles que estaban en desacuerdo, pero que si aceptaban el Islam estarían en paz. O bien aceptaban el Islam o bien aceptaban el pago de la Jizyah para garantizar el establecimiento de la paz y su seguridad. Sin embargo, si se negaban, entonces traería consigo un ejército tan feroz que amaba la muerte tanto como ellos la vida.

Batalla de Anbaar

Su Santidad (aba) dijo que luego tuvo lugar la Batalla de Anbaar o Dhat al-Uyun. El ejército persa había acampado cerca de Heerah en Anbaar y Ain al-Tamar que estaba cerca de Kufa. Estaba claro que si los musulmanes no tomaban ninguna medida, podrían perder la zona de Heerah que acababan de conquistar. Por lo tanto, Hazrat Khalid (ra) ordenó a su ejército que se preparara. Una vez que la paz fue restaurada en Heerah, Hazrat Khalid (ra) nombró a Hazrat Ka’ka en su lugar y partió para ayudar a Hazrat Ayaz bin Ghanam (ra) que había sido enviado por Hazrat Abu Bakr (ra) desde el sur para conquistar Irak con las instrucciones de reunirse con Hazrat Khalid (ra).Su Santidad (aba) dijo que la gente de Anbaar se refugió en su fortaleza y había cavado una trinchera en las afueras. Cuando Hazrat Khalid (ra) llegó, analizó la situación y luego ideó un plan. Nombró a mil arqueros, que golpearon con gran precisión al adversario, concretamente en los ojos. De ahí que también se conozca como la Batalla de Dhat al-Uyun (La Batalla de los Ojos). Entonces Hazrat Khalid (ra) formó un puente con camellos, llenando la trinchera. Al ver esto, el líder de Anbaar ofreció un tratado de paz con Hazrat Khalid (ra) y pidió un pasaje seguro a su propio destino deseado. Su Santidad (aba) comentó que esto es suficiente para acallar a los críticos de Hazrat Khalid (ra) que dicen que era injusto y que se empeñaba en luchar, mientras que aquí, a pesar de que el enemigo no aceptó las ofertas de paz, cuando finalmente fueron derrotados, él aún eligió establecer la paz.

Batalla de Ain al-Tamar

Su Santidad (aba) dijo que luego tuvo lugar la batalla de Ain al-Tamar. Después de ocuparse de los asuntos relacionados con Anbaar, Hazrat Khalid (ra) se dirigió hacia Ain al-Tamar, donde una gran fuerza del ejército persa había acampado bajo el liderazgo de Mehraan bin Bahzaam. También había allí varias tribus árabes y uno de los líderes era Akka. Le dijo a Mahraan que al ser árabes, sabían cómo luchar contra Hazrat Khalid (ra) y por lo tanto el asunto debía dejarse en sus manos. Mahraan había oído hablar de las grandes victorias de Hazrat Khalid (ra) y vio esto como una excusa, por lo que le dijo a Akka que ciertamente debería tomar el liderazgo en la lucha contra Hazrat Khalid (ra). Akka se puso en marcha pero Hazrat Khaid (ra) lo derrotó, al enterarse de ello Mahraan huyó mientras que los demás se refugiaron en una fortaleza. Todos fueron encarcelados por Hazrat Khalid (ra), quien también se apoderó de la armería que habían dejado.

Su Santidad (aba) dijo que Hazrat Khalid (ra) informó a Hazrat Abu Bakr (ra) de la victoria lograda por los musulmanes junto con la explicación de por qué había dejado Heerah después de un año de permanecer allí para combatir al enemigo en Anbaar y Ain al-Tamar.

Batalla de Daumatul Yandal

Su Santidad (aba) dijo que luego hubo la Batalla de Daumatul Yandal que estaba cerca de la ciudad siria llamada Medina. Hazrat Abu Bakr (ra) había enviado a Hazrat Ayaz a Daumah, sin embargo, tuvo muchas dificultades allí. Cuando Hazrat Walid bin Uqbah fue a Hazrat Abu Bakr (ra) con las noticias de la victoria en Anbaar y Ain al-Tamar, Hazrat Abu Bakr (ra) le ordenó que fuera a ayudar a Hazrat Ayaz en Daumatul Yandal. Al llegar, Hazrat Walid (ra) vio la difícil situación en la que se encontraba Hazrat Ayaz, y le aconsejó que buscara la ayuda de Hazrat Khalid (ra). Por lo tanto, después de su victoria en Ain al-Tamar, Hazrat Khalid (ra) tomó su ejército y partió hacia Daumatul Yandal. Cuando la gente se enteró de la llegada de Hazrat Khalid (ra), sus líderes se enemistaron. Uno de ellos, llamado Uqaidar, dijo que debían tratar de establecer la paz, mientras que otros insistían en luchar. Uqaidar se marchó entonces y más tarde fue capturado por los musulmanes. Cuando fue llevado ante Hazrat Khalid (ra) fue encarcelado y luego asesinado.

Su Santidad (aba) dijo que la explicación de por qué Uqaidar fue asesinado es que durante la batalla de Tabuk, el Santo Profeta (sa) envió a Hazrat Khalid (ra) hacia Uqaidar. En ese momento, Uqaidar buscó la paz y acordó un tratado, sin embargo, rompió las condiciones de ese tratado. Por lo tanto, fue debido a este incumplimiento que Hazrat Khalid (ra) tuvo más tarde la oportunidad de tomarle la palabra por sus maneras traicioneras.

Su Santidad (aba) dijo que cuando Hazrat Khalid (ra) llegó a Daumatul Jandal, se produjo una feroz batalla, sin embargo Hazrat Khalid (ra) y su ejército fueron finalmente victoriosos. Mucha gente se refugió en su fortaleza, pero Hazrat Khalid (ra) también se infiltró en ella y muchos fueron tomados como prisioneros. Esta victoria reforzó en gran medida la posición táctica de los musulmanes, ya que Daumatul Yandal se encontraba en el camino hacia tres lugares importantes: Irak, Irán y Siria.

Las batallas de Usaid y Khanafis

Su Santidad (aba) dijo que luego se produjo la Batalla de Usaid y Khanafis. Hazrat Khalid (ra) estaba en Daumatul Yandal cuando los árabes habían llegado a acuerdos con los extranjeros para vengar la muerte de Akka. De ahí que los ejércitos de Bagdad partieran con la intención de encontrarse en Usaid y Khanafis. Cuando Hazrat Khalid (ra) regresó a Heerah se enteró de estas actividades, envió a Hazrat Ka’ka y a Abu Laylah a combatir a los dos ejércitos y más tarde partió él mismo. Ordenó a Hazrat Ka’ka que fuera a Usaid y a Abu Laylah a Khanafis y les ordenó a ambos que reunieran a los dos ejércitos enemigos en un solo lugar, y si esto no era posible, que los atacaran. Los musulmanes resultaron finalmente victoriosos en la batalla de Usaid y los enemigos supervivientes huyeron a Khanafis. Sin embargo, los musulmanes también salieron victoriosos en Khanafis.

Batalla de Musayyakh

Su Santidad (aba) dijo que luego tuvo lugar la batalla de Musayyakh, situada cerca de Damasco. Hazrat Khalid (ra) y sus generales atacaron desde tres lados diferentes y finalmente resultaron victoriosos. Durante esta batalla, dos musulmanes fueron asesinados inadvertidamente por el ejército musulmán, y cuando Hazrat Abu Bakr (ra) se enteró de esto, ofreció su dinero de sangre. Aunque Hazrat Umar (ra) quería que Hazrat Khalid (ra) fuera castigado por esto, Hazrat Abu Bakr (ra) explicó que algo así era absolutamente posible cuando había musulmanes viviendo entre el enemigo. Hazrat Abu Bakr (ra) también se comprometió a garantizar la educación de sus hijos.

Las batallas de Sanni y Zumail

Su Santidad (aba) dijo que entonces se produjeron los incidentes de Sanni y Zumail. Rabia, que deseaba vengar la muerte de Akka acampó en Sanni. Hazrat Khalid (ra) se enteró de esto y decidió atacar de nuevo desde tres lados, lo que finalmente resultó en que los musulmanes salieran victoriosos. Después, los musulmanes se dirigieron a Ruzab, que fue conquistada sin ninguna dificultad.

Batalla de Firaz

Su Santidad (aba) dijo que luego se produjo la batalla de FIraz, que tuvo lugar entre los musulmanes y los romanos durante el Ramadán. Debido a ello Hazrat Khalid (ra) no pudo guardar los ayunos. Hazrat Khalid (ra) partió a lo largo del río Éufrates hacia el sur y, al pasar por varias zonas, los residentes acordaban tratados de paz. Entonces llegó a Firaz. Aunque este no había sido el plan inicial, fue Dios quien abrió los caminos para que el Islam obtuviera victorias tan amplias. De ahí que los musulmanes acabaran venciendo a los romanos en Firaz.

Su Santidad (aba) leyó las declaraciones de varios historiadores sobre las grandes victorias logradas por Hazrat Khalid (ra), todas las cuales fueron posibles gracias al liderazgo y la guía de Hazrat Abu Bakr (ra).

Su Santidad (aba) dijo que esto ponía fin a los relatos de las batallas durante la época de Hazrat Abu Bakr (ra) y que continuaría con los relatos de la vida de Hazrat Abu Bakr (ra) en futuros sermones.

Comienzo de la Yalsa Salana UK

Su Santidad (aba) dijo que el próximo viernes comienza la Yalsa Salana del Reino Unido y pidió a todos que rezaran para que esta Yalsa sea bendecida en todos los sentidos; que los asistentes tengan un viaje seguro y que los que cumplan con su deber tengan la capacidad de llevar a cabo sus responsabilidades de la mejor manera. Este año la Yalsa se celebra a gran escala después de tres años, por lo que pueden surgir algunas dificultades. Su Santidad (aba) rezó para que Al’lah elimine todas esas dificultades.

Resumen preparado por The Review of Religions

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via