En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al-lah, Muhammad es el Mensajero de Al-lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)
Related Contents from Topics

Los waqf-e-nau deben convertirse en estrellas brillantes de Ahmadiyyat

Califa de la Comunidad Musulmana Ahmadía

El 25 de febrero de 2018, Su Santidad, Hazrat Mirza Masroor Ahmad (aba), Jalifatul Masih V, el líder mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadía, pronunció un discurso en la sesión de clausura del Iytema Nacional de Waqf-e-Nau del Reino Unido. El evento tuvo lugar en la mezquita Baitul Futuh de  Londres y asistieron más de 1600 personas, incluidos más de 1400 miembros varones del sistema de Waqf-e-Nau. A continuación se presenta la transcripción completa del discurso pronunciado por Su Santidad en esta ocasión.

Después de recitar Tashahhud, Ta’awwuz y Surah Al-Fatihah, Hazrat Jalifatul Masih V (aba) dijo:

“Alhamdullilah, hoy ha tenido lugar el Iytema nacional de Waqf-e-Nau del Reino Unido, que espero haya sido beneficioso para todos vosotros. De acuerdo con el informe del departamento central de Waqf-e-Nau, hay alrededor de 3200 varones Waqifin-e-Nau aquí en el Reino Unido y contar con tantos miembros del sistema Waqf-e-Nau es una gran bendición de Al-lah sobre nuestra Comunidad. De hecho, incluso aunque no aumentara el número de Waqifeen-e Nau, ya tenemos más que suficiente para producir una verdadera revolución espiritual dentro nuestra Comunidad. Sin embargo, para lograr esto, se requiere que todos vosotros cumpláis con la promesa de dedicar vuestras vidas a la causa de vuestra fe y os convirtáis en estrellas brillantes de Ahmadiyyat.

Del mismo modo, si todos los Waqifin-e-Nau de hoy día alcanzaran su potencial, se conseguiría aumentar en gran medida nuestros esfuerzos de Tabligh, Insha’Allah. De todos modos, esto no significa que hayamos llegado al final, sino que más bien, la Comunidad continúa creciendo y teniendo éxito cada día, gracias a las bendiciones de Al-lah el Todopoderoso. Por lo tanto, cada año, muchos más niños nacen en este bendito sistema, tanto aquí en el Reino Unido como en todo el mundo.

Entre el número total de chicos Waqf-e-Nau en el Reino Unido, un buen número han alcanzado ya la edad de quince años o más. Por lo tanto, la mayoría de vosotros habéis alcanzado una edad en que la mente de una persona se vuelve bastante madura y se hace más independiente. Por consiguiente, la mayoría de vosotros debéis entender vuestras responsabilidades y comprender la promesa que vuestros padres hicieron en vuestro nombre antes de que nacierais. De hecho, después de renovar vuestra promesa libre e independientemente, debéis estar mentalmente preparados para los sacrificios requeridos y estar dispuestos a vivir vuestras vidas en completo acuerdo con las enseñanzas islámicas. Cada miembro de Waqf-e-Nau debe sentir un constante temor a Al-lah en su interior, sabiendo que Él está viendo todo lo que hacemos.

Como dije, el número de Waqifin-e-Nau en este momento es más que suficiente para producir una revolución espiritual y moral dentro de la Yamaat. Para que tal revolución ocurra, no es necesario que todos vosotros os incorporéis a Yamia Ahmadía y os entrenéis como misioneros. Ciertamente, la demanda de misioneros es cada vez mayor y, por ello, nuestro deseo que ingresen en Yamia tantos chicos como sea posible. Sin embargo, al mismo tiempo, también es esencial que los Waqifeen-e-Nau de otros campos comprendan sus deberes hacia la Yamaat y se aseguren de incrementar constantemente su conocimiento religioso junto con su educación secular.

Por lo tanto, todos vosotros, aunque tengáis previsto ingresar a Yamia o no, debéis leer el Sagrado Corán todos los días y tratar de leer sus comentarios, así como estudiar los hadices y los libros del Mesías Prometido. Solo entonces estaréis en condiciones de guiar y reformar moralmente a otros. Solo entonces constituiréis valores reales en nuestros esfuerzos de Tabligh y Tarbiyat. Sólo entonces estaréis listos para desempeñar el papel de producir una verdadera revolución espiritual en el mundo. El conocimiento que obtendréis de dicho estudio os proporcionará el poder intelectual y la capacidad para superar los argumentos de quienes se opongan a nuestra religión.

Además, debéis analizaros constantemente e intentar mejorar cualquier debilidad personal existente. Por ejemplo, a algunos Waqifin-e-Nau les preocupa que si conceden demasiado tiempo a la Comunidad, o se convierten en Waqf-e-Zindaghis, es decir, devoto de por vida, se verán privados en términos materiales. Se preguntan cómo van a ganar dinero y cumplir con sus necesidades personales y familiares. Es incorrecto que un Waqf-e-Nau piense de esta manera, y eso no concuerda con el espíritu del bendito sistema del que formáis parte. Más bien, como miembros de Waqf-e-Nau, debéis daros cuenta de que vuestro objetivo no son las actividades mundanas y materiales, sino que, más bien, vuestros objetivos son espirituales y debéis emplear vuestras vidas en el servicio de la Yamaat. Por lo tanto, desde una edad temprana, debéis inculcar el espíritu de verdadero sacrificio en vuestro interior.  Si estáis firmemente decididos y resueltos en vuestra ambición de cumplir vuestra promesa, de priorizar vuestra fe sobre todos los asuntos mundanos, tales preocupaciones financieras nunca entrarán en vuestras mentes y no os veréis influenciados por las atracciones mundanas o búsquedas materiales.

Respecto a vuestras responsabilidades, lo más importante es que cada Waqf-e-Nau adopte los estándares de culto más elevados y establezca un ejemplo positivo para que otros sigan su ejemplo. Ningún miembro de Waqf-e-Nau deberá omitir ninguna de las cinco oraciones diarias e intentará ofrecer las oraciones en congregación en la medida de lo posible. Si vivís a gran distancia de la mezquita más cercana, o centro de Salat, intentad organizar oraciones congregacionales con otros jovenes áhmadis que residan en la proximidad. Además, para cumplir vuestra promesa, debéis tener conocimiento de vuestra fe.  Es imposible servir a la religión si desconocéis lo que es y lo que requiere. Como dije antes, siempre debéis tratar de aumentar vuestro conocimiento religioso a través de la lectura del Sagrado Corán, así como del estudio del Hadiz, los libros de las Mesías prometido y demás libros de la Yamaat. También debéis conectaros a la MTA y escuchar mis sermones al menos una vez por semana.

En todos los aspectos, la gente debe ser capaz de distinguir entre vosotros y los demás. La gente debe ser capaz de identificaros como miembros de Waqf-e-Nau simplemente observando vuestros altos estándares morales. Deben veros como un ejemplo del que otros puedan aprender. Por ejemplo, cuando sois pequeños, es fácil enojarse por cosas pequeñas, pero como Waqfe-Nau, debéis controlar vuestro temperamento y mostrar paciencia en todo momento. Además, cuando os relacionáis con otras personas, debéis hablar amablemente y vuestra conducta y modales deben ser ejemplares. Buscad el modo de ayudar y asistir a los demás y tratad de resolver sus problemas. Considerad el dolor de otras personas como si fuera el vuestro y dadles consuelo.

En todo momento, los demás áhmadis y no áhmadis deben tener claro que habéis recibido una buena educación y seguís las enseñanzas del islam en todos los aspectos de vuestras vidas. Es muy fácil mostrar buen comportamiento con unas pocas personas de vez en cuando o parecer honestos en asuntos en los que no existe un interés personal, sin embargo, la verdadera prueba consiste en que vosotros mismos tengáis un interés personal o padezcáis dificultades. En esos momentos es cuando se demuestra el verdadero carácter y la fibra moral de una persona, por lo que, como miembros de Waqf-e-Nau, debéis permanecer veraces y mostrar cortesía en todo momento y en todas las circunstancias. Del mismo modo, es fácil instar a los demás a ser amables, humildes y altruistas, pero antes de dar indicaciones a los demás, primero debéis reformaros y mejorar vuestros propios hábitos.

La buena compañía es también muy importante y debéis elegir acertadamente vuestras amistades. Buscad amigos buenos y de buena moral y manteneos alejados de aquellos que muestran mal comportamiento. Debéis evitar las peleas o disputas innecesarias. También debéis evitar las amistades inapropiadas o relaciones con chicas. Desde una edad temprana, debéis mostrar regularidad en asistir a los eventos de Comunidad y participar activamente en ellos y dedicar el mayor tiempo posible para servir a la Yamaat.

En términos de Tabligh, desde una edad temprana, los Waqifin-e-Nau deben habituarse a difundir el mensaje del islam. En el mundo de hoy, muchas personas tienen una visión negativa del islam, por lo que tenéis el gran desafío de contrarrestar la falsa impresión que se ha creado. Es vuestro deber, incluso más que otros, mostrar al mundo que el islam es una religión de paz, amor y compasión. Por lo tanto, debéis hacer Tabligh en los fines de semana o durante las vacaciones, y desempeñar vuestro papel defendiendo el islam de las falsas acusaciones de que es objeto. La Yamaat y Maylis Juddamul Ahmadía organizan programas y eventos de Tabligh, por lo que debéis ofrecer vuestros servicios e intentar ayudar en lo posible. Obtendréis el placer de Al-lah al extender el mensaje del islam a los demás, y a la vez aumentaréis vuestro propio conocimiento, experiencia y confianza. Estas habilidades os beneficiarán a lo largo de vuestras vidas inshaal-lah.

Además, la humildad y la paciencia son características y cualidades muy importantes que deberíais desarrollar. De hecho, la humildad debe ser el sello distintivo de todos los miembros de Waqf-e Nau. Por otro lado, debéis sentir aversión hacia cualquier forma de arrogancia y orgullo y debéis hacer una yihad personal contra ello. Además, debéis intentar ofrecer la oración del viernes cada semana y aseguraros de escuchar mi sermón del viernes. Debéis tratar de aumentar vuestra relación con el jalifato en todo momento. Los miembros de Waqf-e-Nau deben buscar, más que otros, la cercanía y la guía de jalifato en todo momento. Debéis ser ejemplos de obediencia y debéis esforzaros en comprender y cumplir todas las instrucciones que el Jalifa-e-Waqt (Jalifa de la época) da a los miembros de la Yamaat.

En términos de vuestra educación secular, aquellos Waqifin-e-Nau que están en la escuela secundaria, especialmente los de 14 o 15 años, deberían tratar de desarrollar un gran interés en las asignaturas de ciencias y esforzarse por destacar porque, además de misioneros, también tenemos una gran necesidad de doctores. También requerimos maestros, tanto en ciencias como en otros campos académicos, por lo que los Waqf-e-Nau también deberían elegir la docencia.

Continuando, deseo recordaros la gran importancia de la lectura de los libros del Mesías Prometido y de la comprensión de sus expectativas sobre la Yamaat. Como Waqf-e-Nau, debéis prestar atención y reflexionar sobre las palabras del Mesías prometido en todo momento y tener fe firme en todo lo que ha enseñado. En este sentido, el mismo Mesías Prometido dijo que si sus seguidores no actuaban según sus instrucciones, significaba que tenían una fe débil. Ciertamente, no podemos esperar reformar al mundo y orientarlo hacia la salvación si los mismos miembros de Waqf-e-Nau, que son los futuros embajadores de nuestra Yamaat, poseen una fe débil.

El Mesías Prometido también ha expresado el ardiente deseo de que los miembros de su Yamaat sean aquellos que promuevan la causa de Tauhid  —la Unicidad de Al-lah— con gran pasión y celo. Por lo tanto, en cada oportunidad, los Waqifin-e-Nau deben estar a la vanguardia en realizar el Tabligh y en el intento de atraer a la gente hacia el Dios Único. Además, el Mesías prometido ha aconsejado repetidas veces acerca de la importancia de Zikr-e-Ilahi —el recuerdo de Al-lah—, por lo que debéis tratar de desarrollar el hábito de orar y recordar a Al-lah durante todo el día y no solo durante las cinco oraciones diarias.

Además, cuando se trata de moralidad y espiritualidad, intentad siempre progresar y avanzar. Nunca penséis que habéis logrado todo lo que se requiere y que ya habéis cumplido con vuestros objetivos. De hecho, el Mesías Prometido ha dicho que un verdadero creyente nunca debe sentirse satisfecho, sino que siempre debe intentar aumentar su relación con Al-lah el Todopoderoso e incrementar su piedad. Si tenéis ese espíritu, entonces Inshaallah tendréis éxito, pues Al-lah el Todopoderoso ayuda a aquellos que se esfuerzan sin cesar para obtener Su cercanía.

El Mesías Prometido también ha instruido en que debemos orar sinceramente para que Al-lah nos proteja de todas las actividades inmorales y que nos mantengamos puros y temerosos de Dios en todo momento. Ciertamente, en la sociedad actual, donde existen muchos peligros y trampas, estas oraciones son aún más importantes como medio para protegeros de los vicios y todo tipo de tentaciones. En otra ocasión, el Mesías Prometido dijo que nuestro Yamaat solo se distinguirá de los demás musulmanes si seguimos sinceramente las verdaderas enseñanzas del islam y vemos al Sagrado Corán como nuestra luz de guía en todo momento. Ciertamente, los miembros del sistema de Waqf-e-Nau deben prestar especial atención a este punto.

En cada asunto y en cada acción, debéis guiaros a través de lo que el islam enseña y requiere de vosotros. Cada momento de vuestras vidas debe ser gobernado por las enseñanzas del Sagrado Corán y la bendita práctica del Santo Profeta (sa). Si vuestra conducta concuerda con el islam, entonces no solo os beneficiareis vosotros mismos, sino que también seréis un medio de orgullo para la Yamaat y os convertiréis en un ejemplo para otros. Si sois morales y honestos, los demás se sentirán atraídos hacia vosotros y seréis un medio de inspiración para ellos.

Alhamdolil-lah, hay muchos conversos en nuestra Yamaat, y cuando se le pregunta qué fue lo que inicialmente los atrajo a Ahmadíat, muchos responden diciendo que fue la buena conducta y la alta moral de sus amigos áhmadis lo que los atrajo hacia el islam. Por lo tanto, si sois áhmadi musulmanes sinceros, y si vuestro comportamiento está de acuerdo con las enseñanzas del islam, estaréis participando constantemente en una forma silenciosa de Tabligh por el cual seréis recompensados por Al-lah el Todopoderoso. Indiscutiblemente, cada áhmadi debería tener estándares altos y participar en este Tabligh silencioso, pero también es cierto que nuestros Waqifin-e-Nau deberían ser los estandartes en este sentido.

Recordad siempre que somos los afortunados, porque Al-lah el Todopoderoso envió al Mesías Prometido para guiarnos y hemos conseguido aceptar su reivindicación. Sin embargo, como dije antes, no basta con aceptarlo, sino que debemos realizar todo tipo de esfuerzos para reformarnos y cumplir las condiciones de nuestro Bai’at y practicar lo que predicamos. A este respecto, el Mesías Prometido dijo:

“Si una persona realiza el Bai’at, no es suficiente para él haber aceptado el Ahmadíat como la verdad… Una mera declaración verbal no es suficiente para obtener las bendiciones de Al-lah ni para complacerlo, si no va acompañada de sinceridad y una conducta piadosa.”

Además, dice:

“Por lo tanto, una vez que ingreséis en la Yamaat, esforzaos en ser justos y temed a Al-lah en todo momento. Absteneos de todas las formas de maldad y vicio. Sed amables en vuestra conversación y haced que el Istighfar sea vuestro compañero constante y orad con gran sinceridad durante la oración.”

Al final, pido que Al-lah os conceda a todos la capacidad de cumplir ese compromiso y vínculo sagrado que hicieron primero vuestros padres, antes de vuestro nacimiento, el cual habéis renovado y que renovarán inshaal-lah los niños más jóvenes de Waqifin-e-Nau.

Que todos vosotros cumpláis con vuestros deberes y os contéis entre aquellos que producirán una verdadera revolución espiritual eterna en el mundo – Amin. Ahora, uníos a mí en oración silenciosa.