En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
There is none worthy of worship except Allah, Muhammad is the Messenger of Allah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Alocución de Hazrat Jalifatul Masih V en la conferencia internacional de Humanity First de 2018.

Hazrat Mirza Masrur Ahmad

Califa de la Comunidad Musulmana Ahmadía

El Líder Mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadía, Jalifatul Masih V (el Quinto Jalifa), Su Santidad Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba), pronunció el discurso de apertura en la
Conferencia Internacional de la organización benéfica Humanity First el sábado 3 de marzo de 2018. Los 3 días de la conferencia, celebrada en la mezquita Baitul Futuh en Londres, contaron con la asistencia de más de 220 delegados de 27 países de todo el mundo. La transcripción completa de la alocución entregada por Su Santidad en esta ocasión se presenta a continuación.

Después de recitar Tashahhud, Ta’awwuz y Bismil-lah, Hazrat Jalifatul Masih V (aba) dijo:

“Durante estos días, todos ustedes, que son representantes de Humanity First de diferentes países, se han reunido aquí para asistir a su Conferencia Internacional, que se está celebrando después de tres años. Espero y deseo que durante el transcurso del evento ustedes habrán reflexionado honestamente sobre los esfuerzos que se han hecho por Humanity First  para beneficiar y servir a la humanidad.

Espero que hayan analizado la calidad y el nivel del trabajo realizado en años anteriores y hayan evaluado la efectividad de los diversos proyectos humanitarios y esquemas que se han establecido bajo la bandera de Humanity First. También espero que hayan debatido sus planes futuros y que hayan analizado cómo, en el futuro, podrán utilizar mejor los recursos de Humanity First y que hayan considerado qué pasos y nuevos métodos pueden adoptarse para beneficiar aún más a la humanidad y aumentar el alcance de los servicios de Humanity First para la humanidad.

Ciertamente, en el mundo de hoy, hay una gran incertidumbre y una gran desigualdad. Un número creciente de personas está sufriendo desesperadamente y se confronta con graves dificultades. Casi en cada parte del mundo la inquietud, la ansiedad y el conflicto están en aumento. Gran parte del desorden y el sufrimiento está generado completamente por el hombre y es el resultado directo de la conducta ilícita y las injusticias perpetradas por los humanos. Se están librando guerras, los conflictos entran en erupción y se están cometiendo
crueldades horribles. Estamos presenciando guerras civiles y estamos también visualizando guerras entre naciones. Tanto a nivel nacional como a nivel internacional, la sociedad se divide y se fragmenta cada vez más. Casi a diario, vemos grupos terroristas y extremistas que llevan a cabo ataques atroces y perpetrando crueldades indescriptibles dirigidas a personas inocentes.

Además, desastres naturales catastróficos continúan ocurriendo en todo el mundo, causando estragos y provocando devastación y dolor indescriptibles. Por lo tanto, de forma incuestionable, el mundo en el que estamos viviendo es extremadamente volátil y turbulento. Como dije, el sufrimiento causado por las guerras y conflictos es debido completamente al hombre. Al mismo tiempo, de acuerdo con nuestras creencias, incluso los desastres naturales no son eventos aleatorios, sino que son el resultado de la negligencia y las faltas de la humanidad. Creemos firmemente que Al-lah el Todopoderoso es el más Misericordioso y ama a Su creación, pero al mismo tiempo, la humanidad se está alejando rápidamente de Dios el Todopoderoso y no cumple con Sus derechos y, en consecuencia, está siendo privada de Su Misericordia. Sin embargo, independientemente de la causa del sufrimiento, si afirmamos ser verdaderos musulmanes, es nuestra obligación y nuestro deber primordial ayudar a todas las personas que se enfrentan a dificultades y esforzarnos por aliviar su dolor y angustia.

Nuestra religión del islam nos ha enseñado dos medios generales para servir a la humanidad. El primero es llevar a las personas hacia Su Creador e inspirarlas a cumplir Sus derechos. En consecuencia, es el deber de todo verdadero musulmán tratar de cerrar la brecha y el vacío que se está generando entre la humanidad y Dios el Todopoderoso. El segundo medio principal de servir a la humanidad, es ayudar a las personas en su momento de necesidad y utilizar cualquier recurso disponible, con el fin de brindar tranquilidad y comodidad a aquellos que se ven desprovistos o se confrontan a pruebas  y tribulaciones. De hecho, fue para cumplir estos dos objetivos principales, que Al-lah el Todopoderoso envió al Mesías Prometido (as), en servidumbre al Santo Profeta de islam (sa) y quien estableció la Comunidad Musulmana Ahmadía. Con la Gracia y la Misericordia de Al-lah, desde su inicio, nuestra Yama’at ha continuado  esforzándose para cumplir estos dos objetivos y, bajo la guía de Jilafat-e-Ahmadía, continuará haciéndolo, Insha’lah. Por supuesto, Humanity First se estableció con el fin de cumplir el segundo objetivo del advenimiento del Mesías Prometido (as).

Por lo tanto, la única ambición y aspiración de Humanity First siempre debe ser aliviar el sufrimiento físico y mental de la humanidad. Como una organización, el deber central de Humanity First es utilizar plenamente sus recursos, las capacidades y las habilidades de aquellos que la sirven, para ayudar a los desposeídos y necesitados.

Dondequiera que las personas se enfrentan al sufrimiento material y la privación de cualquier tipo, Humanity First debe tratar de estar a la vanguardia de la provisión de ayuda y asistencia. Sin importar donde en el mundo, o de qué comunidades provienen, Humanity First debe tratar de proporcionar alivio a los sumidos en la pobreza o las dificultades. Esta es su misión. Este es su deber. Esta es su fe. Recordad siempre que el Fundador de la Comunidad Musulmana Ahmadía, el Santo Mesías Prometido (as) se dirigió a los miembros de la Yama’at en innumerables ocasiones hablando acerca de la obligación de servir a los demás y hacia el cumplimiento de las necesidades y los derechos de la humanidad. En una ocasión, el Mesías Prometido (as) dijo:

“Al-lah el Todopoderoso ordena repetidamente que, independientemente de su religión o etnia, debéis mostrar amor y compasión a todas las personas. Al-lah nos ordena alimentar a los hambrientos, liberar a aquellos encadenados en esclavitud, pagar las deudas de los endeudados, cargar con las cargas de los demás y cumplir los derechos de amor sincero que se le debe a la humanidad.”

En otra ocasión, el Mesías Prometido (as) dijo:

“Cada día, cada persona debe analizarse a sí mismo y ver en qué medida le preocupan los demás y en qué medida muestra amor y compasión a sus hermanos … La compasión por los demás es una gran demanda y responsabilidad que pesa sobre la humanidad.”

El Mesías Prometido (as) narró un Hadiz destacando la importancia de servir a los demás. El Mesías Prometido (as) ha dicho:

“En un Hadiz, se narra que en el Día del Juicio, Al-lah dirá: ‘Tenía hambre y no me alimentaste, estaba sediento y no me diste agua, estaba enfermo y no hiciste nada por verme o reconfortarme. Ante esto, a los que se les pregunte, preguntarán, oh Señor, ¿cuándo estabas hambriento y no te alimentamos? ¿Cuándo estabas sediento y no saciamos Tu sed? ¿Y cuándo estabas enfermo y no Te confortamos? En respuesta, Dios el Todopoderoso dirá que: ‘Una persona querida por Mí sufría de esta manera y no le mostraste compasión ni bondad. De haberle mostrado amor, en verdad, habrías mostrado amor hacia Mí’. De manera similar, a otra comunidad, Al-lah el Todopoderoso dirá: ‘Bien hecho, mostrasteis amor y compasión hacia Mí. Pues, cuando tuve hambre, me alimentaste y cuando tuve sed me saciaste la sed.’ Los miembros de esa comunidad preguntarán entonces, ‘Oh Señor nuestro, ¿cuándo te servimos de esta manera? Nosotros mismos no somos conscientes de ello.’ En respuesta, Al-lah dirá: ‘Cuando mostrasteis amor y compasión a una persona querida por Mí, en realidad estabais manifestando vuestro amor hacia Mí’”.

Por lo tanto, amar a la Creación de A-lah es algo verdaderamente importante y que Al-lah el Todopoderoso aprecia profundamente.

Así, como Yama’at, siempre nos hemos esforzado por cumplir con nuestro deber de servir a los demás por el bien de Al-lah el Todopoderoso, a través de diferentes maneras y diversos medios.

De acuerdo con nuestras capacidades, procuramos alimentar a los que tienen hambre,  y damos agua a los que tienen sed y tratamos de cuidar a los que están enfermos o sufren de alguna manera y ofrecerles un tratamiento adecuado, como ya han visto en algunos de los videos cortos que se han mostrado.

De ahí que, todos aquellos que están sirviendo en Humanity First deben recordar que este es vuestro propósito y, por consiguiente, han de esforzarse por el bien de esta causa bendita con gran devoción. Ciertamente, para cumplir con este preciso objetivo de servir a los demás desinteresadamente es para el que se estableció Humanity First. Esto es lo que nos distingue de otras organizaciones, no prestan sus servicios en Humanity First solo por su buena naturaleza o como un deber mundano; más bien, este servicio es en realidad una exigencia y llamada de nuestra fe. Como ya he explicado, servir a la humanidad es un principio fundamental del islam.

El islam requiere que aliviemos las heridas de aquellos con dolor, que eliminemos las ansiedades de quienes están afligidos y que demostremos amor y compasión sin ningún deseo de reconocimiento o recompensa mundana. Por lo tanto, cada vez que una persona sufre o se enfrenta a la crueldad, es nuestro deber estar allí para ayudarle y apoyarle. Tratad pues de aumentar vuestro rendimiento y nunca os volváis perezosos ni os conforméis con vuestros logros pasados. Vuestro objetivo siempre ha de ser el de elevar el nivel de atención proporcionado por Humanity First a través de un mayor servicio y ayudando al mayor número de personas posible.

Como dije antes, la conducta de la humanidad ha jugado un papel directo en causar las guerras y los conflictos actuales que, además, también ha llevado a los desastres naturales que han tenido lugar. Sin embargo, al mismo tiempo, no es cierto que todo ser humano que sufre estos desastres tenga la culpa; más bien, es parte de la naturaleza que, cuando ocurren catástrofes o tragedias, incluso los inocentes e intachables se ven afectados. Por tanto, en todo momento, debemos utilizar nuestras capacidades y habilidades al máximo para eliminar las dificultades de esas personas inocentes y consolar a los afectados por el dolor. Debemos estar allí para limpiar las lágrimas de aquellos que han quedado desamparados, desconsolados y vulnerables. Debemos estar allí para dar esperanza a aquellos que antes no tenían esperanza.

De todos modos, en términos de alivio, con la gracia de Al-lah, en respuesta a muchos desastres naturales en los últimos años, Humanity First ha enviado sus equipos para proporcionar alimentos, agua, refugio y otras formas de ayuda, como ya hemos visto en algunos de los videos que se muestran aquí. Del mismo modo, ahora ha comenzado a llegar y servir en ciertas áreas devastadas por la guerra.

Además, están brindando educación a los niños mediante la construcción de escuelas o el amueblamiento de las existentes. También brindan atención médica a través del establecimiento de hospitales o campamentos médicos. Particularmente en África, han hecho un excelente trabajo para servir a la humanidad. Que Al-lah el Todopoderoso bendiga los esfuerzos de todos aquellos que han contribuido a este esfuerzo.

Del mismo modo, en Pakistán, en Tharparkar, se ha esforzado por proporcionar agua potable a la población local del pueblo. Que Al-lah les recompense por esto. Aquí, me gustaría decir algo sobre lo que se ha mostrado en el video con respecto a la excavación de pozos y la provisión de alimentos en el área de Tharparkur. Se ha utilizado demasiada música. Cuando preparamos este tipo de documentales, debe ser sin música. Estoy diciendo esto para que otras organizaciones, o Humanity First en otros países, no hagan lo mismo. No es permisible. Hubiera sido mejor si hubieran incluido algunos poemas.

En cualquier caso, voy a continuar. En Guatemala, Humanity First USA construyó el Hospital Nasir, que está a punto de completarse. Sin embargo, no piensen que la construcción es el final, sino que es solo el final del comienzo. Ahora, necesitará adquirir médicos, enfermeros y otro personal para asegurarse de que el hospital no se convierta en un proyecto inútil, sino que cumpla con su objetivo y misión de servir a la población local brindándoles atención médica de alta calidad. Por lo tanto, Humanity First debe hacer un plan adecuado para garantizar que el hospital sea sostenible y un medio para servir a la humanidad de la mejor manera posible. Que Al-lah el Todopoderoso bendiga todos sus proyectos actuales y futuros y le permita ejecutar los buenos planes que han realizado.

Oro para que todos ustedes tomen sus responsabilidades en serio e inculquen un verdadero espíritu de sinceridad, humildad y dedicación dentro de sí mismos. Lo más importante es que siempre deben tener en cuenta que las oportunidades que tengan para servir se deben a las bendiciones y los favores de Al-lah el Todopoderoso y porque están siguiendo las verdaderas enseñanzas del islam tal y como nos las enseñó el Mesías Prometido (as). Cualquier oportunidad que se les haya brindado se debe a que son es parte de su Yama’at.

Además, cualquier éxito de Humanity First no se debe a las cualidades personales de ninguno de sus presidentes o directores. Tampoco se debe a las capacidades de ningún individuo; más bien, se debe enteramente a la gracia de Dios el Todopoderoso y los favores que ha otorgado a los seguidores del Mesías Prometido (as). Por lo tanto, a la luz de esto, cada áhmadi que sirve en Humanity First debe permanecer eternamente agradecido a Al-lah el Todopoderoso, por la oportunidad de servir y obtener Sus bendiciones y recompensas. Además, para que su trabajo y servicios sean bendecidos, es de vital importancia que permanezcan fieles y leales miembros de la Yama’at en todo momento.

De lo contrario, sus esfuerzos serán infructuosos y serán como cualquier otra organización mundana. Con estas palabras, rezo para que Humanity First continúe fortaleciéndose y cumpla sus objetivos de servir a la humanidad, independientemente de su casta, credo o color, en todo el mundo. Que Al-lah les recompense a todos ustedes por sus esfuerzos sinceros y les permita aumentar su servicio a la humanidad – Amín. Ahora, únanse  a mí en oración silenciosa”.