El voto: un deber patriótico y religioso
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

El voto: un deber patriótico y religioso

Hoy, el 3 de noviembre, los Estados Unidos tendrá sus elecciones presidenciales. Estas elecciones vienen en un momento critico para el país, que esta en medio de una batalla contra la pandemia, una crisis económica e inestabilidad social.

Considerando esta inestabilidad económica, social y política es necesario que todos los americanos voten en estas elecciones. Muchas personas ya han votado por correo pero para los que aun no han votado, es imperativo que hoy, el 3 de noviembre, ejecuten su deber del voto.

En este artículo se explica que el voto no es solo un derecho cívico sino también religioso según las enseñanzas islámicas.

“El Santo Profeta Mohammad (sa) enseñó que:

‘El amor a la propia patria forma parte de la fe.’

Así pues, el patriotismo verdadero es un requisito del islam. Para amar verdaderamente a Dios y al islam es preciso que una persona ame a su propia patria.”[i] Por lo tanto, el islam nos indica que parte de ser un musulmán o una musulmana obediente es amar a su patria. Y esto significa querer su bienestar. Una forma de asegurar su bienestar es eligiendo a representantes que desempeñen justicia y derechos a la humanidad.

“Si un grupo de personas quiere cambiar un gobierno debe hacerlo siguiendo el proceso democrático correcto. Debe hacerse oír votando en las urnas. Los votos no deben emitirse en base a preferencias o intereses personales…. El voto de una persona ha de tener en cuenta el beneficio del país…. Esta es la verdadera enseñanza del islam y la verdadera lealtad.”[ii]

El Sagrado Corán, al que los musulmanes consideran la palabra directa de Dios, dice

“En verdad, Al’lah os ordena confiar las responsabilidades a quienes estén mejor dotados para desempeñarlas.” (C. 4: Al-Nisa: 59)

Según la definición del Corán, sin embargo, el votante no es el dueño absoluto de su voto sino un depositario. Como depositario, debe depositar su confianza con justicia y honradez, donde considere que verdaderamente pertenece. Debe estar alerta y ser consciente de que será responsable de su acción ante los ojos de Dios.”[iii]

Entonces, es importante que cada musulmán y cada musulmana se eduquen sobre los diferentes candidatos y sus políticas para poder tomar una decisión justa y razonable. También, es importante que su voto emitido sea por el amor a su patria y no simple lealtad a un partido.

“A la vista de este concepto islámico, si un partido político nombra un candidato al que otro miembro particular del partido considera incapaz de desempeñar su responsabilidad nacional, dicho miembro debería dejar el partido antes que votar por alguien que no le merece la confianza. No se permite que la lealtad al partido interfiera en su elección.”[iv]

Por lo tanto, es necesario que el votante evalué cada candidato individualmente para determinar su capacidad para gobernar efectivamente y de una forma justa y sincera.

El islam también requiere altos niveles de valores morales en la población para lograr lealtad y amor a la patria. Estos valores morales se logran cuando complacemos a Dios y lo complacemos cuando seguimos sus mandamientos. Es importante notar que en el islam, Dios nos da un guía para una sociedad pacifica y prospera a través de los derechos humanos, la igualdad racial, étnica y de genero, y también a través de la caridad.

En cuanto a la igualdad, el Sagrado Corán dice,

“¡Oh, humanos! Os hemos creado de varón y hembra; y os hemos constituido en clanes y tribus para que os reconozcáis mutuamente, en verdad, el más honorable de entre vosotros, a la vista de Al’lah, es el más justo de vosotros, ciertamente Al’lah es Omnisciente, Conocedor de todo.” (49:14)

Aquí Dios nos dice que el nos creo de diferente genero y de diferente razas y etnias, y que la única cosa que nos eleva uno del otro es si somos justos. Por lo tanto, genero, color, cultura o clase económica no son marcas de superioridad, sino es nuestra conducta.

En términos de la paz económica, el Sagrado Corán dice:

“No, lo que ocurre es que no honráis al huérfano. Ni os alentáis mutuamente a dar de comer a los pobres, y devoráis la herencia del pobre; amáis la riqueza con amor excesivo.” (89: 18-21)

También,

“Y los que emplean sus riquezas para buscar el placer de Al’lah y fortalecer sus almas son semejantes a un jardín sobre un terreno elevado. Basta que la lluvia abundante caiga sobre él para que se dupliquen sus frutos. Y si no cae sobre él un fuerte aguacero, le basta con una lluvia ligera. Y Al’lah ve lo que hacéis.” (2: 266)

Uno de los pilares del islam es la caridad, por lo tanto es igual de importante como la creencia en Dios Todopoderoso, las oraciones, la peregrinación y el ayuno. En el islam es algo necesario para recibir el favor y la recompensa de Dios y que también tiene muchos beneficios para la sociedad.

Para la paz social el Sagrado Corán nos dice:

“En verdad, Al’lah ordena la justicia y hacer el bien a los demás como si fueran parientes, y prohíbe la obscenidad, la maldad manifiesta y la transgresión. El os exhorta para que caigáis en la cuenta.” (C. 16: Al-Nahl: 91)

Para poder vivir en una sociedad pacifica tenemos que adoptar estas enseñanzas de hacer el bien a los demás y ser justos uno al otro. Dios nos enseña que si cada uno de nosotros adoptamos la justicia como un principio, ganaremos el favor y la misericordia de Dios, y también crearemos una sociedad mas pacifica y justa para todos.

Esto es solo un breve resumen de algunos valores islámicos para obtener una sociedad pacifica y prospera. En este momento en los Estados Unidos, estos valores parecen desmoronándose. Esto es algo preocupante y necesario de considerar al momento de emitir su voto. Todos nosotros, no importa religión, clase social, raza o género, queremos la oportunidad de prosperar, de estar seguros, de alimentarnos, de ser tratados iguales y humanamente, de practicar nuestra fe libremente y de estar unificados a nuestros seres queridos.

Por lo tanto, ser leal y amar a la patria es obedecer a Dios, y este amor se manifiesta en votar por un futuro mejor para todos los ciudadanos y las generaciones que nos siguen.

Referencias:

[i] “El islam y su repuesta a las cuestiones actuales,” por Hazrat Mirza Tahir Ahmad, Cuarto Jalifa de la Comunidad Musulmana Ahmadía” https://www.ahmadiyya-islam.org/es/publicaciones/islam-respuesta/5-la-paz-politica/

[ii] “Las Enseñanzas del islam sobre la Lealtad y el Amor hacia la Patria,” Hazrat Mirza Masrur Ahmad, Jalifa de la Comunidad Musulmana Ahmadía https://www.ahmadiyya-islam.org/es/articulos/las-ensenanzas-del-islam-sobre-la-lealtad-y-el-amor-hacia-la-patria/

[iii] “El islam y su repuesta a las cuestiones actuales,” por Hazrat Mirza Tahir Ahmad, Cuarto Jalifa de la Comunidad Musulmana Ahmadía” https://www.ahmadiyya-islam.org/es/publicaciones/islam-respuesta/5-la-paz-politica/

[iv] “El islam y su repuesta a las cuestiones actuales,” por Hazrat Mirza Tahir Ahmad, Cuarto Jalifa de la Comunidad Musulmana Ahmadía” https://www.ahmadiyya-islam.org/es/publicaciones/islam-respuesta/5-la-paz-politica/

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via