Esta semana con Hazoor 10 de Septiembre de 2021
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Esta semana con Hazoor 10 de Septiembre de 2021

Que la paz sea con todos ustedes y bienvenidos a Esta Semana con Hazur. Hoy tenemos el honor de presentar los momentos más destacados de dos reuniones virtuales con Su Santidad, el Quinto Jalifa (Que Al’lah le ayude) los cuales  tuvieron lugar el fin de semana pasado con miembros de la Asociación Ahmadía de Jóvenes del Reino Unido.

Transcription

Comenzamos con la reunión del sábado, en la cual su santidad se reunió con los Judam (jóvenes áhmadis) de entre 16-19 años de Inglaterra del Sur, seguida de otra reunión con los jóvenes de la región de Midlands el sábado.

Que la paz y las bendiciones de Dios sean con ustedes.

-Que la paz y las bendiciones de Dios sean con usted.

-Por favor, tomen asiento.

-Bien, ¿qué es lo que tienen que decir?

Hazur mi pregunta es: durante la plaga de la peste, Dios prometió al Mesías Prometido (as) que Él protegería a todos en su hogar. ¿Abarcaría esta promesa las calamidades presentes y futuras que ocurrirían en el mundo?

-Ese fue un signo dado al Mesías Prometido (as). Y fue predicho por Dios Altísimo al Mesías Prometido (as), que la peste empezará ahora, y debes pedir a los miembros de tu comunidad, aquellos que son fuertes en su fe, a los que son muy firmes, que aunque no reciban la vacuna contra la peste, serán salvados. ¿Está bien? Pero incluso en aquella época, el Mesías Prometido (as) no pidió que nadie se pusiera la vacuna. Si el gobierno lo hace obligatorio, entonces te puedes poner [la vacuna] sin problema. ¿Está bien? Aquí, no se nos ha hecho ninguna promesa así. Así que debes recordar que, si somos fuertes y firmes, entonces, en la mayoría de los casos, Dios nos salvará de los efectos adversos de la enfermedad; pero incluso entonces, durante la época del Santo Profeta (sa) incluso durante la época de los Julafa-e-Rashidin [Califas rectamente guiados], hubo un brote de peste y es por eso que el Santo Profeta (sa) dijo que una persona que muere debido a una plaga, tiene el rango de mártir, ¿verdad? Shahid [mártir]. Así que no puedes decir que, si esto no es un signo, es un castigo. Durante la época del Mesías Prometido (as) era un signo. Ahora no es un signo en ese sentido. Así que si el gobierno nos pide que nos vacunemos contra el COVID, entonces debemos intentar hacerlo. Y no es necesario que todo el mundo tenga el COVID o que ningún áhmadi tenga COVID o que la persona que lo contraiga, siendo áhmadi y habiendo sufrido de COVID, será salvada. Si fallece, su rango será de mártir a los ojos de Dios. ¿Está bien? Así que debemos tomar todas las precauciones necesarias contra todas las calamidades o enfermedades o cualquier brote. ¿Verdad? Hasta que Dios Altísimo informe al Jalifa del momento de que esto es un signo, y que todos los ahmadis serán salvados de ello, entonces será un caso diferente. ¿Bien? Que la paz sea contigo.

-Que Dios le recompense, Hazur.

-Mi pregunta es: rezo constantemente por mi progreso espiritual pero al día siguiente no siento ningún progreso. ¿Me puede guiar sobre cómo mejorarme a mí mismo?

Como ves, no es necesario que consigas resultados de forma inmediata. Había un santo que solía rezar por algo cada día, y estaba fervientemente rezando por ello. Poseía una relación tan cercana con Dios que cada día, recibía una respuesta de parte de Dios Altísimo de que no, tus plegarias no han sido aceptadas. Un día, ante la presencia de uno de sus compañeros o seguidores, cuando el santo estaba rezando, la misma respuesta vino de Dios Altísimo y su compañero también escuchó esa respuesta. Entonces, el compañero dijo que si Dios Altísimo dice que no voy a aceptar tu plegaria, entonces, ¿por qué estás rezando por ello? Déjalo. El santo dijo que he estado rezando por esto cada día durante los últimos 30 años y he recibido esta respuesta a diario. Y aún así lo estoy haciendo. Y lo continuaré haciendo hasta que Dios Altísimo lo acepte. ¿A dónde debo ir si no? Entonces, inmediatamente, vino una voz, que también fue escuchada por el compañero diciendo que todas las oraciones que has hecho durante los últimos 30 años han sido aceptadas gracias a esa frase. Así que debes intentar no tener prisa. Si estás rezando a Dios Altísimo por tu progreso espiritual, entonces, comprueba también si estás siguiendo los mandamientos de Dios. Dios Altísimo dice en el Sagrado Corán que debes ser firme en tu fe. Cuando eres firme en la fe, entonces, cuando estás rezando, Yo aceptaré tus plegarias. ¿Está bien? Entonces aumentaré tu rango, el rango espiritual. Tendrás que rezar en tus cinco oraciones diarias, si es posible, en congregación. Y reza fervientemente, ofrece Nawafil [oraciones voluntarias] y luego, sigue los mandamientos del Sagrado Corán, tal como digo siempre. No es que tan sólo ofrezcas tus plegarias de forma ligera, y le pidas a Dios Altísimo que aumente tu rango espiritual y que entonces Dios Altísimo dirá, ahora te voy a convertir en un santo. No, no puedes convertirte en un santo en una noche. Es un proceso continuo. Jihad-u-Feena [Yihad/lucha del propio ser]. Dios Altísimo dice que debes esforzarte duro, luchar en Mi camino, entonces te daré el rango. Así que sigue haciéndolo. Un día recibirás la respuesta de Dios Altísimo de que ahora Él ha aumentado tu rango espiritual. No tenemos ninguna otra forma de hacerlo. ¿Verdad? Así que sigue haciéndolo, un día tendrás éxito. Nunca te rindas.

¿Está bien?

-Sí.

-Que la paz sea contigo.

-Que Dios le recompense.

Mi pregunta es: si tuviera que dar una prueba irrefutable de la veracidad del Ahmadíat, ¿cuál sería?

-Como ves, para diferentes personas, posees diferentes argumentos. Si una persona no cree en la existencia de Dios Altísimo, primero deberemos hacerle ver que Dios existe. ¿Verdad? Una persona que es musulmana, y tiene raíces musulmanas, le tendrás que aportar pruebas diferentes sobre las profecías del Santo Profeta (sa) para esta época y que han sido cumplidas y que estaban también en el Sagrado Corán que el Mahdi [Reformador] y el Mesías vendrá en los últimos días. Para un cristiano, tendrás que tener una respuesta diferente, haciéndoles ver que la persona que tiene que venir no es el mismo Mesías que Jesucristo quién descenderá de los cielos, sino que vendrá de entre los musulmanes. Así que hay diferentes pruebas, pero podemos decir que el Santo Profeta (sa) también profetizó un signo divino y ese era el eclipse del Sol y la Luna, el cual sería el signo del advenimiento del Mesías Prometido (as). Éste era el signo profetizado por el Santo Profeta (sa) y eso es lo que las personas y los demás musulmanes y otras personas estaban esperando. ¿Está bien? Y ocurrió en 1894 en el hemisferio este, y en 1895 en el hemisferio oeste. Y la proclamación del Mesías Prometido (as) estaba presente. Así que, eso demuestra que la persona que tenía que venir había sido profetizado con muchos signos dados por el Santo Profeta (sa) y el Corán y hubo algunas señales celestiales, y ésta era una de esas señales celestiales y esto ha sido cumplido. Así pues, tras haber visto eso, sí incluso entonces alguien no cree, no podemos forzar a nadie. Este no es un signo creado por el hombre. Era un signo celestial. Y ocurrió. ¿Verdad?

-Sí, Hazur. Gracias.

Que Dios le recompense.

Hazur, hoy día, los asuntos políticos, domésticos e internacionales están plagados de dobles estándares e injusticias. ¿Cómo puede un político áhmadi lidiar con tales asuntos y qué políticas cree usted que se deben priorizar para mejorar el estado del mundo?

Lo principal es la verdadera justicia, justicia absoluta. Hasta y a menos que cumplamos esto, no podremos mantener paz en la sociedad o el mundo. La verdadera justicia es, tal como dice el Sagrado Corán, si tienes que declarar contra tus propios parientes, si debes ser testigo contra tu propia gente, incluso entonces, debes levantarte y decir la verdad, y eso es justicia. ¿Verdad? Así que, si alcanza ese rango, podremos extender paz en la sociedad y ésta paz en la sociedad se extenderá por todo el mundo y entonces podrás decir que hay una posibilidad de paz y armonía y amor en el mundo, si no no. ¿Está bien? Los políticos tienen dobles varas de medir. Tienen sus propios intereses sesgados. Incluso algún político que veas, te hablará te dirá que lo que sea que estás diciendo está bien y está al 100% de acuerdo contigo; pero cuando salga, él seguirá el manifiesto de su partido y lo que diga la política de partido. ¿Verdad? Pues no puede desviarse de la política de su partido. Así, de esta forma, te dicen una cosa diferente, y practican algo diferente. Siendo un áhmadi, si entras en política, entonces debes ser un político independiente y entonces, levanta esta voz para crear paz, justicia y amor en la sociedad. Si piensas en unirte a algún partido y el manifiesto del partido no te da la libertad para decir la verdad, para hablar con justicia, entonces abandona el partido y sé un político independiente. Y, si lo haces, entonces, después de algún tiempo, podrás crear tu propio partido o al menos luchar por la paz en la sociedad como un político independiente. ¿Está bien?

-Sí, que Dios le recompense Hazur.

-Que la paz sea contigo.

Mi pregunta es: ¿cómo podemos mostrarles a los Judam la importancia y los beneficios de dar Chanda [donativos]?

Como ves, Dios Altísimo dice en el Sagrado Corán que gastes en la causa de Dios. Si tu Chanda está siendo gastado en la causa de Dios, entonces debes intentar donarlo. Si no, entonces no. ¿Bien? Así que, hazles ver a tus Judam que, lo que sea que están dando, será gastado en la causa de Dios Altísimo para la mejora de nuestra Comunidad, para la impresión de literatura, para cubrir los gastos diarios de nuestras oficinas y de otros programas de la Comunidad. ¿Está bien? Sin dinero, hoy día no puedes hacer nada. E incluso durante la época del Santo Profeta (sa), e incluso los profetas previos, solían pedir Chanda. Esto es por lo que en el Sagrado Corán, en su segundo versículo, en el Surah Baqarah, al principio, Dios Altísimo nos pide que gastemos en la causa de Dios. Así que si crees que lo que sea que estás dando será gastado en la causa de Dios, las personas darán chanda encantadas. Y si creen que debemos recoger Chanda y que Mohtamim Sahib [encargado] Sadr Sahib [presidente] o Nazim Sahib [encargado local] y Mian Athar Mahmood van a usar este chanda para disfrutar en Nando´s y pizzas, entonces, no donarán. Así que, hazles entender que lo que sea que están dando, será gastado para la propagación del mensaje del islam y para la mejora de nuestra comunidad. No puedes ni siquiera dirigir los asuntos de un club pequeño sin dinero. Tienes que contribuir algo.

Así que aquí, esto es por lo que debemos contribuir algo para dirigir nuestros asuntos. ¿Está bien? Preparamos un presupuesto, un presupuesto en detalle. El presupuesto se debate en el Amla [comité], en el Amla Nacional, si es un presupuesto nacional y luego el Shura [comité nacional de consulta] también lo debate. y luego me lo envían a mí y yo también veo que no se gaste nada sin propósito, y luego, después de una larga discusión y deliberación, entonces se aprueba el presupuesto, y debes contribuir para ello.

– Está bien. Que Dios le recompense.

– Que la paz sea contigo. Bien entonces. Mohtamin Sahib, este es el final.

-Que Dios le recompense, Hazur.

[Urdu] Que la paz sea contigo.

-Que la paz sea con usted también.

Al día siguiente, Su Santidad, el Quinto Jalifa (que Al’lah le ayude) tuvo una reunión virtual con 60 jóvenes de la región de Midlands quienes se juntaron en la mezquita Dar-ul-Barqaat de Birmingham. Una vez más, los Juddam tuvieron la oportunidad de preguntar a Hazur (aba) preguntas variadas. ¿Amado Hazur, puede por favor, compartir algunos recuerdos entrañables de sus días en Juddam-ul-Ahmadía que recuerde cariñosamente hasta hoy?

Aprecio cada momento en Juddam-ul-Ahmadía. Siendo una persona jóven. Así, cuando te haces mayor, aprecias cada momento de cuando eras jóven. De Juddam-ul-Ahmadía, recuerdo cuando solíamos tener nuestra convención y esta solía ser al aire libre. Solíamos levantar nuestras tiendas de campaña, y no las carpas propiamente hechas que tienen aquí en Europa o en otros sitios. Pero nosotros solíamos usar nuestras sábanas de cama para hacer tiendas de campaña. Entonces, cuando llovía, las gotas entraban dentro de la tienda, ya que no era impermeable. Solíamos apreciar esos días y disfrutar de ese campamento. Durante tres días nos quedábamos en el campamento. Todo el lugar se vallaba o cubría. Se hacían arreglos improvisados en campo abierto y Yalsa, ahí mismo se instalaría también la carpa. Y eso tampoco era impermeable como lo es aquí. Si llovía, entonces te empapabas. Así es como solíamos disfrutar de nuestros días. Y luego cocinaban comida allí. Disfrutábamos nuestra comida. Traíamos nuestra comida en un cubo y luego en grupo de diez personas nos quedábamos en una tienda. Así que estos fueron los días que todavía recuerdo y aprecio.

Que Dios le recompense, Hazur. Mi pregunta para usted es: como sabemos, Afganistán no ha estado en paz desde el martirio de Hazrat Sahibzada Abdul Lateef Shaheed (ra). De la misma manera, ¿veremos alguna vez a Pakistán en paz tras todos los martirios y crueldades durante los últimos años?

-Si los ulemás paquistaníes o los llamados clérigos de Maulvis no cambian de actitud nunca habrá paz en Pakistán. ¿Bien? Hasta y a menos que se porten bien practiquen la buena moral, cambien de actitud y traten de ser humanos. Si están realizando actividades inhumanas, Pakistán nunca podrá estar en paz. Y lo hemos visto desde 1953, cuando hubo tanto alboroto y protestas contra los áhmadis y algunos áhmadis fueron martirizados en ese momento en 1953, pero al mismo tiempo, los áhmadis paquistaníes eran libres de tener el estatus de ciudadanos de Pakistán. Pero ahora, después de la enmienda de la constitución y tras de la nueva enmienda de Ziaul Haq en 1984 en la constitución, se ha prohibido a los áhmadis, se les ha impedido incluso nombrar a sus hijos como un musulmán nombra a sus hijos. No pueden decir “”Bismil’lah”” [en el nombre de Dios], no pueden decir “Assalamo aleikum” [la paz sea con contigo]. Han reforzado aún más la ley contra los áhmadis. Y si ves la historia de Pakistán, desde entonces no hay paz en el país. Incluso los gobiernos, siempre que viene un gobierno político o militar, están temblando. No pueden controlar. No tienen control sobre sus ciudadanos. Incluso los Mul’lahs han tomado control. Los Mul’lahs no tienen valor en esencia. Y fíjate, hasta y a menos que se arrepientan, no creo que haya ningún cambio en Pakistán en lo que respecta a su paz. ¿Bien? La paz sea contigo.

Mi pregunta es: con la pandemia de coronavirus Hemos visto un impacto masivo en la salud mental de las personas con un aumento de la depresión y la ansiedad. Esto también ha afectado a muchos Juddam. ¿Cómo recomendaría Hazur a un Khadim que se ocupara de estos temas?

Dios Altísimo dice:

“”¡Sí! Es en el recuerdo de Al’lah que los corazones pueden encontrar consuelo””. [Sagrado Corán, 13:29] “”Mi recuerdo satisfará sus corazones.”” Así que durante estos días deberíamos intentar acercarnos a Dios Altísimo, ofrecer nuestras oraciones fervientemente cinco veces, si es posible en congregación y también hacer un poco de Zikr. Recitar Durud [invocar bendiciones sobre el Santo Profeta (sa)], hacer Istighfar y buscar la guía y la ayuda de Dios. Entonces Dios Altísimo te consolará y fortalecerá tu corazón. Durante este virus, los que vivían cerca de mí e incluso yo mismo no sentí nada malo. No creo que nos haya dejado ningún efecto negativo. Estamos bien. Y tú también estás bien. ¿No estás bien?

– Estoy bien, Hazur.

Si estás bien, entonces. Entonces, aquellos que tienen algo, deben buscar la ayuda de Dios. ¿Está bien? Y Dios Altísimo los ayudará. Al ofrecer su oración, ser puntual y ferviente en sus oraciones y hacer Zikr, recitar el Durud, el Istighfar y “”No hay ningún plan ni poder excepto con la ayuda de Allah””, y tantas otras oraciones escritas en los libros de oraciones. Eso te satisfará. ¿Está bien?

– Sí, Hazur. Que Dios le recompense, Hazur.

Otro jóven mencionó que a veces una persona puede distraerse mientras ofrece las oraciones y buscó orientación de Hazur sobre cómo mantener la concentración en la oración.

-Porque tus preferencias son diferentes. Mientras rezas, tu preferencia no es la oración. ¿Qué estás estudiando?

Estoy estudiando A-Levels.

¿Cuáles son tus asignaturas?

Artes, Informática y Matemáticas.

-Matemáticas. Entonces, cuando estás orando, a veces te distraes. Estás pensando en tu Informática, en cualquier problema de la Informática, cómo resolverlo. O cómo aprender esta fórmula para resolver esta pregunta matemática. A veces estás viendo algún programa en la televisión y simplemente viene ante tí. Tal personaje de la serie estaba haciendo esto y aquello. Estas son las cosas que distraen tu atención y no te estás enfocando adecuadamente en la oración. Entonces, en ese momento cuando estás recitando Surah Al-Fatiha, dí: “”guíanos por el camino correcto””, y luego “”busco refugio en Al’lah de Satanás el condenado””. Y si ofreces tu oración en congregación luego di “”busco refugio en Al’lah…”” y luego concéntrate en lo que el imam está diciendo en tu oración. Y cuando estás haciendo tu propia oración, ofreciendo Sunnah u ofreciendo incluso tu Salat [oración] en casa, entonces “”Busco refugio en Al’lah de Satanás el condenado””, “”No hay plan ni poder excepto con la ayuda de Al’lah”” y “”Busco el perdón de Al’lah””. y así luego, dondequiera que te veas distraído trata de volver al mismo lugar. Si ves que estás recitando Surah Al-Fatiha y después de recitar “”Maestro del Día del Juicio””, has ido a resolver tu problema de informática o de matemáticas o algún otro personaje de serie di “”busco refugio en Al’lah de Satanás el condenado”” y repítelo de nuevo. Comienza de nuevo desde Surah Al-Fatiha. Hazlo repetidamente y busca la ayuda de Al’lah en este sentido y luego Dios Altísimo te ayudará. Es un proceso continuo. Y después de algún tiempo estarás bien entrenado. Entonces nunca te distraerás.

-Que Dios le recompense, Hazur.

La paz sea con usted. Mi pregunta es: En Eid-ul-Adha, en lugar de sacrificar un animal, podemos dar dinero a las personas necesitadas, ¿podría eso ser considerado como qurbani [sacrificio]?

– Dime ¿deberíamos presentar nuestra propia Sharia o Sunnah, o seguir lo que hizo el Santo Profeta (sa)?

-Seguir al Profeta (sa).

-Él solía ​​sacrificar, solía sacrificar ovejas. Y verás que hay bastantes personas en el mundo que ni siquiera consiguen [comer] carne. Aquí, en Europa, no puedes darte cuenta de esto. Pero la gente que vive aquí en Europa o los países occidentales, los países ricos, pueden hacer su sacrificio en países pobres como África, Pakistán, India o en otros lugares, en países de América del Sur, etc. Si haces algún sacrificio en un país africano, he recibido comentarios de algunas personas. Una vez les pedí que sacrificaran algunas cabras en unas aldeas africanas y obtuve reacciones de personas que decían haber visto y comido carne después de 3 años o 4 años. Así que también es, ya sabes, algo que agrada a las personas si haces sacrificios. y si tienes suficiente dinero aparte del sacrificio, sacrificio de Eid-ul-Adha, puedes dar tu dinero como donativo a otras personas o puedes dar directamente a las personas que consideras necesitadas. Pero aquí para el sacrificio, Eid qurbani, tenemos que seguir la Sunnah del Santo Profeta (sa), si somos verdaderos musulmanes. ¿Está bien? Maulvi, toma asiento.

– Que Dios le recompense.

Mi pregunta es: El Mesías Prometido (as) profetizó el éxito del Ahmadíat con el apoyo de Dios que la mayoría aceptaría algún día al imam de la época. ¿Cuándo cree que sucederá esto?

El Mesías Prometido (as) ha dicho que la aceptación del Mesías de Moisés tomó casi 300 años o más. Cuando el imperio romano, el rey romano aceptó el cristianismo. Pero el Mesías Prometido (as) también ha dicho que no habrán pasado o llegado a su fin siquiera 300 años antes de que la mayoría de las personas en el mundo hayan aceptado el Ahmadíat, el verdadero islam. Eso es lo que ha dicho. Pero todas estas cosas dependen de nuestras otras obras y acciones. Si somos buenos en nuestras obras y acciones, seguimos los mandamientos de Dios Altísimo, si rezamos a Dios Altísimo, si somos verdaderos musulmanes, entonces puede suceder antes. Entonces, ¿qué estás haciendo para esto? Mírate a ti mismo. Yo debería verme a mí mismo. Y ver lo que estamos haciendo por la difusión del Ahmadíat y el verdadero Islam en el mundo. Si nuestras obras, nuestras acciones, nuestros deberes hacia Dios Altísimo están a la altura, nuestras responsabilidades hacia nuestros semejantes están siendo cumplidos, entonces alcanzaremos este objetivo incluso antes. ¿Está bien?

-Que Dios le recompense, Hazur.

¿Está bien Mohtamim Sahib? Ha pasado una hora. ¿Qué le gustaría decir?

-Que Dios le recompense, Hazur.

¿Están contentos los niños? ¿Está contento Juddam-ul-Ahmadía?

-Sí, lo están, están muy felices.

¿Están contentos? No puedo ver su rostro. Llevan máscaras, pero todos sonríen. La máscara cubre sus rostros. De todos modos, espero que estén contentos. De acuerdo, la paz sea con ustedes

-Que Dios le recompense. La paz sea con usted también.

-La paz sea con ustedes también.

Estos fueron los aspectos más destacados de las dos audiencias del pasado fin de semana. Ahora terminamos con nuestro segmento final: el resumen del Sermón del Viernes. En el Sermón del Viernes de hoy Su Santidad, el Quinto Jalifa (que Al’lah le ayude) continuó con su serie sobre los compañeros del Santo Profeta Muhammad (sa). Narró una serie de incidentes inspiradores sobre las batallas durante la época de Hazrat Umar (ra) tras el asedio de Cesarea, Hazrat Ubadah bin Samit era el comandante del flanco derecho del ejército musulmán. Se puso de pie para aconsejar a sus hombres y les ordenó que se abstuvieran de cometer pecados y que evaluaran constantemente sus condiciones. Entonces procedió con un gran grupo de Muyahidines y mataron a muchos de los soldados bizantinos, pero no pudieron lograr adecuadamente su objetivo. Por lo tanto, volvió a su puesto original y una vez más animó a sus semejantes a hacer todo lo posible para la batalla. Pero a pesar de lanzar un ataque con un enorme ejército de hombres, estaba muy sorprendido de haber regresado sin lograr su objetivo. Luego dijo: “”¡Oh, musulmanes! Entre los líderes nombrados con motivo de la Bai’at-e-Aqabah, “yo era el más joven. “”He vivido más tiempo entre ellos y Dios Altísimo decretó “”que sigo vivo en la medida en que ahora estoy luchando contra el enemigo junto con vosotros. “”Juro por Él en cuyas manos está mi vida, “”siempre que he tomado un grupo de creyentes para lanzar un ataque contra los idólatras, “”triunfamos y Dios Altísimo nos concedió la victoria sobre ellos. “”¿Qué ha pasado en esta ocasión que “”no pudísteis vencerlos habiendo lanzado un ataque contra ellos?”” Luego expresó su temor en relación a este incidente con las siguientes palabras: “”Temo dos cosas en relación a vosotros. “”O alguien de entre vosotros es deshonesto o cuando lanzó un ataque, “”no fue sincero.”” O fueron deshonestos o no sinceros, o no fueron sinceros al momento de lanzar el ataque. A partir de entonces, les ordenó que buscaran la estación del martirio con absoluta sinceridad. Luego dijo: “”Me mantendré a la vanguardia y no retrocederé “”hasta que Dios Altísimo nos conceda la victoria o la estación del martirio.”” Posteriormente, cuando los bizantinos y los musulmanes se enfrentaron en la batalla, Hazrat Ubadah bin Samir saltó de su caballo y comenzó a caminar. Cuando Umair bin Sa’d Ansari lo vio caminar, difundió la noticia de que el líder del ejército musulmán luchaba a pie y declaró que todos deberían seguir su ejemplo. Después de esto, todos lucharon tremendamente contra los bizantinos y los empujaron hasta el punto de que huyeron y se refugiaron en sus fortalezas. De la misma forma en que los árabes tomaron el control de Cesárea, Gaza también fue conquistada. Los musulmanes también habían tomado el control de Gaza una vez durante la era de Hazrat Abu Bakr Siddique (ra) pero luego tuvieron que salir de allí. Cuando estas dos regiones fronterizas estaban bajo el control de los musulmanes, Hazrat Amr bin Al-Aas se sintió cómodo ante cualquier peligro que pudiera surgir del lado costero.

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via