La Teoría Falsa de la Abrogación del Corán
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Es la opinión de muchos musulmanes que los Ahkaam (dictámenes) en ciertos versículos del Corán han sido abrogados, lo que significa que han sido cancelados. Estos versos son conocidos como Mansuj (abrogados).

Creen que los mandamientos en ciertos versículos han cancelado los de otros versos. Estos versículos se conocen como Nasij (aquellos versículos que abrogan otros). Dicen que estos versículos cancelados permanecen como parte del texto del Sagrado Corán, pero ya no deben ser seguidos.

También existe la teoría de que había ciertos versículos del Sagrado Corán que fueron completamente olvidados, lo cual es también una forma de abrogación. Esto es conocido como la teoría de Nisyaan (olvido).

Ellos alegan que estas ideas son apoyadas por el Corán, los Ahadiz y las opiniones de los Sahaba (compañeros del Profeta Muhammad (sa)).

Sin embargo, es la fuerte creencia de la comunidad musulmana ahmadía que todas estas teorías son falsas. La base sobre la que se basan es insostenible. Aceptar cualquiera de estas ideas es negar las claras enseñanzas del Sagrado Corán sobre su perfección e integridad.

Para entender las bases de las ideas sobre Nasaj (abrogación) y Nisyaan, sería útil primero resumir los textos islámicos en los cuales estas ideas están basadas y las teorías que han emergido acerca del tema.

Narraciones sobre Nasaj (Abrogación)

La teoría de la abrogación es la idea de que hay ciertos versículos del Corán que han sido abrogados u olvidados.

Ciertos versículos del Sagrado Corán y las narraciones de varios compañeros se interpretan erróneamente para apoyar la teoría.

Basada en los diferentes versículos y narraciones, la teoría de la abrogación postula tres tipos de abrogación que existen en relación con la estructura interna del Sagrado Corán:

Presuntos tipos de Nasaj (Abrogación) en el Sagrado Corán

La primera es donde tanto el versículo como su mandamiento son abrogados, es decir, el versículo ya no está en el Corán y su mandamiento ya no es válido y no se supone que se debe actuar en consecuencia.

Un ejemplo que es de una narración de Hadhrat Aisha (ra), quien supuestamente declaró que había un versículo en el Corán que ahora ha sido abrogado que decía que diez amamantamientos o cinco amamantamientos completos harían que un matrimonio fuera inválido:

حَدَّثَنَا عَبْدُ الْوَارِثِ بْنُ عَبْدِ الصَّمَدِ بْنِ عَبْدِ الْوَارِثِ، حَدَّثَنَا أَبِي، حَدَّثَنَا حَمَّادُ بْنُ سَلَمَةَ، عَنْ عَبْدِ الرَّحْمَنِ بْنِ الْقَاسِمِ، عَنْ أَبِيهِ، عَنْ عَمْرَةَ، عَنْ عَائِشَةَ، أَنَّهَا قَالَتْ كَانَ فِيمَا أَنْزَلَ اللَّهُ مِنَ الْقُرْآنِ ثُمَّ سَقَطَ لاَ يُحَرِّمُ إِلاَّ عَشْرُ رَضَعَاتٍ أَوْ خَمْسٌ مَعْلُومَاتٌ

 (سنن ابن ماجہ، کتاب النکاح، باب لا تحرم مصة و لا مصتان، حدیث ۱۹۴۲)

Fue narrado que ‘Aishah (ra) dijo:

“Una de las cosas que Al’lah reveló en el Corán y luego abrogó fue que nada prohíbe el matrimonio, excepto diez amamantamientos o cinco bien conocidos (amamantamientos)”.

(Sunan Ibn-e-Majah, El Libro del Matrimonio, Capítulo: uno o dos amamantamientos no son ilegítimos, Hadith #1942).

La segunda categoría es donde el versículo es abrogado y no se encuentra en el Sagrado Corán, pero su mandamiento sigue siendo válido y se supone que se debe actuar en consecuencia.

Un ejemplo que se presenta es el del supuesto verso abrogado que ordena la lapidación de dos ancianos que cometen adulterio.

حَدَّثَنَا عَبْدُ اللهِ، حَدَّثَنَا خَلَفُ بْنُ هِشَامٍ، حَدَّثَنَا حَمَّادُ بْنُ زَيْدٍ، عَنْ عَاصِمِ بْنِ بَهْدَلَةَ، عَنْ زِرٍّ، قَالَ: قَالَ لِي أُبَيُّ بْنُ كَعْبٍ: “كَأَيِّنْ تَقْرَأُ سُورَةَ الْأَحْزَابِ؟ أَوْ كَأَيِّنْ تَعُدُّهَا؟ ” قَالَ: قُلْتُ لَهُ: ثَلَاثًا وَسَبْعِينَ آيَةً، فَقَالَ: “قَطُّ، لَقَدْ رَأَيْتُهَا وَإِنَّهَا لَتُعَادِلُ سُورَةَ الْبَقَرَةِ، وَلَقَدْ قَرَأْنَا فِيهَا: الشَّيْخُ وَالشَّيْخَةُ إِذَا زَنَيَا فَارْجُمُوهُمَا الْبَتَّةَ نَكَالًا مِنَ اللهِ وَاللهُ عَزِيزٌ حَكِيمٌ

(مسند احمد بن حنبل، مسند الانصار، حدیث زر بن حبیش عن ابی بن کعب، حدیث ۲۱۲۰۷)

Ubay b. Ka’b (ra) me dijo ¿cómo se lee Suratul Ahzab? ¿Cuántos versículos encuentras en él? Le contesté: setenta y tres versos. Él dijo: ¿Sólo? Hubo un tiempo en que tenía la misma extensión que Sūratul Baqarah y leíamos en él: “El anciano y la anciana, cuando cometen adulterio, los apedrean sin ambigüedad como castigo ejemplar de Al’lah”. Y Al’lah es Poderoso, Sabio”.

(Masnad Ahmad bin Hanbal, Masnad de los Ansaar, Hadiz de Zir bin Hubaish desde Ubay bin Ka’ab, Hadiz # 21 207).

La idea es que el versículo ya no existe como parte del Corán, pero la orden de apedrear a los adúlteros, viejos o no, sigue siendo vigente.

Hay otro supuesto versículo que comúnmente se registra como abrogado que dice que nada llena el estómago de Adán excepto el polvo:

قال أبو بكر بن أبي داود: وحدّثنا محمد بن عبد الملك الدقيقي، قال:

أبنا عوان، قال: بنا حماد، قال: بنا علي بن زيد، عن أبي حرب بن أبي الأسود، عن أبيه، عن أبي موسى قال: نزلت سورة مثل براءة، ثم رفعت، فحفظ منها: «إن الله يؤيد الدين بأقوام لا خلاق لهم، ولو أن لابن آدم واديين من مال لتمنى واديا ثالثا، ولا يملأ جوف ابن آدم إلا التراب، ويتوب الله على من تاب»

(نواسخ القرآن = ناسخ القرآن ومنسوخه، جمال الدین الجوزی، الباب السابع: باب اقسام المنسوخ، فالقسم الاول ما نسخ رسمه و حکمه)

Abu Musa (ra) declaró: una Sura como la Sura Bara’a fue revelada pero luego fue retirada (abrogada), pero lo que fue recordado de ella fue: “Seguramente Al-lah ayudará a la fe con grupos para los cuales no habrá ninguna porción (en la otra vida). Y si el hijo de Adán tuviera dos valles llenos de riquezas, desearía un tercero. Y nada llenará el vientre del hijo de Adán sino el polvo, y Al-lah acepta el arrepentimiento del que se arrepiente”.

(Nawasij-ul-Qur’an, Yamaal-ud-Deen Al-Yawzi, Capítulo 7: Capítulo sobre los tipos de Mansuj, el Primer Tipo: aquel cuyo texto y mandamiento han sido abrogados).

La tercera es donde el versículo se encuentra en el Sagrado Corán, pero su mandamiento es abrogado por otro versículo. Es decir, que el versículo todavía existe en el Sagrado Corán, pero su significado es cancelado y hecho inválido por otro versículo, y por lo tanto no se debe actuar sobre él.

Un ejemplo preocupante que se cita es el del versículo “No hay obligación en materia de fe”, que supuestamente es cancelado por versículos posteriores que alientan la yihad [guerra santa]:

وقد ذهب طائفة كثيرة من العلماء أن هذه محمولة على أهل الكتاب ومن دخل في دينهم قبل النسخ والتبديل إذا بذلوا الجزية . وقال آخرون : بل هي منسوخة بآية القتال وأنه يجب أن يدعى جميع الأمم إلى الدخول في الدين الحنيف دين الإسلام ، فإن أبى أحد منهم الدخول فيه ولم ينقد له أو يبذل الجزية ، قوتل حتى يقتل . وهذا معنى الإكراه قال الله تعالى : ( ستدعون إلى قوم أولي بأس شديد تقاتلونهم أو يسلمون ) [ الفتح : 16 ]وقال تعالى : ( يا أيها النبي جاهد الكفار والمنافقين واغلظ عليهم ) [ التحريم : 9 ] وقال تعالى : ( يا أيها الذين آمنوا قاتلوا الذين يلونكم من الكفار وليجدوا فيكم غلظة واعلموا أن الله مع المتقين ) [ التوبة : 123 ] وفي الصحيح : ” عجب ربك من قوم يقادون إلى الجنة في السلاسل ” يعني : الأسارى الذين يقدم بهم بلاد الإسلام في الوثائق والأغلال والقيود والأكبال ثم بعد ذلك يسلمون وتصلح أعمالهم وسرائرهم فيكونون من أهل الجنة

 ( تفسير القرآن العظيم (ابن كثير)، آیة ۲:۲۵۶)

Un gran grupo de entre los eruditos ha relacionado este versículo con los Ajl-e-Kitab (judíos y cristianos) y con cualquiera que haya entrado en su religión antes de la abrogación y cambio (de este versículo) mientras le pagaban a yizya. Y otros han declarado que ha sido abrogado por los versículos sobre la lucha. Y es necesario llamar a todas las personas a entrar en la verdadera religión del Islam. Y si alguien de entre ellos se niega a aceptar el Islam y no se acerca a él con aceptación y se niega a pagarle al yizya, será combatido hasta que lo maten. Y este es el significado de “coerción”. Al’lah ha declarado: “Seréis convocados (para pelear) contra un pueblo entregado a una guerra vehemente; entonces pelearéis, o ellos se someterán.” (Al-Fath 16). Y también ha dicho: “¡Oh, profeta! Esfuérzate duro contra los incrédulos y los hipócritas, y sé firme contra ellos. Su morada es el infierno, un refugio maligno”. (Surah At-Tahreem 9). Y Al’lah ha dicho: “Oh, vosotros los que creéis, combatid a los incrédulos que os ciñen, y que encuentren en vosotros la firmeza, y que sepan que Al’lah está con los que le temen”. (At-Taubah:123).

Y en el Sahih se menciona: “Tu Señor está sorprendido con el grupo de personas que se dirigen hacia el paraíso encadenados”. Es decir, los prisioneros que se dirigen hacia las tierras del Islam en cadenas, collares y jaulas y después aceptan el Islam, reforman sus acciones y actitudes y se convierten en habitantes del paraíso”.

(Tafsir al-Qur’an al Azim, Imam Razi, 2:256)

Este tipo de Nasaj es ampliamente aceptado por diferentes grupos.

Teoría de Nisyaan (Olvido)

Relacionado con la teoría de Nasaj es la idea de que ciertos versículos del Sagrado Corán fueron completamente olvidados. Esto se conoce como la teoría de Nisyaan.

Se da un ejemplo donde un compañero fue incapaz de recordar un capítulo del Corán una noche, y al día siguiente el Santo Profeta (sa) declaró que el capítulo había sido quitado de los corazones de la gente:

أخبرنا إسماعيل بن أحمد، قال: أخبرنا عمر بن عبيد الله البقال، قال: أخبرنا أبو الحسين بن بشران، قال: أخبرنا إسحاق بن أحمد الكاذي، قال:

حدّثنا عبد الله بن أحمد بن حنبل، قال: حدّثني أبي، قال: حدّثنا أبو اليمان، قال: أخبرنا شعيب، عن الزهري، قال: أخبرني أبو أمامة بن سهل بن حنيف أن رهطا من أصحاب النبي صلّى الله عليه وسلّم أخبروه؛ أنه قام رجل منهم من جوف الليل يريد أن يفتتح سورة كان قد وعاها، فلم يقدر منها على شيء إلا بِسْمِ اللَّهِ الرَّحْمنِ الرَّحِيمِ فأتى باب النبي صلّى الله عليه وسلّم حين أصبح يسأل النبي صلّى الله عليه وسلّم عن ذلك، وجاء آخر وآخر حتى اجتمعوا، فسأل بعضهم بعضا ما جمعهم، فأخبر بعضهم بعضا بشأن تلك السورة، ثم أذن لهم النبي صلّى الله عليه وسلّم، فأخبروه خبرهم، وسألوه عن السورة. فسكت ساعة، لا يرجع إليهم شيئا، ثم قال: «نسخت البارحة، فنسخت من صدورهم ومن كل شيء كانت فيه».

 (أخرجه أبو عبيد في «الناسخ والمنسوخ» (17) والطحاوي في «مشكل الآثار» (2/ 417) – ط.)

Abu Amama bin Sahal bin Hanif cuenta que un grupo de compañeros del Mensajero de Al’lah (sa) le dijo que uno de ellos se levantó una noche y quiso recitar un capítulo que había memorizado, pero no pudo recordar ninguna parte de él excepto Bismil-la Jirrahmaa Nirrajim. Por la mañana vino a la puerta del Santo Profeta (sa) y le preguntó al respecto. Luego vino otra persona y luego otra hasta que todos se reunieron allí. Algunos de ellos preguntaron a los otros por qué estaban reunidos allí, y algunos de ellos informaron a los otros sobre la Surah. Entonces el Santo Profeta (sa) los llamó, así que le informaron de su asunto y le preguntaron sobre la Surah. Permaneció en silencio durante un rato y no respondió a su pregunta. Y él dijo: “Ayer fue abrogado. Fue abrogado de sus corazones y de todos los versículos que formaban parte de él”.

(mencionado por Ubaid en An-Nasij wal Mansuj, y por Tahawi en “Mushkil Aathaar”)

Otro se atribuye a Hazrat Ibn-e-Masud (ra), donde afirma que escribió un versículo que fue revelado al Santo Profeta (sa) en su libro, pero por la noche cuando abrió su libro, encontró que no había nada escrito allí. A la mañana siguiente, lo reportó al Santo Profeta (sa), quien declaró que había sido “llevado” el día anterior:

وقد روي عن ابن مسعود، رضي الله عنه، أنه قال: أنزلت على رسول الله صلّى الله عليه وسلّم آية فكتبتها في مصحفي فأصبحت ليلة فإذا الورقة بيضاء، فأخبرت رسول الله صلّى الله عليه وسلّم، فقال: «أما علمت أن تلك رفعت البارحة»

(نواسخ القرآن = ناسخ القرآن ومنسوخه، جمال الدین الجوزی، الباب السابع: باب اقسام المنسوخ، فالقسم الاول ما نسخ رسمه و حکمه)

Ha sido narrado de Ibn-e-Masud (ra): Él declaró que un versículo fue revelado al Mensajero de Al’lah (sa) y yo lo escribí en mi libro. Entonces me levanté en la noche y vi que la hoja (sobre la cual había escrito el versículo) era blanca. Así que informé al Santo Profeta (sa). Él dijo: “¿No sabes que ese verso fue llevado (abrogado) ayer?”

(Nawasij-ul-Qur’an, Yamaal-ud-Din Al-Yawzi, Capítulo 7: Capítulo sobre los tipos de Mansuj, el Primer Tipo: aquel cuyo texto y mandamiento ha sido abrogado).

Hay otras narraciones de las que a veces se entiende que un gran número de versículos fueron abrogados u olvidados. Se alega que hubo una Surah revelada que era de la medida de la Surah Al-Bara’a (Surah At-Taubah) y que luego fue “retirada”:

قال أبو بكر بن أبي داود: وحدّثنا محمد بن عبد الملك الدقيقي، قال:

أبنا عوان، قال: بنا حماد، قال: بنا علي بن زيد، عن أبي حرب بن أبي الأسود، عن أبيه، عن أبي موسى قال: نزلت سورة مثل براءة، ثم رفعت، فحفظ منها: «إن الله يؤيد الدين بأقوام لا خلاق لهم، ولو أن لابن آدم واديين من مال لتمنى واديا ثالثا، ولا يملأ جوف ابن آدم إلا التراب، ويتوب الله على من تاب»

(نواسخ القرآن = ناسخ القرآن ومنسوخه، جمال الدین الجوزی، الباب السابع: باب اقسام المنسوخ، فالقسم الاول ما نسخ رسمه و حکمه)

Abu Musa (ra) declaró: una Surah como la Sura Bara’a fue revelada pero luego fue retirada (abrogada), pero lo que fue recordado de ella fue: “Seguramente Al’lah ayudará a la fe con grupos para los cuales no habrá ninguna porción (en la otra vida). Y si el hijo de Adán tuviera dos valles llenos de riquezas, desearía un tercero. Y nada llenará el estómago del hijo de Adán sino el polvo, y Al’lah acepta el arrepentimiento del que se arrepiente”.

(Nawasij-ul-Qur’an, Yamaal-ud-Din Al-Yawzi, Capítulo 7: Capítulo sobre los tipos de Mansuj, el Primer Tipo: aquel cuyo texto y fallo ha sido abrogado).

Otra narración menciona que la Surah Al-Ahzab era una vez de la medida de la Surah Al-Baqarah:

حَدَّثَنَا عَبْدُ اللهِ، حَدَّثَنَا خَلَفُ بْنُ هِشَامٍ، حَدَّثَنَا حَمَّادُ بْنُ زَيْدٍ، عَنْ عَاصِمِ بْنِ بَهْدَلَةَ، عَنْ زِرٍّ، قَالَ: قَالَ لِي أُبَيُّ بْنُ كَعْبٍ: “كَأَيِّنْ تَقْرَأُ سُورَةَ الْأَحْزَابِ؟ أَوْ كَأَيِّنْ تَعُدُّهَا؟ ” قَالَ: قُلْتُ لَهُ: ثَلَاثًا وَسَبْعِينَ آيَةً، فَقَالَ: “قَطُّ، لَقَدْ رَأَيْتُهَا وَإِنَّهَا لَتُعَادِلُ سُورَةَ الْبَقَرَةِ، وَلَقَدْ قَرَأْنَا فِيهَا: الشَّيْخُ وَالشَّيْخَةُ إِذَا زَنَيَا فَارْجُمُوهُمَا الْبَتَّةَ نَكَالًا مِنَ اللهِ وَاللهُ عَزِيزٌ حَكِيمٌ

(مسند احمد بن حنبل، مسند الانصار، حدیث زر بن حبیش عن ابی بن کعب، حدیث ۲۱۲۰۷)

Ubay b. Ka’b (ra) me dijo ¿cómo se lee Suratul Ahzab? ¿Cuántos versos encuentras en él? Le contesté: setenta y tres versos. Él dijo: ¿Sólo? Hubo un tiempo en que tenía la misma extensión que Sūratul Baqarah y leíamos en él: “El anciano y la anciana, cuando cometen adulterio, los apedrean sin ambigüedad como castigo ejemplar de Al-lah”. Y Al-lah es Poderoso, Sabio”.

(Masnad Ahmad bin Hanbal, Masnad de los Ansaar, Hadiz de Zir bin Hubaish desde Ubay bin Ka’ab, Hadiz # 21 207).

 Toda la teoría de Nasaj y Nisyaan es falsa. Las tres categorías de Nasaj son incorrectas, y no se puede decir que haya habido ningún versículo del Sagrado Corán que haya sido abrogado u olvidado. Ni que haya algún versículo en el Sagrado Corán que tengamos ante nosotros cuyo mandamiento haya sido abrogado por otro versículo. 

Refutación de Nasaj (Abrogación) en el texto del Sagrado Corán

Cuando ciertos musulmanes se refieren a versículos del Sagrado Corán que abrogan otros versículos, se refieren a él como Nasaj (نسخ) de los versículos. Nasaj es una palabra árabe que significa literalmente un cambio de una condición a otra debido a las circunstancias cambiantes:

إزالةُ شَيْءٍ بِشَيْءٍ يَتَعَقَّبُهُ، كنَسْخِ الشَّمْسِ الظِّلَّ، والظِّلِّ الشمسَ، والشَّيْبِ الشَّبَابَ. فَتَارَةً يُفْهَمُ منه الإزالة، وتَارَةً يُفْهَمُ منه الإثباتُ، وتَارَةً يُفْهَم منه الأَمْرَانِ.

(المفردات في غريب القرآن)

Cambiar algo con otra cosa que viene después. Como el Nasaj de la luz del sol con la sombra y la sombra con la luz, y la vejez con la juventud. Y a veces lo que se entiende de ella es cambio, y a veces lo que se entiende es mantener algo, y a veces ambos significados se encuentran en ella.

(Al-Mufradat Fi Gharib-il-Qur’an)

También significa anular, sustituir, cambiar o alterar algo:

{يَنْسَخُ}, (L, Ḳ,) inf. n. نَسْخٌ; y انتسخ; (L;) Él, o ella, anuló, sustituyó, borró o canceló

(Lanes Lexicon)

En la terminología de la teoría de la abrogación, el término significa eliminar la validez de un orden contenido en un versículo del Sagrado Corán, de modo que ya no es correcto obedecerlo en cualquier contexto o situación:

إِنَّمَا النَّسْخُ الْإِزَالَةُ لِلْحُكْمِ حَتَّى لَا يَجُوزَ امْتِثَالُهُ

(الاتقان فی علوم القرآن، النوع السابع والاربعون: فی ناسخه و منسوخه)

Nasaj se refiere a la eliminación de un mandamiento del Sagrado Corán hasta el punto de que ya no es válido obedecerlo.

(Al-Itqaan fi Ulum-il-Qur’an, Parte 47: sobre lo que abroga y lo que ha sido abrogado)

El Sagrado Corán es perfecto:

ذَٰلِكَ الْكِتَابُ لَا رَيْبَ ۛ فِيهِ ۛ هُدًى لِّلْمُتَّقِينَ

[2:3] Éste es un Libro perfecto; no hay duda en él; es una guía para los justos,

Y un libro completo:

الْيَوْمَ أَكْمَلْتُ لَكُمْ دِينَكُمْ وَأَتْمَمْتُ عَلَيْكُمْ نِعْمَتِي وَرَضِيتُ لَكُمُ الْإِسْلَامَ دِينًا

[5:4] Hoy os he perfeccionado vuestra religión y he completado Mi gracia con vosotros y os he elegido el Islam como religión.

No hay un solo versículo que cancele cualquier otro versículo. Cada versículo es válido dentro de su propio contexto:

الر ۚ كِتَابٌ أُحْكِمَتْ آيَاتُهُ ثُمَّ فُصِّلَتْ مِن لَّدُنْ حَكِيمٍ خَبِيرٍ

[11:2] Alif Lam Ra. Éste es un Libro cuyos versículos han sido fortalecidos creados sin defecto, y luego expuestos con detalle. Procede del Único Sabio y Conocedor de todo.

Decir que ciertos versículos anulan otros es negar el orden perfecto del Corán y la sabiduría de Al’lah. Es decir que existen contradicciones en el Corán si no recurrimos a abrogar los versículos que no podemos entender. Esto va claramente en contra de la declaración del Corán de que no hay contradicción entre ninguno de sus versículos:

أَفَلَا يَتَدَبَّرُونَ الْقُرْآنَ ۚ وَلَوْ كَانَ مِنْ عِندِ غَيْرِ اللَّهِ لَوَجَدُوا فِيهِ اخْتِلَافًا كَثِيرًا

[4:83] ¿Acaso no meditarán en el Corán? Si procediera de alguien que no fuera Al-lah, ciertamente hallarían en él muchas contradicciones.

Al’lah ha prometido que salvaguardará el texto y el significado del Sagrado Corán:

إِنَّا نَحْنُ نَزَّلْنَا الذِّكْرَ وَإِنَّا لَهُ لَحَافِظُونَ

[15:10] En verdad, Nosotros mismos hemos revelado esta Exhortación, y ciertamente seremos su Guardián.

¿Cómo puede declararse que un texto está protegido si se desconoce cuáles de sus versículos son abrogados por otros? Incluso si se decide sobre un número, tal creencia invalida la perfección del texto del Sagrado Corán.

Rechazo de Nasaj (Abrogación) por el Santo Profeta (sa)

El Santo Profeta (sa) aconsejó a sus compañeros que los versículos del Sagrado Corán no se anulan entre sí, sino que se apoyan unos a otros:

حدثنا أنس بن عياض حدثنا أبو حازم عن عمرو بن شعيب عن أبيه عن جده قال لقد جلست أنا وأخي مجلسا ما أحب أن لي به حمر النعم أقبلت أنا وأخي وإذا مشيخة من صحابة رسول الله صلى الله عليه وسلم جلوس عند باب من أبوابه فكرهنا أن نفرق بينهم فجلسنا حجرة إذ ذكروا آية من القرآن فتماروا فيها حتى ارتفعت أصواتهم فخرج رسول الله صلى الله عليه وسلم مغضبا قد احمر وجهه يرميهم بالتراب ويقول مهلا يا قوم بهذا أهلكت الأمم من قبلكم باختلافهم على أنبيائهم وضربهم الكتب بعضها ببعض إن القرآن لم ينزل يكذب بعضه بعضا بل يصدق بعضه بعضا فما عرفتم منه فاعملوا به وما جهلتم منه فردوه إلى عالمه

(مسند احمد بن حنبل، مسند المكثرين من الصحابة ، مسند عبد الله بن عمرو بن العاص رضي الله تعالى عنهما، حدیث 6663)

Umar Ibn-e-Shuaib (ra) narró de su padre que narró de su abuelo, quien dijo:

Mi hermano y yo estábamos sentados en una reunión que me era más querida que los camellos rojos.  Cuando mi hermano y yo llegamos, encontramos a un grupo de los respetados compañeros del Santo Profeta (sa) sentados junto a una de las puertas de su casa. No nos gustaba separarlos, así que nos sentamos a un lado. Mencionaron un versículo del Sagrado Corán y discutieron sobre ello hasta que sus voces se elevaron. El Santo Profeta (sa) entonces salió en un estado de tal enojo que su cara estaba roja. Y echándoles polvo, les dijo: “Paciencia, pueblo mío. Este tipo de diferencia con sus profetas destruyó al pueblo ante de ustedes y por juzgar como contradictorios algunos de sus libros contra otros. Seguramente, el Sagrado Corán no fue revelado de tal manera que ciertas partes del mismo rechazan a otras, de hecho son varias las partes que se apoyan entre sí. Así que sigue lo que entiende de él, y pregúntale a una persona bien informada acerca de lo que no entiendes.

(Masnad Ahmad bin Hanbal, Masnad de los tesoros de los Sahaba, Masnad de Abdul’lah ibn-e-Umar bin Al-Aas, Hadiz #6663)

El hecho es que el Profeta Muhammad (sa) nunca mencionó ninguna lista o número de versículos del Corán que hubieran sido abrogados. Si hubiera habido versículos abrogados, ciertamente los habría señalado para que la Ummah no cayera en el error.

Explicación de los Ahadiz que supuestamente apoyan la Nasaj (Abrogación) del Corán

Hay ciertos hadices que supuestamente mencionan la abrogación del Sagrado Corán. En uno de ellos se afirma:

عَنْ جَابِرِ بْنِ عَبْدِ اللَّهِ رَضِيَ اللَّهُ عَنْهُمَا , قَالَ: قَالَ رَسُولُ اللَّهِ صَلَّى اللهُ عَلَيْهِ وَسَلَّمَ:  «كَلَامِي لَا يَنْسَخُ كَلَامَ اللَّهِ وَكَلَامُ اللَّهِ , يَنْسَخُ كَلَامِي وَكَلَامُ اللَّهِ , يَنْسَخُ بَعْضُهُ بَعْضًا»

(سنن الدارقطني، کتاب النوادر، حدیث ۴۲۷۷)

Hazrat Yabir (ra) narró que el Mensajero de Al’lah (sa) declaró:

“Mis palabras no abrogan las de Al-lah, pero las de Al-lah sí abrogan las mías. Además, algunas de las palabras de Al-lah abrogan sus otras palabras”.

(Sunan Ad-Dar Qutni, el Libro de Nawadir, Hadiz #4277)

En otro dice:

عَنْ عَبْدِ اللَّهِ بْنِ عُمَرَ , قَالَ: قَالَ رَسُولُ اللَّهِ صَلَّى اللهُ عَلَيْهِ وَسَلَّمَ:  «إِنَّ أَحَادِيثَنَا يَنْسَخُ بَعْضُهَا بَعْضًا كَنَسْخِ الْقُرْآنِ»

 (سنن الدارقطني، کتاب النوادر، حدیث ۴۲۷۸)

Ibn-e-Umar (ra) relató que el Mensajero de Al’lah (sa) declaró:

“Algunas de nuestras palabras abrogan nuestras otras palabras, como la abrogación del Sagrado Corán”

(Sunan Ad-Dar Qutni, el Libro de Nawadir, Hadith #4278).

En el primer hadiz, se hace una aclaración importante de que ningún hadiz puede abrogar o sustituir de ninguna manera un mandamiento del Sagrado Corán. Más bien, los ahadiz sirven para aclarar y aclarecer los principios del Corán.

El término Nasaj usado por el Santo Profeta (sa) no es en el sentido de abrogación y cancelación de ninguno mandamiento. Aquí el Santo Profeta (sa) usó la palabra Nasaj en su sentido lingüístico. Así, su afirmación de que ciertos versículos del Corán abrogaban otros era sólo en el sentido de explicar que ciertos versículos limitaban a otros en su alcance o aclaraban el contexto en el que se aplicaría uno u otro versículo. En este sentido, algunos versículos “abrogaron” otros, no en el sentido de eliminar la validez de su orden, sino en el sentido de aclarar y limitar su alcance en ciertas situaciones.

El mismo tipo de “Nasaj” también existía en sus palabras. Por ejemplo, el Santo Profeta (sa) en diferentes momentos nombraba diferentes acciones como “lo mejor” que un creyente podía hacer:

حَدَّثَنَا عُثْمَانُ بْنُ أَبِي شَيْبَةَ، حَدَّثَنَا جَرِيرٌ، عَنِ الْحَسَنِ بْنِ عُبَيْدِ اللَّهِ، عَنْ أَبِي عَمْرٍو الشَّيْبَانِيِّ، عَنْ عَبْدِ اللَّهِ، عَنِ النَّبِيِّ صلى الله عليه وسلم قَالَ ‏ “‏ أَفْضَلُ الأَعْمَالِ – أَوِ الْعَمَلِ – الصَّلاَةُ لِوَقْتِهَا وَبِرُّ الْوَالِدَيْنِ

(صحیح مسلم، کتاب الایمان، باب بَيَانِ كَوْنِ الإِيمَانِ بِاللَّهِ تَعَالَى أَفْضَلَ الأَعْمَالِ، حیدث ۱۵۵)

Se informa sobre la autoridad de `Abdul’lah que el Mensajero de Al’lah (sa) observó:

El mejor de las acciones es la oración en su debido momento y la bondad hacia los padres.

(Sahih Muslim, el Libro de la Fe, Capítulo: Aclarando que la fe en Al’lah es la mejor de las obras, Hadiz #155)

حَدَّثَنَا مُسَدَّدٌ، حَدَّثَنَا خَالِدُ بْنُ عَبْدِ اللَّهِ، حَدَّثَنَا يَزِيدُ بْنُ أَبِي زِيَادٍ، عَنْ مُجَاهِدٍ، عَنْ رَجُلٍ، عَنْ أَبِي ذَرٍّ، قَالَ قَالَ رَسُولُ اللَّهِ صلى الله عليه وسلم ‏ “‏ أَفْضَلُ الأَعْمَالِ الْحُبُّ فِي اللَّهِ وَالْبُغْضُ فِي اللَّهِ ‏”

 (ابو داود، كتاب السنة، باب مُجَانَبَةِ أَهْلِ الأَهْوَاءِ وَبُغْضِهِمْ، حدیث ۴۵۹۹)

Abu Zarr (ra) narró:

El Profeta (sa) dijo: La mejor de las acciones es amar por Al’lah y odiar por Al’lah.

(Abu Daud, el Libro de la Sunnah, Capítulo: Mantenerse alejado de los herejes y odiarlos, Hadiz #4599)

خْبَرَنِي عَبْدُ اللَّهِ بْنُ مُحَمَّدٍ الضَّعِيفُ، – شَيْخٌ صَالِحٌ وَالضَّعِيفُ لَقَبٌ لِكَثْرَةِ عِبَادَتِهِ – قَالَ أَخْبَرَنَا يَعْقُوبُ الْحَضْرَمِيُّ قَالَ حَدَّثَنَا شُعْبَةُ عَنْ مُحَمَّدِ بْنِ عَبْدِ اللَّهِ بْنِ أَبِي يَعْقُوبَ عَنْ أَبِي نَصْرٍ عَنْ رَجَاءِ بْنِ حَيْوَةَ عَنْ أَبِي أُمَامَةَ أَنَّهُ سَأَلَ رَسُولَ اللَّهِ صلى الله عليه وسلم أَىُّ الْعَمَلِ أَفْضَلُ قَالَ ‏ “‏ عَلَيْكَ بِالصَّوْمِ فَإِنَّهُ لاَ عِدْلَ لَهُ ‏”‏

(سنن النسائی، كتاب الصيام، باب ذِكْرِ الاِخْتِلاَفِ عَلَى مُحَمَّدِ بْنِ أَبِي يَعْقُوبَ فِي حَدِيثِ أَبِي أُمَامَةَ فِي فَضْلِ الصَّائِمِ، حدیث ۲۲۲۲)

Fue narrado por Abu Umamah (ra) que le pidió al Mensajero de Al’lah (sa):

“¿Cuál es la mejor acción?”, dijo: “Ayuna, porque no hay nada igual”.

(Sunan An-Nasai, el Libro del Ayuno, Capítulo: Mencionando las diferencias en los informes de Muhammad bin Abi Yaqub en el Hadiz de Abi Umamah sobre la virtud del ayuno, Hadith #2222)

حَدَّثَنَا ابْنُ حَنْبَلٍ، – يَعْنِي أَحْمَدَ – حَدَّثَنَا حَجَّاجٌ، قَالَ قَالَ ابْنُ جُرَيْجٍ أَخْبَرَنِي عُثْمَانُ بْنُ أَبِي سُلَيْمَانَ، عَنْ عَلِيٍّ الأَزْدِيِّ، عَنْ عُبَيْدِ بْنِ عُمَيْرٍ، عَنْ عَبْدِ اللَّهِ بْنِ حُبْشِيٍّ الْخَثْعَمِيِّ، ‏:‏ أَنَّ رَسُولَ اللَّهِ صلى الله عليه وسلم سُئِلَ أَىُّ الأَعْمَالِ أَفْضَلُ قَالَ ‏:‏ ‏ “‏ طُولُ الْقِيَامِ ‏”‏

 (سنن ابو داود، كتاب التطوع، باب افْتِتَاحِ صَلاَةِ اللَّيْلِ بِرَكْعَتَيْنِ، حدیث ۱۳۲۵)

Abdul’lah ibn Habashi al-Jath’ami (ra) narró:

Se le preguntó al Profeta (sa): ¿Cuál es la mejor acción? Él respondió: Estar de pie en la oración durante mucho tiempo.

(Sunan Abu Daud, el Libro de Oraciones Voluntarias, Capítulo: Empezando la oración de la noche con dos Rak’ahs, Hadiz # 1325)

Los eruditos están divididos en cuanto el número de los versículos abrogados

Es revelador que sobre esta forma de Nasaj, donde el versículo permanece como parte del Corán pero su mandamiento es visto como cancelado por otro versículo, que no existe un número de versículos universalmente aceptados que sean vistos como Mansuj (abrogados). Diferentes eruditos han dado diferentes números con respecto al número de versos abrogados en el Corán.

En una de las primeras obras sobre el tema, Muhammad bin Muslim Az-Zuhri (124 hiyri) menciona 42 versículos abrogados en su libro “An-Naasij Wal Mansuj wa Tanzil-ul-Qur’an bimakkata wal madinata”.

Abu Jafar An-Nahaas An-Nahwi (338 hijri) informó de que se habían abrogado 138 versículos, con 30 sólo en la Surah Al-Baqarah (capítulo 2) en su obra “An-Naasij wal Mansuj”.

El Imam Yalal-ud-Din As-Suyuti (911 hijri) en su obra Al-Itqaan fi Ulum-il-Qur’an declaró que Ibn-e-Arabi ha declarado que 124 versículos del Sagrado Corán han sido abrogados por un versículo del Corán (el “versículo de la espada” en 9:5):

وَقَالَ ابْنُ الْعَرَبِيِّ: كُلُّ مَا فِي الْقُرْآنِ مِنَ الصَّفْحِ عَنِ الْكُفَّارِ وَالتَّوَلِّي وَالْإِعْرَاضِ وَالْكَفِّ عَنْهُمْ فَهُوَ مَنْسُوخٌ بِآيَةِ السَّيْفِ وَهِيَ: {فَإِذَا انْسَلَخَ الأَشْهُرُ الْحُرُمُ فَاقْتُلُوا الْمُشْرِكِينَ} الآية نَسَخَتْ مِائَةً وَأَرْبَعًا وَعِشْرِينَ آيَةً

(الاتقان فی علوم القرآن، النوع السابع والاربعون: فی ناسخه و منسوخه)

E Ibn-e-Arabi ha declarado: todo en el Sagrado Corán acerca de perdonar, apartarse y evitar a los incrédulos ha sido abrogado con el versículo de la espada: “Pero cuando los meses prohibidos hayan pasado, entonces lucha y mata a los paganos”. El versículo ha abrogado 124 versos”.

(Al-Itqaan fi Ulum-il-Qur’an, Parte 47: sobre lo que abroga y lo que ha sido abrogado)

Más tarde declaró que muchos versículos son marcados como abrogados por los eruditos, pero de estos, hay entre 19 y 21 versículos que son abrogados:

فَهَذِهِ إِحْدَى وَعِشْرُونَ آيَةً مَنْسُوخَةً عَلَى خِلَافٍ فِي بَعْضِهَا لَا يَصِحُّ دَعْوَى النَّسْخِ فِي غَيْرِهَا وَالْأَصَحُّ فِي آيَةِ الِاسْتِئْذَانِ وَالْقِسْمَةِ الْإِحْكَامُ فَصَارَتْ تسعة عَشْرَ وَيُضَمُّ إِلَيْهَا قَوْلُهُ تَعَالَى: {فَأَيْنَمَا تُوَلُّوا فَثَمَّ وَجْهُ اللَّهِ} عَلَى رَأْيِ ابْنِ عَبَّاسٍ أَنَّهَا مَنْسُوخَةٌ بِقَوْلِهِ: {فَوَلِّ وَجْهَكَ شَطْرَ الْمَسْجِدِ الْحَرَامِ}

الآية فَتَمَّتْ عِشْرُونَ.

(الاتقان فی علوم القرآن، النوع السابع والاربعون: فی ناسخه و منسوخه)

Estos veintiún versículos, más o menos, son los que han sido abrogados; no se puede hacer ninguna proclamación aceptable para los versículos restantes. Sin embargo, este número baja a 19 si, como es correcto, el versículo que requiere permiso para entrar y el versículo de la distribución de la herencia se consideran vinculantes. Añade a esto la opinión de Ibn `Abbas que el versículo: Y dondequiera que te vuelvas, allí está el rostro de Dios.” es abrogado por: “Así que vuelve tu rostro en dirección a la Sagrada Mezquita” y el número sube a veinte.

(Al-Itqaan fi Ulum-il-Qur’an, Parte 47: sobre lo que abroga y lo que ha sido abrogado)

Hazrat Shah Waliul’lah Mudaddith Dehlvi (1176 hiyri) en su Tafsir Al-Fauzul Kabir declaró que los comentaristas han llevado el número de los versículos abrogados en el Corán hasta quinientos o tal vez más:

“Así pues, el tema de la abrogación es muy vasto, y es lógico pensar que hay margen para la diferencia de opinión al respecto. Esta es la razón por la que los comentaristas han llevado el número de los versículos abrogados a quinientos. Pero si se piensa bien y profundamente, se encontrará que tales versículos son de hecho incontables” (Al-Fauz al-Kabir fi Usul Al-Tafsir, Tradd. Inglés Por G. N. Jalbani, capítulo 2: parte 3 (Abrogación), pág. 30)

Declaró que el Imán Suyuti había reducido este número a veinte, pero presentando su propio análisis de estos versículos, fue capaz de resolver las aparentes contradicciones entre quince de ellos, declarando al final que en su estimación sólo había cinco versículos en el Corán que eran Mansuj:

“El Imam Suyuti, de acuerdo con Ibn-e-Arabi, ha aceptado que los veintiún versículos mencionados sean abrogados, aunque hay diferencias de opinión sobre si todos ellos son realmente abrogados o no. [Dice que] Es incorrecto afirmar que cualquier otro verso del Sagrado Corán que no sea éste sea abrogado. En mi estimación, sólo cinco versos del Sagrado Corán son Mansuj.”

(Al-Fauz al-Kabir fi Usul Al-Tafsir, traducción al urdu del Prof. Muhammad Rafiq Chauldhary. Capítulo 7: Las dificultades para entender el Sagrado Corán y su respuesta, sección de Abrogación pg. 73)

El Mesías Prometido declara que no hay abrogación en el Corán

El Mesías Prometido, Hazrat Mirza Ghulam Ahmad (as), enfatizó que el Sagrado Corán era un libro perfecto del que no se podía prescindir:

اور ہم پختہ یقین کے ساتھ اس بات پر ایمان رکھتے ہیں کہ قرآن شریف خاتم کتب سماوی ہے اور ایک شُعشہ یا نقطہ اس کی شرائع اور حدود اور احکام اور اوامر سے زیادہ نہیں ہو سکتااور نہ کم ہو سکتا ہے اور اب کوئی ایسی وحی یا ایسا الہام منجانب اللہ نہیں ہو سکتاجو احکا مؔ فرقانی کی ترمیم یا تنسیخ یا کسی ایک حکم کے تبدیل یا تغییر کر سکتا ہو

(روحانی خزائن، جلد ۳ صفحہ ۱۷۰، ازالہ اوھام)

Y tenemos plena confianza en el hecho de que el Sagrado Corán es el último libro divino, y que no se puede añadir ni quitar ni una pizca o punto a sus leyes, límites, mandamientos y órdenes. Ahora bien, no hay ninguna revelación o inspiración de Al’lah que pueda modificar, cambiar o abrogar cualquier orden del Sagrado Corán.

(Ruhani Jazain, vol. 3 pág. 170, Izala Auham)

Declaró que la teoría de la abrogación invalidaría todo el Corán:

حق یہی ہے کہ حقیقی نسخ اور حقیقی زیادت قرآن پر جائز نہیں کیونکہ اس سے اس کی تکذیب لازم آتی ہے

(روحانی خزائن جلد ۴ صفحہ ۹۳، مباحثہ لدھیانہ)

La verdad es que el (texto del) Sagrado Corán no puede ser verdaderamente abrogado o añadido porque esto lo falsificaría.

(Ruhani Jazain, vol. 4 pág. 93, Mubahitha Ludhiana)

Declaró que cada orden y enseñanza del Sagrado Corán es válida y debe ser seguida, y si alguien cree que ciertos versículos han sido abrogados, nunca pensará profundamente en ellos ni tendrá la convicción de seguir todas las enseñanzas que se encuentran en ellos:

آپ کے یہ الفاظ مجھے خوب یاد ہیں کہ جب کوئی انسان اس بات کا قائل ہو گا کہ قرآن کریم کے اندر ایسی آیات بھی موجود ہیں جو منسوخ ہیں تو اسے کیا ضرورت پڑی ہے کہ وہ قرآن کریم پر غور کرے اور سوچے اور اس کے احکام پر عمل کرنے کی کوشش کرے ۔ وہ تو کہیگا کہ جب اس میں ایسی آیات بھی ہیں جو منسوخ ہیں تو میں ان پر غور کر کے اپنا وقت کوں ضائع کروں ۔ ممکن ہے میں جس آیت پر غور کروں مجھے بعد میں معلوم ہو کہ وہ منسوخ ہے۔ لیکن جو شخص یہ کہیگا کہ یہ کلام تمام کا تمام غیر منسوخ ہے اور اس کا ہر شوشہ تک قابل عمل ہے وہ اس کے سمجھنے کی بھی کوشش کریگا اور اس طرح قرآن اس کی معرفت کی ترقی کا موجب بن جائیگا۔

(تفسیر کبیر، حضر مرزا بشیر الدین محمدود احمد، زیر آیت ۲:۱۰۷، جلد دو، صحفہ ۹۷، دوسری کالم)

Recuerdo plenamente las palabras de Hazrat Masih-e-Maud, donde dijo que cuando alguien está convencido de que hay ciertos versos en el Corán que son abrogados, entonces ¿por qué iba a reflexionar y meditar sobre ello o tratar de actuar de acuerdo con sus mandamientos? Decía que ¿por qué debería perder mi tiempo en reflexionar sobre un libro que tiene versos abrogados? Es posible que reflexione sobre un versículo y más tarde descubra que ha sido abrogado. Pero la persona que afirma que todo este texto es válido y que cada pizca de él está destinada a ser actuada, tratará de entenderlo, y de esta manera el Corán se convertirá en el medio de progreso para su comprensión espiritual.

(Tafsir-e-Kabir. Hazrat Mirza Bashir-ud-Din Mahmud Ahmad, bajo 2:107, vol. 2 pg. 97 segunda columna)

Los Julafa también declaran que el Nasaj (Abrogación) del Corán no es Válido

Después del Mesías Prometido (as), Hazrat Hakim Maulvi Nur-ud-Din (ra) también señaló que no había ningún Nasaj dentro del Corán:

ہاں یہ بات کہ (قرآن مجید میں) نسخ ہے یا  نہیں؟  اس کے متعلق جہاں تک میرا فہم ہے میں یہی کہوں گا کہ آج تک کوئی ایسی آیت نظر نہیں آئی جو منسوخ اور موجود فی القرآن ہو۔ حضرت نبی کریم صل اللہ علیہ و سلم یا ابو بکر و عمر رضی اللہ تعالی عنہم کی زبان سے بھی کوئی ایسا لفظ مروی نہیں جس سے ایسی آیات کا موجود فی القرآن ہونا پایا جاتا ہو۔

(حقائق الفرقان، زیر آیت ۲:۱۰۷، جلد ۲، صفحہ ۲۱۶)

Hay la cuestión de que si hay Nasaj (abrogación) en el Sagrado Corán o no. Sobre esto, mi entendimiento de esto es tal que diré que hasta ahora no he visto ningún versículo que sea abrogado y aún así permanezca dentro del Sagrado Corán. Ni el Santo Profeta (sa), ni Abu Bakar (ra) o Umar (ra) nunca declararon nada que apoye la idea de que tales versículos siguen siendo partes del Sagrado Corán.

(Haqaiqul Furqan, bajo 2:109. Vol. 3, pg. 216)

Hazrat Mirza Bashir-ud-Din Mahmud Ahmad (ra) también declaró lo mismo:

میں جب تسیریں دیکھتا ہوں  اور ان میں نسخ کی بحث پڑھتا ہوں تو مجھے تو ایک بھی آیت ایسی نظر نہیں آتی جو منسوخ ہو

(تفسیر کبیر، حضر مرزا بشیر الدین محمدود احمد، زیر آیت ۲:۱۰۷، جلد دو، صحفہ ۹۸، پہلی کالم)

Cuando leo las diferentes discusiones sobre Nasaj en varios comentarios, no encuentro ni un solo versículo que sea abrogado.

(Tafsir-e-Kabir. Hazrat Mirza Bashir-ud-Din Mahmud Ahmad, bajo 2:107, vol. 2 pág. 98 primera columna)

Qazi Muhammad Nazir Sahib Lail Puri, un erudito de la Comunidad Musulmana Ahmadía, demostró de manera concluyente cómo incluso estos cinco versos no son abrogados, resolviendo las supuestas contradicciones entre ellos y otros versículos del Sagrado Corán (Mira: Magazine Al-Furqan. Jan. 1958 – There is no verse of the Holy Qur’an that is Abrogated. https://www.alislam.org/alfurqan/1958-01.pdf. Accessed May 23 2019).

Por lo tanto, no hay abrogación en el Corán. Los versículos que se afirma que han sido abrogados sólo se han hecho así por falta de conocimiento sobre cómo reconciliar los diferentes versos entre sí.

Teniendo esto en cuenta, podemos fácilmente dar una interpretación diferente a los versos del Corán que supuestamente apoyan la teoría de Nasaj.

Explicación de los versículos del Sagrado Corán que supuestamente apoyan la teoría de abrogación

Generalmente hay tres versículos del Sagrado Corán presentados como textos de prueba por los proponentes de la teoría de abrogación.

Primer Versículo

مَا نَنۡسَخۡ مِنۡ اٰیَۃٍ اَوۡ نُنۡسِہَا نَاۡتِ بِخَیۡرٍ مِّنۡہَاۤ اَوۡ مِثۡلِہَا ؕ اَلَمۡ تَعۡلَمۡ اَنَّ اللّٰہَ عَلٰی کُلِّ شَیۡءٍ قَدِیۡرٌ ﴿۱۰۷﴾

[2:107] Si abrogamos o hacemos que se olvide cualquier Signo, traemos otro mejor o similar a él. ¿No sabes acaso que Al-lah tiene el poder de hacer todo lo que le place?

Este versículo habla de la abrogación de ciertos signos, y también de que ciertos signos son olvidados.

En primer lugar, este verso no habla del Sagrado Corán. Como muestra el contexto, Al’lah está hablando de las escrituras anteriores (como la Torá y el Inyil):

مَا یَوَدُّ الَّذِیۡنَ کَفَرُوۡا مِنۡ اَہۡلِ الۡکِتٰبِ وَ لَا الۡمُشۡرِکِیۡنَ اَنۡ یُّنَزَّلَ عَلَیۡکُمۡ مِّنۡ خَیۡرٍ مِّنۡ رَّبِّکُمۡ ؕ وَ اللّٰہُ یَخۡتَصُّ بِرَحۡمَتِہٖ مَنۡ یَّشَآءُ ؕ وَ اللّٰہُ ذُو الۡفَضۡلِ الۡعَظِیۡمِ ﴿۱۰۶

[2:106] Los que no creen de entre el Pueblo del Libro, o de entre aquellos que asocian otros dioses a Al-lah, no desean que se os envíe nada bueno de parte de vuestro Señor; pero Al-lah elige para Su misericordia a quien le place; y Al-lah es de extrema generosidad.

Así, el significado es que Al’lah a veces abroga ciertos versículos de las antiguas escrituras y sus enseñanzas y trae algo mejor en su lugar. O aquellas enseñanzas eternas y puras de escrituras anteriores que habían sido olvidadas o prácticamente abandonadas por sus seguidores, han sido reintroducidas por el Sagrado Corán (mira Tafsir-e-Kabir, Hazrat Mirza Bashir-ud-Din Mahmud Ahmad, bajo 2:107).

La palabra Aayat (signo o verso) no sólo se refiere a los versículos de las escrituras anteriores. La palabra también se ha utilizado para referirse a todos los signos y revelaciones celestiales anteriores dados a pueblos anteriores y registrados en sus escrituras:

سَلۡ بَنِیۡۤ اِسۡرَآءِیۡلَ کَمۡ اٰتَیۡنٰہُمۡ مِّنۡ اٰیَۃٍۭ بَیِّنَۃٍ ؕ وَ مَنۡ یُّبَدِّلۡ نِعۡمَۃَ اللّٰہِ مِنۡۢ بَعۡدِ مَا جَآءَتۡہُ فَاِنَّ اللّٰہَ شَدِیۡدُ الۡعِقَابِ ﴿۲۱۲

[2:212] Pregunta a los Hijos de Israel cuántos Signos claros les otorgamos. Pero quien cambie el don de Al-lah después de haberlo recibido, sepa que, en verdad, Al-lah es Severo en el castigo.

Por lo tanto, también podría significar que los signos celestiales concedidos al Islam son tales que son diferentes y de hecho superiores a los que fueron concedidos a las naciones anteriores.

Ayat también significa fenómenos naturales generales en los que Al’lah nos ha dado lecciones:

اِنَّ فِیۡ خَلۡقِ السَّمٰوٰتِ وَ الۡاَرۡضِ وَ اخۡتِلَافِ الَّیۡلِ وَ النَّہَارِ لَاٰیٰتٍ لِّاُولِی الۡاَلۡبَابِ ﴿۱۹۱

[3:191] En la creación de los cielos y la tierra y en la sucesión de la noche y el día hay sin duda Signos para los hombres sensatos;

El versículo podría significar que Al’lah nos lleva a una mayor comprensión de los fenómenos naturales a medida que el tiempo avanza y su conexión con los fenómenos espirituales. O que la comprensión de la conexión entre las leyes físicas y espirituales que habían sido olvidadas por los pueblos anteriores han sido revividas a través de las enseñanzas islámicas.

Segundo versículo

وَ اِذَا بَدَّلۡنَاۤ اٰیَۃً مَّکَانَ اٰیَۃٍ ۙ وَّ اللّٰہُ اَعۡلَمُ بِمَا یُنَزِّلُ قَالُوۡۤا اِنَّمَاۤ اَنۡتَ مُفۡتَرٍ ؕ بَلۡ اَکۡثَرُہُمۡ لَا یَعۡلَمُوۡنَ ﴿۱۰۲

[16:102] Cuando traemos un Signo en lugar de otro – y Al-lah es quien mejor sabe lo que revela – dicen: “No eres más que un impostor”. No, pero la mayoría de ellos no lo saben.

Este verso también podría estar relacionado con los versículos de las escrituras anteriores. El significado del versículo sería que cuando Nosotros (Al’lah) sustituimos una enseñanza de una escritura previamente revelada por una nueva enseñanza del Sagrado Corán, aquellos que creen en las escrituras anteriores te acusan (O Muhammad (sa)) de falsificación.

Incluso si este versículo está dirigido exclusivamente a los Aayaat (versículos recibidos por el Santo Profeta (sa), todavía no muestra que haya abrogación de versos dentro del Sagrado Corán.

Ayat también tiene el significado del argumento:

وقوله تعالى: إِنَّ فِي السَّماواتِ وَالْأَرْضِ لَآياتٍ لِلْمُؤْمِنِينَ [الجاثية/ 3] ، فهي من الآيات المعقولة التي تتفاوت بها المعرفة بحسب تفاوت منازل الناس في العلم

(المفردات في غريب القرآن)

“Y las palabras de Al’lah: “Seguramente en los cielos y la tierra hay Aayaat para los creyentes” (Al-Yaathiya/3) son de entre los argumentos argumentales y lógicos que la gente entiende en diferentes grados debido a las diferencias en los niveles de su conocimiento.”

(Al-Mufradat Fi Gharib-il-Qur’an)

También tiene el significado de una señal milagrosa:

والآيَةُ: الرِّسالَةُ، وتُسْتَعْملُ بمعْنَى الدَّليلِ والمُعْجِزَةِ.

(تاج العروس)

Ayat: Profetismo, y se usa para significar argumento y milagro

(Tay-ul-Urus)

Con el significado de “argumento” en el contexto de los Aayaat recibidos por el Profeta Muhammad (sa), el significado viene en línea con otro versículo del Sagrado Corán, que afirma que Al’lah explica el Corán de varias maneras pero esto sólo aumenta la aversión de los incrédulos a él:

وَ لَقَدۡ صَرَّفۡنَا فِیۡ ہٰذَا الۡقُرۡاٰنِ لِیَذَّکَّرُوۡا ؕ وَ مَا یَزِیۡدُہُمۡ اِلَّا نُفُوۡرًا ﴿۴۲

[17:42] Hemos explicado la verdad en este Corán de diversas maneras para que sean advertidos, pero esto no hace más que aumentar su aversión.

Por lo tanto, el significado del versículo sería “Cuando traemos un argumento en lugar de otro (para explicar mejor la verdad del Islam), afirman que eres un fabricante”.

El significado de milagro también se puede aplicar a este versículo en el sentido de levantar ciertos castigos o problemas de los incrédulos que fueron afligidos por haber rechazado a Al’lah y a Su Mensajero. Este levantamiento del castigo es por un corto período de tiempo para facilitar su arrepentimiento. Al’lah menciona este fenómeno en otros versículos también:

وَ لَوۡ یُعَجِّلُ اللّٰہُ لِلنَّاسِ الشَّرَّ اسۡتِعۡجَالَہُمۡ بِالۡخَیۡرِ لَقُضِیَ اِلَیۡہِمۡ اَجَلُہُمۡ ؕ فَنَذَرُ الَّذِیۡنَ لَا یَرۡجُوۡنَ لِقَآءَنَا فِیۡ طُغۡیَانِہِمۡ یَعۡمَہُوۡنَ ﴿۱۲﴾ وَ اِذَا مَسَّ الۡاِنۡسَانَ الضُّرُّ دَعَانَا لِجَنۡۢبِہٖۤ اَوۡ قَاعِدًا اَوۡ قَآئِمًا ۚ فَلَمَّا کَشَفۡنَا عَنۡہُ ضُرَّہٗ مَرَّ کَاَنۡ لَّمۡ یَدۡعُنَاۤ اِلٰی ضُرٍّ مَّسَّہٗ ؕ کَذٰلِکَ زُیِّنَ لِلۡمُسۡرِفِیۡنَ مَا کَانُوۡا یَعۡمَلُوۡنَ ﴿۱۳

[10:12] Pero si Al-lah tuviera que apresurar para los hombres el malque se han ganado, como ellos se apresuran a la adquisición de la riqueza, les habría llegado ya el fin de su plazo de vida. Mas dejamos que quienes no esperan el encuentro con Nosotros vaguen distraídamente en su transgresión.

[10:13] Y cuando la desgracia cae sobre un hombre, Nos invoca, echado sobre su costado, sentado o de pie; pero cuando le libramos de su desgracia, se aleja como si nunca hubiera Nos hubiera suplicado para salvarlo de la desdicha que le afligía. De este modo es como las acciones de los extravagantes se les hace aparecer justas ante sus ojos.

وَ لَوۡ رَحِمۡنٰہُمۡ وَ کَشَفۡنَا مَا بِہِمۡ مِّنۡ ضُرٍّ لَّلَجُّوۡا فِیۡ طُغۡیَانِہِمۡ یَعۡمَہُوۡنَ ﴿۷۶﴾ وَ لَقَدۡ اَخَذۡنٰہُمۡ بِالۡعَذَابِ فَمَا اسۡتَکَانُوۡا لِرَبِّہِمۡ وَ مَا یَتَضَرَّعُوۡنَ ﴿۷۷﴾ حَتّٰۤی اِذَا فَتَحۡنَا عَلَیۡہِمۡ بَابًا ذَا عَذَابٍ شَدِیۡدٍ اِذَا ہُمۡ فِیۡہِ مُبۡلِسُوۡنَ ﴿۷۸

[23:76] Pero si tuviésemos misericordia de ellos y los libráramos de su angustia seguirían persistiendo en su transgresión, extraviados ciegamente.

[23:77] Nosotros les aplicamos el castigo, pero no se humillaron ante su Señor, ni suplicaron modestamente.

[23:78] Hasta que, cuando abrimos sobre ellos la puerta del castigo severo, helos ahí desesperados ante él.

Así, el significado del versículo sería que cuando se les dice a los incrédulos que los problemas a los que se enfrentaban en sus vidas se debían a que rechazaban al Mensajero de Al’lah y entonces algunos verían a veces que sus problemas han desaparecido o disminuido a pesar de no haber aceptado al Mensajero, llaman a tí (¡Oh Muhammad!) un falsificador.

También hay que tener en cuenta que el versículo no tiene que aplicarse en absoluto a la revelación del Sagrado Corán. El Profeta Muhammad (sa) recibió revelaciones e inspiración que no eran parte del Sagrado Corán. El Corán menciona que cada una de sus palabras y acciones fueron inspiradas:

وَ مَا یَنۡطِقُ عَنِ الۡہَوٰی ؕ﴿۴﴾ اِنۡ ہُوَ اِلَّا وَحۡیٌ یُّوۡحٰی ۙ﴿۵﴾

[53:4] Ni tampoco habla por su propio capricho.

[53:5] No es sino una revelación pura la revelada por Dios.

Incluso menciona una revelación sobre un asunto doméstico sin mencionar su contenido:

وَ اِذۡ اَسَرَّ النَّبِیُّ اِلٰی بَعۡضِ اَزۡوَاجِہٖ حَدِیۡثًا ۚ فَلَمَّا نَبَّاَتۡ بِہٖ وَ اَظۡہَرَہُ اللّٰہُ عَلَیۡہِ عَرَّفَ بَعۡضَہٗ وَ اَعۡرَضَ عَنۡۢ بَعۡضٍ ۚ فَلَمَّا نَبَّاَہَا بِہٖ قَالَتۡ مَنۡ اَنۡۢبَاَکَ ہٰذَا ؕ قَالَ نَبَّاَنِیَ الۡعَلِیۡمُ الۡخَبِیۡرُ ﴿۴

[66:4] Y cuando el profeta confió un secreto a una de sus esposas y ella lo ivulgó, Al-lah le informó al respecto, y él le dio a conocer a ella parte del mismo y evitó mencionar otra parte. Mas cuando le informó de ello, ella dijo: “¿Quién te lo ha informado?” Él contestó: “El Omnisciente, el Dios que todo lo sabe, me ha informado”.

Esta inspiración y revelación a veces cambiaba según las necesidades del tiempo. Por ejemplo, el Santo Profeta (sa) inicialmente no permitió ofrecer oraciones en los cementerios, pero más tarde se lo permitió una vez que estuvo seguro de que no se convertiría en un medio para la idolatría:

حَدَّثَنَا أَحْمَدُ بْنُ يُونُسَ، حَدَّثَنَا مُعَرِّفُ بْنُ وَاصِلٍ، عَنْ مُحَارِبِ بْنِ دِثَارٍ، عَنِ ابْنِ بُرَيْدَةَ، عَنْ أَبِيهِ، قَالَ قَالَ رَسُولُ اللَّهِ صلى الله عليه وسلم ‏ “‏ نَهَيْتُكُمْ عَنْ ثَلاَثٍ وَأَنَا آمُرُكُمْ بِهِنَّ نَهَيْتُكُمْ عَنْ زِيَارَةِ الْقُبُورِ فَزُورُوهَا فَإِنَّ فِي زِيَارَتِهَا تَذْكِرَةً وَنَهَيْتُكُمْ عَنِ الأَشْرِبَةِ أَنْ تَشْرَبُوا إِلاَّ فِي ظُرُوفِ الأَدَمِ فَاشْرَبُوا فِي كُلِّ وِعَاءٍ غَيْرَ أَنْ لاَ تَشْرَبُوا مُسْكِرًا وَنَهَيْتُكُمْ عَنْ لُحُومِ الأَضَاحِي أَنْ تَأْكُلُوهَا بَعْدَ ثَلاَثٍ فَكُلُوا وَاسْتَمْتِعُوا بِهَا فِي أَسْفَارِكُمْ

(سنن ابو داود، کتاب الاشربة، باب فِي الأَوْعِيَةِ، حدیث ۳۶۸۹)

Buraydah ibn al-Hasib (ra) narró:

El Profeta (sa) dijo: Te prohibí tres cosas, y ahora les ordeno (permito) que los hagan. Les prohibí que visitaran las tumbas, ahora pueden visitarlas, porque al visitarlas hay una amonestación. Les prohibí que bebieran excepto de los vasos de la piel, pero ahora puedan beber de cualquier tipo de vasos, pero no beban un intoxicante. LEs prohibí comer la carne de los animales de sacrificio después de tres días, pero ahora pueden comer y disfrutar su sabor durante sus viajes.

(Sunan Abu Daud, el Libro de las Bebidas, capítulo: Con respecto a los vasos, Hadiz # 3689)

Estos cambios serían vistos como una falsificación por parte de los incrédulos, mientras que Al’lah afirma que todos estos cambios fueron provocados por Su voluntad y de acuerdo a Su sabiduría.

Tercer Versículo

یَمۡحُوا اللّٰہُ مَا یَشَآءُ وَ یُثۡبِتُ ۚۖ وَ عِنۡدَہٗۤ اُمُّ الۡکِتٰبِ ﴿۴۰

[13:40] Al‑lah borra lo que quiere y confirma lo que desea, pues en El está la fuente de todos los decretos.

La misma explicación para los versos anteriores también se puede dar aquí.

El contexto de este versículo revela que no se trata de la abrogación de los versículos del Sagrado Corán. El versículo anterior y después aclaran el asunto:

وَ یَصۡنَعُ الۡفُلۡکَ ۟ وَ کُلَّمَا مَرَّ عَلَیۡہِ مَلَاٌ مِّنۡ قَوۡمِہٖ سَخِرُوۡا مِنۡہُ ؕ قَالَ اِنۡ تَسۡخَرُوۡا مِنَّا فَاِنَّا نَسۡخَرُ مِنۡکُمۡ کَمَا تَسۡخَرُوۡنَ ﴿ؕ۳۹﴾ فَسَوۡفَ تَعۡلَمُوۡنَ ۙ مَنۡ یَّاۡتِیۡہِ عَذَابٌ یُّخۡزِیۡہِ وَ یَحِلُّ عَلَیۡہِ عَذَابٌ مُّقِیۡمٌ ﴿۴۰﴾ حَتّٰۤی اِذَا جَآءَ اَمۡرُنَا وَ فَارَ التَّنُّوۡرُ ۙ قُلۡنَا احۡمِلۡ فِیۡہَا مِنۡ کُلٍّ زَوۡجَیۡنِ اثۡنَیۡنِ وَ اَہۡلَکَ اِلَّا مَنۡ سَبَقَ عَلَیۡہِ الۡقَوۡلُ وَ مَنۡ اٰمَنَ ؕ وَ مَاۤ اٰمَنَ مَعَہٗۤ اِلَّا قَلِیۡلٌ ﴿۴۱

[11:39] Empezó a fabricar el Arca; y cada vez que los jefes de su pueblo pasaban a su lado, se burlaban de él. Dijo: “si ahora os burláis de nosotros, llegará el momento en que nosotros nos burlaremos de vosotros igual que os burláis ahora”.

[11:40] “Entonces sabréis quién es aquel sobre el que caerá el castigo que lo cubrirá de ignominia, y sobre quien caerá el castigo duradero”.

[11:41] Hasta que llegó Nuestra orden y las fuentes de la tierra empezaron a manar, y dijimos: “embarca en ella a dos de cada especie, macho y hembra, y a tu familia, excepto contra quienes ha sido ya roferida la palabra, y a los creyentes”. Pero no creyeron ni vivieron con él excepto unos pocos.

Como se ve, es una respuesta a la demanda por parte de los incrédulos de ver una señal de castigo –  algo que el Sagrado Corán menciona en otros lugares también:

وَ یَسۡتَعۡجِلُوۡنَکَ بِالۡعَذَابِ ؕ وَ لَوۡ لَاۤ اَجَلٌ مُّسَمًّی لَّجَآءَہُمُ الۡعَذَابُ ؕ وَ لَیَاۡتِیَنَّہُمۡ بَغۡتَۃً وَّ ہُمۡ لَا یَشۡعُرُوۡنَ ﴿۵۴

[29:54] Te piden que apresures el castigo; mas de no haber existido un plazo fijado, el castigo habría caído sobre ellos. Y ciertamente les alcan­zará de improviso, cuando no se den cuenta.

Al’lah afirma que el Profeta Muhammad (sa) no puede traer tal signo por sí mismo. Más bien, Al’lah ha decretado un plazo de tiempo para cada castigo. Y tales castigos dependen de las continuas prácticas malignas y el rechazo del mensajero. Si los incrédulos se arrepienten, Al’lah terminará con el castigo decretado:

وَ مَا کَانَ اللّٰہُ لِیُعَذِّبَہُمۡ وَ اَنۡتَ فِیۡہِمۡ ؕ وَ مَا کَانَ اللّٰہُ مُعَذِّبَہُمۡ وَ ہُمۡ یَسۡتَغۡفِرُوۡنَ ﴿۳۴

[8:34] Pero Al-lah no los castigaría mientras tú estuvieras entre ellos, ni Al-lah los castigaría mientras imploraran perdón.

O, si continúan con sus malas acciones, entonces el decreto de castigo y destrucción final seguirá vigente.

Explicación de ciertas narraciones de los compañeros que afirman que los versículos del Corán son abrogados

Hay varias narraciones de compañeros como Ibn-e-Umar (ra) que han hecho dicho que ciertos versículos del Sagrado Corán han sido abrogados:

حَدَّثَنَا عَيَّاشُ بْنُ الْوَلِيدِ، حَدَّثَنَا عَبْدُ الأَعْلَى، حَدَّثَنَا عُبَيْدُ اللَّهِ، عَنْ نَافِعٍ، عَنِ ابْنِ عُمَرَ ـ رضى الله عنهما ـ أَنَّهُ قَرَأَ ‏{‏فِدْيَةٌ طَعَامُ مَسَاكِينَ‏}‏ قَالَ هِيَ مَنْسُوخَةٌ‏.‏

(صحیح بخاری، کتاب التفسیر)

Nafi` narró:

Ibn `Umar recitó: “Tenían una opción, ayunar o alimentar a un pobre para cada día…” y añadió: “Este versículo es abrogado”.

(Sahih Bujari, El Libro de los Comentarios)

Los compañeros nunca tomaron el significado de Nasaj en el sentido de los eruditos que vinieron después de ellos. Es decir, nunca pensaron que cualquier Hukum (orden) contenida en cualquier versículo del Sagrado Corán fuera completamente abrogada e invalidada por otro versículo.

Usaron la palabra Nasaj en su sentido lingüístico. Por lo tanto, sus declaraciones de que ciertos versículos del Corán abrogaban otros era sólo en el sentido de explicar que ciertos versículos limitaban a otros en su alcance o aclaraban el contexto en el que se aplicaría un versículo u otro. En este sentido, ciertos versículos “abrogaban” otros, no en el sentido de eliminar la validez de su orden, sino en el sentido de aclarar y limitar su alcance en ciertas situaciones.

Por ejemplo, Hazrat Ibn-e-Abbas (ra) declaró:

حَدَّثَنَا أَحْمَدُ بْنُ مُحَمَّدٍ الْمَرْوَزِيُّ، حَدَّثَنَا عَلِيُّ بْنُ الْحُسَيْنِ بْنِ وَاقِدٍ، عَنْ أَبِيهِ، عَنْ يَزِيدَ النَّحْوِيِّ، عَنْ عِكْرِمَةَ، عَنِ ابْنِ عَبَّاسٍ، ‏{‏ وَقُلْ لِلْمُؤْمِنَاتِ يَغْضُضْنَ مِنْ أَبْصَارِهِنَّ ‏}‏ الآيَةَ فَنُسِخَ وَاسْتُثْنِيَ مِنْ ذَلِكَ ‏{‏ وَالْقَوَاعِدُ مِنَ النِّسَاءِ اللاَّتِي لاَ يَرْجُونَ نِكَاحًا ‏}‏ الآيَةَ

(سنن ابو داود، كتاب اللباس، باب فِي قَوْلِهِ عَزَّ وَجَلَّ ‏{‏ وَقُلْ لِلْمُؤْمِنَاتِ يَغْضُضْنَ مِنْ أَبْصَارِهِنَّ ‏}‏، حدیث ۴۱۱۱)

Ibn ‘Abbas (ra) narró:

El versículo: “Y di a las mujeres creyentes que bajen la mirada” fue abrogado y se hizo una excepción con el versículo: “Las mujeres de edad avanzada que han pasado la edad del matrimonio”.

(Sunan Abu Daud, el libro de la ropa, capítulo: Con respecto a la declaración de Al’lah: Y di a las mujeres creyentes que bajen la mirada, Hadiz # 4111)

Está claro que en su mente, ambos versículos seguían siendo válidos en sus propios contextos, con el segundo versículo sólo mencionando una excepción al versículo anterior.

Hazrat Shah Walilul-lah Mudaddith Dehlvi en su comentario Al-Fauzul Kabir escribe sobre este tipo de narraciones:

“Lo que se sabe por la investigación realizada sobre el discurso de los Compañeros y los Seguidores (Tabi’een) es que usaron la palabra abrogación en su sentido gramatical o literal, es decir, la eliminación de una cosa por otra, y no en el sentido adoptado por los técnicos (estudiosos posteriores)”.

(Al-Fauz al-Kabir fi Usul Al-Tafsir, Eng. Trans. Por G. N. Jalbani, capítulo 2: parte 3 (Abrogación), pgs. 29-30)

Otras narraciones sobre Nasaj (Abrogación) y Nisyaan (Olvido)

Los compañeros que mencionaron ciertos versículos como parte del Corán que luego fueron eliminados, si se aceptan como verdaderos, se debe a su propio error personal. No hay consenso o creencia generalizada entre los miles de compañeros que conocían bien la revelación del Corán y el orden de sus versículos en cuanto a esto. Es posible que lo que ellos pensaban que eran versículos del Corán fueran en realidad Ahadiz o enseñanzas de escrituras anteriores.

Por ejemplo, temenos la siguiente narración:

قال أبو بكر بن أبي داود: وحدّثنا محمد بن عبد الملك الدقيقي، قال:

أبنا عوان، قال: بنا حماد، قال: بنا علي بن زيد، عن أبي حرب بن أبي الأسود، عن أبيه، عن أبي موسى قال: نزلت سورة مثل براءة، ثم رفعت، فحفظ منها: «إن الله يؤيد الدين بأقوام لا خلاق لهم، ولو أن لابن آدم واديين من مال لتمنى واديا ثالثا، ولا يملأ جوف ابن آدم إلا التراب، ويتوب الله على من تاب» (نواسخ القرآن = ناسخ القرآن ومنسوخه، جمال الدین الجوزی، الباب السابع: باب اقسام المنسوخ، فالقسم الاول ما نسخ رسمه و حکمه)

Abu Musa (ra) declaró: una Sura como la Sura Bara’a fue revelada pero luego fue retirada (abrogada), pero lo que fue recordado de ella fue: “Seguramente Al-lah ayudará a la fe con grupos para los cuales no habrá ninguna porción (en la otra vida). Y si el hijo de Adán tuviera dos valles llenos de riquezas, desearía un tercero. Y nada llenará el vientre del hijo de Adán sino el polvo, y Al-lah acepta el arrepentimiento del que se arrepiente”.

(Nawasij-ul-Qur’an, Yamaal-ud-Deen Al-Yawzi, Capítulo 7: Capítulo sobre los tipos de Mansuj, el Primer Tipo: aquel cuyo texto y mandamiento han sido abrogados).

Estas mismas palabras han sido narradas por otros compañeros pero sólo como un hadiz del Santo Profeta (sa), y no como un versículo del Corán:

حَدَّثَنَا عَبْدُ الْعَزِيزِ بْنُ عَبْدِ اللَّهِ، حَدَّثَنَا إِبْرَاهِيمُ بْنُ سَعْدٍ، عَنْ صَالِحٍ، عَنِ ابْنِ شِهَابٍ، قَالَ أَخْبَرَنِي أَنَسُ بْنُ مَالِكٍ، أَنَّ رَسُولَ اللَّهِ صلى الله عليه وسلم قَالَ ‏ “‏ لَوْ أَنَّ لاِبْنِ آدَمَ وَادِيًا مِنْ ذَهَبٍ أَحَبَّ أَنْ يَكُونَ لَهُ وَادِيَانِ، وَلَنْ يَمْلأَ فَاهُ إِلاَّ التُّرَابُ، وَيَتُوبُ اللَّهُ عَلَى مَنْ تَابَ ‏”

(صحیح البخاری، كتاب الرقاق، باب مَا يُتَّقَى مِنْ فِتْنَةِ الْمَالِ‏، حدیث ۶۴۳۹)

Anas bin Malik (ra) narró:

El Mensajero de Al’lah (sa) dijo, “Si el hijo de Adán tuviera un valle lleno de oro, le gustaría tener dos valles, pues nada le llena la boca excepto el polvo. Y Al’lah perdona a quien se arrepiente de él”.

(Sahih Bujari, el Libro sobre cómo hacer el corazón tierno (Ar-Riqaq), Capítulo: El Fitnah de la riqueza debe ser rechazado, Hadiz #6439)

De la misma manera, aquellas narraciones donde se menciona que ciertos versículos fueron completamente olvidados por todos los compañeros no son confiables. Si tal cosa sucediera, habría un gran número de narraciones independientes sobre ello de cientos de compañeros de cuyos recuerdos estos versos fueron repentinamente golpeados.

Conclusión

Por lo tanto, no hay un verdadero Nasaj en el texto del Sagrado Corán. Es un libro perfecto, y creer que algunos de sus versículos abrogan otros es negar su perfección e integridad.

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via