¿Es totalmente idiota decir que el islam es una religión de paz?

Con cierta frecuencia se publican en la prensa artículos y alegaciones en las que se cuestiona que el islam sea una religión de paz.

El Diario argentino “La Nación” del 21 de septiembre de 2017 publica una declaración del jefe de redacción de la revista Charlie Hebdo en la que textualmente cita:

Es totalmente idiota decir que el islam es una religión de paz” [1]

A su vez el Dario “El País” del 23 de Agosto de 2017 [Antonio Elorza] publica:

El Corán, las sentencias, las biografías de Mahoma ofrecen la inequívoca doble fundamentación de la yihad como mediación necesaria hasta que el islam impere universalmente (2,193) y de la exigencia de aterrorizar por las armas a los enemigos de Alá (8, 60)” [2]

Cuando tratamos de hablar sobre el Islam como una religión de paz, nos asalta la siguiente cuestión:

¿por qué, cuando existen en el mundo tantas religiones, como el judaísmo, el cristianismo, el hinduismo, etc. a la hora de averiguar si el Islam es una religión de paz, se la diferencia de las demás religiones?

Una razón consistiría en que, desde hace siglos el occidente ha insistido una y otra vez en la vieja calumnia que Islam se ha extendido en el mundo gracias al uso de la fuerza y la coacción. La historia nos demuestra cómo en su origen, los primeros musulmanes de Meca sufrieron la persecución y la hostigación por parte de sus enemigos, adoptando el silencio como única respuesta. Tuvieron que emigrar a Medina, donde los árabes no-musulmanes les sitiaron y les obligaron a luchar en defensa propia. La mejor prueba contra aquellos que alegan que el islam se extendió con la espada es el hecho de que, a pesar de que los politeístas de Arabia hicieron todo tipo de alegatos, jamás acusaron a los musulmanes de usar la espada para obligarles a cambiar de religión. Otra razón de esta diferenciación es la terrible imagen del extremismo que voluntaria o involuntariamente muestran ciertos grupos y organizaciones de supuestos “musulmanes” con la que buscan enmascarar sus indecentes intereses personales.

La explicación de los versículos del Sagrado Corán a los que se refiere el Sr. Elorza en el diario El País son:

2:193 – “Y luchad en la causa de Al-lah contra los que luchan contra vosotros, pero no seáis transgresores. Y matadlos donde los encontréis y expulsadlos de donde os hayan expulsado

8:60 – “Mas preparad contra ellos cuánto podáis de fuerza armada y de piquetes de caballería en la frontera para que asustéis al enemigo de Al-lah y al enemigo vuestro, y a los demás que están tras de ellos y a quienes desconocéis pero que son conocidos de Al-lah

Dichos versículos se refieren a la época en la que el Profeta Muhammad  [lpbd] y sus seguidores pasaron trece años en Meca sufriendo toda tipo de agresiones y persecuciones. Él no alzó la espada, ni contestó con dureza a las palabras y ataques ofensivos donde numerosos compañeros y amigos fueron asesinados con suma crueldad tras sufrir toda clase de abusos. Los jefes de Meca decidieron asesinar al Profeta,  por lo que tuvo que emigrar a Medina, pero allí también le persiguieron con la declarada intención de destruir el Islam. Cuando sobrepasaron todos los límites y el asesinato de muchas personas inocentes hizo patente la culpabilidad de los asesinos, entonces la comunidad musulmana recibió permiso divino para luchar en defensa propia y evitar su autodestrucción.

En el momento de la victoria en Meca, el Profeta Muhammad (lpbD) perdonó a todos los que antes les habían torturado. Por tanto, afirmar que el Profeta Muhammad (lpbD) y sus seguidores emprendieron una guerra para extender su fe y obligar a los demás a convertirse al islam, es una falsedad terrible y cruel.

El Corán es un libro que promueve la paz y así lo asevera el Papa Francisco

https://es.aleteia.org/2014/12/01/papa-francisco-el-coran-es-un-libro-de-paz/

y el Profeta Muhammad (lpbD) fue un claro ejemplo de está ética de paz, “llevando la paz a Arabia y gestionando su unificación mediante la diplomacia” y no la guerra, en palabras de Karen Armstrong una de las figuras contemporáneas más relevantes en el conocimiento de las religiones.

http://cultura.elpais.com/cultura/2015/06/16/babelia/1434453274_778072.html

El Sagrado Corán declara de forma tajante:

No ha de existir ningún tipo de compulsión en materia de fe” (2:256).

Los periodistas arriba citados al utilizar como referentes de su interpretación del Corán a los adversarios del islam, simplemente faltan a la verdad, y no ayudan a favorecer el necesario clima de convivencia y respeto que se precisa hoy en el mundo. La consulta y la búsqueda de la información correcta debe ser el norte que nos oriente para ser fieles a la verdad.

 

Imagen: cortesía de BartLicencia Creative Commons