En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
There is none worthy of worship except Allah, Muhammad is the Messenger of Allah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Contestación al artículo “Maestras con hiyab y otros disparates”

El artículo escrito por el Sr. Arturo Pérez-Reverte sobre las “maestras con hiyab”

[http://www.xlsemanal.com/firmas/20170305/perez-reverte-maestras-hiyab-otros-disparates.html]

pone de manifiesto que incluso los más renombrados y galardonados de nuestros novelistas pueden errar en sus apreciaciones, fruto del desconocimiento y la generalización que abruma a la sociedad, en cuanto a temas del Islam se refiere.

El Sr. Pérez-Reverte escribe indignado que, pronto las aulas se llenarán de profesoras con hiyab (velo sobre la cabeza), simbolizando la sumisión y opresión, lo que considera algo negativo para la sociedad.

Sr. Pérez–Reverte: Esto no es algo nuevo. Hace ya casi 30 años, una servidora acudía a las aulas donde las profesoras también usaban velo, y no eran precisamente musulmanas sino monjas. Sus velos no interfirieron en mi enseñanza, y dichas monjas cumplieron con su labor como brillantes docentes, no sólo con niños cristianos sino también con escolares procedentes de otras religiones.

Nadie salió despavorido por aquel entonces, cuando cientos de colegios en España estaban dirigidos por monjas, poblados con imágenes de la Virgen María,  quien por supuesto también usó el hiyab.

Si lo que no le gusta es el velo, exponga su queja al Vaticano, y suplique a Su Santidad el Papa que retire los velos a todas las novicias, estatuas de la Virgen, Santas, etc. Aunque, tristemente para usted, le dirán que no, ya que  los cristianos basan sus enseñanzas en la Biblia, donde existen multitud de referencias al uso del velo.

En Corintios 11:6 se dice

Porque si la mujer no se cubre, que se corte también el cabello; y si le es vergonzoso a la mujer cortarse el cabello o raparse, que se cubra.”

Y en Génesis 24:65 se narra cómo Rebeca se cubrió la cabeza ante la presencia del profeta Isaac.

¿Por qué vemos el velo del Islam diferente al velo en el cristianismo? ¿No es lo mismo? Con un toque distinto o un estilo diferente, pero es igual. Es un precepto religioso. El velo no es algo nuevo que haya creado el Islam.

Sabemos que dicha prenda está presente en multitud de religiones, tales como judaísmo, hinduismo o zoroastrismo, e incluso la historia documenta que en el siglo XIII a.C., el uso del velo estaba restringido a las mujeres nobles.

En la Antigua Grecia formaba parte de la indumentaria de la mujer, y en el Imperio Persa la mujer cubierta se consideraba de estatus superior.

Como española conversa al Islam Ahmadía, puedo asegurar que el uso del velo no nos diferencia, sino que nos une.

Durante siglos las mujeres españolas lo han llevado, de una forma u otra, y no deberíamos  atemorizarnos porque ahora  resurja con las musulmanas, quienes lo llevan  por decisión personal, cuyo significado tiene que ver con el respeto hacia Dios y no hacia una sociedad machista y manipuladora, como muchos afirman.

En otro de sus artículos, usted dedica su tiempo a criticar Islam, asume que el burka o niqab (velo que cubre la cara) forma parte de la religión islámica. Le aconsejo Sr. Pérez-Reverte, que la próxima vez que desee escribir un artículo sobre Islam, haga el análisis y la consulta pertinentes, además de cotejar sus fuentes, ya que el burka o niqab no es una enseñanza islámica, como usted afirma, si no que estaba presente antes de la llegada del Islam, en países como Afganistán, Pakistán o Irán, donde aún hoy en día, las mujeres lo usan simplemente por costumbre, y no por obligación.  Es más, algo muy importante que sí declara el Sagrado Corán, queda recogido en el siguiente versículo:

No ha de existir coacción en la religión” (2:257).

Es decir, todas mujeres musulmanas son libres de usar o no el velo. Nadie les obliga. Y si alguien lo hace, actúa en contra del Sagrado Corán y motivado por otros intereses.

Algo que muchos desconocen, al parecer incluido usted Sr. Pérez-Reverte, es que el Islam no vino a esclavizar a la mujer, sino a liberarla. El Sagrado Corán estableció por primera vez los derechos de las mujeres ya en el siglo VI d.C. Instituyó que la  mujer musulmana podía heredar, trabajar o divorciarse, algo que, por ejemplo, su tatarabuela aquí en España no pudo disfrutar.

El Islam defiende la educación, tanto para el hombre como para la mujer, e insta a la adquisición del conocimiento, denominándolo cómo

la propiedad perdida de todo creyente musulmán o musulmana“. 

En realidad, Islam está lleno de enseñanzas pacíficas, centralizadas en el amor al prójimo y el establecimiento de La Paz. Por lo tanto, no temamos  al Islam, ni temamos el uso del velo.

En su lugar, debemos unir nuestras fuerzas y luchar juntos contra estas minorías, quienes desafortunadamente basan sus declaraciones negativas en la ignorancia y la desinformación, creando malentendidos innecesarios dentro de nuestra sociedad.

Atentamente,

María Losa.

Española conversa al Islam-Ahmadía.

 

Imagen: cortesía de Chris SchueppLicencia Creative Commons

Send this to a friend