En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
There is none worthy of worship except Allah, Muhammad is the Messenger of Allah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

El Líder Mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadía dirige el sermón del viernes en Frankfurt, Alemania

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad reflexiona sobre las bendiciones de su gira y la oportunidad de difundir las verdaderas enseñanzas del Islam

El 9 de septiembre de 2016, el Líder Mundial de la Comunidad Musulmana Ahmadía, el Quinto Jalifa, Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad pronunció su sermón semanal del viernes en la mezquita Baitus Subuh en Frankfurt, Alemania.

Durante su sermón, Su Santidad reflexionó sobre las bendiciones mostradas por Dios Todopoderoso durante el reciente Yalsa Salana (Convención Anual) de la Comunidad Musulmana Ahmadía en Alemania.

2016-09-09-de-fs-002-768x470

Su Santidad dijo que organizar el evento de tres días requirió un gran sistema de organización y esfuerzo. Miles de hombres, mujeres y niños musulmanes áhmadis de toda Alemania prestaron sus servicios como voluntarios.

Su Santidad dijo que era importante para todos aquellos que atendieron o vieron el programa en MTA Internacional, el ofrecer su agradecimiento a los voluntarios que dedicaron su tiempo sin compromiso a esta causa.

“Los hombres, mujeres y niños áhmadis que han dedicado su tiempo y esfuerzo en organizar el Yalsa Salana, son dignos de nuestro más sincero agradecimiento. Me gustaría expresar personalmente mi aprecio a todos ellos por la manera en que han cuidado de los invitados del Mesías Prometido (la paz sea con él). Que Al-lah el Todopoderoso les recompense”.

2016-09-09-de-fs-003

Su Santidad dijo que mientras que por un lado el Yalsa Salana es una fuente de refortalecimiento moral y espiritual para los musulmanes áhmadis, también tiene un profundo efecto sobre mucha gente que no pertenece a la Comunidad.

Docenas de personas se sintieron conmovidas y decidieron unirse a la Comunidad Musulmana Ahmadía después haber presenciado las verdaderas y pacíficas enseñanzas del Islam durante el evento.

A continuación, Su Santidad citó algunos ejemplos del efecto positivo del evento en algunos invitados que no eran miembros de la Comunidad Musulmana Ahmadía.

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“El ambiente espiritual del Yalsa Salana permite informar de forma sutil a la gente de las verdaderas enseñanzas islámicas. Por tanto, es necesario que todo musulmán áhmadi actúe continuamente de la mejor manera posible y muestre unos valores morales elevados. Nuestro objetivo no es el impresionar a los demás, sino el representar las verdaderas y benditas enseñanzas del Islam por medio de nuestras palabras y actos”.

Su Santidad mencionó que un grupo de mujeres no musulmanas acudieron al Yalsa y decidieron pasar el día en la zona de mujeres.

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“Las mujeres dijeron abiertamente que se sintieron extremadamente cómodas estando únicamente entre mujeres y sintieron una sensación de libertad e independencia”.

Su Santidad también mencionó otros actos oficiales que tuvieron lugar durante su viaje en Alemania, incluyendo la inauguración de dos mezquitas y las ceremonias de colocación de la primera piedra de otras dos.

Su Santidad dijo que durante la inauguración de una mezquita en Iserlohn, tuvo la oportunidad de responder a la pregunta de porqué los musulmanes preferían no darse la mano con personas del género opuesto.

Explicó la sabiduría y razonamiento tras esta enseñanza religiosa y habló de la necesidad de ser respetuoso con las creencias de otras personas.

Su Santidad añadió que era importante que los musulmanes explicaran sus enseñanzas con cuidado y susceptibilidad y nunca con hostilidad.

Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad dijo:

“No podemos obligar nunca a nadie a aceptar nuestras creencias, ya que la religión es una cuestión de corazón. Pero al mismo tiempo, nunca debemos sentiros avergonzados de mostrar nuestras creencias por miedo a qué pensaran los demás. Las enseñanzas del Islam son tan equilibradas y sabias que ningún musulmán ahmadi debería sentir nunca un complejo de inferioridad o de cualquier otro tipo. Debemos mostrar siempre los valores morales más elevados y ser firmes en nuestras creencias”.