Los Talibanes: ¿héroes o enemigos del Islam?
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Después de 20 años de ocupación estadounidense volvieron al poder los talibanes en Afganistán y anunciaron establecer la ley islámica, denominada “Sharia”.

Los talibanes surgieron a finales de los años 80 después de que la Unión Soviética retirara sus tropas de Afganistán. En ese momento tuvieron apoyo por parte de EE.UU., Arabia Saudita, Pakistán y otros. No es la primera vez que ocuparon Afganistán ya que gobernaron el país entre 1996 y 2001. En ese momento fueron recibidos con buenos ojos por la mayor parte de la población afgana ya que lograron erradicar la corrupción y las luchas internas.

No obstante, introdujeron también nuevas normas y leyes conforme su propia interpretación del islam. Por ejemplo, prohibieron la televisión, la música, el cine, el maquillaje y restringieron casi completamente la participación de la mujer en la vida pública. Decretaron que la escolarización de las niñas podía ser hasta los 10 años y obligaron a las mujeres a llevar burka. Mientras que los talibanes fueron condenados en el occidente por la violación de los derechos humanos, ellos mismos justificaban en nombre del islam sus posturas extremas y polémicas.

Su tiempo en el poder no fue solo un capítulo negro en la historia de Afganistán, sino que manchó a nivel mundial la imagen del islam, fomentando los prejuicios contra los aproximadamente 2000 millones musulmanes en el mundo. Incluso actualmente hay personas en el occidente que sostienen que la postura del islam es una amenaza para la paz en el mundo.

Sin embargo, antes de analizar el islam, hay que destacar que el talibán es un movimiento militar con una agenda política, cuyo surgimiento está enraizado en la guerra fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética. En el año 1994 nació el movimiento talibán como una continuación de los diferentes grupos militares que habían luchado contra la invasión soviética en Afganistán.

Por otro lado, el islam es una religión que surgió en el siglo VII y se basa en la revelación del Corán, en la vida práctica y en las palabras del profeta Muhammad, el fundador del islam.

Mientras que los talibanes difunden el temor y la violencia, el islam significa literalmente en árabe paz, y desde su raíz lingüística condena todas las formas de violencia y terrorismo. El fundador del islam definió a un musulmán como quien gracias a sus manos y lengua pone a salvo a otros seres humanos. Ésta es también la razón por la cual se les ordena a los musulmanes de saludar a los demás con palabras de paz: “Assalamu aleikum”, que la paz esté con vos.

Mientras que los talibanes persiguen y asesinan a todos los que se oponen a su ideología y pensamiento, el islam enseña a honrar y proteger cada vida humana, sin distinción de religión, de etnia o de bandera política. El Corán anuncia que quien mata a una persona inocente es como si hubiera matado a toda la humanidad.

Mientras que los talibanes imponen su interpretación de la ley islámica, el islam garantiza la libertad de creencia y de culto. El Corán aclaró desde sus comienzos que no debe existir coacción en los asuntos de la fe y ordenó la separación de estado y religión.

Mientras que los talibanes destruyen las iglesias y los templos no musulmanes, el islam enseña a proteger toda iglesia, sinagoga y lugar de culto. Según el islam, Al’lah es el Dios universal, y envió al profeta Muhammad como misericordia para toda la humanidad.

Mientras que los talibanes se abusan de las mujeres y violan sus derechos humanos, el islam es el liberador de la mujer y garantiza su dignidad y respeto. Desde el comienzo del advenimiento del islam, las mujeres recibieron el derecho de heredar, trabajar, poseer propiedades de manera independiente, obtener educación, casarse por propia elección, divorciarse, votar y ser una parte activa y productiva de la sociedad. El profeto Muhammad elevó el estado de la mujer y dijo que el mejor entre los musulmanes es aquel quien sostiene la mejor conducta hacia su esposa.

En conclusión, los talibanes no representan las enseñanzas verdaderas del islam, sino que intentan esconder su propia ideología en nombre del islam. Si hay personas que se autoidentifican como musulmanes y usurpan los derechos de los demás, es solo porque rechazan las enseñanzas del islam o las ignoran por completo. Estas personas no son solo una amenaza para los valores del occidente, sino también para el propio mundo musulmán.

*Marwan Sarwar Gill es Imam (teólogo islámico) y presidente de la comunidad musulmana Ahmadía en Argentina.

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via