La vigencia del pensamiento antirracista de Malcolm X
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

La vigencia del pensamiento antirracista de Malcolm X

Malcolm X es recordado como uno de los más enérgicos y carismáticos líderes afro americanos del siglo pasado. En este artículo queremos repasar su vida y subrayar como el Islam tuvo un efecto muy profundo sobre su personalidad y la manera en que el luchaba por la justicia racial en los EEUU

“Creo que la religión del islam es la mejor religión para nuestra gente, porque crea unidad, crea dignidad y conciencia racial y todo lo necesario para para hacer un ser humano completo.”1

Malcolm X. 1964

Malcolm X, nació Omaha en el Estado de Nebraska, Estados Unidos, el 19 de mayo de 1925 y fue asesinado el 21 de febrero de 1965 en New York, a escasos tres meses de completar 40 años de edad. “Fue bautizado como Malcolm Little, años después abraza el islam y cambia su nombre por “El-Hajj Malik El-Shabazz.” (El – Hajj es como una especia de prefijo que usa los musulmanes después de hacer la Peregrinación a la Meca.  Malik significa rey en árabe.)

De acuerdo con Udom “El Shabazz en árabe significa pájaro que vuela alto como un halcón. Elijah Muhammad, líder de la Nación del Islam enseñaba que la tribu o raza original de los seres humanos era conocida como Shabazz, por lo tanto, era el pueblo original afro-asiático de la tierra. Además, Shabazz es el nombre del arquitecto, cuya tribu fundó los pueblos de África”2.

Malcolm X fue uno de los grandes defensores de los derechos de los pueblos negros.  Denunciaba constantemente y de forma vehemente el racismo que padecían las comunidades negras, no sólo dentro de los Estados Unidos, también lo hizo alrededor del planeta. Según Yasin, “fue un líder musulmán afroamericano, y es difícil encontrar una biblioteca en el mundo, que no contenga un documento sobre Malcolm X”. 3

Malcolm X En sus primeros años de vida vivió en carne propia el racismo norteamericano, pues “su padre quien fuera un líder y Ministro Batista, seguidor de Marcus Garvey, fue asesinado por miembros del KKK (Ku Klux Klan)”4, organización racista de ultraderecha, que aún sigue vigente en los Estados Unidos.

A raíz de ese terrible suceso, su madre Louisa Norton, quien también era una activista, entra en depresión y sufre problemas mentales. Posteriormente la unión familiar se destruye, es despojada de sus hijos y son repartidos por diversas familias sustitutas y orfanatos.

Malcolm X fue el estudiante más destacado de su curso, decía que quería ser abogado, pero uno de sus profesores le decía que no pensara en ello, que esa no era una profesión para un hombre negro y lo mejor que podía hacer era dedicarse a la carpintería, la cual, según el profesor, sí era una profesión para un hombre negro, porque Jesucristo había sido carpintero.

En alguna etapa de su juventud Malcolm X solía robar, vender y consumir drogas, abusar del alcohol y trabajar como proxeneta, además de alisarse el cabello con el objetivo de parecerse a un hombre blanco. Esta última práctica era común en muchos hombres de las comunidades negras de esa época.

Debido a un robo, Malcolm fue encarcelado durante poco más de 6 años. “Algunos de sus hermanos, incluyendo su hermana mayor de nombre Ella Little, ya habían abrazado el islam y solían visitarlo en prisión. Fue allí donde Malcolm conoció parte del sistema de vida islámico y posteriormente se unió a la organización denominada la Nación del Islam.5

En 1952 Malcolm salió de prisión y rápidamente se convirtió en la cara más visible de la Nación del Islam. Malcolm y otros líderes del mismo movimiento salían a las calles a difundir el mensaje islámico, según sus creencias. “Más de 3 millones de miembros de las comunidades negras fueron rescatados de las garras de las drogas, la prostitución, alcoholismo y vandalismo, por medio de la filosofía islámica.”6

Los ideales de la Nación del Islam se concentraban en la separación total entre negros y blancos, además sostenían que todos los blancos eran creación del demonio. Malcolm encarnaba ese pensamiento, en sus primeros años en esa organización.

Tras viajar a la Meca para hacer la Peregrinación, Malcolm pudo evidenciar que existían musulmanes blancos y que no eran como los blancos de Estados Unidos7. De hecho, sus experiencias durante el Hayy representaron una revelación para él. Y es digno de mención exponer en este artículo, la famosa carta que escribió desde Arabia en 1964 durante su peregrinación a la Meca, ya que el mensaje que conlleva es más importante y relevante hoy, si cabe, que hace 66 años. Escribió:

“Nunca he sido testigo de la sincera hospitalidad y el abrumador espíritu de verdadera hermandad que practican las personas de todos los colores y razas aquí en esta antigua Tierra Santa, el hogar de Abraham, Muhammad y todos los demás Profetas de las Santas Escrituras. Durante la última semana, he estado completamente sin palabras y hechizado por la gracia que veo a mi alrededor por personas de todos los colores.

He tenido la bendición de visitar la Ciudad Santa de La Meca. Hice mis siete circuitos alrededor de la Ka’ba, liderados por un joven Mutawaf llamado Muhammad. Bebí agua del pozo del Zam Zam. Corrí siete veces de ida y vuelta entre las colinas del monte. Al-Safa y Al-Marwah. He rezado en la antigua ciudad de Mina, y he rezado en el monte Arafat.

Había decenas de miles de peregrinos de todo el mundo. Eran de todos los colores, desde rubias de ojos azules hasta africanos de piel negra. Pero todos participamos en el mismo ritual, mostrando un espíritu de unidad y hermandad que mis experiencias en Estados Unidos me llevaron a creer que nunca podría existir entre los blancos y los no blancos.

Estados Unidos necesita entender el islam, porque esta es la única religión que borra de su sociedad el problema racial. A lo largo de mis viajes por el mundo musulmán, me he encontrado, hablado e incluso comido con personas que en Estados Unidos habrían sido consideradas “blancas”, pero la religión del islam les quitó la actitud de “blancos”. Nunca antes había visto una hermandad sincera y verdadera practicada por todos los colores juntos, independientemente de su color.

Puede que te sorprendan estas palabras que vienen de mí. Pero en esta peregrinación, lo que he visto y experimentado, me ha obligado a reorganizar gran parte de mis patrones de pensamiento previamente sostenidos, y a descartar algunas de mis conclusiones anteriores. Esto no fue demasiado difícil para mí. A pesar de mis firmes convicciones, siempre he sido un hombre que trata de enfrentar los hechos y de aceptar la realidad de la vida a medida que se desarrollan nuevas experiencias y nuevos conocimientos. Siempre he mantenido una mente abierta, lo cual es necesario para la flexibilidad que debe ir de la mano con toda forma de búsqueda inteligente de la verdad.

Durante los últimos once días aquí en el mundo musulmán, he comido del mismo plato, bebido del mismo vaso y dormido en la misma cama (o en la misma alfombra), mientras rezaba al mismo Dios, con otros musulmanes, cuyos ojos eran el azul más azul, el cabello rubio rubio y la piel blanca más blanca. Y en las palabras y en las acciones de los hechos de los musulmanes “blancos”, sentí la misma sinceridad que sentí entre los musulmanes negros africanos de Nigeria, Sudán y Ghana.

Realmente éramos todos iguales (hermanos), porque su creencia en un Dios había eliminado lo blanco de sus mentes, lo blanco de su comportamiento y lo blanco de su actitud.

Pude ver de esto, que tal vez si los estadounidenses blancos pudieran aceptar la Unidad de Dios, entonces tal vez, también podrían aceptar en realidad la Unidad del Hombre, y dejar de medir, obstaculizar y dañar a otros en términos de sus diferencias ‘ en color.

Con el racismo que afecta a Estados Unidos como un cáncer incurable, el llamado corazón blanco “cristiano” debería ser más receptivo a una solución demostrada a un problema tan destructivo. Tal vez podría ser a tiempo para salvar a Estados Unidos de un desastre inminente, la misma destrucción provocada en Alemania por el racismo que finalmente destruyó a los propios alemanes.

Cada hora aquí en Tierra Santa me permite tener una mayor comprensión espiritual de lo que está sucediendo en Estados Unidos entre blanco y negro. Nunca se puede culpar al negro americano por sus animosidades raciales: solo está reaccionando a cuatrocientos años del racismo consciente de los blancos estadounidenses. Pero a medida que el racismo conduce a Estados Unidos por el camino del suicidio, creo, por las experiencias que he tenido con ellos, que los blancos de la generación más joven, en los colegios y universidades, verán la escritura en las paredes y muchos de ellos recurrirán al camino espiritual de la verdad, el único camino que le queda a Estados Unidos para evitar el desastre al que inevitablemente debe conducir el racismo.

Nunca he sido tan honrado. Nunca me han hecho sentir más humilde e indigno. ¿Quién creería las bendiciones que se han acumulado sobre un negro americano? Hace unas noches, un hombre que sería llamado en Estados Unidos como un hombre “blanco”, un diplomático de las Naciones Unidas, un embajador, un compañero de reyes, me dio su suite de hotel, su cama. Nunca habría pensado en soñar que alguna vez recibiría tales honores, honores que en Estados Unidos serían otorgados a un Rey, no a un Negro.

Todos los elogios se deben a Al´lah, el Señor de todos los mundos.

Sinceramente,

El-Hajj Malik El-Shabazz” 8

A raíz de esta experiencia el se dio cuenta de que la exclusividad de la Nación  del Islam no era compatible con el islam de verdad. Un de los más conocidos dichos del Santo Profeta Muhammadsa no deja lugar a dudas que tenia razón. En su último sermón el Santo Profeta Muhammadsa dijo:

Oh gente, escúchenme en serio, adoren a Dios, realicen sus cinco oraciones diarias (salah), ayunen durante el mes de Ramadán y den su riqueza en dar limosnas (zakat). Realicen el Hayy si pueden permitírselo.

Toda la humanidad es de Adán y Eva, un árabe no tiene superioridad sobre un no árabe, ni un no árabe tiene superioridad sobre un árabe; tampoco un blanco tiene superioridad sobre el negro ni un negro tiene superioridad sobre un blanco, excepto por la piedad y la buena acción. Aprenda que cada musulmán es un hermano para cada musulmán y que los musulmanes constituyen una hermandad. Nada será legítimo para un musulmán que pertenece a un compañero musulmán a menos que se haya dado de forma libre y voluntaria. Por lo tanto, no se hagan injusticias con ustedes mismos.

Recuerda, un día aparecerás ante Dios y responderás por tus actos. Así que ten cuidado, no te desvíes del camino de la justicia después de que me haya ido.”9

Debido a su rotura con de la Nación del Islam, algunos miembros de la organización, encabezados por su líder, Elijah Muhammad, comenzaron a tildar a Malcolm de traidor, pero otros decidieron seguirle para fundar una nueva organización (The Organization of Afro-American Unity) que abogaba por los verdaderos principios del islam: la lucha por una sociedad justa y equitativa.

Malcolm X inicia una gira mundial y se reúne con líderes de diversas esferas e ideologías, entre ellos Fidel Castro y Kwame Nkrumah. “Además, comienza a tener un acercamiento con Martin Luther King, uno de los grandes líderes cristianos. El objetivo de Malcolm consistía en crear un movimiento de orden mundial, que luchara en contra de la opresión y el capitalismo.”10

Es fundamental tener en cuenta que, “Malcolm seguía proclamando por

un nacionalismo negro, pero en comunión con otras ideologías que procuraran también sanidad, empleo, educación y vivienda para los más pobres”.11

Malcolm creía en la defensa personal, en caso de que alguien atacase a cualquier miembro de las comunidades negras. Para él la defensa personal, era legítima defensa o inteligencia, esto lo aprendió de la filosofía islámica12. Sumando a eso, él creía en la unidad familiar, por ello gran parte de su carácter fue forjado por su madre y luego por su esposa Betty Shabazz. Además, Malcolm creía en la solidaridad de las masas. Fue un crítico profundo de la democracia y del “sueño americano”, al cual llamaba “pesadilla americana”. Pero siempre teniendo en cuenta la cultura de la conciencia negra y del panafricanismo.

Cone enfatiza que, Malcolm X también es catalogado como un revolucionario cultural, quien transformó la forma de pensar de mucha gente negra y blanca13. A él se le atribuye haber sido el progenitor del Movimiento de Conciencia Negra que emergió durante los años 60s, afectando toda la vida de la gente negra, incluyendo el arte (estética negra) educación (estudios de los pueblos negros), política (Black Power – Poder Negro) y religión (Black theology-Teología negra).

Es por esto que es preponderante resaltar el legado de Malcolm X, no solo para las comunidades negras, sino también para las demás comunidades. Malcolm es sin duda, uno de los grandes líderes de los últimos 200 años. Fue asesinado hace 55 años, pero sus ideas aún siguen vigentes en las personas que han procurado realizar una verdadera transformación en sus vidas.

Falsos mesías del islam y del Panafricanismo

No se puede negar el papel de la Nación del Islam en su lucha por rescatar a la gente negra de las garras de las drogas, la prostitución, la delincuencia, el tabaco o del alcoholismo. Toda esa lucha se conectaba directamente en una lucha contra el capitalismo, pues gran parte de la economía de la gente negra se desvanecía con dichos flagelos.

Uno de los grandes problemas de la Nación del Islam y particularmente de su máximo líder Elijah Muhammad, fue que éste se autoproclamó profeta enviado por Dios.  Sumado a eso, Malcolm se enteró que Elijah Muhammad había embarazado a varias jovencitas musulmanas y les había obligado a guardar silencio. Es decir, el líder hacía uso de su poder patriarcal para aprovecharse de las mujeres jóvenes y por ende oprimirlas. Este aspecto no es lejano a lo que vemos hoy en algunos escenarios de movimientos negros. El otro punto que llevó a Malcolm a abandonar la Nación del Islam, es que, según él, esta organización no le permitía interactuar con otras organizaciones que también luchaban en contra del imperialismo. Es decir, la Nación del Islam era como una especie de secta.

Malcolm comenzó a no sentirse cómodo en la Nación del Islam, ya que, una de sus hermanas conocida como Ella Collins había ingresado a la Nación del Islam y había asumido también un papel de liderazgo, pero Elijah Muhammad siempre evitaba que Ella siguiera escalando, debido a que, dentro de esa organización, habían propagado la ideología, que el hombre debía liderar todos los procesos, solo por ser hombre y porque era una orden de Al´lah (Dios). Malcolm reclamó a Elijah Muhammad que cumpliera su palabra, ya que éste había prometido un cargo más elevado para su hermana.

La Nación del Islam difundía otra gran falacia, según ellos Dios era negro.  En el Corán queda claro en la Sura 112 que Dios es único:

“Di: Él es Dios, uno. Dios, eterno. No ha engendrado ni ha sido engendrado y no hay otro semejante a Él.”

Algunos afrocentristas y panafricanistas mienten también, cuando dicen que Malcolm X cambio su nombre por el de los opresores árabes. Obviamente se equivocan, “el árabe es un idioma de origen africano”14. “Los primeros árabes fueron negros y por ende la gente negra jugó y juega un papel fundamental desde el inicio del islam.”15,16,17,18 Algunos académicos racistas han difundido la idea, que la aparición de la gente negra en el islam fue con un esclavizado “abisinio” (etíope), llamado Bilal ibn Rabahra. Ese es el reflejo del proyecto blancocentrista de ubicar a la gente negra siempre en calidad de esclava y débil, a lo largo de la historia.

Las balas que apagaron la vida de Malcolm X.

“No soy americano. Soy uno de los 22 millones de gente negra que son víctimas del americanismo. Una de las víctimas de la democracia, nada como distinguir la hipocresía. Por eso no estoy aquí parado hablándote como un americano o un patriota o alguien que saluda con la bandera, no, no. Estoy hablando como una víctima de este sistema americano. Y veo a América a través de los ojos de la víctima, no veo ningún sueño americano, veo la pesadilla americana.”19

Las balas que asesinaron a Malcolm salieron de la intolerancia, de la envidia e hipocresía de un grupo de cobardes, quienes se asumían los más valientes y dueños de la verdad. Quienes se asumían que desde el vientre de sus madres ya eran líderes.

Malcolm fue asesinado porque éste tenía como objetivo denunciar a los Estados Unidos ante la Corte Suprema de las Naciones Unidas, por la violación de Derechos Humanos que cometía esta nación contra la gente negra. Es de vital importancia destacar que Malcolm había logrado el apoyo de 33 jefes de Estado africanos20.

 

Todavía hay esperanza para las nuevas ciudadanías de los oprimidos.

Cuando Malcolm abandonó la Nación del Islam y fue a hacer la Peregrinación a la Meca, (ciudad fundada por una mujer africana conocida como Hayar o Hagar21), entendió que había sido engañado en algunos aspectos fundamentales, por los líderes de la Nación del Islam, quienes difundían una forma de superioridad racial de la gente negra sobre la gente blanca. Malcolm en la Meca inició a conocer el verdadero islam, observó que allí había gente de todos los lugares del planeta que compartían sin importar nacionalidad o raza. Contrario a lo que ocurría en los Estados Unidos.

Las nuevas ciudadanías se construyen a partir de la diversidad. De reconocer que hay líderes y lideresas serias y, por ende, son quienes deben liderar. Concretamente, en la lucha por la reivindicación de los derechos de los pueblos negros, son estos mismos, los que deben elegir a sus mejores líderes y lideresas para que lleven las riendas de sus comunidades y procesos.

Fue el complejo de inferioridad que gobernó gran parte de la vida de Malcolm, el que le hizo odiarse así mismo. También es el complejo de inferioridad el que hace que algunos crean que, solo los occidentales tienen la razón, solo por ser occidentales. Es ahí donde está en gran medida el fracaso de nuestras instituciones.

Es el complejo de inferioridad el que hace que algunos crean que son los dueños de la verdad y los únicos que pueden liderar. Muchos líderes condenan la opresión, pero tan pronto tienen un micro poder, oprimen y tratan con altanería a las comunidades. Lo más nefasto de todo esto, es que algunos pseudo líderes desean seguir siendo gobernados por su complejo de inferioridad.

Es por ello que Malcolm insistía en la educación, vale la pena destacar que él nunca fue a una universidad como estudiante, siempre asistió en calidad de invitado, para compartir su filosofía. Verdaderos proyectos educativos, sin duda harán que rompamos las cadenas del complejo de inferioridad. Solo de esa forma podremos construir en y como comunidad, rescatar nuestras instituciones, nuestros pueblos, valorando la diversidad de África y de su diáspora, respetando todas las diversidades. África no es un país como dicen algunos negrólogos, es decir los “expertos” en temas relacionados con la gente negra, que se han inventado discursos sobre la gente negra y viven de esos discursos, cual si fuera un género musical de moda.  Debo dejar claro que también hay negrólogos negros. África y su diáspora son diversa, en sus manifestaciones artísticas, en sus organizaciones político-administrativas, es sus espiritualidades, en resumen, en sus sistemas de vida.

Conclusión

La filosofía y obra que difundió Malcolm X ha marcado un gran precedente en muchos lugares del planeta, tanto así, que es uno de los pocos líderes/mensajeros aceptados en casi todas las escuelas filosóficas del islam. La vigencia de su pensamiento antirracista ha inspirado a comunidades en todo el continente americano, en toda África e incluso, en Europa. La vida y obra de Malcolm es un legado profundo y completamente necesario para los movimientos de liberación.

Referencias:

_____________________________________

1 Atwal, Sandeep. Malcolm X: Collected Speeches, Debates And Interviews (1960-1965). Malcolm X  Islam is the Best Religion. https://www.youtube.com/watch?v=ggGG9PSLwMs.

2 Udom Essien. (1995). Black Nationalism: The Search for an Identity. University of Chicago Press; Edición: New edition.

3 Yasin, Khalid. (2011). lecture – Malcolm X.

4 Haley, Alex. (1992). Haley, Autobiografía de Malcolm X 1964 y 1965. Grove Press.

5 Udom Essien. (1995). Black Nationalism: The Search for an Identity. University of Chicago Press; Edición: New edition.

6 Yasin, Khalid. (2011). lecture – Malcolm X.

7 Atwal, Sandeep. Malcolm X: Collected Speeches, Debates And Interviews (1960-1965). Malcolm X Islam is the Best Religion. https://www.youtube.com/watch?v=ggGG9PSLwMs.

8 http://islam.uga.edu/malcomx.html

9 https://hadithoftheday.com/the-last-sermon/

10 Atwal, Sandeep. Malcolm X: Collected Speeches, Debates And Interviews (1960-1965).

11 Udom Essien. (1995). Black Nationalism: The Search for an Identity. University of Chicago Press; Edición: New edition.

12 Corán, Sura 22:40, 41.

13 Cone, James. (1998). Martin y Malcolm en América un sueño o una pesadilla.  Orbis Books. New York.

14 Wa, Thiong­’O, 1986

15 Van Sertima, Ivan. (1986). African Presence in Early Asia. Transaction Publishers.

16 M’Bantu, Anu, Muller, Gert. The Ancient Black Hebrews and Arabs. Pomegranate Publishing. London. 2013.

17 Akande, Habeeb. (2012).  Illuminating the Darkness: Blacks and North Africans in Islam.

18 Anta Diop, Cheikh. (2012). Naciones Negras y Cultura. Biblioteca de estudios africanos. Casa África. Edicions bellaterra.

19 Malcolm X, Cory Methodist Church. Cleveland, Ohio. 3 de Abril de 1964.

20 Ilyasah Shabazz on Her Father Malcolm X’s Murder and Farrakhan. https://www.youtube.com/watch?v=p-stx5wf1Gw.

21 Safi-ur-Rahmân. (2003). Sheij Al-Mubarakfuri. El Néctar Sellado. La biografía del noble profeta Muhammad. Darussalam.

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via