En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
There is none worthy of worship except Allah, Muhammad is the Messenger of Allah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Carta a su Majestad la Reina del Reino Unido y los reinos de la Commonwealth

Hazrat Mirza Masrur Ahmad

Califa de la Comunidad Musulmana Ahmadía

Su Majestad,

Como líder de la Comunidad Ahmadía Musulmana y en representación de millones de miembros de la Comunidad Internacional musulmana Ahmadía, le expreso mis más sinceras felicitaciones a Su Majestad, la Reina, en la ocasión de su jubileo de diamantes. Agradezco de manera excepcional a Dios Todopoderoso hacernos partícipes de esta gloriosa celebración. Todos los áhmadis musulmanes residentes en el Reino Unido han acogido con gran agrado y orgullo esta ocasión del jubileo de diamantes. Por ello, en su representación, expreso a Su Majestad la más sincera felicitación. Que Dios otorgue a nuestra generosa Reina eterna felicidad y alegría. *

Ruego a Dios, el más Noble, Creador de los cielos y la tierra, Quien los ha llenado de innumerables bendiciones para nuestro sustento, que conceda paz, tranquilidad y seguridad a nuestra Reina, cuyo generoso gobierno comprende Estados soberanos y naciones de la Commonwealth. Oramos para que Su Majestad sea querida por los ángeles de Dios en la misma medida en que es querida y respetada por todos sus súbditos, jóvenes y ancianos. Que Dios Todopoderoso derrame generosa y abundantemente Sus bendiciones espirituales sobre Su Majestad, al igual que le ha concedido bendiciones materiales en abundancia. Que a través de estas bendiciones todos los habitantes de esta gran nación puedan reconocer a Dios Supremo y convivir con amor y afecto. Que todos los habitantes del Reino Unido, independientemente del color, credo, nación o religión, muestren entre ellos tanto respeto y honra, que su influencia positiva se extienda fuera de sus orillas hacia las personas de otros países del mundo. Que el mundo, una gran parte del cual está inmersa en guerras, desórdenes y enemistades, se convierta en un refugio de paz, amor, fraternidad y amistad. Es mi firme creencia que los esfuerzos de Su majestad jugarán un papel importante en el logro de este objetivo crucial.

Durante el último siglo han estallado dos guerras mundiales en las que millones de personas han perdido sus vidas. Si los conflictos actuales entre las naciones siguen aumentando, se producirá, en última instancia, otra Guerra Mundial; y el más que posible uso de armas nucleares hará que el mundo presencie una destrucción horrible e incalculable. Que Dios prevenga esta catástrofe y que todas las personas del mundo actúen con sabiduría y buen juicio. Le pido humildemente que aproveche la celebración del jubileo de diamantes y, como un favor a la humanidad, recuerde a todas las personas, que todas las naciones, pequeñas o grandes, han de vivir en mutuo amor, paz y armonía.

A este respecto, en la auspiciosa ocasión del jubileo de diamantes, también quisiera pedir humildemente a Su Majestad que transmita al mundo el mensaje de que tanto los fieles de distintas religiones, como quienes no creen en Dios, deben respetar siempre los sentimientos de las personas, cualquiera que sea su fe. En la actualidad prevalecen en el mundo malentendidos sobre el Islam que, por una parte, hieren los sentimientos de los musulmanes amantes de la paz y, por otra, dan pie al desprecio y desconfianza hacia el Islam en los corazones de los no musulmanes. Por lo tanto, constituirá un acto de inmensa bondad y favor a los seguidores de todas las religiones, y, de hecho a todo el mundo, que Su Majestad aconseje a todas las personas que sean respetuosos con las religiones y con sus seguidores. Que Dios, el Noble, provea Su ayuda y auxilio a nuestra Reina en el cumplimiento de esta labor.

Como he mencionado al comienzo de la presente carta, soy el Líder de la Comunidad Internacional Ahmadía del Islam. En este aspecto, me gustaría presentarle una visión general sobre nuestra Comunidad. La Comunidad Ahmadía del Islam cree firmemente que el Mesías y Reformador Prometido, cuyo advenimiento fue profetizado por el Santo Profetasaw y los profetas anteriores, es Hazrat Mirza Ghulam Ahmad de Qadián (la paz de Dios sean con él), quien fundó esta Comunidad, pura y virtuosa, en 1889. Su objetivo al crear esta Comunidad era establecer la relación entre el hombre y Dios, e inclinar a las personas hacia el cumplimiento de los derechos de los unos con los otros, y convivir con mutuo respeto y conforme al agrado de Dios. Cuando Hazrat Mirza Ghulam Ahmad (la paz de Dios sea con él) falleció en 1908, la Comunidad contaba ya con 400.000 seguidores; y, tras su fallecimiento, se estableció, mediante la voluntad Divina, el sistema de Jilafat. Actualmente, este humilde servidor de Dios, es el quinto Jalifa del Mesías Prometido (la paz de Dios sea con él). Así, la Comunidad Ahmadía del Islam trata de promover la misión de su Fundador a través del mundo. Nuestro mensaje es de amor, reconciliación y fraternidad, y nuestro lema es “Amor para todos, odio para nadie”, que engloba en él las bellas enseñanzas del Islam.

Es preciso mencionar aquí que es una agradable coincidencia que el jubileo de diamantes de Su Majestad la Reina Victoria, se celebrara también durante la época del Fundador de la Comunidad Ahmadía del Islam.

Con mis mejores deseos y plegarias,

Sinceramente suyo,

Mirza Masrur Ahmad
Jalifatul Masih V
Jefe Supremo de la
Comunidad Ahmadía del Islam

Imagen: cortesía de DAVID ILIFFLicencia Creative Commons