En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
There is none worthy of worship except Allah, Muhammad is the Messenger of Allah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Aprende a realizar la oración musulmana

Este vídeo es un tutorial para cualquier persona que quiera aprender a realizar la oración musulmana (Salat). Incluye la ablución, la llamada al rezo y la oración completa con traducción y trasliteración.

El islam prescribe cinco oraciones obligatorias al día para un musulmán. Cada oración consta de varias posturas y en cada postura han de recitarse distintas frases. En este vídeo te enseñaremos a realizar la oración desde el principio hasta el final, así como la pronunciación y traducción de las frases en árabe.

La ablución

La palabra ablución quiere decir el lavado de algunas partes del cuerpo antes de realizar la oración. Es un requisito previo que debe cumplirse antes de realizar la oración.

Se deben lavar las manos tres veces con agua y después, la boca enjuagándola con agua tres veces.

Después ha de limpiarse el interior de la nariz, arrojando un poco de agua dentro de las fosas nasales tres veces.

Seguidamente, debe lavarse todo el rostro tres veces.

Después se lavará todo el antebrazo hasta el codo, tres veces, incluyendo el codo, comenzando por el derecho.

A continuación, deben pasarse ambas manos sobre la cabeza después de haberlas humedecido con algo de agua, con las palmas hacia abajo y los dedos estirados, de forma que toda la cabeza quede cubierta con este ademán. Al final de este movimiento deben limpiarse los oídos con las puntas de los dedos índices. El dedo índice de la mano derecha se emplea para el oído derecho y el dedo índice de la izquierda, para el oído izquierdo. Las puntas de los dedos deben recorrer los surcos y ranuras del oído externo e introducirse ligeramente en sus orificios.

A continuación, se unen los dedos y se invierten las manos de forma que la palma de la mano esté hacia fuera, y seguidamente se desliza el dorso de la mano por la nuca hasta la parte delantera del cuello.

Por último se han de lavar los pies hasta los tobillos, incluyendo éstos, tres veces.

El azan

El azan es el método que el islam utiliza para convocar a los musulmanes a la mezquita para las oraciones en congregación. A la persona que recita el azan se le llama muecín.

Al-lahu Akbar

Traducción:Dios es Grandísimo (recitado cuatro veces)

Ash-hadu al-laa Ilaha il-lal-lah

Traducción:Atestiguo que nadie es digno de ser adorado salvo Dios (recitado dos veces)

Ash-hadu anna Muhammadar Rasulul-lah

Traducción:Atestiguo que Mohammad es el Mensajero de Al-lah (recitado dos veces)

Hayya alassalah

Traducción: Venid a la oración (recitado dos veces)

Hayya alal- falah

Traducción: Venid al éxito (recitado dos veces)

Al-lahu Akbar

Traducción: Dios es Grandísimo (recitado dos veces)

La ilaha il-lal-lah

Traducción: Nadie es digno de ser adorado sino Dios.

El iqamat

Es una oración que se recita después del azan cuando la oración en congregación está a punto de comenzar. El iqamat es una versión breve del azan.

Al-lahu Akbar, Al-lahu Akbar; ash-hadu al-laa ilaha il-lal-lah; ash-hadu anna Muhammadar rasulul-lah. Hayya alas-Salat. Hayya alal-falah; qad qaamatis-salah, qad qaamatis-salah. Al-ahu Akbar, Al-lahu Akbar; la ilaha Il-lal-lah.

Traducción: Dios es Grandísimo, Dios es Grandísimo. Doy testimonio de que nadie es digno de ser adorado sino Al-lah; doy testimonio de que Mohammad es el Mensajero de Al-lah. Venid a la oración, venid al éxito. La oración está dispuesta. Dios es Grandísimo, Dios es Grandísimo. Nadie es digno de ser adorado sino Al-lah.

La oración (Salat)

Después de levantar las manos hasta los lóbulos de los oídos y recitar Al-lahu Akbar, el Imam baja sus manos cruzándolas sobre el pecho, de forma que el brazo derecho descanse sobre el izquierdo. Esta postura, en la que el orante adopta una actitud de máxima humildad y respeto ante su Señor, se llama Qiyam, o postura de pie.

SANA

Subhana kal-la humma wa biham dika wa tabara kasmuka wa taala lladduka wala ilaha gairuka.

Traducción:

Gloria a Ti, Oh Al-lah, el Digno de alabanza; bendito sea Tu nombre, y elevada Tu Majestad. Nadie es digno de ser adorado aparte de Ti.

TAAWUZ

Auzu bil-lahi mina shaita-nirrallim

Traducción:

 Busco refugio en Al-lah de Satanás el condenado

A continuación, el Imam recita Basmal-lah, en silencio o en voz alta. Sin embargo, la congregación lo recita en silencio.

BASMAL-LAH

Bismil-lahirrahma-nirrahim

Traducción:

En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso.

SURA FATIHA

Alhamdu lil-lahi Rabil Alamin. Arrahma Nirrahim. Maaliki Yaumiddin. Iyyaka na-budu wa iyyaka nastain. Ihdi nassirat al mustaquim. Siratal-lazina anamta alaihim, Ghairil maghdubi alaihim wa laddaalin.

Traducción:

Toda alabanza pertenece a Al-lah solo, Señor de todos los mundos. El Clemente, el Misericordioso, Dueño del Día del Juicio. A Ti sólo te adoramos y a Ti solo imploramos ayuda. Dirígenos por el camino recto, el camino de aquellos a quienes Tú has concedido Tus bendiciones, de los que no han incurrido en Tu enojo y de los que no se han extraviado.

Al finalizar el Sura Fatiha los orantes dicen Amin, que significa “Oh Al-lah, acepta nuestras súplicas”. Seguidamente, el Imam recita una parte del Santo Corán, al menos tres versículos de un breve capítulo, por ejemplo:

SURA AL-IJLAS

Bismil-lahirrahma-nirrahim.

Qul huwal-lahu ahad. Al-lahus Samad. Lam yalid, walam yulad. Walam yakul-lahu kufuwan ahad.

Traducción:

En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso. Di: “El es Al-lah, el Único; Al-lah, el Independiente e implorado por todos. No engendra ni es engendrado. Y no hay nadie que sea igual a Él”.

Al final de la recitación, que se hace estando de pie, el Imam adopta la postura de inclinación, o Raku, con las palabras Al-lahu Akbar. Los demás orantes le siguen. En esta postura, la mano derecha del orante debe presionar la rodilla derecha, y la izquierda, la rodilla izquierda, y la mitad superior del cuerpo, desde la cintura hasta la cabeza, se ha de mantener a un nivel horizontal al suelo.

En la postura de inclinación se recita el Tasbih silenciosamente, tres o más veces, en números impares.

TASBIH

Subhana Rabbi Yal azim

Traducción: 

Santo es mi Señor, el Grandísimo.

A continuación, el Imam se yergue con los brazos al lado de sus costados. Al iniciar este movi­miento recita el Tasmi en voz alta para indicar a la congre­gación que se ha puesto de pie tras la postura de inclinación.

TASMI

Sami Al-lahu liman hamidah.

Traducción:

Dios escucha a quien Le alaba.

En respuesta, la congre­gación sigue al Imam y recita la siguiente oración llamada Tahmid.

TAHMID

Rabbana walakal hamd, hamdan kasiran tayyiban mubarakan fih.

Traducción:

Señor nuestro, Tuya es la alabanza, la alabanza que es abundante, pura y bendita.

Esta postura erguida termina con la recitación del Tahmid. A continuación el Imam repite de nuevo Al-lahu Akbar en voz alta y conduce a la congregación a la postura de postración, llamada Salldah, colocando en el suelo primero las rodillas y después la cabeza. En esta postura,

las rodillas, manos, nariz y frente del orante deben estar en contacto con el suelo. La cabeza se coloca en la superficie entre ambas manos, y los brazos deben estar apartados tanto de la superficie como de ambos costados. El Santo Profeta (p.b.D.) dijo:

Cuando os postréis delante de Dios, debéis colocar vuestras extremidades sobre la superficie de un modo correcto. No debéis, en modo alguno, extender los brazos en la superficie como lo hacen los perros con las patas delanteras cuando se sientan. (Musnad Ahmad bin Hanbal, vol. III, p. 279; Al-Maktab-al Islami Liltaba awwal-Nashr, Beirut).

Los dedos se mantienen juntos apuntando hacia a la Kaaba. Los pies deben apoyarse en la superficie de forma que los dedos se curven en dirección a la Kaaba.

En esta postura se recita silenciosamente el Tasbih, al menos tres veces. Si el orante desea recitarlo más de tres veces, ha de asegurarse de que el número de recitaciones sea impar.

TASBIH

Subhana Rabbi yal Aala

Traducción:

Glorificado sea mi Señor, el Altísimo.

Después, el Imam dice de nuevo Al-lahu Akbar y tanto él como la congregación levantan la cabeza y las manos del suelo y adoptan la postura sentada, llamada Llilsa. Sentado en esta posición, el orante coloca el pie izquierdo horizontalmente al suelo, apoyándose en él, y el pie derecho, en una posición perpendicular a la superficie, con los dedos de los pies apuntando hacia la Kaaba. Las manos se colocan sobre los muslos con los dedos señalando hacia la Kaaba, muy cerca de las rodillas. En esta posición se recita silenciosamente la siguiente oración:

LLILSA

Rabirfirli warhamni wahdini wa afini allburni warzuqni warfaani

Traducción:

Señor mío, perdóname y apiádate de mí; guíame, concédeme seguridad, corrige mis faltas, provéeme y eleva mi posición

Después del Llilsa, el Imam lleva a la congregación a una segunda postración diciendo Al-lahu Akbar, y recita de nuevo Subhana Rabbi yal Aala tres veces o, de hacerlo más veces, en número impar. En cada Rakat hay siempre dos postraciones. Al término de la segunda postración se completa un Rakat de la oración.

Tras recitar Al-lahu Akbar de nuevo, el Imam se pone en pie de nuevo junto con la congregación, comenzando el segundo Rakat, que se ofrece exactamente igual al primero.

Sin embargo, durante el segundo Rakat se omiten el Sana (glorificación) y el Taawwuz. Éstos sólo se recitan en el primer Rakat de cada oración. El Imam recita el Sura Fatiha y algunos versículos de Santo Corán y completa el Rakat del mismo modo que el anterior. Después de la segunda postración se sienta del mismo modo que en la posición de Llilsa. Esta posición se llama Qadah al final del segundo Rakat. En esta postura se recita el Tashahhudsilenciosamente.

TASHAHHUD

Attahiyatu lil-lahi wassalawatu wattayyibatu Assalamo alaika ayyuhan Nabiyyu wa rahmatul-lahi wa barakatuh. Assalamo alaina wa ala ibadal-la hissalihin. Ash-hadu al-la ilaha il-lal-lahu wa ash-hadu anna Muhammadan abduhu wa Rasuluh.

Traducción:

Todo elogio verbal es para Al-la, y todas las oraciones y las cosas puras. Que la paz sea contigo ¡Oh Profeta! y la misericordia de Al-lah y Sus bendiciones. Y que la paz descienda sobre nosotros y sobre los siervos justos de Al-lah. Doy testimonio de que nadie es digno de ser adorado excepto Al-lah y doy testimonio de que Mohammad es Su siervo y Mensajero.

DARUD

Al-lahumma sal-li ala Muhammadin wa ala aali Muhammadin, kama sal-laita ala Ibrahima wa ala aali Ibrahima innaka Hamidum Mallid.

Al-lahumma barik ala Muhammadin wa ala aali Muhammadin kama barakta ala Ibrahima wa ala aali Ibrahima innaka Hamidum Mallid.

Traducción:

Bendice, Oh Al-lah, a Mohammad y a la gente de Mohammad, como colmaste de bendiciones a Abraham y al pueblo de Abraham. Tú eres sin duda el Digno de alabanza, el Exaltado.

Concede prosperidad, Oh Al-lah, a Mohammad y a la gente de Mohammad, como concediste prosperidad a Abraham y al pueblo de Abraham. Tú eres sin duda el Digno de alabanza, el Exaltado.

Después de la invocación del Darud (Assalatu-alannabi) se recitan algunas oraciones breves, que se citan a continuación:

ORACIONES DESPUÉS DEL DARUD

Rabbana aatina fiddunia hasanataw-wafil ajirati hasanataw-waquina azaban-nar. (2:202)

Traducción:

Señor nuestro, concédenos el bien en este mundo y en el Más Allá y presérvanos del tormento del Fuego.

Rabbi llalni muquimas-salati wamin zurriyati Rabbana wa taqabbal dua. Rabbanagfirli waliwalidayya wa lil-muminina yauma yaqumul hisab. (14:41-42)

Traducción:

Señor mío, haz que cumpla la oración, y también mis hijos. ¡Señor nuestro! Acepta mi oración por Tu Gracia. Señor nuesto, perdónanos a mí y a mis padres y a los creyentes el día en que se hagan las cuentas.

Después de recitar una o más de estas oraciones, el Imam gira el rostro hacia la derecha diciendo: Assalamo aleikum wa Rahmatul-lah, es decir, la paz y bendiciones de Dios sean contigo, y a continuación gira el rostro hacia la izquierda y repite Assalamo aleikum wa Rahmatul-lah, para indicar el final de la oración. La congregación hace lo mismo.