Las bendiciones y el impacto de la Yalsa Salana del Reino Unido
En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al'lah, Muhammad es el Mensajero de Al'lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Las bendiciones y el impacto de la Yalsa Salana del Reino Unido

Jalifa de la Comunidad Musulmana Ahmadía

SERMÓN DEL VIERNES, 12 de AGOSTO de 2022.

Pronunciado en la Mezquita Mubarak de Islamabad (Tilford, Surrey), en el Reino Unido.

Después de recitar el Tashahud, el Taawwuz y el Surah Al-Fatihah,

Hazrat Mirza Masrur Ahmad, Jalifatul Masih V (atba), dijo los siguiente:

Todas las alabanzas pertenecen a Dios, quien nos permitió celebrar el Yalsa Salana [Convención Anual] de Reino Unido la semana pasada, [a través del cual] fuimos testigos de innumerables favores de Dios Altísimo durante los tres días. Incluso este año, pensamos que debido a la pandemia, debíamos celebrar el Yalsa a escala pequeña como el año pasado. Sin embargo, durante el último mes previo a la Convención, se decidió que a todos los áhmadis que residen en el Reino Unido se les debería dar permiso para asistir al Yalsa, pero al tomar esta decisión, los organizadores estaban inicialmente preocupados. No obstante, comenzaron a prepararse y, como he dicho, fuimos testigos de cómo las bendiciones de Al’lah caían sobre nosotros.

La Convención Anual es un evento muy esperado y hay una gran expectación sobre el mismo durante todo el año. [Por su parte], los organizadores deben hacer muchos preparativos, pero cuando comienza el evento, los tres días pasan en un abrir y cerrar de ojos. Este año también, la gente tenía algunas reservas con respecto a diferentes aspectos. Además, algunos me escribieron y expresaron sus preocupaciones. Rezaban mucho y yo hacía lo mismo, al igual que los miembros de la Yamat. A pesar de todo, Dios convirtió todas esas reservas y temores en un estado de paz. [Por cierto], una de las razones de estas preocupaciones era la propagación de la pandemia de covid. Aunque esto podría haber impactado a algunos de los participantes, en general, Al’lah otorgó Sus inmensas bendiciones. Así que, en este momento me gustaría decir unas palabras en relación al Yalsa, [puesto que] en el sermón del viernes que sigue a la Convención Anual, suelo expresar mi gratitud a los trabajadores, relatar los sentimientos de los participantes y mencionar las bendiciones de Dios Altísimo con respecto al Yalsa.

En primer lugar, me gustaría agradecer a todos los colaboradores, que han trabajado desinteresadamente desde la preparación de la Convención hasta su desmantelación, y que todavía están involucrados en dicho proceso de alguna forma. Durante el Yalsa, los trabajadores, tanto hombres como mujeres, de los distintos departamentos, en general, trabajaron de acuerdo a sus capacidades y cumplieron bien sus funciones, por lo que todos los participantes deben estar agradecidos. Estas son las verdaderas morales islámicas, de que quienquiera que nos beneficie de alguna forma o nos ayude, uno debe estar agradecido hacia esa persona. Además, ser agradecido con la gente permite que uno esté agradecido a Dios. Niños, adultos, mujeres y niñas, todos hicieron todo a su alcance por llevar a cabo sus responsabilidades de la mejor forma posible. [A pesar de esto], se observaron algunas deficiencias y debilidades. Sin embargo, las mismas pueden ocurrir en estos eventos tan grandes. De todos modos, es responsabilidad de los organizadores eliminar estas debilidades y deficiencias. Por ejemplo, se han recibido algunas quejas sobre el departamento de servicio de comida de “Lallna” [la organización de las mujeres áhmadis] y sobre algunos otros aspectos. [Yo, por mi parte], estoy reenviando las cartas que he recibido a este respecto a los organizadores, para que puedan revisar esto a medida que se presenten y también anotar estas deficiencias en su “libro rojo”, [lugar donde se recogen todos aquellos aspectos a mejorar en el futuro]. Cada departamento debe intentar implementar esto y mejorar su organización para el año siguiente. A pesar de todo, en general, los voluntarios trabajaron muy duro y cumplieron bien con sus funciones; [e incluso] los niños también cumplieron muy bien con las responsabilidades que les asignaron y Ies expreso a todos ellos mi gratitud.

Por su parte, la MTA [Muslim Television Ahmadiyya] también proveyó una buena cobertura de la Convención. Esta vez, incluso prepararon todo el estudio ellos mismos y así ahorraron varios miles de libras. Aparte, este año muchos países desarrollados y en vías de desarrollo se nos unieron durante el Yalsa, lo cual hizo posible que los que estaban aquí sentados también pudieran ver a sus hermanos en otros países. Había una [completa] unidad, que presenciamos a través de la lentes de la cámaras de la MTA. Esta es una gran bendición de Al’lah y por esto, los trabajadores de la MTA merecen nuestra gratitud, ya que mostraron la unidad de la Comunidad al mundo entero a través de la MTA y callaron [así] a los opositores.

Por lo tanto, ahora presentaré las impresiones de algunos no-áhmadis y otros que son áhmadis y mencionaré las bendiciones de Dios Altísimo y cómo Él transmitió el mensaje del [verdadero] Islam al mundo a través de esta Convención Anual.

El Sr. Abu Bakr Sini de Níger es un erudito no-áhmadi y el imam de una mezquita en la ciudad de Niamey, y relata: “Lo que más me impresionó es la relación de amor y afecto de la gente con su Jalifa y cómo estaban demostrando su absoluta obediencia a cada instrucción del Jalifa. Hubo un silencio absoluto durante los discursos”. Él dice además: “Parecía como si el mismo Al’lah hubiera inculcado este amor en sus corazones, ya que esto estaba absolutamente libre de fingimiento alguno”.

Luego hay otro no-áhmadi, el Sr. Ishaq de Burkina Faso, quien declara: “El Yalsa de hoy fue increíble y no hay nada como el mismo. No es sino un milagro que tanta gente se reúna en un solo lugar y el Yalsa es verdaderamente único en su ejemplo de que todos siguen a un Imam. Hoy en día, tanto si uno desea creerlo como si no, el Ahmadíat es el verdadero Islam; y no está lejos el día en que la gente reconocerá esta verdad y entrará en su redil”.

Estas son las impresiones de los no-áhmadis, que son musulmanes, a quienes Dios está guiando hacia nosotros.

Hay un sirio no-áhmadi en la Guayana Francesa que fue testigo de la Convención por primera vez. Hubo arreglos en la mezquita [áhmadi de dicho país] para que las personas de habla árabe lo vieran a través de la MTA3 Al Arabiyya. Pues bien, cuenta que: “Esta es la primera vez que escucho el mensaje de la Yamat y también es la primera vez que he escuchado un discurso de su Jalifa. Estoy muy impresionado de que exista tal organización dentro de los musulmanes que está propagando el verdadero mensaje del Islam al mundo, y que está operando en todo el globo bajo el juramento de alianza hacia un Jalifa. Sin duda, leeré más sobre vuestra Comunidad y realizaré más investigaciones”.

Otro musulmán no-áhmadi de la Guayana Francesa asistió para escuchar los procedimientos [del Yalsa] y dice: “Esta fue la primera vez que escuché los programas de la Convención Anual de Reino Unido y estoy muy impresionado. Vuestra Yamat es una comunidad internacional. Soy originaria de Guinea-Conakry. Durante el Yalsa vi cuántas personas participaban en el mismo a través de la transmisión en vivo, pero no pude ver [a gente de] Guinea-Conakry. No obstante, acababa de pensar en esto cuando, de repente, apareció en la pantalla la imagen de la Comunidad en Guinea-Conakry y me encantó ver que también tienen una yamat allí”. Luego añade: “Los derechos de la mujer que mencionó vuestro Jalifa realmente me enorgullecieron de ser musulmana”.

Hubo un invitado de Liberia que no era musulmán, el Sr. Bobemdolo, quien trabaja como gerente en el sector eléctrico y es una persona muy educada. Pues bien, expresa lo siguiente: “Me impresionó mucho el discurso del Jalifa de la Comunidad Musulmana Ahmadía. Antes de esto, pensaba que el Islam no otorga ningún derecho a las mujeres, pero después de escuchar hoy este discurso, aprendí que los derechos de las mujeres en el Islam se han mencionado con todo detalle y esto no se encuentran en ninguna otra religión. Anteriormente había escuchado sobre lo bien organizada que está la Yamat Musulmana Ahmadía, aunque hoy pude presenciar con mis propios ojos cómo la Comunidad está unida de la mano de un Líder y tratando activamente de difundir la paz en el mundo”.

El Sr. Katay Bule de Zambia, quien es pastor, escribe: “Escuché el discurso final de vuestro Jalifa en el último día del Yalsa Salana y me conmovió mucho. El discurso de vuestro Jalifa fue asombroso. Desconocía por completo la forma en que el Islam otorga derechos a las mujeres. Tenía la impresión de que el Islam priva a las mujeres de sus derechos y no les proporciona libertad alguna. Yo creía que el Islam confina a las mujeres en sus casas, pero después de escuchar el discurso de hoy, mi opinión ha cambiado por completo. No me avergüenza en absoluto decir que el Cristianismo no ha otorgado a las mujeres los derechos que el Islam les ha concedido”.

Este es un pastor cristiano que está diciendo esto.

Luego continúa diciendo: “Los derechos que el Islam ha otorgado a las mujeres, ni siquiera les han sido concedidos por el Cristianismo, puesto que maltratamos innecesariamente a nuestras mujeres y las consideramos nuestras sirvientas. Vuestro Jalifa tiene razón cuando afirmó que los hombres pueden adquirir sus derechos de una forma u otra a través de su fuerza. Hoy he aprendido que el Islam no imparte enseñanzas extremistas, sino que las enseñanzas del Islam son muy hermosas”.

Luego hay una persona de Costa de Marfil a la que se le está predicando y menciona: “He estado aprendiendo sobre la Yamat a través de varios medios, pero el Yalsa la ha presentado de una manera muy singular”.

Esta era la primera vez que veía el Yalsa en vivo por televisión y quedó muy impresionado con su organización.

Y añade: “Tener un número tan grande de personas participando en el programa de una manera tan organizada y estructurada demuestra que la formación del Jalifa [hacia sus miembros] ha tenido un impacto profundo en ellos”. Además, expresa que: “Yo no sabía cómo la gente solía jurar su lealtad a manos del Santo Profeta (sa), pero ver hoy a la gente jurar lealtad a manos del Jalifa ha tenido un efecto profundo en mi corazón y no puedo describir mi estado”. Al final dice: “Ahora escucharé regularmente los sermones de vuestro Jalifa”.

El representante del departamento de inmigración de Congo-Kinshasa vino y vio al Convención. La gente allí escuchó mis discursos. [En este sentido], esta persona declaró que dichos discursos le habían hecho pensar por qué aún no se había convertido en musulmán áhmadi y antes de irse prometió seguir visitando la casa-misión en el futuro, e investigando más sobre la Comunidad.

Por tanto, la formación moral también se brinda a las personas a través de la MTA.

Asimismo, se hicieron los arreglos pertinentes para ver los procedimientos del Yalsa del Reino Unido en la casa-misión de Maraua, que es una comunidad en Camerún. Entre los que vinieron a ver la Convención Anual estaba una mujer llamada Umal, [que vino] de un pueblo cercano. Se benefició de ver el programa los tres días y tras la conclusión del Yalsa Salana, dijo a todas las personas allí presentes: “Somos muy afortunados de tener a la MTA aquí. No es solo un canal de televisión, sino una escuela y una universidad a través de la cual uno puede aprender algo todos los días. Hemos aprendido mucho en estos tres días y todos tenemos el cable para MTA en casa, por lo que todos deberíamos beneficiarnos de ella”.

Esta mujer dio este consejo y alentaba regularmente a las personas a ver la MTA, y a que los niños hicieran lo mismo, a fin de que todos puedan aumentar su conocimiento sobre el Islam. [Ella también animó a que] los sermones del Jalifa ciertamente deberían ser escuchados para aumentar la fe de uno.

Hay otro relato de Congo-Kinshasa. La yamat de Alibu perteneciente a Comunidad [de dicho país] invitó a un imam de musulmanes “hanbalis” a observar los programas del Yalsa. Al finalizar el mismo, expresó lo siguiente: “En mi opinión, la forma en que la Yamat Musulmana Ahmadía ha presentado las verdaderas enseñanzas del Islam, que nos dio el Santo Profeta Muhammad (sa), es la característica distintiva de esta Comunidad. Me gustaría, de alguna manera, poder formar parte de la misma en este preciso instante. ¡Que Al’lah me permita hacerlo!”.

¡Que Dios Altísimo le permita hacerlo!

Hay una joven musulmana albanesa llamada Wilma a quien se le está predicando y nos ha escrito diciendo: “La Convención Anual del Reino Unido fue algo increíble, en la que el número de asistentes fue extraordinario. Todavía no me he unido a la Yamat, pero este Yalsa me ha motivado a pensar seriamente en la importancia y veracidad de esta Comunidad. Al escuchar el discurso del Jalifa de la época, me di cuenta de que estaba totalmente de acuerdo con sus palabras. El modo en que presentó los diferentes temas hizo que incrementara mi fe. Mi deseo es poder asistir, en persona, a convenciones como esta en el futuro”.

Hay una mujer de la Guayana Francesa, que es originaria de Afganistán y asistió con sus hijos para escuchar el discurso de clausura. Ella ha comunicado esto: “Ya conocíamos un poco su Yamat, aunque tras escuchar el discurso de su Jalifa en la Convención Anual del Reino Unido, tuvimos un sentimiento completamente diferente, ya que nos reconfortó escuchar cómo el Islam, nuestra fe, tiene muy en consideración que las mujeres tengan los derechos que les corresponden”. Y continúa: “Quizás lo sentía más porque en Afganistán, donde los talibanes pretenden establecer el Islam [según lo entienden ellos], las mujeres no tienen ningún estatus, cuando en realidad, el Islam garantiza plenamente a las mujeres sus derechos”.

Había un invitado no-musulmán de Liberia, el Sr. Amus Ghonsay, que es comandante de la policía y un hombre culto. Fue invitado a asistir al Yalsa y manifestó que le había impactado mucho mi discurso del segundo día, [puesto que] fue invitado a asistir el segundo día. El tercer día, vino por su propia voluntad, y tras escuchar el discurso [de clausura], proclamó: “Tenía pensamientos muy negativos sobre el Islam, algunos de los cuales se debían a la mala conducta de algunos musulmanes. Sin embargo, una vez que he presenciado los programas de la Convención Anual, he comprobado que el Islam es una religión pacífica, y que la Comunidad Musulmana Ahmadía está muy comprometida con el servicio a la humanidad en todos los aspectos. Después de hoy, mis ideas sobre el Islam han cambiado y todas mis reservas han desaparecido”. También dijo: “Si la Yamat Musulmana Ahmadía hubiera llegado antes a esta zona, muchas personas habrían aceptado el Islam gracias a esta Comunidad”.

La comunidad de la Guayana Francesa hizo los arreglos necesarios para reunirse y escuchar los procedimientos del Yalsa. Se trata de una comunidad pequeña de la Yamat y se había reunido un reducido número de personas. Dos cristianos de Haití a los que se les está predicando, acudieron a escuchar el discurso de clausura y manifestaron: “Nos asombró el tema que su Jalifa eligió para hablar (es decir, los derechos de las mujeres), porque es el mismo tema que habíamos estado discutiendo entre nosotros durante los últimos dos días, preguntándonos qué dice el Islam sobre los derechos de las mujeres. No sabíamos que el Islam ofrecía una enseñanza tan completa y exhaustiva sobre los derechos de las mujeres. Si hoy no hubiéramos escuchado el discurso de su Jalifa, quizá nunca habríamos conocido estas hermosas y completas enseñanzas. En la época actual, se habla mucho de los derechos de las mujeres, aunque solo el Islam explica realmente las responsabilidades de los hombres y de las mujeres”.

En estos días están leyendo [el libro] “La vida de Muhammad (sa)” y también han pedido más literatura.

Por otra parte, hay un informe de la [comunidad de la] Isla de Mauricio, donde [se dice que] los miembros se reunieron para escuchar los programas [de la Convención Anual]. Además, asistió una diputada, Tania Diolle Sahiba, que es además secretaria privada del parlamento. Ella manifestó: “¡Qué ambiente más increíble! Fue una experiencia magnífica presenciar los eventos de la Comunidad Musulmana Ahmadía y su cultura. Me ha impactado mucho la celebración de un evento religioso tan grande en una ciudad como Londres”. Y añadió: “También, es cierto que, teniendo en cuenta el clima económico y social prevalentes en la actualidad, la religión ha adquirido una gran importancia. Tener esta gran reunión en la que la gente se ha congregado para evaluarse a sí misma con un propósito espiritual es todo un logro. Esto es particularmente cierto porque todos estamos atravesando una época en la que el mundo se enfrenta a muchas crisis. En mi opinión, este tipo de reuniones ayudan mucho a la sociedad a caminar en la dirección correcta y a preservar los valores elevados. Para mí fue una experiencia maravillosa y aquí he aprendido muchas cosas. Al mismo tiempo, dichas experiencias me han llevado a prestar más atención [a estos temas]”.

Por otra parte, los nuevos conversos al Islam-Ahmadíat han compartido sus experiencias.

Hawa Sahiba, una nueva conversa de Burkina Faso, relata: “Las palabras claras e inequívocas del Jalifa de la época nos dicen que tras comprender que el Ahmadíat es el verdadero Islam, no hemos tomado la promesa de lealtad simplemente para traer a otros al Ahmadíat, sino también para aprender cómo debemos convertirnos en áhmadis ejemplares en la sociedad. Por consiguiente, debemos hacer que nuestras palabras y acciones vayan unidas, fortalecer nuestra fe y progresar en nuestra creencia”.

Algunos afirman hoy en día que los pueblos de África son incultos. [En este caso], se trata de una mujer que expresó que debemos provocar un cambio dentro de nosotros mismos para que nuestras palabras y  acciones sean una sola cosa. Esto es algo en lo que todos los áhmadis deben pensar, tanto si son cultos, como si se consideran cultos, si viven en Europa o en naciones desarrolladas; o sea, deben reflexionar sobre cómo pueden hacer que sus palabras vayan unidas a sus acciones.

Hay una conversa de Indonesia que narra: “El Yalsa Salana del Reino Unido ha sido un evento extraordinario”. Además nos cuenta: “Soy una nueva conversa y esta ha sido una oportunidad para aumentar mi espiritualidad como parte de esta Comunidad Divina. He visto que la gente acudió en masa a participar en esta bendita Reunión Anual. Aunque solo he sido testigo de esta Convención por la televisión, mi corazón y mi mente estuvieron presentes en el Yalsa del Reino Unido, el cual ha aumentado mi fe en esta Comunidad Divina y continuaré mejorando como persona en el futuro”.

También hay un informe del Congo-Brazzaville, en el que se afirma que tras escuchar mi discurso durante la sesión de las mujeres, la organización local de “Lallna” de la yamat local de allí se ha comprometido a prepararse y a educar a sus hijos para ofrecer cualquier sacrificio a la hora de propagar el Islam-Ahmadíat. Una recién convertida de entre ellas también afirmó: “Hemos pasado tres días en un gran ambiente espiritual, pero deseamos que todos los días sean así para poder seguir disfrutando de este deleite espiritual”.

Otro nuevo converso de Indonesia, el Sr. Airi Himawan, nos cuenta: “Soy un nuevo converso y después de ver la Convención Anual del Reino Unido en directo, solo tengo dos palabras que decir: ‘fue asombroso’. Me asombra ver que solo hay una organización musulmana mundial cuyas filiales están repartidas por todo el mundo; y además cuenta con un canal de televisión que se emite las 24 horas del día, [siete días a la semana]. Yo solía preguntarme si existía una organización islámica como la de los testigos de Jehová, los mormones y la iglesia adventista SDA. Todas estas son organizaciones cristianas que cuentan con cientos de miles de seguidores, que trabajan en cientos de países. No obstante, he encontrado mi respuesta: la Yamat Musulmana Ahmadía es la única comunidad islámica que se extiende por todo el mundo y estoy muy contento de ser miembro de esta organización. Solo esta Comunidad se ajusta a mi carácter y personalidad; y al haberme convertido en áhmadi, puedo ser una persona útil y avanzar en mi progreso físico y espiritual”.

 

El Sr. Bagobayoos Dorin, de Kazajistán, manifiesta que: “La Convención Anual ha tenido un impacto especial en mi corazón. Observé los procedimientos del Yalsa Salana con mi esposa en un gran ambiente espiritual. No puedo expresar con palabras el profundo impacto que han tenido en mi corazón los discursos del Jalifa de la época. Del mismo modo, los pronunciados por otros oradores también fueron muy buenos. Áhmadis de todo el mundo pudieron ver los procedimientos del Yalsa a través de la MTA. ¡Qué Dios Altísimo conceda a todos los voluntarios y organizadores Su mejor recompensa!”.

También hizo oraciones para sí mismo, para que Al’lah mantenga fuertes estos sentimientos y las sensaciones espirituales hasta la convención del próximo año, y para siempre.

Por otro lado, cuando un recién convertido de Zambia escuchó mi discurso, no pudo controlar sus emociones y se puso a llorar. La persona que estaba sentada a su lado quiso preguntarle por qué lloraba, pero fue incapaz de responder y salió al exterior de la sala durante unos minutos. Tras secarse las lágrimas, volvió y al preguntarle [de nuevo] contestó: “Estoy viendo al Jalifa por primera vez en mi vida y escuchando su voz, y por eso no pude contener las lágrimas”. Y continuó diciendo: “Ahora tengo 80 años y he pasado toda mi vida viviendo entre lobos (es decir, entre gente cruel). Ahora, después de entrar en el redil de Ahmadíat, he aprendido que la verdadera enseñanza del Islam es difundir el amor en lugar de odio”. Entretanto, un día, después del “dars” [exposición de un tema religioso] que sigue a la oración de “fayr”, se levantó, se dirigió a la congregación y exclamó: “Garantizar que esta mezquita esté llena de fieles no es solo el deber del misionero, sino de todos nosotros. Todos debemos propagar el mensaje”.

El Sr. Isa Gibar es un nuevo converso de Australia que, a pesar de haber realizado el “Baiat”, se dejó llevar por las acusaciones de los no-áhmadis, especialmente la de que el Yalsa es una innovación. [De todas formas], participó en el Baiat internacional en la mezquita Baitul Masrur y dijo: “Todas mis dudas y reservas se han disipado, porque puedo ver claramente que esta Convención ha sido organizada puramente por la causa de Al’lah. Esta ocasión ha sido una oportunidad para rejuvenecer mi fe. Durante el Baiat, habiéndome unido al Jalifa en la plegaria [tras el mismo], ahora estoy convencido de que mis oraciones serán aceptadas”. Ver los programas del Yalsa es un medio para que la fe de la gente se fortalezca.

El Sr. Nikias Gibri, otro nuevo converso de Australia, escribe: “El Baiat internacional fue una experiencia realmente extraordinaria para mí. Nunca he experimentado un estado espiritual como el que sentí en ese momento. Había una atmósfera tan espiritual que me llenaba el corazón de satisfacción y de placer espiritual”.

El Sr. Yusuf Al-Habisa, un nuevo converso de Lesoto, narra: “Esta es mi primera Convención y he visto al Jalifa por primera vez. La forma en que habló sobre los males y las lacras de la sociedad, y la manera en que destacó su reforma a través de las elevadas enseñanzas del Islam es algo que nunca había oído antes, ni tampoco lo aprendí del Cristianismo. Cuando estaba investigando sobre Ahmadíat y vi la imagen del Jalifa por primera vez, durante ese tiempo, Dios Altísimo me dijo en un sueño que esta es la verdadera religión. De hecho, mi conversión al Ahmadíat y la aceptación del verdadero Islam se debe únicamente a la guía de Al’lah que me fue otorgada después de ver al Jalifa de la época. Ahora, habiendo presenciado el Yalsa por primera vez y viendo tal evento inspirador de la fe como fue la ceremonia del Baiat (Juramento de iniciación) y formar parte de ella, siento un cambio dentro de mí como si me hubieran dado una nueva vida”.

El Sr. Pelombia, que es profesor de historia en Alemania, hizo el Baiat hace tres o cuatro años y [en esta ocasión] relata: “Nos unimos al Yalsa Salana de forma virtual, aunque fue como si físicamente estuviera presente allí. El ambiente de la Convención y el discurso del Jalifa tuvieron un impacto tan extraordinario que me sentí como si estuviera físicamente formando parte del mismo. El Yalsa es un vivo testimonio de que la Comunidad está unida. Todos los áhmadis del mundo están unidos de la mano de un solo Jalifa y todos los áhmadis tienen el deseo de comprender sus propias responsabilidades”.

Y continúa diciendo: “Todo el mundo está deseoso de escuchar los consejos del Jalifa y de esforzarse para actuar según los mismos. Además, en el discurso de clausura, impartió una guía clara con palabras muy sencillas, de forma que todos los miembros de la sociedad puedan entender fácilmente. Este discurso nos recuerda claramente nuestras responsabilidades, especialmente en la sociedad albanesa en la que vivimos, donde las mujeres se enfrentan a muchos problemas en relación con sus derechos”.

 

Luego, la Sra. Gunarumyi, de una región de Níger, declara: “Tras haber escuchado el discurso en la Convención Anual dirigido a las mujeres, he aprendido sobre nuestros verdaderos derechos y responsabilidades; y cuando el Jalifa mencionó cómo Hazrat Amma Yaan (ra) [la esposa del Mesías Prometido (as)] cuidaba de los niños y cómo se aseguraba de que tuvieran una formación moral ejemplar, desde ese momento juré que yo también prestaría especial atención a la formación moral de mis hijos, para que se convirtieran en servidores ejemplares de su fe”.

Observad cómo Dios Altísimo provoca cambios en las personas.

El Sr. Atif Zahid, que es un misionero de Adelaida [Australia], escribe: “La diferencia horaria entre Adelaida y Londres es de 8,5 horas. Todos los programas del Yalsa iban a emitirse a altas horas de la noche [según la hora de Adelaida]. Se temía que la gente no acudiera y que la asistencia fuera escasa. Sin embargo, la gente demostró niveles extraordinarios de sinceridad y, a pesar de que el viernes era un día laborable, acudió a la mezquita para escuchar el sermón y estuvo presente durante el Baiat Internacional (Juramento de Iniciación); y se quedó despierta hasta las 3 de la madrugada para escuchar el discurso final. El amor que todos tenían era claramente visible y también estamos agradecidos a la MTA”.

La Sra. Gulyan I Makina de Kazajistán relata: “Con las bendiciones de Dios, la Convención concluyó con éxito. Los discursos del Jalifa y las intervenciones de otros oradores sobre diversos temas fueron muy interesantes y beneficiosos. Estos discursos han dejado una impresión muy profunda en mí. También aprendí nuevas formas de propagar el mensaje del Islam. Además, estoy segura de que otros oyentes  obtuvieron las respuestas a las preguntas [que hubieran estado planteándose]. A través de este [Yalsa], Al’lah me permitió reafirmar mi promesa de lealtad. ¡Que Dios Altísimo abra los corazones y los ojos de la gente, y puedan aceptar la verdadera guía!”.

La Sra. Shema Qasim, de Yemen, afirma: “Hemos visto los procedimientos del Yalsa Salana. Parecía que estábamos en el Paraíso y era como si el sol del Islam, por así decirlo, hubiera brillado sobre nosotros una vez más, y nuestros corazones y almas recibieron un nuevo impulso de vitalidad. Se nos insufló el espíritu de la verdadera fe, el amor, la unidad y la moral. Aunque físicamente estábamos bastante lejos, nuestros corazones estaban justamente a vuestro lado. Todos estábamos presentes bajo el mismo techo y nadie más que un áhmadi puede experimentar estos sentimientos. Aunque ahora llueve torrencialmente en nuestro país, durante los tres días de la Convención Anual el clima fue perfectamente bueno. Por la gracia de Dios Altísimo, pudimos ver todo el proceso del Yalsa. ¡Oh Al’lah! Bendice al Jilafat hasta la eternidad, pues sin él no tenemos existencia ni propósito alguno en la vida”.

A continuación, otra mujer árabe, la Sra. Dua, de Kababir [Haifa, Israel], expresa lo siguiente: “Intenté tomar notas de sus discursos. Le agradezco mucho la atención que ha prestado a los derechos de la mujer en el discurso de clausura. Soy una seguidora de la religión que salvaguarda mis derechos y sentimientos. Me siento orgullosa de transmitir todos estos puntos a mis amigas no-musulmanas. Luego nos informó sobre los derechos de los hombres desde la perspectiva de una mujer, a partir de lo cual puedo evaluar si he cumplido con los derechos que le corresponden a mi padre, a mis hermanos o a mi marido. Durante la ceremonia del Baiat, nos sentimos como si estuviéramos con el Jalifa y no hubiera ningún país ni océano que nos separara. Estaba tan feliz, que parecía como si mi corazón fuese a estallar por todas las emociones”.

Por su parte, la Sra. Amtul Shafi ha escrito desde Jordania: “Escuché su discurso el día de la inauguración del Yalsa Salana y al darme cuenta de nuestras inmensas responsabilidades, todo mi cuerpo empezó a temblar. Durante el programa del segundo día, fui testigo del amor que los áhmadis del pueblo de Waganda sentían por el Mesías Prometido (as) y el Jalifa. A pesar de que esta aldea es muy pobre y sus habitantes carecen de algunas necesidades vitales, escuchar las palabras de uno de sus jefes me hizo llorar, pues mencionó que amaba a Al’lah, a Su Mensajero (sa) y al Mesías Prometido (as). Ahora bien, aunque estas palabras que pronunció eran muy simples, tuvieron un profundo impacto en mi corazón”.

La Sra. Marwah Abdul’lah de Egipto, relata: “Amir-ul-Muminin [el Jalifa, el Líder de los fieles], sus discursos y los de los distintos oradores han enriquecido nuestros corazones con la riqueza de la espiritualidad. Durante esos momentos, comencé a volar espiritualmente en los cielos y estaba ansiosa por encontrarme con mi Señor. Es mi más sincero deseo alcanzar la etapa que usted mencionó en la que el alma está en paz. Mi corazón desea que me sumerja tanto en el amor de Al’lah y que en mi ardiente deseo de encontrarme con Él me vuelva completamente inconsciente de lo que ocurre a mi alrededor. Aunque mi cuerpo físico sería visible para la gente, no obstante mi alma estaría flotando en la morada celestial del amor de Dios y Su Mensajero (sa)”.

Los árabes tienen la particularidad de saber articular sus palabras para expresar su sinceridad y lealtad. ¡Que Al’lah le permita progresar en su fe y creencia!

El Sr. Nazlan Azgan de Malasia, es un nuevo áhmadi. Es una persona muy humilde y lleva una vida muy sencilla, y su situación económica no es muy buena. Pues bien, no tenía suficiente dinero para ver el Yalsa en internet, así que recogió algunos mangos del árbol que tenía frente a su casa y los vendió. A continuación, compró data para internet con el dinero que obtuvo de los mangos y luego observó los procedimientos de la Convención Anual.

El Sr. Sini Balte, que es un no-áhmadi de Guinea-Bissau, observó los procedimientos del Yalsa y manifestó que: “Hasta el día de hoy, nunca había visto un programa así, en el que la gente escuchara a su Líder con tanto amor y respeto. Además, las escenas del Baiat Internacional fueron extremadamente bellas”. [En verdad, declaró esto] ya que había visto las escenas del Baiat Internacional donde toda la Yamat estaba unida a una mano. Y proclamó además: “Después de presenciar estas escenas, estoy convencido de que la Comunidad Musulmana Ahmadía muestra la máxima obediencia a su Jalifa, y este es el secreto de su éxito. La Yamat Musulmana Ahmadía es realmente una verdadera comunidad y todos ustedes están en el camino correcto”.

La Sra. Soraya Gómez de México, ha declarado: “Tuve la oportunidad de escuchar los distintas discursos del Yalsa Salana del Reino Unido. El discurso final me pareció el más interesante, en el que se mencionaron los derechos de las mujeres y cómo mejorar el ambiente en nuestros hogares. Intentaré poner en práctica estas enseñanzas del Islam en mi vida. Aparte de esto, me emocioné mucho en la ceremonia del Baiat y esos sentimientos no se pueden expresar con palabras; aparte de que experimenté una gran alegría y paz”.

Una nueva áhmadi de Guinea-Bissau trajo a su amiga no-áhmadi, Zaib-ul-Nisa, para ver la Convención y ha expresado lo siguiente: “Vio todos los programas de los tres días del Yalsa y prestó atención especial a sus discursos; y en el último día, ella anunció (o sea, la mujer no-áhmadi): ‘Tenía muchas reservas sobre la Comunidad Musulmana Ahmadía, pero al escuchar los discursos de su Jalifa, todas mis dudas han desaparecido y anuncio que entro en la Yamat Musulmana Ahmadía y también dedicaré a mi hijo a servir a la Comunidad’.”

La Sra. Kamba Kita vive en una aldea de Guinea-Bissau y observó los procedimientos del Yalsa del Reino Unido. Cuando se enteró del Baiat Internacional, pidió más detalles sobre el mismo al misionero local y  este le habló de las diez condiciones del Baiat. A continuación, participó en la ceremonia del Baiat y repitió todas las palabras del mismo, y escuchó el discurso de clausura. Al final, afirmó: “Acepté el Ahmadíat tan pronto como tuvo lugar el Baiat Internacional, aunque después de este discurso deseo anunciar que si hay alguien que puede salvar hoy a la Umma musulmana entonces es el Jalifato del Ahmadíat. Por eso, hoy anuncio que entro en el redil del Islam-Ahmadíat y al mismo tiempo aconsejaré a mis hijos que acepten el Ahmadíat también porque este es el verdadero Islam”.

El misionero que sirve en Congo-Brazzaville escribe que varias comunidades locales [de la Yamat] tuvieron la oportunidad de ver colectivamente todos los procedimientos de la Convención Anual en vivo a través de ‘MTA Africa’ y los discursos tuvieron un impacto en muchas personas. Por la gracia de Dios Altísimo, debido a que escucharon los procedimientos del Yalsa y los discursos, 23 personas tuvieron la oportunidad de hacer Baiat durante esos días.

El Sr. Mambor Ibn Yaili también de Congo-Brazzaville, que es cristiano, fue invitado a ver el Yalsa Salana y observó los procedimientos del mismo durante dos días y dijo: “Durante los dos últimos días, he estado escuchando sobre los derechos debidos a Al’lah y a Su creación, la rectitud y la búsqueda del perdón, que ahora se han arraigado profundamente en mi corazón. Estoy experimentando un cambio en mi persona. En nuestra iglesia, aparte de mencionar cómo alejar los hechizos mágicos o deshacerse de los espíritus malignos, no se nos dice nada más. Ahora, he decidido entrar en su Comunidad porque aquí he experimentado tranquilidad espiritual”. Así pues, hizo el Baiat y entró en la Yamat.

El  Sr. Misai Bisa, un musulmán recién convertido de Burkina Faso, ha escrito: “Era la primera vez que veía a Jalifatul Masih en directo. Hace poco que me he unido al Islam y siempre me ha venido a la cabeza la idea de que el mundo tiene que unirse bajo un solo líder. Cuando vi a los miembros de la Comunidad Musulmana Ahmadía, pude ver la [verdadera] unidad y por eso empecé a ofrecer mis oraciones en la mezquita áhmadi. Hoy he participado en el Yalsa del Reino Unido y en la ceremonia del Baiat Internacional, a la que se han unido todos los áhmadis a través de la MTA. Después de presenciar todo esto, me sentí en paz y la idea de que todo el mundo necesita unirse bajo una sola mano -tema sobre el que siempre reflexionaba- fue algo que pude presenciar ante mis propios ojos, y encontré la respuesta a esta pregunta. En consecuencia, anuncio que acepto el Ahmadíat y también diré a los miembros de mi familia que sigan al Jalifa”.

Por su parte, el Amir [presidente] de la Yamat de Sri Lanka ha informado sobre la aceptación del Ahmadíat y nos cuenta: “Se hicieron arreglos en las yamats locales para ver colectivamente los procedimientos de la Convención Anual. A pesar de las difíciles circunstancias que atraviesa el país y de la extrema dificultad en el transporte, 50 personas, tanto áhmadis como no-áhmadis, asistieron al centro de la Yamat en Colombo y presenciaron el Yalsa y la ceremonia del Baiat Internacional. En esta ocasión, dos personas hicieron el Baiat y entraron en la Comunidad. Asimismo, los miembros vieron colectivamente la Convención a través de la transmisión en directo en Negombo, Pasyala y Polonnaruwa, y todos los procedimientos se tradujeron al idioma tamil. Como resultado de estos programas, cuatro personas tuvieron la oportunidad de aceptar el Ahmadíat.

El informe de Albania es que estaban reproduciendo los procedimientos en vivo a través de YouTube en idioma albanés y que estaba siendo visto por albaneses en Albania, Kosovo, Macedonia, Alemania, etc. En este sentido, Albert Sahib, que es musulmán y a quien se le está predicando [el Ahmadíat], participó por primera vez en la sesión de clausura del Yalsa Salana del Reino Unido y al concluir el mismo, proclamó lo siguiente: “El discurso de Jalifatul Masih estuvo lleno de versículos del Sagrado Corán, relatos de la vida del Santo Profeta Muhammad (sa) y argumentos racionales, pero al mismo tiempo fue expuesto con palabras muy sencillas. Las alegaciones que la gente plantea con respecto a los derechos de las mujeres fueron todas contestadas en este discurso”. Al poco tiempo de salir de allí llamó y siguió expresando sus sentimientos con respecto a la Yamat Musulmana Ahmadía y el Yalsa, declarando: “La Comunidad Musulmana Ahmadía es el verdadero Islam”. Cuando se mencionaron las diez condiciones del Baiat, se refirió a un libro de la Comunidad en lengua albanesa que mencionaba las diez condiciones del Baiat y dijo que las había leído, y que ahora estaba listo para entrar en la Yamat y así entró en la Comunidad.

El misionero local de Congo-Brazzaville ha relatado que: “El marido de la Sra. Yukostevy ya había aceptado el Ahmadíat y tenía el deseo que su mujer también aceptara el Islam. Le predicaba y rezaba, pero su mujer no estaba dispuesta a abandonar la iglesia. Fue invitada a presenciar los procedimientos del Yalsa Salana y vio los tres días de programas de la Convención y en el último día del Yalsa declaró: ‘Durante los últimos tres días, he estado comparando lo que dicen mi sacerdote y su Jalifa, y he llegado a la conclusión de que las palabras del Jalifa tienen un gran significado y cada cosa que dice entra en el corazón; mientras que nosotros escuchamos a nuestro sacerdote todos los días pero nunca hemos sentido que sus palabras hayan impactado en nuestros corazones’. Por lo tanto, hizo el Baiat y entró en la Yamat”.

Los que he presentado son solo algunos de los relatos.

Por otro lado, como habrán visto durante los procedimientos de la Reunión Anual, muchas personalidades importantes enviaron sus mensajes y se han recibido un total de 126 mensajes de diversos políticos y líderes de todo el mundo. De estos mensajes, 101 eran en formato de vídeo y 25  escritos, que incluían mensajes de ministros y diputados. Además del Reino Unido, se recibieron de Estados Unidos, Canadá, Sierra Leona, Uganda, Liberia, Nueva Zelanda, España y Holanda.

[En esta ocasión], se hicieron los arreglos necesarios para verlo en directo en 53 países, los cuales todos participaron en el Yalsa del Reino Unido, incluyendo Europa, África y Asia; y entre estos 53 países había 80 lugares diferentes donde la gente se reunió para ver el Yalsa Salana.

En relación con la cobertura de la prensa y los medios de comunicación, no se enviaron invitaciones debido a covid-19, pero dos medios de comunicación hicieron una petición especial para asistir y se les concedió el permiso. El Departamento de Prensa [de la Yamat] sintió que sería un gran reto cómo informar al mundo del Yalsa, aunque el Mismo Al’lah proveyó todo lo necesario y dos medios de comunicación vinieron, incluida la BBC y otro canal. Incluso la BBC, ITV, Metro, LBC, BBC Radio Surrey, BBC South Today, la página web de noticias de la BBC, etc., dieron cobertura y otros medios de comunicación también lo hicieron basándose en estos informes. Aparte, ocho medios de comunicación regionales ofrecieron cobertura del mismo. Incluso 28 páginas web publicaron noticias o artículos sobre la Convención Anual. Estas webs tienen un alcance de más de 20 millones de usuarios. En cuanto a la prensa escrita, se publicaron 14 artículos en los periódicos sobre el Yalsa y el número de lectores de estos periódicos es de 1,2 millones. El Yalsa Salana fue cubierto por varios canales de televisión en 32 programas y  los espectadores de estos canales son más de 12 millones. La Reunión Anual del Reino Unido se mencionó en 33 programas de emisoras de radio, cuya audiencia supera el millón de personas. A través de las redes sociales, varios medios de comunicación, periodistas y personalidades publicaron mensajes sobre el Yalsa que tienen un alcance de más de 12 millones de personas. El Departamento de Prensa y Medios de Comunicación elaboró vídeos que publicaron en las redes sociales, llegando a más de 234.000 personas. Con todo ello, la cobertura del Yalsa Salana llegó a más de 57,5 millones de personas. Al final, dado que los periodistas no pudieron asistir, el Departamento de Prensa y Medios de Comunicación colaboró con el de “tabligh” [predicación] de la comunidad del Reino Unido y envió comida del “langar” [cocina del Yalsa] a 32 periodistas, que fue recibida positivamente y muy apreciada. [En esta ocasión], un periodista de la BBC South, Edward Salt, manifiestó: “Me lo pasé muy bien en la Convención Anual, la hospitalidad fue excelente y disfruté escuchando los distintos discursos. Espero poder trabajar con ustedes en el futuro”.

Otro periodista dijo: “Me sorprendió la franqueza de su Comunidad”.

Una periodista llamada Natasha Devon ha afirmado que: “Todas las religiones son similares. La gente buena utiliza la religión para unirse y ayudar a los pobres, mientras que la gente mala utiliza la religión para fines malvados. El Yalsa Salana es sin duda un ejemplo de buena gente”.

En cuanto a la cobertura de la MTA, se publicaron un total de 1.885 posts, fotos y vídeos en las redes sociales, que llegaron a cuatro millones de personas, de las cuales 213.000 personas dieron “me gusta” a estas publicaciones y dejaron comentarios. Además, se subieron 1.236 vídeos a las redes sociales, que fueron vistos por 231.000 personas; y si se calcula el tiempo total dedicado a ver estos vídeos, asciende a 470.000 horas.

La página web de la MTA fue visitada por 24.000 personas 90.000 veces. La MTA Africa informa de que los actos del Yalsa se retransmitieron en directo en 20 canales diferentes. Algunos de ellos eran canales estatales, mientras que otros eran canales públicos. También había algunos canales privados que se ven en todo el país. Entre estos canales se encuentran Gambia National TV, Sierra Leone National TV, Liberia National TV y muchos otros canales privados. Además, el Baiat Internacional se emitió en estos canales. [En total], mis discursos se retransmitieron en 20 canales de televisión que llegaron a 35 millones de personas. Aparte de la cobertura en directo de la Convención Anual, se prepararon y enviaron a toda África varias noticias sobre el Yalsa, y 15 canales emitieron noticias sobre el mismo los tres días, los cuales llegaron a 15 millones de personas.

Asimismo, se ha hecho una gran cobertura por parte de la revista The Review of Religions [publicación en inglés iniciado por el propio Mesías Prometido (as)] que se hizo a través de las redes sociales y de YouTube; además, se escribieron 40 artículos relacionados con el Yalsa Salana, se realizaron 12 vídeos y se hicieron más de 110 publicaciones [en las redes sociales]. Esta cobertura del Yalsa llegó a 300.000 personas.

Por la gracia de Al’lah Todopoderoso, la Convención Anual obtuvo un gran éxito por la Gracia de Dios Altísimo, aunque como he mencionado, solo he presentado algunos ejemplos de los diversos incidentes y sentimientos que se han recibido.

¡Que Al’lah aumente la creencia y la convicción de cada áhmadi y que, en lugar de ser temporales, los impactos de la Yalsa Salana sean muy duraderos!

Después de la oración del viernes, dirigiré las oraciones fúnebres de algunos miembros [de la Comunidad] y ahora haré mención de ellos:

La primera es para la respetada Nusrat Qudrat Sultana Sahiba, esposa del respetado Qudratul’lah Adnan Sahib de Canadá, y que falleció recientemente a la edad de 55 años:

¡Ciertamente a Al’lah pertenecemos y a Él volveremos!

Era regular en las oraciones, ofrecía regularmente el “tahayyud” [oración voluntaria que se ofrece bastante antes que la oración obligatoria de fayr -amanecer-] y era una persona muy virtuosa, sincera y piadosa. Mientras estuvo en el hospital, no hubo un solo médico al que no le predicara [el mensaje del Islam]. Allí había una doctora árabe musulmana que solía visitar a Nusrat Sahiba para escucharla recitar el Santo Corán y le recitaba la Surah Ya Sin. Asimismo, sacaba a relucir el Jalifato en cada conversación y era extremadamente leal al mismo. Muchos de sus parientes no son áhmadis sino sunnitas, y a todos ellos les predicó que debían jurar lealtad al Imam de nuestra época. Le sobreviven su marido y sus tres hijos. Uno de sus hijos es Raziul’lah Noman, estudiante de Yamia Ahmadía Canadá; aparte, tiene un hermano y una hermana.

Su marido narra: “Mi mujer ha pasado su vida como una consagrada y gastó toda su energía con el máximo esfuerzo en la crianza de nuestros hijos. Tenía muchísimo amor y un gran vínculo con Jalifato”.

Como ya he mencionado, tenía una inclinación especial por la propagación e inculcó esta misma pasión a sus hijos; de ahí que todos ellos tengan mucho celo por la predicación, y he observado que no es una pasión ordinaria, sino que es bastante extraordinaria. Por la gracia de Al’lah, estos hijos fueron criados de una manera especial, y tienen una inclinación fabulosa hacia los estudios. Dios Altísimo les ha concedido estas capacidades especiales y muchas personas se están convirtiendo [al Islam-Ahmadíat] como resultado de sus esfuerzos. Como he mencionado, uno de sus hijos, Raziul’lah Noman, está en Yamia [universidad áhmadi que prepara a los misioneros] y está haciendo un excelente trabajo.

¡Que Dios Altísimo le permita a él, y a todos sus hijos, servir siempre desinteresadamente a la fe también en el futuro, y ser los herederos de las oraciones de su madre!

Su otro hijo, Yariul’lah Adnan, declara: “Nuestra madre era una mujer áhmadi piadosa, virtuosa, justa y ejemplar. Tenía una conexión especial con Dios. Siempre se preocupó por la educación de sus hijos y constantemente se dirigía hacia Al’lah. Cuidaba mucho de los huérfanos y creía firmemente en Dios desde su infancia. Tenía cáncer y, cuando se lo diagnosticaron, se contentó con la voluntad de Dios. De hecho, nos decía que debíamos ser fuertes y que nuestra fe en Al’lah debía fortalecerse. A sus médicos les comunicaba que la vida y la muerte no son un gran asunto, pues de hecho lo que realmente importa es que una persona viva su vida de manera que todos estén contentos con ella, y la propia persona esté contenta con su conducta”.

¡Que Dios Altísimo eleve su rango espiritual!

La siguiente oración fúnebre es el del respetado Chaudhary Latif Ahmad Jhumat Sahib, que ha fallecido recientemente a la edad de 79 años:

¡Ciertamente a Dios pertenecemos y a Él volveremos!

Era “musi” [integrante del sistema Al-Wasiyat] por la gracia de Al’lah. El Ahmadíat se estableció en su familia a través de su abuelo, Hazrat Chaudhary Muhammad Din Wasil Baqi Nawees Sahib (ra), cuyo nombre está registrado en la lista de 313 Compañeros en el libro “Anjam-e-Atham, Ruhani Khaza’in”, volumen 11, página 325 en el número 3, donde está escrito el nombre Mian Muhammad Din del distrito de Gujrat. Chaudhary Latif Jhumat obtuvo su licenciatura en matemáticas en 1966 en la Universidad de Punyab, Lahore. Luego pasó a formar parte del departamento de educación. De 1966 a 1968, trabajó en el Instituto Talimul Islam de Rabwah como profesor. Además, de 1968 a 1994, unos 26 años, trabajó en el departamento de educación de Sierra Leona. Prestó sus servicios como profesor y director de manera excelente. Fue alguien que consagró su vida. Tras regresar de África, sirvió durante unos cinco años como Naib Wakilul Maal Zani y luego siete años como Naib Wakilul Maal Zaliz, [ambos departamentos financieros]. Como he mencionado, fue profesor en la Escuela Ahmadía de Sierra Leona. Dedicó su vida formalmente en 1971 y el 1 de enero de 2007 fue nombrado Wakilul Maal Zaliz. Por lo tanto, su periodo total de servicio abarcó más de medio siglo.

Su esposa, Rasheeda Latif Sahiba, dice: “Mi marido estaba en Sierra Leona y yo fui allí después de casarnos. A mi llegada, me aconsejó que sería difícil para un consagrado de por vida comprar en ese lugar alimentos asiáticos, por lo que un consagrado y su esposa deberían comer la comida local, y que yo tendría que aprender a cocinar los alimentos locales. Esto nos proporcionó una gran facilidad de cara al futuro. Era muy sencillo y cariñoso”.

Los que han trabajado con él también han mencionado la amabilidad con la que les trataba. Todo el mundo lo ha elogiado.

¡Que Dios Altísimo le conceda Su Perdón y Misericordia, y eleve su rango espiritual!

¡Que Él conceda paciencia a su familia!

Por cierto, tiene un hijo y una hija. Uno de sus hijos falleció en la infancia.

¡Que Dios permita a sus hijos continuar con sus virtudes!

La tercera mención es la de Mushtaq Ahmad Alam Sahib, hijo del difunto y respetado Muhammad Alam de Meera Bharka, Mirpur Azad Kashmir. Falleció el 19 de julio de 2022, a la edad de 60 años:

¡Ciertamente a Allah pertenecemos y a Él volveremos!

Por la gracia de Dios Altísimo era “musi”. Le sobreviven su esposa, seis hijos y dos hijas. Tres de sus hijos y un yerno han memorizado el Santo Corán. Tres de sus hijos son misioneros, uno de los cuales es Hafiz Musawwar Ahmad Muzammil, que sirve en Senegal, en África Occidental. El segundo hijo es Hafiz Akhlaq Ahmad, y el tercero es Abdul Jaliq Sahib, especializado en arqueología. Su hijo en Senegal no pudo estar presente en el funeral.

¡Que Dios Altísimo le conceda paciencia y resignación (a su hijo misionero); y perdón y misericordia al difunto!

Como ya he dicho, dirigiré sus oraciones fúnebres en ausencia después de la oración del viernes.

Resumen

Después de recitar el Tashahhud, el Ta’awwuz y la Surah al-Fatihah, Su Santidad, Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba) dijo que toda la alabanza pertenece a Al’lah, quien ha permitido que la Yalsa Salana (Convención Anual) del Reino Unido se pudiera celebrar tanto el año pasado como este mismo año pudiendo, así, nosotros presenciar muchas bendiciones durante los tres días.

Superando el obstáculo del Covid en la preparación de la Yalsa Salana

Su Santidad (aba) dijo que inicialmente se pensó que tal vez la Yalsa tendría que celebrarse a escala limitada debido a la pandemia del Covid. Sin embargo, un mes antes, se decidió permitir la asistencia de todos los miembros de la Comunidad Musulmana Ahmadía en el Reino Unido. Al principio, la administración estaba preocupada por cómo podría celebrarse, pero se hizo con éxito y muchas bendiciones.

Su Santidad (aba) dijo que la Yalsa es uan ceremonia muy esperada, y cuando finalmente llega, pasa tan rápido que uno no se da ni cuenta. Había personas que tenían sus dudas para asistir a la Yalsa debido al Covid y otras razones. Sin embargo, los miembros de la Comunidad estuvieron rezando, y Su Santidad (aba) dijo que él también había estado rezando, y por la gracia de Al’lah, la Yalsa salió bien.

Esfuerzos incansables de los voluntarios en el cumplimiento de sus deberes

Su Santidad (aba) agradeció a todos los voluntarios que trabajaron desinteresadamente de principio a fin. Jóvenes o mayores, hombres o mujeres, todos trabajaron con gran esfuerzo y diligencia. Sin embargo, hay varias deficiencias que han salido a la luz, pero todas son cosas que se pueden mejorar para el futuro. En general, todos cumplieron con su deber y Su Santidad (aba) dio las gracias a todos.Su Santidad (aba) dijo que la MTA hizo un excelente trabajo con su cobertura. Este año, construyeron todo el estudio ellos mismos, lo que ayudó a ahorrar miles de libras. Pudieron conectar a diferentes países de todo el mundo que pudieron verse entre sí, mientras todos veían la Yalsa. Su Santidad (aba) dio las gracias a la MTA por mostrar al mundo la unidad de la Comunidad Musulmana Ahmadía y silenciar a los opositores.

El profundo impacto de la Yalsa Salana en la gente de todo el mundo

Su Santidad (aba) presentó varios incidentes de todo el mundo de personas que sintieron un gran impacto al ver la Yalsa Salana. Un no-Ahmadi de Níger expresó su asombro por el nivel de obediencia y unidad bajo el Jilafat (Califato), y cómo todos se sentaron en silencio escuchando a Su Santidad.

Su Santidad (aba) dijo que un musulmán no-ahmadi de Burkina Faso observó los procedimientos de la Yalsa Salana y se sintió conmovido y asumió que éste es, ciertamente, el verdadero Islam. Otro musulmán no-ahmadi de Siria dijo que después de haber visto la Yalsa y los esfuerzos realizados para difundir el verdadero mensaje del Islam en todo el mundo, estudiaría más sobre el Ahmadíat.Su Santidad (aba) dijo que una persona originaria de Guinea-Conakry estaba viendo todos los países que se mostraban en la pantalla mientras veían la Yalsa, sin embargo no vio a Guinea-Conakry. En cuanto pensó en ello, se mostraron en la pantalla escenas de Guinea-Conakry. También expresó su agradecimiento por el discurso pronunciado por Su Santidad (aba) sobre los derechos humanos.Su Santidad (aba) expuso los sentimientos de un pastor de Zambia, quien dijo que inicialmente pensaba que el Islam usurpaba los derechos de las mujeres. Sin embargo, después de escuchar el discurso de Su Santidad (aba) sobre los derechos humanos, se dió cuenta de que, más que el cristianismo, es el Islam el que establece y defiende los derechos de la mujer en el sentido más auténtico.

Su Santidad (aba) dijo que una persona de la oficina de inmigración de Congo-Kinshasa se unió a la Comunidad mientras observaba los procedimientos de la Yalsa Salana. Después de escuchar el discurso de Su Santidad, comenzó a preguntarse por qué no era ya un ahmadi, y prometió venir más a menudo e investigar más.

Su Santidad (aba) dijo que una mujer albanesa dijo que después de ver la Yalsa considerará sinceramente la veracidad del Ahmadíat y dijo que, después de escuchar los discursos de Su Santidad (aba), estaba de acuerdo con las cosas que dijo.

Su Santidad (aba) dijo que una señora originaria de Afganistán dijo que sintió mucha paz después de escuchar a Su Santidad (aba) y aprender la forma en que el Islam protege los derechos humanos. Dijo que esto era especialmente reconfortante, ya que en Afganistán, bajo el gobierno de los talibanes, las mujeres no tienen ningún valor. Sin embargo, aprendió la manera en que el Islam establece y defiende los derechos de las mujeres.

Su Santidad (aba) dijo que había dos amigos de la Guayana Francesa que dijeron que dos días antes de la Yalsa habían estado conversando sobre si el Islam tiene alguna enseñanza sobre los derechos humanos. Entonces se unieron a la reunión para ver el discurso de Su Santidad (aba) dirigido a las mujeres, y se asombraron al saber que el Islam defiende los derechos de las mujeres.

Su Santidad (aba) presentó los sentimientos de una señora recién convertida de África, quien dijo que después de escuchar los discursos de Su Santidad (aba), está claro que no debemos convertirnos en ahmadi sólo para convertir a otros a Ahmadíat, sino que debemos reformarnos para que la gente en la sociedad pueda ver la verdadera imagen del Islam a través de nuestra conducta, y debemos centrarnos en alinear nuestras palabras y acciones. Su Santidad (aba) dijo que, en general, la gente percibe al pueblo africano como inculto, sin embargo, esta señora de África se ha dado cuenta de algo que los doctos de Europa no han sido capaces de entender. Por lo tanto, esto es un motivo de reflexión.

Su Santidad (aba) dijo que un nuevo converso de Kazajstán dijo que las palabras de Su Santidad (aba) tuvieron un profundo efecto sobre él y su esposa, que se sentaron juntos y observaron todo el proceso de la Yalsa. También rezó por todos los voluntarios que ayudaron a organizar toda la Yalsa.Su Santidad (aba) dijo que un hombre de 80 años de Zambia no pudo contener las lágrimas durante el discurso de Su Santidad (aba) e incluso tuvo que apartarse porque estaba muy emocionado. Más tarde, explicó que era la primera vez que escuchaba la voz del Jalifa, lo que le hizo emocionarse mucho. Más tarde, expresó a los miembros de la Comunidad que llenar la mezquita de ahmadíes no debía dejarse sólo en manos de los misioneros, sino que todos debían esforzarse en esta causa.Su Santidad (aba) dijo que un profesor de historia de Albania dijo que, aunque asistió virtualmente, se sintió como si estuviera realmente presente en la Yalsa. Dijo que esta Yalsa era una prueba resonante de que la Comunidad Ahmadía está unida y dispuesta a escuchar al Jalifa y a poner en práctica sus palabras. Dijo que los discursos del Jalifa eran fáciles de entender para toda la gente y que sus palabras debían ser puestas en práctica.

Su Santidad (aba) dijo que hay una diferencia horaria de 8,5 horas entre Londres y Adelaida, Australia. El imam de Adelaida dijo que le preocupaba si la gente vendría a ver la Yalsa, ya que sería tarde en la noche para ellos. Sin embargo, los miembros de la comunidad mostraron una gran sinceridad y vinieron por la noche para ver los procedimientos de la Yalsa e incluso se quedaron hasta las 3 de la mañana para ver el discurso final pronunciado por Su Santidad (aba).Su Santidad (aba) dijo que una señora árabe escribió que estaba muy agradecida por saber que sigue una religión que protege y salvaguarda los derechos de las mujeres hasta tal punto. Dijo que se siente orgullosa de transmitir estas enseñanzas del Islam a sus amigos. Dijo que Su Santidad (aba) también llamó la atención sobre cómo las mujeres deben defender los derechos de los hombres, y que ella ha estado analizando cómo puede hacerlo mejor para su padre, sus hermanos y su marido.Su Santidad (aba) dijo que un nuevo converso de Malasia no tenía suficiente dinero para pagar el internet para ver los procedimientos de la Yalsa. Por lo tanto, tomó algunas ramas de un árbol fuera de su casa, los vendió, y luego con ese dinero, compró suficientes datos de Internet para poder ver los procedimientos de la Yalsa.

Su Santidad (aba) dijo que una señora de Guinea-Bissau dijo que tenía varias dudas sobre el Islam, sin embargo, todas se erradicaron cuando escuchó el discurso final de Su Santidad (aba) y luego anunció su aceptación del Islam Ahmadíat. Dijo que en los tiempos actuales, es el Jilafat el que tiene las respuestas a los problemas del mundo.

Su Santidad (aba) dijo que un hombre de Albania escuchó los discursos de Su Santidad (aba) en la Yalsa y dijo que estaban llenos de referencias del Sagrado Corán e incidentes de la vida del Santo Profeta (sa). Más tarde, después de volver a casa, llamó y dijo que había leído las diez condiciones de la bai’at (iniciación) y decidió unirse al redil del Ahmadíat.

Cómo la cobertura de la Yalsa Salana llegó a millones de personas en todo el mundoSu Santidad (aba) dijo que se recibieron 126 mensajes de funcionarios de diferentes partes del mundo. 53 países se unieron a la Yalsa a través de vídeos de todo el mundo. La BBC, ITV, Metro y otros medios de comunicación cubrieron la Yalsa Salana, mientras que ocho sitios web con un alcance total de 20 millones también publicaron artículos sobre la Yalsa. En la prensa escrita se publicaron 14 artículos sobre la Yalsa, con un total de 1.2 millones de lectores. La Yalsa Salana fue tratada en 32 programas de televisión con una audiencia de más de 12 millones de personas. La Yalsa Salana se mencionó en 33 programas de radio con más de un millón de oyentes. Varias personas publicaron en las redes sociales sobre la Yalsa con un alcance de más de 12 millones de personas.

Su Santidad (aba) dijo que los vídeos e imágenes publicados por la MTA llegaron a más de 4 millones de personas. La MTA África informa de que la Yalsa Salana se emitió en 20 canales de televisión en África, llegando a 35 millones de personas.

Su Santidad (aba) dijo que The Review of Religions también cubrió la Yalsa a través de los medios sociales y de YouTube. Se publicaron 40 artículos, se realizaron 12 vídeos y se hicieron más de 110 publicaciones en las redes sociales que llegaron a 300,000 personas.

Su Santidad (aba) dijo que estos eran solo algunos ejemplos que presentó. Su Santidad (aba) rezó para que los efectos de la Yalsa sean eternos.

Oraciones fúnebres

Su Santidad (aba) dijo que dirigiría las oraciones fúnebres de los siguientes miembros fallecidos:Nusrat Sultana Qudrat Sahiba

Nusrat Sultana Qudrat Sahiba de Canadá era esposa de Qudratul’lah Adnan Sahib. Era regular en el ofrecimiento de oraciones y tenía una personalidad angelical. Mientras estaba en el hospital, no había médico al que no le propagara el mensaje del Islam. Había un médico musulmán que venía a verla y la escuchaba recitar el Sagrado Corán. Tenía un profundo amor por el Jilafat. Le sobreviven su marido y tres hijos, entre ellos Raziul’lah Noman, estudiante de Yamia Ahmadía Canada. Su marido dice que vivió su vida como una persona consagrada. Tenía una inclinación especial hacia la propagación que inculcó a sus hijos, quienes poseen una extraordinaria pasión por la propagación, especialmente su hijo Raziul’lah Noman. Su Santidad (aba) rezó para que Al’lah les permita a él y a sus hermanos continuar siempre con este legado de su madre. Su Santidad (aba) rezó para que Al’lah eleve su posición en el Paraíso.

Chaudhary Latif Ahmad Sahib

Chaudhary Latif Ahmad Sahib ha fallecido recientemente. Dedicó su vida a la Comunidad y sirvió como Naib Wakilul Mal Thani y Naib Wakilul Mal Thalith. También sirvió en África. Sus años de servicio suman más de la mitad de su vida. Era muy sencillo y atento y trataba con amabilidad a todos los que trabajaban con él. Su Santidad (aba) dijo que tenía un hijo y una hija, y rezó para que Al’lah le conceda el perdón y la misericordia y eleve su estación en el Paraíso.

Mushtaq Ahmad Alam Sahib

Mushtaq Ahmad Alam Sahib de Cachemira: le sobreviven su esposa, seis hijos y dos hijas. Tres de sus hijos son misioneros, uno de los cuales está sirviendo en Senegal y no pudo asistir al funeral de su padre. Su Santidad (aba) rezó para que Al’lah les conceda paciencia y rogó por la elevada estación del fallecido.

Resumen preparado por The Review of Religions.

Suscríbete y recibe contenido exclusivo

Recibirás cada semana las últimas novedades de la Comunidad Musulmana Ahmadía directamente en tu mail. ¡Prometo no spamearte!

Share via