En el nombre de Al-lah, el Clemente, el Misericordioso
No hay digno de ser adorado excepto Al-lah, Muhammad es el Mensajero de Al-lah
Musulmanes que creen en el Mesías,
Hazrat Mirza Ghulam Ahmad Qadiani (as)

Análisis de la Convención anual de Alemania

Califa de la Comunidad Musulmana Ahmadía

Después de recitar el Tashahud, Taawuz y Sura Al-Fatiha, Hazrat Jalifat-ul-Masih V (aba) declaró:

Por la gracia de  Al-lah el Exaltado, el Yalsah Salanah [la convención anual] de la Comunidad Musulmana Ahmadía de Alemania concluyó hace unos días después de recibir muchas bendiciones de Al-lah el Exaltado. Por la gracia de Al-lah el Exaltado, como anuncié el último día, la asistencia de este año llegó a más de 40,000 personas. Todo este progreso que observamos año tras año se debe única y exclusivamente a la gracia de Al-lah, que siempre nos bendice mucho más de lo que merecen nuestros trabajos y nuestros esfuerzos. Por lo tanto, al estar cada vez más agradecidos con Al-lah, debemos esforzarnos por aumentar nuestros esfuerzos para que estas bendiciones y favores de Al-lah el Exaltado sigan aumentando.

Los cientos de invitados no áhmadis y no musulmanes han dicho que han experimentado un ambiente extraordinario que generó un profundo efecto en ellos. Nuestros propios hermanos también expresan este sentimiento. Sin embargo, la forma en que cooperan todos los trabajadores, incluidos los/as niños/as, y la forma en que las personas permanecen juntas en cantidades tan inmensas sin ninguna disputa o riña, es una experiencia extraordinaria y única para los que no son de la comunidad. Algunos han llegado a decir que esto es un milagro.

Por lo tanto, además de ser una fuente para nuestro propio tarbiyyat [educación], nuestro Yalsah también es una gran fuente de tabligh [difusión del islam]. Por ello, se nos exige que expresemos más aún nuestra gratitud a Al-lah el Exaltado. Esta atmósfera no debe ser temporal, sino que cada momento de nuestras vidas debe mostrar la hermosa enseñanza del islam a través de cada una de nuestras acciones y debemos cumplir continuamente el propósito de entrar en el Bai’at del Mesías Prometido (as).

De forma habitual menciono los sentimientos y las opiniones expresadas por los invitados y algunos otros asuntos relacionados con el Yalsah, y hoy también presentaré algunas de esas impresiones. Sin embargo, en primer lugar, me gustaría agradecer a todos los trabajadores, tanto hombres como mujeres, que se esforzaron incesantemente día y noche conjuntamente, para hacer que los preparativos del Yalsah tuvieran éxito en todos los aspectos y que, incluso ahora, en este preciso momento, sigan trabajando allí para recoger los aparejos.

Aquí en el Reino Unido se observa – así como en las Yama’ats más grandes y establecidas en todo el mundo- que los trabajadores dedican cada instante únicamente a los preparativos del Yalsah y a la hospitalidad de los invitados del Mesías Prometido (as) ignorando sus intereses y trabajos personales. Por la gracia de Al-lah el Exaltado, la Yama’at de Alemania también es extremadamente sincera y leal, en la medida en que, en términos de sacrificio, supera a muchas otras Yama’ats. Si hay alguna deficiencia, generalmente se debe a la forma de llevar a cabo los trabajos por parte de los responsables o no saber pedir el trabajo o no saber hacerlo por parte de los que ostentan cargos. Sin embargo, por la gracia de Al-lah, los miembros de la comunidad siempre están dispuestos a sacrificar su vida, tiempo y riqueza. ¡Que Al-lah el Exaltado continúe incrementándolos en su sinceridad y lealtad!

Esta vez, debido al aumento en el número de asistentes, tanto los organizadores como el Sr. Amir, se han dado cuenta de que es hora de que tengan un gran Yalsah Gah [un sitio para la convención anual] propio, aunque reconocieron esta necesidad el año pasado y también le he apremiado durante los últimos años, pero parece que se lo están tomando más en serio este año. El Sr Amir, al igual que el Comité Ejecutivo (Amla Nacional) y los que ostentan cargos se están concienciando realmente ahora.

Esta vez, se tuvieron problemas de estacionamiento y de tráfico. Además, se vieron dificultades al entrar al Yalsah Gah para participar en la convención. Dadas las circunstancias, nacen deficiencias debido a la gran afluencia de personas. En estas ocasiones, pueden darse momentos desagradables. Es natural que ocurra. Los que no pudieron entrar al salón central y se retrasaron, mostraron su indignación. Los que estaban de servicio en los departamentos de tráfico y estacionamiento se vieron afectados. Sin embargo, dada la gracia de Al-lah el Exaltado, incluso en tales circunstancias, las personas pudieron ver o escuchar los discursos en sus teléfonos a través de la instalación provista por la MTA.

Todos estos asuntos con respecto al Yalsah, llaman nuestra atención sobre la necesidad de preparativos e instalaciones más grandes. Además, tenemos que fijar las fechas del Yalsah de acuerdo con los deseos del arrendatario y no tenemos la libertad de elegir las fechas nosotros mismos. Este año, incluso entregaron los salones para el Yalsah en el último momento. Todas estas cosas deben llamar la atención de los organizadores de que deben procurar su propio sitio donde se pueda llevar a cabo el Yalsah. El Sr Amir [Presidente Nacional] me ha informado que ha visto un sitio que le gustó y que están tratando de adquirir. Si este sitio es adecuado para la Yama’at, a los ojos de Al-lah el Exaltado, entonces Él podrá capacitarle para que lo adquiera y podrá ayudarLe para que lo compre. Tengo esta esperanza, insha-al-lah, y al observar la sinceridad, la lealtad y la disposición de la Yama’at alemana para ofrecer sacrificios, puedo decir que, si se necesitaran sacrificios financieros, los miembros de la Yama’at, si Dios quiere, ofrecerán tales sacrificios que harán que Al-lah el Exaltado incremente su capacidad para hacerlo.

Como mencioné en el último día del Yalsah de Alemania, este Yalsah ahora también se ha convertido en un Yalsah Internacional. Anteriormente, era fácil para [el resto de] Europa asistir al Yalsah de Alemania. Esta vez, se ha visto que es más fácil que otros países, como los antiguos estados soviéticos y algunos países africanos, acudieran allí al obtener el visado más fácilmente. Incluso desde esta perspectiva, es necesario que Alemania amplíe el Yalsah Gah [recinto del Yalsah] y los arreglos pertinentes también.

Después de expresar mi gratitud a los trabajadores y decir estas palabras en relación con el Yalsah, ahora presentaré ante ustedes algunas impresiones de aquellos que asistieron al Yalsah, de lo cual se hace evidente que no solo los trabajadores, sino todos los áhmadis que asisten al Yalsah sirven como un medio de tabligh silencioso [difusión del islam] a los no áhmadis a través de su moral y buena conducta. Durante los días de Yalsah, también hay un programa separado para los no-áhmadis y los no-musulmanes el sábado por la tarde, durante el cual presenté un discurso. Por lo tanto, primero mencionaré las impresiones de quienes participaron en este programa. Durante el resto de este programa, la administración local lleva a cabo una sesión de tabligh [difusión del islam] para los invitados.

Este año, como parte de los preparativos de tabligh, un total de 1179 invitados externos asistieron al Yalsah. El número de invitados alemanes fue de 502 y el número de invitados de otros países europeos ascendió a un total de 341. Aparte de esto, hubo 157 invitados de países árabes, 104 invitados de Asia y 75 invitados de África. De esta manera, hubo representantes de un total de setenta y seis países.

El Sr. Hans Oliver fue uno de los invitados, socio principal de un bufete de abogados en Frankfurt siendo él también abogado. Después de asistir a esta reunión y escuchar mi discurso, expresó sus sentimientos diciendo:

“El discurso del Imam de la Comunidad Ahmadía fue extremadamente apasionado e impresionante para mí”.

Además, escribe:

“Comprender los peligros que cruzan la mente y la posibilidad de una guerra, mientras que sigue una rutina diaria y aparentemente pacífica, es de gran importancia. Además, el Imam de la Comunidad Ahmadía no solo ha percibido correctamente los peligros del futuro, sino que también está advirtiendo al mundo de esto. De manera similar, la manera en que relacionó el tema de la inmigración con los intereses sociales y económicos de los gobiernos fue, de hecho, un análisis correcto”.

Luego dice:

“Como abogado, deseo mencionar este aspecto a mis colegas y enfatizar la comprensión de esta necesidad mutua. La razón de esto es que aquí en general, la gente habla de la llegada de refugiados de una manera negativa. Sin embargo, obvian los intereses locales de los países y las naciones que obtienen de ellos [de los inmigrantes], lo cual es un asunto de gran importancia”.

Luego, Merina Pulbec Sahiba, que es una experta en informática y que trabaja para la aerolínea Lufthansa, dice:

“Mientras escuchaba el sermón, estaba pensando constantemente que otros líderes también hacen discursos y alientan al mundo a protegerse de los peligros que se avecinan”.

Además, dice:

“Hablar sobre el tema de establecer la paz mundial es un tema actual para los líderes mundiales. Sin embargo, nunca he experimentado el efecto y el poder en las palabras de ningún otro líder, como lo presencié en el Imam de la Yama’at Ahmadía. El segundo aspecto a mencionar, es que llevó a cabo una investigación profunda sobre este tema, lo cual también muestra una gran empatía. Nadie ofrece un análisis tan detallado sin que se demuestre este anhelo y empatía”.

Además, dice:

“Él dejó claro a los líderes mundiales, desde una perspectiva social y económica y no desde una perspectiva religiosa, que la paz mundial está interconectada con el temor a Dios. Si no nos elevamos por encima de nuestros intereses personales y tomamos medidas, entonces seremos responsables de la catastrófica destrucción que estará causada por una guerra atómica”.

Además, dice:

“En mi opinión, este mensaje se ha entregado con tanta claridad que si una persona no posee ningún prejuicio, es suficiente para hacerla temblar. Además, este mensaje debe transmitirse a las organizaciones importantes, ya que es necesario difundir este conocimiento a nivel global para el bienestar de la humanidad en general”.

Luego, un matrimonio alemán, el Sr. Klause y la Sra. Heide, dijeron:

“Teníamos mucha desconfianza antes de venir aquí. Aunque estamos familiarizados con la Yama’at desde hace varios años, teníamos nuestras dudas cuando se trataba de asistir al Yalsah, producidas por la información que escuchamos sobre el islam y los musulmanes en los medios de comunicación. Por ello, estábamos muy nerviosos al venir hoy aquí porque no estábamos seguros de cuán grande sería la multitud. Sin embargo, después de llegar, ambos, estábamos tan relajados y experimentamos un ambiente tan agradable que nos sentimos como si estuviéramos caminando en nuestro propio entorno”.

Después de escuchar mi sermón, la esposa dijo:

“En relación a esto, me gustaría decir que personalmente he presenciado la destrucción causada por la guerra (se refería a la Segunda Guerra Mundial). Además, el Imam de la Yama’at Ahmadía conoce y está advirtiendo a la humanidad de antemano de las catástrofes y los terribles escenarios que pueden tener lugar, y el espíritu de simpatía y sinceridad con que advierte a la humanidad, produce un impacto muy diferente en individuos como yo, quienes hemos presenciado una guerra mundial. Por lo tanto, estamos de acuerdo con cada palabra de este discurso y deseamos que la generación actual lo comprenda y se dé cuenta a tiempo”.

El marido de esta señora dice:

“Él [es decir, el Imam de la Comunidad Ahmadía] ciertamente ha señalado todos los peligros planteados hoy. Sin embargo, al hacerlo, no ha mencionado el nombre de nadie, ni ha adoptado ninguna manera particular de habla durante su discurso, lo que daba la impresión de que no estaba favoreciendo un discurso en particular. La forma en que emitía las advertencias contenía una profunda simpatía en lugar de gustos o disgustos personales. No hubo el menor indicio de ninguna inclinación personal durante su discurso y esta es la condición que debe tener un líder religioso”.

Además, dice:

“Después de este discurso, regreso con la convicción de que la Yama’at Ahmadía tiene una profunda simpatía por la humanidad.”

Luego, el Sr. Norbert Wagner, un abogado de inmigración, dice:

“Aunque no es la primera vez que asisto al Yalsah, como abogado en los casos relacionados con los áhmadis, soy consciente de la mayoría de los temas (se ocupa de los casos de asilo de los áhmadis). Sin embargo, el discurso de hoy del Imam de la Yama’at Ahmadía contenía aspectos y puntos completamente nuevos para mí. Aunque estoy expresando mis sentimientos, esta expresión es una forma de respuesta inmediata ya que este mismo discurso contiene muchos puntos importantes relacionados con mis deberes profesionales, los cuales consideraré una vez que regrese a casa.

El punto de vista presentado hoy por el Imam de la Yama’at Ahmadía en relación con el tema de los inmigrantes y los que abandonan su país de origen creará una relación y un respeto mutuos entre los países de acogida y los inmigrantes. Además, la forma en que destacó la necesidad de la mano de obra en Alemania con los datos relacionados con las personas mayores y la edad de jubilación, reforzará la autoestima de los refugiados, el respeto y el honor de los inmigrantes frente a los ojos de las instituciones de acogida. Sin embargo, digo una vez más que este discurso contiene mucho material para mí y para quienes trabajan con la inmigración, lo cual nos beneficiará”.

El Yalsah también ayuda a las personas en sus vidas mundanas.

Luego, una señora llamada Liza Sahiba, de Suiza, escribe:

“Pertenezco a una organización y estamos trabajando para difundir la paz. Hoy, cuando escuché este discurso, vi paz y solo paz en cada palabra. En cada palabra, vi tolerancia y respeto por la dignidad humana. Si combinamos la paz, la humanidad y la tolerancia en un solo lugar, acabaremos formando una hermosa sociedad”.

Luego continúa diciendo:

“Lo que usted dice, es beneficioso para nosotros. Lo más impresionante fue que después de presentar todos los problemas prevalecientes, ofrece una solución desde la misma religión y dijo que la solución a todas estas cosas radica en reconocer a Dios. Ha probado que la religión no es el problema, sino la solución a los problemas”.

Una joven alemana dice:

“Realmente me encantó el hecho de que Su Santidad hablara sobre los problemas actuales. Antes de él, algunos políticos también hablaron sobre ellos, pero sus palabras no tenían sustancia: eran el promedio habitual de lo que cualquiera puede decir. Pero este discurso fue totalmente distinto. Habló sobre temas reales: guerra nuclear, cambio climático e inmigración. Y estos son los problemas que prevalecen, así como la solución que presentó. En lugar de poner restricciones a la religión, ésta debe ser propagada. Llamó la atención de que la gente tornara hacia Dios. “.

Luego, ella dice:

“Explicó con palabras muy claras que las guerras que están teniendo lugar hoy no tienen ninguna relación con la religión. También dilucidó de forma clara sobre los asuntos políticos, y luego continuó diciendo que las naciones poderosas se aprovechan de las más débiles. Algunas veces son explotados de una manera aparente, mientras que otras veces lo hacen de forma oculta, y se ven obligados a salvaguardar el interés de las naciones más poderosas”.

Así, de esta manera, ha hecho un buen análisis, especialmente desde el punto de vista de una estudiante. Esto significa que las personas escuchan con atención y también reflexionan sobre las exposiciones.

Un sacerdote cristiano de Alemania llamado Andreas Viceroad, dice que “está muy impresionado con el Yalsah Salanah: de la multitud de los rostros amables, de este ambiente de positividad y bondad y de la gran unidad y amor”.

Acerca de mi discurso, dice:

“Este discurso me dejó asombrado. No era tan consciente de la inminencia de una amenaza nuclear. También creo que solo podemos avanzar si prestamos la debida atención a las prioridades colectivas y la paz y todos juntos busquemos la paz. Para este propósito, necesitamos una sociedad fuerte donde establezcamos un entorno de múltiples perspectivas y tolerancia, y uno de diálogo interreligioso, el cual es una gran parte integral de este entorno”.

Luego, de las impresiones generales del Yalsah (ya que estos fueron solo algunos ejemplos que había seleccionado), presentaré también algunos ejemplos.

Había llegado una delegación de Macedonia, compuesta por 70 personas. Entre ellos había también ocho periodistas. Dos representaban a los grupos de televisiones regionales, mientras que los seis restantes pertenecían a televisiones o agencias de noticias nacionales. Algunos de ellos entrevistaron a personas y algunos de ellos también me entrevistaron a mí. Además de cubrir el evento del Yalsah, también entrevistaron a gente después de la sesión de preguntas y respuestas. En esta delegación, aparte de los periodistas, había 15 amigos cristianos, 23 musulmanes no-ahmadis y 24 ahmadis musulmanes. Cinco de los invitados no ahmadis, después de asistir al Yalsah, y a los que se les había predicado con anterioridad, se unieron a la Yama´at.

También asistió una señora de Macedonia llamada Alexandra Adwino. Su propia manera de expresarse es tal que la reservé para compartirla. Es a la vez muy poética y filosófica. Dice:

“Qué es un hogar sin sus habitantes? ¿Puede haber un concepto de humanidad sin moral? La realidad de la humanidad no puede existir sin religión ni creencias. Después de todo, ¿qué es la humanidad sin amor? La purificación del alma del hombre sólo se puede lograr cuando se vive y se difunde la paz. Así, la purificación del alma radica también en la tolerancia, en el respeto mutuo y en la honorabilidad. Es necesario que el hombre crea en Dios, y que intente mejorar el futuro en la tierra. Este es un método mediante el cual podemos proteger a la humanidad, y la Comunidad Ahmadía está haciendo todas esas cosas. Los áhmadis propagan la paz, enseñan la paz, y establecen la moral y la bondad para que toda la humanidad se una a todas estas cosas. El Ahmadiat está unificando a toda la gente en un lugar y está encendiendo la luz de la adoración de Dios en ellos. El Ahmadiat desea que la gente incremente su espiritualidad y que se establezca la unidad entre ellos y se aproximen a Dios. Este año en el Yalsah he visto una multitud de buenas personas con rostros sonrientes que nos trataban con gran respeto. Realmente creen que con una buena moral, se puede vivir una buena vida”.

Continúa diciendo:

“Quiero expresar mis sentimientos de gratitud. Soy testigo que he visto a gente con una gran convicción y fe en Dios. Espero que continuen con estas buenas obras, y que en esta comunidad continúen los ideales de debida atención y amor. Entonces llegará un tiempo en que la gente se dará cuenta del verdadero propósito del valor de la vida”.

Esta es la opinión de una persona que no es de la comunidad. Esta impresión debe llevarnos a reconocer y alcanzar el propósito de nuestras vidas.

En la delegación de Macedonia había también un periodista de la televisión llamado Sr. Zorancho Zorenski, quien dijo:

“Asisto a este Yalsah por segunda vez y es un gran honor para mi. La organización del Yalsah ha sido extraordinaria, incluso mejor que el año pasado”.

Después dijo:

“Disfruté enormemente su discurso. Cada palabra fue una lección para la humanidad. Este es un mensaje internacional – ‘amor para todos, odio para nadie’”.

Continuó diciendo:

“Creer en Dios y ayudar a las personas es algo que eliminará todos los conflictos entre la gente”.

Escribe además:

“La Yama´at Ahmadía enseña a la gente cosas muy positivas”.

En relación a la conferencia de prensa que tuve con diferentes periodistas, dice:

“Las respuestas que dio a los periodistas expresaban los fundamentos de la dignidad humana y el respeto”. Dijo: “Yo soy periodista y voy a intentar conseguir una entrevista del Jalifa en algún momento”.

Después dijo:

“Su Santidad da buenos consejos. Espero que más gente acepte el Ahmadiat que trabajen para el bien de la humanidad”.

El mundo ve que el Islam progresará en el mundo a través del Ahmadiat.

Después, un hombre llamado Byumanisko dijo:

“He estudiado a fondo el mensaje del Ahmadiat y lo he entendido con profundidad. Como periodista he analizado los aspectos de la fe que se solapan entre las diferentes religiones. La base de la religión se basa en el amor a Dios y el amor a la humanidad. Este mensaje urge en la época actual. La solución a muchos de los problemas que están agitando al mundo reside en este amor. Hoy día, un gran problema en Europa es el auge de la derecha. La solución para ello es el diálogo entre las diferentes religiones, culturas y civilizaciones. Si buscamos a Dios, veremos que no son tantas las diferencias entre nosotros”.

Después dijo:

“Cuanto más distanciados estemos de Dios, más nos distanciaremos de la humanidad y de la gente en general. La época del materialismo está socabando la vida espiritual y las relaciones interpersonales. Por eso debemos proteger a nuestras familias y amigos y a todas nuestras relaciones y conexiones”.

Después un hombre llamado Johny Jipo Sahib escribe:

“He participado en el Yalsah con mi familia. El Yalsah fue increíble y resultó ser una experiencia maravillosa”.

Después dijo:

“Cuando escuché el mensaje del Ahmadiat por primera vez en Macedonia, me di cuenta que la labor del Ahmadiat está dando a la gente una guía positiva. Primero mi familia aceptó este mensaje, y después ellos me guiaron. Le agradezco que nos haya facilitado los medios para participar en el Yalsah Salanah”.

Después hay una señora llamada Taniya Sahiba que dijo:

“Es la primera vez que he participado en el Yalsah. Aquí todo era nuevo para mi y ha sido magnífico. Toda la organización ha sido excelente, en particular el modo tan amigable como los voluntarios actuaban. Trabajaban con rostros sonrientes y con una actitud muy positiva e integra.”

Después, un estudiante universitario de Bulgaria dice:

“La gente era muy empática y por eso estoy aquí ahora. Asistí a la ceremonia del Bai´at como observador. No tengo palabras para expresar mis emociones. Es algo extraordinario y grandioso ver a la gente recogida de ese modo tan increíble.”

Una delegación de 49 personas vino de Bulgaria. Entre ellos, había 15 ahmadis, 34 no ahmadis e invitados cristianos.

Una mujer cristiana llamada Julia Sahiba, que formaba parte de la delegación dijo:

“Me emociona pensar que estoy participando con miles de personas en el Yalsah de la Comunidad Musulmana Ahmadía. A pesar de ser cristiana, me ha gustado mucho el discurso (habla sobre mi discurso). Sus oraciones realmente llegan al corazón y disfruté mucho de la recitación del Sagrado Corán y su traducción. Algo digno de mención es que usted mismo entregó los premios a los estudiantes”. Luego oró para que Al-lah el Exaltado aceptara todas sus súplicas.

Una mujer de la delegación de Bulgaria, Kesma Almera Sahiba dice:

“Esta es la tercera vez que tengo la oportunidad de asistir al Yalsah de Alemania y cada año aprendo algo nuevo. Como fisioterapeuta y psicóloga escuchó atentamente los discursos. A través de las enseñanzas de la Comunidad Musulmana Ahmadía expuestas en los discursos puedo obtener las mejores soluciones a los problemas de mis pacientes y valiosos consejos para mí misma”.

Ivanka Sahiba, una invitada cristiana de la delegación de Bulgaria dice:

“Es la primera vez que he tenido la oportunidad de asistir al Yalsah en Alemania. Me he quedado atónita al ver todo, en especial a los niños que venían y nos ofrecían agua”.

Otra invitada llamada Gilia Sahiba dice:

“He participado los tres días del Yalsah de Alemania. Estoy muy impresionada con la hospitalidad y la organización, y la cortesía y la piedad de la gente que he tenido la ocasión de conocer durante este evento”.

Una delegación de Hungría compuesta por 8 invitados y 11 ahmadis asistió este año. Savince Savabin Sahib, que es del pueblo romaní dijo: “Hemos establecido una organización para el éxito, la mejora y el apoyo legal de nuestra gente, que cuenta con más de 16.000 miembros.”

Esta es la primera vez que acuden al Yalsah. Dice además:

“Conocer a nueva gente es parte y terreno de mi trabajo. He asistido a estos actos y eventos, ya sean programas judíos, musulmanes o cristianos. En toda mi vida jamás he presenciado tanto amor, respeto y dignidad mutuos, igualdad y hermandad, como lo he presenciado aquí; ni tampoco lo he visto en ningún otro acto”.  Agradeció a la Yama´at por otorgarle la oportunidad de venir y presenciar por sí mismo la implementación práctica de “Amor para Todos, Odio para Nadie”. También dijo que esta era una experiencia única para él, la cual no puede olvidar, y está emocionado tras atender el Yalsah. Después dijo que ha estado hablando en favor de los musulmanes inmigrantes en su país que están sufriendo dificultades y odio, pero que ahora hablará y los apoyará con aún más determinación sabiendo que la manera en la que los medios de comunicación muestran a los musulmanes es completamente falsa.

Luego está Wafaa Hasan Sahiba, de Yemen, que emigró con su madre e hijo a Hungría. Dice que acudió al Yalsah el año pasado al igual que este año. Dice que el año pasado cuando fue a la zona de las mujeres se sintió muy cómoda. Así, esta vez estuvo en la zona de las mujeres y escuchó todos los programas y que para ella era un ambiente especial, espiritual y emotivo.

Hubo un invitado llamado Besam Yuzi Sahib, quien tomó el pacto de iniciación el último día y se unió a la Yama´at. Dijo:

“Estoy muy agradecido a Al-lah el Exaltado por esto”.

La razón por la que se unió a la Yama’at fue que hace unos años se reunió conmigo y esto tuvo un fuerte impacto en él, y como resultado comenzó a acudir al Yalsah de Alemania cada año.

Hay un áhmadi, Bekum Betsi Sahib que dice:

“Realicé el pacto de iniciación en 2004. Tuve muy buenas notas en mi carrera de periodismo y como resultado obtuve una medalla en el Yalsah Salanah de 2016. Después comencé a trabajar como periodista para periódicos online en Albania. El año pasado cuando solicité permiso para acudir al Yalsah, no se me concedió. Por tanto, renuncié a mi puesto de trabajo, ya que no podía perderme el Yalsah. El mismo día, Al-lah el Exaltado me otorgó trabajo en otro medio de comunicación; el cual acepté bajo la condición de que comenzaría a trabajar después de acudir al Yalsah de Alemania”.

Dice además:

“De manera similar, este año también, había estado trabajando durante cuatro meses en un periódico online, y de acuerdo con las normas de la empresa, no se podía pedir permiso de vacaciones antes de seis meses. A pesar de ello pedí permiso para acudir al Yalsah, el cual fue rechazado. Por tanto, renuncié a mi puesto de trabajo en dicha empresa y el mismo día tres empresas diferentes me ofrecieron trabajo. Entre las mismas, acepté trabajar bajo la condición de que comenzaría a trabajar tras acudir al Yalsah de Alemania. Dicha condición fue aceptada”.

Este es el verdadero ejemplo de dar preferencia a la fe sobre los objetivos mundanos; y que aquellos que han aceptado el Ahmadiat están demostrando.

Un amigo áhmadi, Gizamunachi Sahib, solía pertenecer a una sociedad atea. Se puso en contacto con la Yama´at hace algunos años y vio que las pruebas de la Comunidad Musulmana Ahmadía en favor de la religión, y en especial del islam, eran lógicas y gratificantes. Anteriormente estaba completamente en contra de la religión por haber escuchado las historias de los Maulawis [clérigos religiosos]. Tomó el pacto de iniciación hace algunos años y está adaptándose a las costumbres islámicas de forma constante.

Dice:

“El Yalsah Salanah es muy especial para mí. Como siempre, la organización y la hospitalidad fueron de los máximos niveles. El discurso en la zona de las mujeres y [mi] discurso final me impresionaron. Los hombres siempre debemos tener en mente este mensaje”.

Había un invitado albanés llamado Elir Shawanchi, que vive en Alemania. Dice:

“El Yalsah Salanah es una maravillosa reunión espiritual para todos los musulmanes áhmadis, en la que no solo acuden miembros de la Yama´at, sino un gran número de invitados de diferentes países”.

Por un lado aprendió sobre las principales enseñanzas del islam acudiendo al Yalsah, y por otro lado fue capaz de presenciar y experimentar el ejemplo práctico de estas maravillosas enseñanzas a través del sistema del Jilafat establecido en la Yama´at.

Dice:

“Durante estos tres días solo hay reuniones [religiosas] en las zonas de hombres y mujeres y las maravillosas enseñanzas del islam se presentan para hacer frente a los desafíos y cambios de esta época. Como musulmán áhmadi espero con mucha ansia esta reunión espiritual porque uno puede presenciar el verdadero espíritu de hermandad, el cual es indescriptible. Cada miembro de la Yama´at muestra un amor puro y sincero. Cuando acudo al Yalsah siento como si estuviese en el paraíso siendo el hombre más afortunado del mundo y espero con ansia el Yalsah del año que viene”.

Había una delegación de 85 personas de Georgia. Esta era la delegación más grande en participar en el Yalsah desde el antiguo estado soviético.

Beso Sahib, presidente de una organización de bienestar dice:

“Tuve la oportunidad de hablar con mucha gente, y mientras hablaba con ellos intentaba percibir cuán abiertos de mente son los miembros de la Yama´at. Con esto en mente, hablé con dos áhmadis y durante la conversación, dije de repente ‘no soy musulmán sino cristiano’. Pensé que cambiarían completamente de actitud una vez que lo supieran; pero me quedé sorprendido al ver cómo seguían mostrando sus buenas formas y buena moral sin mostrar ningún tipo de prejuicio”.

Esta es otra manera en la que otros intentan ponernos a prueba.

También acudió Nanoka Sahiba, una estudiante de estudios religiosos de la delegación de Georgia. Manifestó sus sentimientos durante la ceremonia de Bai´at diciendo:

“La ceremonia de Bai´at fue muy emocionante. Fui capaz de presenciar escenas de unidad religiosa y cómo gente de diferentes etnias y origen pueden vivir en paz. Curso estudios religiosos y esta es la primera vez que acudo al Yalsah, y estoy segura de que este Yalsah es la mejor manera de conseguir paz”.

Luego, una mujer llamada Nana Kurdiani Sahiba, que dice:

“No soy ni musulmana ni cristiana, pero tras acudir a este Yalsah, me veo más inclinada hacia el islam. Me siento obligada a tomar una decisión con respecto a mi fe”.

Georgio Sahib, un universitario de Georgia y sobrino de un Imam, dice:

“Soy musulmán de nombre, pero tras acudir al Yalsah y haber presenciado el amor del Imam de la Comunidad Musulmana Ahmadía, voy a seguir investigando acerca de la Yama´at”.

También vino una delegación de Kosovo compuesta por 45 personas, 30 de ellos áhmadis y 15 invitados no áhmadis.

Un amigo llamado Sr. Shep Zikaryi Sahib acudió al Yalsah por segunda vez. Dice:

“Estaba muy contento cuando me ofrecieron acudir al Yalsah pero estaba en un dilema debido a los gastos del viaje. Sin embargo tenía un gran deseo de ver al Jalifa y acudir al Yalsah, por lo que vendí mi vaca y vine al Yalsah”.

Este es otro ejemplo de cómo la gente hace grandes esfuerzos y sacrificios para acudir al Yalsah tras aceptar el Ahmadiat. Están reviviendo comportamientos de gente del pasado.

Uno de los miembros de la delegación de Kosovo era el Sr. Skenda Arsalani Sahib, quien enseña Literatura y Lengua Albanesa. También tuvo la oportunidad de hacer el Bai´at este año.

Dijo:

“A pesar de observar todo con mucho cuidado no pude encontrar fallo alguno en la organización del Yalsah, y los discursos pronunciados eran del más alto nivel”.

También dijo que le impresionó mucho mi discurso. Dice además:

“Realizar el Bai´at es sin duda una recompensa que todos deberíamos apreciar, puesto que en las condiciones actuales del mundo, la clave para nuestro éxito yace en estar unidos bajo una mano”.

Tres mujeres de Malta acudieron al Yalsah y estuvieron en la zona de las mujeres. Dijeron:

“Se nos cuidó muy bien y se nos preguntaba constantemente si necesitábamos algo. El ambiente en el recinto de las mujeres era muy familiar. Aunque era la primera vez que estábamos con ellas, nos sentíamos como si todas nos conociéramos desde hacía décadas”.

Además, afirmaron: “Tuvimos la oportunidad de experimentar el ambiente de ambos recintos y nos sentimos mucho más cómodas en la parte de las mujeres. Así, pudimos entender verdaderamente la sabiduría y filosofía de las enseñanzas islámicas en relación a la separación de hombres y mujeres. Además, según nuestra experiencia personal, podemos decir que las enseñanzas del islam están llenas de profunda sabiduría. Las mujeres se sienten mucho más cómodas y contentas con tener disposiciones independientes, que ellas mismas manejan y les proporcionan la oportunidad de demostrar sus habilidades y talentos”.

Por esta razón, incluso ahora los no musulmanes reconocen la importancia de la segregación entre hombres y mujeres y tener disposiciones independientes. Incluso algunas de nuestras jóvenes que a veces preguntan por qué los hombres y las mujeres no están juntos y alegan que no hay libertad en ello, deberían reflexionar sobre esto.

Otra señora que era invitada de Malta y se había casado recientemente dijo:

“Me impresionó mucho el discurso que usted dio a las mujeres. Usted llamó la atención tanto del marido como de la esposa en relación al cumplimiento de los derechos y responsabilidades entre sí. Siempre surgen problemas en el seno de los hogares, por lo que cualquier orientación en este sentido siempre es beneficiosa”.

Además, dijo:

“Sus palabras sobre la enseñanza islámica en relación a mantener la castidad y la pureza antes del matrimonio estaban llenas de gran sabiduría y eran extremadamente comprensivas. Esto es de vital importancia. También nos orientó sobre cómo purificarnos, espiritual y físicamente, y cómo ser justos. Si alguna vez vuelvo a tener la oportunidad de asistir al Yalsah, pasaré todo el tiempo donde las mujeres porque el ambiente que experimenté allí estaba lleno de fe y espiritualidad.”

Un invitado de Kirguistán dijo:

“Estoy lleno de emociones extraordinarias después de haber asistido al Yalsah. Antes de aceptar el Ahmadiat, nunca había llorado de emoción, excepto cuando estaba en Qadián, y aquí en Alemania. Sentí como si la condición de mi corazón hubiera cambiado completamente y ahora fuera más suave. Cada vez que alguien realiza el Bai’at, aumenta mi fe. Antes de esto yo era un Maulawi [clérigo musulmán] pero cuando leí los libros de la Comunidad Ahmadía, comprendí verdaderamente el concepto del Dayyal [el anticristo] y el advenimiento del Mesías Prometido (as) mencionado en el Sagrado Corán. Durante el juramento del Bai’at, sentí como si sobre mí se derramara agua fría y ahora me he convertido en un verdadero musulmán”.

Un invitado de Tayikistán, Abdus Sattar, dijo:

“Había escuchado que los áhmadis no son musulmanes y consideran que está permitido beber alcohol. Antes de asistir al Yalsah, visité la mezquita Ahmadía, Bait-ul Subhan (que está en Alemania), y ofrecí mis oraciones allí. Me di cuenta de que, en realidad, los áhmadis también son musulmanes y creen en los cinco pilares del islam. Después de haber asistido al Yalsah, he sabido que los áhmadis creen en el Imam Mahdi, ciertamente no beben alcohol y, de hecho, se adhieren a todos los mandamientos del Corán. Asistiendo al Yalsah he aprendido sobre la Comunidad Ahmadía, y considero que sí sois musulmanes. Compartís los mismos pilares y artículos de fe que otros musulmanes. Después del Hall, esta es la segunda vez que veo reunidos a tantos musulmanes juntos”.

Una delegación proveniente de Lituania estaba compuesta por 58 personas, de los cuales, 46 eran invitados no áhmadis y 12 eran áhmadis. Expresando sus sentimientos, Pitrus Yanulunas dijo:

“No tenía muy buena opinión sobre el islam antes de asistir al Yalsah. Sin embargo, después de haber asistido, ahora tengo muchos sentimientos positivos sobre el islam. Del Yalsah he aprendido que los musulmanes se adhieren muy firmemente a sus creencias, y en comparación con los cristianos, son mucho más serios”.

Otra invitada de Lituania, Munifa Sahiba, dijo:

“Antes de asistir al Yalsah, estaba muy confundida sobre el islam porque algunos musulmanes muestran un temperamento extremadamente vehemente y una absoluta intolerancia hacia otras religiones. Sin embargo, después de haber asistido al Yalsah, he aprendido que los musulmanes áhmadis respetan los puntos de vista y la fe de otras personas y buscan difundir la paz y el amor entre toda la humanidad”.

Otro invitado de Lituania era director general de una firma de abogados, Sharun Sahib. Dice:

“El Yalsah Salanah es un evento extremadamente importante ya que uno puede aprender sobre las enseñanzas pacíficas del islam y disipa por completo los conceptos erróneos que lo rodean”.

Un miembro de Siria, que hizo el Bai’at en enero de 2019, describe cómo aceptó el Ahmadiat. Dice:

“Mi padre hizo el Bai’at en 2008 en Siria y uno de mis hermanos también lo hizo. Anteriormente había asistido al Yalsah en tres ocasiones, y me quedaba perplejo e incluso me resultaba cómico ver gente llorando emocionada. Yo seguía oponiéndome al Ahmadiat y no hice el Bai’at. Sin embargo, le pedí a Al-lah el Exaltado que si la Yama’at era verdadera, entonces que Al-lah el Exaltado me guiara. Posteriormente, vi en un sueño que todos estábamos esperando a un Mulaqaat [una audiencia con Huzur-e-Anwar], y yo estoy sentado en la primera fila. Toda la gente está callada. Cuando vi a Huzur, comencé a llorar sin control. Huzur entonces me llamó hacia él mismo y me dijo de una manera muy amorosa: “Acércate y siéntate aquí”. Después de eso me desperté, me alegré al sentir satisfacción de hacer el Bai’at y finalmente lo hice”.

También me contó esto a mí y durante el Mulaqaat, cada vez que miraba hacia él, se sentía superado por la emoción.

Otro invitado de Bélgica era un joven, Dos Lokh Balin Sahib. Dice:

“Yo hice el Bai’at hace unos meses y asisto al Yalsah por primera vez. Estoy asombrado después de haber asistido al Yalsah: la hermosa atmósfera de hermandad de la que solo había oído hablar antes, ahora soy capaz de presenciarla por mí mismo durante el Yalsah. Me siento extremadamente afortunado de haber tenido la oportunidad de ser parte de este ambiente espiritual”.

Otro invitado que vino de Senegal y que es comisionado en su área, habló sobre su Mulaqaat conmigo. Dijo:

“Me sentí extremadamente feliz después de haberle conocido y me impresionó mucho su discurso, en el que habló sobre el amor y la unidad de Dios. Si no hubiera asistido al Yalsah y no le hubiera conocido, tendría ahora un gran vacío en mi vida. Hoy siento como si hubiera alcanzado la misión de mi vida”.

También había traído consigo una pequeña maqueta de un barco, que tenía en su regazo. Cuando le pregunté al respecto, dijo:

“Hemos traído esto como regalo para usted. Este es un barco que representa la paz. Un barco que representa el lema ‘Amor para todos, odio para nadie’. Quienquiera que aborde este barco se le concederá Paz porque este es el barco del Ahmadiat. Otra razón para regalarle este barco es que nuestro sustento depende de ello (ya que hay muchos pescadores allí), por lo tanto, ore por nuestro país”.

Otro invitado que vino con él fue el director de un departamento de salud. Me dio las gracias por el hospital allí construido por nosotros. También dijo que pudo presenciar varios aspectos del Islam al venir al Yalsah. También dijo: “He viajado a muchos países del mundo y también he viajado a los Estados Unidos y Europa. He asistido a muchos eventos religiosos y políticos, sin embargo, nunca antes había presenciado una organización y representación de la verdadera imagen del Islam. Nunca he visualizado el nivel de obediencia aquí percibido, y tampoco había sido testigo del amor hacia el Jalifato antes. Puedo decir sin lugar a dudas que no hay ningún líder político o religioso en el mundo que sea más amado por su pueblo que el Jalifa y yo corroboro de esta verdad”.

Este fue el Dr. Majao Sahib, quien además dijo:

“Aceptamos la verdad que hemos presenciado aquí con todo nuestro corazón. Esto es algo que no se puede negar y, a partir de hoy, nuestros corazones están con ustedes. Realmente hemos sentido lo que hemos escuchado y  presenciado aquí y nos esforzaremos por ponerlo en la práctica”.

Una delegación de Bosnia que también asistió al Yalsah, estaba compuesta por 74 miembros. Yasmin Sapachit, que es el presidente de una ONG, dijo:

“Vuestro amor por el Islam y el fundador del Islam y vuestros esfuerzos por difundir el amor son evidentes en vuestras palabras. La guía dada, a la luz de la vida pura del Santo Profeta (sa), penetró en mi corazón y, de hecho, el Santo Profeta (sa) de forma práctica vivió su vida de esta manera. Rezo a Al-lah el Exaltado para que el próximo Yalsah sea incluso mejor que éste y se convierta en el medio de fortalecer y unir a los seguidores del Santo Profeta (sa)”.

Otra invitada, Yamina Joshvesh Sahiba, dijo: “Después de llegar al Yalsah, me he dado cuenta de que la atmósfera del Yalsah tiene un impacto tan poderoso que puede revivir el alma de alguien que está espiritualmente muerto”.

Otra invitada, Almalak Keremish Sahiba, afirma: “Me gustaría aprovechar esta oportunidad para expresar mi gratitud a la Comunidad Ahmadía por invitarme a este gran Yalsah. La hospitalidad y todos los diversos arreglos del Yalsah me han impresionado extraordinariamente. En particular, he pasado el fin de semana entre esas personas que sonreían constantemente”.

La ceremonia del Bai’at también tuvo lugar en la que 37 personas con la representación de 16 países diferentes tuvieron la oportunidad de realizar el Bai’at. Estos incluyen Albania, Serbia, Holanda, Alemania, Chechenia, Rumania, Kosovo, Bélgica, Siria, Turquía, Uzbekistán, Líbano, Senegal, Ghana, Gambia y Guinea Konakry.

Otro invitado fue el Sr. Lebenoaik, quien es director de una escuela secundaria en Kosovo. Afirma:

“El Yalsah tuvo un impacto muy emocional en mí. En particular, me impresionó mucho cuando dijo a todos que se sentaran y la gran multitud de personas se sentó de inmediato; no se puede ver un ejemplo de este tipo en ningún lugar del mundo. Después de haber asistido al Yalsah, digo que el Yalsah no debe durar tres días sino que, de hecho, debe durar treinta días. No tenía ninguna intención de participar en el Bai’at, sin embargo, durante el curso del Bai’at me sentí tan emocionado que mi mano se alzó automáticamente y comencé a repetir las palabras del Bai’at. Sin embargo, no solo realicé superficialmente el Bai’at, sino que de hecho, realmente participé con el corazón en el Bai’at”.

Un invitado de Azerbaiyán, Aghasaf Sahib, afirma: “Nunca me había imaginado que vería tales alturas espirituales. Cuando Murabbi Mahmud Sahib inicialmente comenzó a darme información sobre la Yama’at y sus creencias, pensé que era muy artificial y falso. Rechacé de inmediato la invitación. Sin embargo, poco sabía que el poder de la verdad me atraería rápidamente hacia ella. De hecho, la veracidad de la Yama’at y los argumentos que expone son irrefutables. Al venir al Yalsah, pude presenciar estas visiones en vivo que antes solo veía a través de videos. Tuve la oportunidad de conocer a tanta gente durante el Yalsah y sentir al mismo nivel de alegría de todos, lo que demostró que en realidad esta es una comunidad. Al-lah el Exaltado también me concedió la oportunidad de hacer el Bai’at en sus manos.

Cuando me informaron por primera vez que realizaría el Bai’at en manos de Jalifa, no me lo creía. Pregunté cuatro o cinco veces si podré realizar el Bai’at colocando mi mano sobre las manos de Jalifa”. Luego dice:” Mis lágrimas comenzaron a fluir y sentí que yo no era merecedor de ello. Comencé a recitar constantemente el Darud Sharif [enviar salutaciones al Santo Profeta (sa)] y el Istighfar [buscando el arrepentimiento ante Al-lah el Exaltado]. No pude comer ni hacer nada hasta que hice el Bai’at.  ¡Alhamdu-lil-lah [Toda alabanza pertenece a Dios] que llegó el momento del Bai’at. Al-lah el Exaltado me otorgó tal fuerza de la atmósfera espiritual, que justo después del Bai’at caí en sallda [prosternación] en gratitud a ese Ser, Quién permitió a este insignificante pecador lleno de faltas, realizar el Bai’at a manos de Hazrat Jalifatul Masih.

Después del Yalsah, supe que habría otra oportunidad de reunirme con Huzur. Me pasé todo el día pensando con muchas preguntas en mi mente, pero tan pronto como comenzó la reunión, se me olvidaron todas, excepto la más importante: “¿Se mantendrá la espiritualidad cuando uno regresa a casa?” A esto, Huzur (aba) respondió que para mantener la espiritualidad, uno debería recitar constantemente recitar del Sura Al-Fatiha:

[árabe]

“¡Guíanos por el camino recto, el camino de aquellos a quienes Tú premiaste!”, así como recitar el Istighfar”.

Luego dice:” Me voy de este Yalsah con el firme compromiso de que actuaré de acuerdo con esta guía hasta el próximo Yalsah. Luego, cuando regrese al año siguiente, afirmaré que cumplí con esta promesa”. ¡Que Al-lah el Exaltado aumente en su lealtad y sinceridad!

Un invitado que asistió al Yalsah por primera vez de la Delegación de Kosovo dijo: “No puedo expresar mis sentimientos y emociones con palabras. En toda mi vida he deseado encontrarme con alguien que se preocupe por el mundo y al encontrarme con él, mis temores y mis dificultades desaparecieran. El hecho de poder asistir a este Yalsah se debió únicamente a las bendiciones de Dios y durante la ceremonia del Bai’at [Pacto de Iniciación] sentí que me había acercado a Dios”.

Iplum Sahib de Albania dice: “Prometí lealtad en manos de Hazrat Jalifatul Masih y tuve la suerte de ingresar en la comunidad. Estoy extremadamente agradecido a Al-lah el Exaltado por darme la oportunidad de aceptar el Ahmadiat”. Además, afirma que “hace solo un año había perdido la fe, y ahora Al-lah el Exaltado me otorgó el tesoro de la fe. Nací y crecí en una familia no religiosa, sin embargo, después de haber asistido al Yalsah Salana y reunirme con Hazrat Jalifatul Masih, Al-lah el Exaltado trajo de nuevo la fe a mi vida “.

El Dr. Mahmud Muhammad Sahib escribe: “Cuando hace dos años asistí al Yalsah por primera vez, me pareció extraña y novedosa la idea de que los ahmadis creen que el Mahdi y el Mesías han aparecido y nosotros [es decir, los musulmanes no ahmadis] ignorábamos por completo este hecho. Surgieron muchas preguntas en mi mente. Se nos había enseñado que el Mahdi sería un árabe y que su nombre sería Muhammad, hijo de Abdul-lah. ¿Es este un movimiento religioso o político? Muchas de esas preguntas se apoderaron de mi mente. Para intentar encontrar respuestas a estas preguntas, asistí nuevamente al año siguiente y tuve distintas discusiones sobre diversos temas con los hermanos ahmadis. Incluso después del Yalsah, contacté con los ahmadis y con el tiempo encontré las respuestas a todas mis preguntas. Me convencí de que los ahmadis tienen todos los rasgos de un verdadero musulmán. Movido por el amor y el afecto de la Yama’at decidí jurar lealtad”. Además, escribe: “este amor que se encuentra entre los miembros de la comunidad, si Al-lah el Exaltado no hubiera sembrado esta semilla, este amor nunca podría haber nacido. Gracias a Dios, tuve la oportunidad de jurar lealtad en manos de Jalifa. Es difícil expresar los sentimientos que tenía cuando repetía las palabras de la promesa. Tengo la suerte de jurar lealtad en manos de Jalifa. “Incluso si los procedimientos del Bai’at hubieran durado 5 cinco horas, no me hubiera aburrido ni notado el paso del tiempo”.

Un invitado de Kosovo que asistió por primera vez y junto con 5 miembros de su familia tuvo la oportunidad de prometer lealtad. Escribe: “Inicialmente, estaba ansioso por ver cómo se desarrollaba la ceremonia del Bai’at y empecé a temblar. Sin embargo, después de la ceremonia me sentí tranquilo y me sentí a gusto”.

Kamal Lawan Sahib, del Líbano, dice: “Era dueño de un restaurante, donde un amigo ahmadi, Mohammad Shada, que solía visitar con frecuencia. Un día me dijo: ‘Quiero decirte algo, el Imam Mahdi ha venido y ya ha fallecido’. Después de que se fue, pensé que quién era este hombre al que se refería como el Imam Mahdi. Algún tiempo después de esto, volví a encontrarme con el amigo ahmadi y me dijo nuevamente que el Imam Mahdi había aparecido. Un día me explicó ciertos conceptos incluyendo el “Dayyal” [el Anticristo] y la muerte de Jesús (as). Estos fueron hallazgos extraordinarios y se incrustaron en mi corazón. Estos sentimientos me llevaron a adquirir más conocimientos sobre la comunidad. El amigo ahmadi me invitó a asistir al Yalsah, que con mucho gusto acepté “.

Kamal Lawan Sahib afirma, además:

“Para mí, la primera evidencia de la veracidad de la comunidad fue observar lo bien que era atendida una cantidad tan grande de personas. Durante el Yalsah, un amigo mío me informó que él [refiriéndose a Hazrat Jalifatul Masih] era el Jalifa de los musulmanes. Hice numerosas preguntas a muchos áhmadis y todos me respondieron con gran afecto. Mi corazón comenzó a satisfacerse con la verdad del Ahmadiat. Pensé para mí mismo, que uno nunca sabe si vivirá para ver el próximo año, por lo que debería jurar lealtad aquí y ahora. Además, vi dos sueños que reforzaron mi creencia en la verdad de la comunidad. Con la gracia de Al-lah el Exaltado, uno de mis hijos también ha realizado el juramento de lealtad, y anhelo ver a mis otros hijos aceptando también el Ahmadiat. Veo con gran interés el programa de televisión en árabe Al-Hiwar Al-Mubashir y los sermones de los viernes. En lo que a mí respecta, las diez condiciones del Bai’at no son solo unas cuantas condiciones, sino que, en realidad, son una forma de vida de conformidad con lo ordenado por Al-lah el Exaltado. Antes de unirme a la comunidad, a menudo oraba para que Dios me diera la oportunidad de ver al imam Mahdi. Tengo una sensación de remordimiento por todo el tiempo que pasé fuera de la comunidad. Por esta razón, siento un sincero respeto por todos los áhmadis, porque están sirviendo a la religión del Santo Profeta (sa). Ahora me siento menos preocupado por mi familia y por el trabajo; al contrario, me preocupa que pueda disponer de suficiente dinero para gastarlo apoyando el progreso de la comunidad, y para poder servirla. ¡Que Al-lah el Exaltado cumpla este deseo mío!”

Fawad Sahib dice:

“Antes de conocer a la comunidad, reflexionaba sobre la grandeza de Al-lah el Exaltado y el estado de decadencia progresiva de los musulmanes, y sobre cuándo mejoraría esta situación. Cuando me mudé a Alemania, solía ver a mis amigos árabes europeos y pensaba, ¿son estas las personas a través de las cuales el islam florecerá en Europa tal como se menciona en el Hadiz, que dice que el islam se extendería por toda Europa en los últimos días?

Durante este período, conocí a un amigo ahmadí, Mahir Almani, quien comenzó a darme a conocer a la Yama’at. Al principio me oponía bastante a sus ideas; sin embargo, después de estudiar los libros de la comunidad, decidí asistir al Yalsah. Cuando vi el Yalsah, pensé ¿cómo era posible que tanta gente se uniera en la mano de una persona y exhibiera tanto amor y afecto mutuos? Durante las oraciones de tahayyud [oración voluntaria de antes del amanecer], oré: ‘¡Oh Al-lah! Si esta comunidad es veraz, concédeme la oportunidad de jurarle lealtad durante este Yalsah (se refiere al Yalsah de 2018).’ Durante el curso del Yalsah, mi corazón se sintió contento, y juré lealtad; sin embargo, mi esposa se negó a hacer el juramento. Le expliqué que debería leer los libros de la comunidad y orar a Al-lah el Exaltado para la guía. Durante tres meses, mi esposa hizo la oración del istijara [petición de orientación], y vio en un sueño una gran reunión de personas, y una paloma blanca en medio de ellas. Preguntó qué era esta paloma, y ​​una de las personas le explicó que esta paloma estaba aquí para difundir el mensaje del islam en el área de Jerusalén. Este sueño abrió el corazón de mi esposa, y durante este Yalsah de 2019 ella realizó el juramento.”

Continúa diciendo:

“Estoy muy contento de que Al-lah el Exaltado haya permitido a toda mi familia aceptar al Mesías Prometido (as), y, a partir de ahora, llevaré el mensaje a todos mis familiares.”

Samir Sahiba, una invitada de Austria dice:

“Hice el juramento de iniciación el 7 de julio, durante el Yalsah Salanah de Alemania. Ruego sus oraciones para que esta promesa sea bendecida, y mi juramento no se rompa por culpa mía. ¡Que Al-lah el Exaltado origine una reforma tal en mí, como la que el Mesías Prometido (as) menciona en la Filosofía de las Enseñanzas del Islam”!

Continúa diciendo:

“Mi familia y yo somos áhmadis desde 2011. Aunque yo ya era áhmadi, no había entregado los formularios del Bai’at, pero me consideraba áhmadi. Estoy a punto de cumplir 18 años, y ya desde la infancia mantuve el deseo de hacer la promesa por mí misma. Desde 2011 había mantenido los formularios de adhesión a salvo, pero quería presentarlos personalmente, y hacer el compromiso en las manos de Hazur. Y este año ese deseo se ha cumplido”.

Ella ahora ayuda a divulgar el mensaje a los invitados árabes que vienen al Yalsah. Dios también está abriendo los corazones de los jóvenes.

Una niña kurda expresa sus sentimientos diciendo:

“Mi madre ya aceptó el Ahmadiat, pero en aquel momento yo no estaba preparada. Ahora, durante los últimos meses, mi corazón se ha abierto al Ahmadiat, pues he visto el amor que los áhmadis sienten entre sí; y después de haber escuchado el discurso de Hazrat Jalifatul Masih, todas mis dudas han desaparecido. También asistí el año pasado, pero entonces no sentí las emociones que siento ahora. Mi madre estará muy feliz porque ahora me doy cuenta de lo importante que es para mí convertirme en una áhmadi.”

Con respecto a la ceremonia del Bai’at, un abogado de Georgia, que no es áhmadi y que da clases en la universidad, afirma que la ceremonia tuvo un profundo efecto en él, y repetía que esto era un milagro. Luego dice que siente un amor mutuo hacia la comunidad, y que ha observado que siempre hay una sonrisa en el rostro de los áhmadis.

Para todos aquellos que hicieron el juramento, pido a Al-lah el Exaltado que incremente su sinceridad, lealtad, fe y convicción. Y que cada uno de nosotros recojamos la cosecha de las bendiciones del Yalsah, y nos convirtamos en los verdaderos herederos de las oraciones ofrecidas por el Mesías Prometido (as).

Con respecto a la cobertura de los medios del Yalsah de Alemania: son trece los medios de comunicación que cubrieron el Yalsah. También se hicieron eco los medios de comunicación online de Italia, China y Eslovaquia. Se estima que 22.6 millones de personas recibieron el mensaje.

The Review of Religions también produjo varios contenidos, que continuarán ofreciéndose durante una semana más y que, según sus estimaciones, llegarán a 1 millón de personas. A través de las redes sociales, continuará la cobertura de noticias de Review of Religions, como se mencionó anteriormente.

A través de MTA África se emitieron varios programas del Yalsah en África. Las noticias del Yalsah de Alemania se mostraron en la televisión nacional de Ghana, la televisión nacional de Gambia, la televisión nacional de Ruanda, la televisión nacional de Sierra Leona y la televisión nacional de Uganda.

Con la gracia de Al-lah el Exaltado, a través de este Yalsah ha tenido lugar una amplia presentación de la Yama’at en todo el mundo. ¡Que Al-lah el Exaltado bendiga este hecho en todos los aspectos!